Mis videojuegos de 2019: un viaje emocional

Este 2019 que acaba ha sido un buen año para los videojuegos, pero aquí no quiero hablar de los grandes títulos que han aparecido; más bien quiero hablaros de los juegos que he podido sufrir y disfrutar a lo largo del 2019. Algunos sí que son juegos que he comprado de salida , por aquello de la ansiedad y el hype . Otros han caído gratis en la suscripción de Playstation Plus y con otros he tenido la santa paciencia de esperar a que bajaran de precio, por lo que ya tiene unos años de rodaje.
Antes que nada, quiero aclarar que esto no es un análisis profesional de ninguno de los juegos; tan solo quiero explicaros como ha sido mi experiencia con ellos y lo que me han hecho sentir, así que están ordenados por el orden en el que los iba jugando. Sin más dilación, vamos a ello:

FALLOUT 76

Este juego de rol multijugador es la nueva entrega de la famosa franquicia postapocalíptica, desarrollado y distribuido por Bethesda. Aunque lo compré en noviembre de 2018, el mismo dia que salió, al empezar el año seguía totalmente sumergida en Appalachia, por lo que lo cuento dentro de esta lista. ¿Que os voy a contar de mi mundo postapocalíptico favorito? Estaba encantada con las nuevas mecánicas de supervivencia y el hecho de que ahora fuera multijugador me fascinaba; el poder toparse con otros moradores y por lo general ayudarse entre sí era genial. Claro está que siempre te vas a encontrar al gilipollas de turno que te ataca pero a diferencia de la vida real aquí si que puedes cambiar de servidor. Un recuerdo bonito que guardo de él fue que al empezar el juego y salir del refugio me encontré a varios jugadores esperando para dar agua y víveres a los nuevos que íbamos llegando. Pero todo no fue tan bonito, pronto llegaron bugs, los agujeros narrativos y los parches horribles que estropeaban la experiencia, las políticas de micropagos cada vez más abusivas y las actualizaciones que calibraron el juego para favorecer la parte más competitiva; ya sabéis lo de matarse unos a otros. Lejos quedó el escenario cooperativo que tanto me había enamorado. Pero a pesar de todos sus problemas en líneas generales y de ese cambio de rumbo me gustó, por lo que terminé la campaña y dejé de jugar .

ANTHEM

Voy de desastre en desastre; desarrollado por Bioware y distribuido por EA, Anthem es un juego de acción multijugador . El hecho de que saliera en mi cumpleaños lo vi como un guiño del destino, además en él estaban implicados los padres de Mass Effect. Todo prometía mucho y se quedó en… pues en un buen juego, pero no a la altura de sus promesas. Uno de los juegos más polémicos de este año, muchos lo juzgaron injustamente como algo bonito pero vacío. Y no es cierto, no está vacío pero sí que está a medias: al igual que todos los juegos servicio -como por ejemplo Destiny, del que hablaré más adelante- su campaña principal es una mera excusa para introducirte en su universo, que se va desarrollando a lo largo de temporadas y DLC. Las expectativas con Anthem fueron muy altas, pero debido a su desastrosa salida EA decidió abandonarlo.
Anthem está a medio camino de querer ser muchos géneros pero no encaja en ninguno. Por ejemplo, quiere ser un shooter looter pero el looteo está roto. Es decir; aparece muy poco botín que valga la pena y el jugador no se siente recompensado. Recuerdo estar jugando y cabrearme de verdad con eso. Todo esto tiene una explicación que nos desvela el famoso portal Kotaku en un artículo donde nos habla del desastre que fue el desarrollo: cambios de última hora, poca comunicación entre los estudios implicados y un largo etcétera de despropósitos. Me gustaría deciros que no se nota en el título pero sí lo hace, y mucho. Chismes a parte, Anthem es un juego en el que se te permite tener una armadura molona y volar por un planeta fantástico. Tienes cuatro tipos de armaduras y puedes personalizarlas, en mi caso ponerlas todas con colores lilas y rosas como siempre. Su gameplay es muy ameno, pero una vez terminada la campaña lo único que te queda es repetir las mazmorras una y otra vez para no ser debidamente recompensado. Acabé su campaña, mejoré mi personaje y a otra cosa mariposa.

THE WITNESS

Se trata de un juego de puzzles en 3D desarrollado y distribuido por Thekla inc. Cayó en mis manos al ser uno de los juegos gratuitos de PS Plus en marzo. El juego es en primera persona y se desenvuelve en una isla; podríamos decir que es de mundo abierto ya que puedes moverte libremente por las zonas y ir resolviendo los puzzles, pero lo más sensato es hacerlos por orden más o menos de aparición. Conforme avanzas vas encontrando unos paneles en los que hallan los puzles en cuestión, que van desde juegos de simetrías, juegos con luces y sombras, distinción de colores e incluso audios. Vamos, toda una experiencia sensorial. Este título lo estoy jugando a la par que otros, y hablo en presente porque voy poco a poco para evitar una posible embolia cerebral. Lo confieso; más de una vez he estado tentada de mirar una guia pero creo que eso acabaría con la esencia misma del juego . Es ideal para jugar entre dos -ya sabéis, dos piensan mejor que uno- y no exagero al decir que tengo una libreta con croquis de muchos de los puzzles. No es apto para propensos a las migrañas; si algún día me lo acabo os lo comunicaré.

WHAT REMAINS OF EDITH FINCH

Desarrollado por Giant Sparrow y publicado por Annapurna Interactive, What Remains of Edith Finch es un walking simulator con una narrativa excelente y uno de los juegos gratuitos de PS Plus en mayo. Trata sobre la historia de una casa la familia que la habitaba; no os voy a destripar más por que vale la pena sumergirse de lleno en el con todos los sentidos…. y con pañuelos cerca. Puede parecerte muchas cosas pero dudo de que el paseo te sea indiferente. A mi me recordó mucho a las historias ambientadas en el Macondo de Gabriel García Márquez, en el fondo nos habla de lo mismo que en la novela Cien años de soledad. Este tipo de títulos suelen tener unas mecánicas de juego no muy exigentes, pero en este título veras que su gameplay no está ahí solo para decir «oye esto es un videojuego, ve tocando botones» tiene un papel muy importante para que conectes a nivel emocional con sus personajes. Jugar a What Remains of Edith Finch es casi un exorcismo; de hecho lo voy hacer a modo de terapia de tanto en tanto. Lo único que le echaría en cara es su corta duración de 3 horas más o menos , aunque claro, tanta intensidad mucho tiempo igual es contraproducente. Pero entendedme, cuando algo te gusta quieres más y más.

GOD OF WAR

A ver cómo explico yo esto; tuve una experiencia religiosa, mejor dicho nórdica, en toda regla. Se vino conmigo en una visita a mi hermano en plena crisis de «a ver a qué coño juego yo ahora, que tienes por ahi tete, dame mi droga». Desarrollado por SCE Santa Monica Studio y Distribuido por Sony Computer Entertainment, God of War Es un juegazo a todos los niveles, y no me extraña que fuera GOTY en el 2018. Si sus anteriores entregas ya eran destacables en esta se superan mejorado la fórmula para adaptarse a juegos más modernos. Aquí también encarnas al semidiós griego Kratos pero esta vez será un paseo por la mitología nórdica. Tanto me gusto el juego que me puse a ver la serie Vikingos, vi cuatro documentales, me leí dos libros y paré a tiempo para no hacerme un Cristián Gálvez. Es el primer juego que me he “platineado”, es decir , del que he conseguido hacer todos los logros de PSN para conseguir todos los trofeos y con, esto el último, el platino. Se puede decir que lo he disfrutado al máximo.

NIER: AUTOMATA

Se trata de un videojuego de rol de acción con mecánicas de hack and slash y shooter clásico de naves desarrollado por Platinum Games y publicado por Square Enix. Nunca había jugado a un juego de este tipo pero la temática me interesaba: robots y androides en un mundo postapocalíptico, ¿que podía salir mal? El juego es del 2017 pero esperé a que bajara de precio para hacerme con él, cosa que costó por qué es un buen título pero definitivamente no está hecho para mi. No se porqué, pero la forma en que se desarrollaba la historia y las mecánicas de juego no conseguían que empatizaran con sus personajes y me mantenían a mucha distancia emocional. El diseño de arte está bien, en cambio los graficos dejan un poco que desear, cosa que me sacaba todavía más de la experiencia. Me enteré de que este título es una especie de secuela y empecé a investigar sobre el universo NieR. Bueno ¿ pues sabéis lo que se siente cuando llegas tarde a la fiesta o peor aun cuando entras a una discoteca y eres la más vieja? Pues eso. Por lo visto -y así te lo recomiendan- tienes que jugar la campaña varias veces, ya que cada vez es distinta. Yo la terminé solo una vez y hasta luego Mari Carmen. Repito -por si estáis encendiendo antorchas- no es un mal juego, simplemente no es para mí.

ASSASSIN’S CREED ORIGINS

Desarrollado y distribuido por Ubisoft en el 2017, este juego también se vino conmigo en la vista a mi hermano. Con esta saga tengo una relación de amor-odio; siempre empiezo los juegos muy animada pero enseguida me entra el hastío de lo repetitivos que me parecen. Tenía muchas ganas de probar Origins en concreto por que era como el gran reinicio de la franquicia, después de repetir la fórmula anterior hasta el desgaste. En esta nueva entrega encarnamos a un medjay llamado Bayek y esta vez estamos en en torno al año 49 AC, durante el reinado de Cleopatra VII, en el antiguo Egipto. Lo que más me gustó del juego es su enorme y hermoso mapa por el que da gusto perderse y explorar; también cuenta con cantidad de contenido y siempre tendrás algo que hacer. Aunque la trama es interesante no es una de las historias que más me hayan gustado pero reconozco que fue bastante didáctico para mi. El cuidado que han tenido para recrear el antiguo Egipto ha servido de material educativo en colegios y institutos. Jugué a Assassin’s Creed- Origins en paralelo a otros juegos, por que a veces me cansaba, pero otras veces quería perderme por ese maravilloso mundo. Acabé su campaña, descubrí todo el mapa e hice todas las actividades, aunque me dejé los desafíos más complejos, por que una vez que ya había visitado todos sus rincones no tenía más ganas de estar allí.

MONSTER HUNTER WORLD

Se trata de un juego de rol y acción desarrollado y editado por la célebre Capcom. “Queria quererte pero no funcionó” Podemos resumirlo todo en eso; tenía mis dudas sobre comprarlo pero había muchas cosas que parecía que me podían gustar y no es que no lo hicieran pero había otras que no me terminaban de encajar. Podríamos decir que me abrumó; sabía que ese juego podía llegar a absorberme por completo, que exigía muchas horas y yo ya estoy casada con Destiny 2. Quería un polvo rápido, no una relación estable . Definitivamente creo que los espadones gigantes no terminan de ir conmigo. Lo empecé, me hice un personaje, jugué un rato, me mareó y lo deje .

DETROIT: BECOME HUMAN

Se trata de una aventura gráfica desarrollada por Quantic Dream y publicada por Sony Interactive Entertainment. Sinceramente, los juegos de Quantic Dream nunca habían llamado mi atención por aquello de que son como películas interactivas y los juzgaba mal por que creía que se iban a quedar a medio camino entre el videojuego y el cine. Pero entonces apareció este título cuyo tema son los androides y se despertó mi sentido arácnido de la molonidad. No fue hasta que lanzaron una oferta en la tienda de PSN que no me decidí a comprarlo. Una semana después lo regalaron en PS Plus por un cambio de última hora; empezamos bien. Después de maldecir a PSN, lo probé y guau; pude olvidar que se había desatado el infierno en la calle por la ola de calor y sumergirme en la narrativa de este juego que sin ser nada original -por que repite la fórmula del mito de Frankenstein- sí que logra que seas el dueño de la historia ya que todo lo que hagas, digas y decidas tendrá un resultado diferente. Su jugabilidad no es compleja pero sí que requiere de rapidez a la hora de actuar casi como si lo hicieras por instinto. La inmersión que experimentas con los personajes te llega a despertar toda clase de sentimientos: llorar, reir, odiar… es más que ver una película, es vivirla y ser parte de ella. Jugué dos partidas: la primera fue un desastre por que tome las decisiones que yo creía que estarían bien basándome en una ética simplona de videojuego estándar y ,amigo, que bien me engañaron.Todo terminó tan mal que quería probar otra vez y esta vez decidí tomar las decisiones que yo creía sin blancos ni negros y tuve el final que yo quería, que no era perfecto pero si el mío. Seguiré jugando de tanto en tanto por que tiene mucho que ofrecerme y por que todavia puedo explorar todos sus finales y líneas alternativas.

RAGE 2

Nos encontramos con un shooter con elementos de conducción desarrollado por Avalanche Studios junto con Id Software y publicado por Bethesda Softworks. Me hice con él un día que pasé por una tienda Game y claro, no puedo salir de allí con las manos vacías. Lo compré a los pocos meses de que saliera por que mantenía un buen recuerdo de la primera entrega. La imagen que se me viene a la cabeza para explicaros este juego es la de un ranger futurista ajustándose la armadura, cargando el arma y escupiendo al suelo por qué nene, esto es el Apocalipsis y no tenemos tiempo para tontadas . Y ese es el sentimiento que tienes mientras juegas a este título; matar matar y mas matar, cosa que si va acompañada de un buen gameplay como es el caso puede ser un plan de domingo perfecto. Quizá me quede con ganas de saber más de su mundo postapocalitico, ya que en la parte narrativa es un poco pobre y tiene un sentido del humor muy forzado. En lo que el progreso de personaje y economía de equipo se refiere, encuentro que es demasiado complejo para lo que es el juego en sí . Al fin y al cabo cuando alcanzas ya unos niveles altos vas tan sobrado que no te paras a utilizar todas las habilidades y armas que el juego te ofrece. Pero a pesar de todo lo disfruté mucho, tiene un mapa grande con muchas macarradas que hacer. Terminé la campaña, todas las demás actividades y me quedan por jugar las expansiones de DLC, que me reservo para disfrutar en algún periodo vacacional.

BORDERLANDS 3

Estamos ante el shooter looter multijugador por excelencia, desarrollado por Gearbox y publicado por 2k Games. Septiembre me trajo dos de las cosas que más me gustan; el otoño y este título. En casa lo esperábamos con mucho hype por qué somos unos enamorados de la franquicia. No hace falta decir que lo compramos el día salida, que además coincidió con un viernes y no podía ser más maravilloso como plan de fin de semana. Borderlands 3 tiene muchas cosas que me gustan: aliens ancestrales, naves espaciales y armas. Muchas, MUCHAS armas. Si algo caracteriza a esta franquicia es la desmesurado botín que ofrece y en esta tercera entrega no ha decepcionado en ese sentido. Es sin duda uno de los motivos por los que este juego es tan adictivo. Pero lo que más me gusta es poder compartirlo, ya que ofrece un modo de juego con pantalla partida para dos. Así que desde que este título llegó a nuestras vidas en las cenas se pueden oír cosas como «Te he guardado una escopeta Jackobs, va lenta pero revienta cabezas muy bien» Aunque disfrutemos la campaña cada uno en solitario, en momentos apurados podemos conectarnos a la partida del otro y echarnos un cable . Le tenía un poco de miedo al endgame por qué en las anteriores entregas era muy repetitivo pero me ha sorprendido gratamente ya que van surgiendo eventos que aportan más contenido y le suman más horas de juego; de hecho hace muy poco salió un DLC al que ya estamos jugando; tenemos entretenimiento para estas navidades .

THE OUTER WORLDS

Se trata de un juego de rol desarrollado por Obsidian Entertainment y publicado por Private División. Lo compre al poco de que saliera y estaba esperándolo por qué prometía mucho, no podía perderme una space opera creada por los desarrolladores de Fallout New Vegas. El juego tiene una estética retro que recuerda mucho a la serie de televisión Firefly y en muchas ocasiones pareces estar en un western espacial. En cambio la parte más política está inspirada -según sus propios creadores- en Brazil (1985), de Terry Gilliam. Tu personaje se encuentra en un universo totalmente corporativizado lleno de políticas de colonización estelar de dudosa ética. Para lidiar con esta situación cuentas con una nave que recuerda mucho a la Serenity y una tripulación de lo más pintoresca. Viajarás de colonia en Colonia, repartidas entre varios planetas ayudando a un NPC y a otro. El juego cuenta con un sistema de reputación, lo que significa que si ayudas mucho a una facción puedes llegar a enemistarte con otra, al más puro estilo New Vegas. No hay un camino correcto, cada uno de los personajes tiene su luz y sus sombras, cosa que le da más realismo a las decisiones que puedas tomar en el juego. En el presente sigo jugando y disfrutando de esta aventura espacial; la historia principal no me está apasionado pero la riqueza de este juego está en los personajes y en las misiones secundarias. Lo estoy disfrutando poco a poco, como un buen vino. Es mi juego gourmet.

DESTINY 2

Destiny 2 fue desarrollado por Bungie y distribuido por Activision (2017-2019), aunque en el presente sólo lo hace Bungie. Lo coloco en esta posición no porque sea él último al que he jugado -a Destiny 2 siempre estoy jugando, en mayor o menor medida dependiendo de la temporada ahí estoy- si no que para que me entendáis; Destiny 2 es el amor de mi vida, pero tenemos una relación abierta y a veces picoteo por ahí. Destiny 2 es un shooter looter multijugador, un juego servicio en el que cada día hay actividades nuevas y desafíos semanales. Cada tres meses aproximadamente hay una nueva temporada con nuevo contenido y una vez al año una expansión grande. Este año en el juego -a parte de sus correspondientes temporadas- han habido dos acontecimientos que cabe destacar: el primero es el la separación de estudio Bungie con su editora Activision, uno de los divorcios más sonados del mundo de los videojuegos. Varios desacuerdos en el desarrollo y unos resultados económicos no satisfactorios fueron motivos suficientes para que el contrato entre Bungie y Activision acabara de forma precipitada. Otra de las cosas destacables de este año pasó en octubre cuando parte del contenido del juego pasó a ser free-to-play, aumentando así su comunidad. En líneas generales no ha sido un mal año en Destiny 2: algunas temporadas las he disfrutado más que otras y en especial desde octubre cuando Bungie pilló las riendas e introdujo nuevas mecánicas de niveles y progreso haciéndolo todavía más adictivo.
Y es que tener una nave espacial y viajar por todo el sistema solar solo o con amigos es la cosa más enorme que puedes hacer sobretodo si has tenido un dia de mierda.

Pues bien, esta ha sido mi lista que, aunque no la ha pedido nadie, era de auténtica necesidad por que así le doy más valor a las horas que dedico a este, mi gran hobby y pequeña adicción. Si algo he aprendido este año es que más vale ametralladora en mano que un espadón de anime.

Anabel Santiago

Esta entrada fue publicada en Videojuegos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.