Agárralo como puedas: la serie de TV (Police Squad!, 1982)

policesquadCAP“From the files of “Police Squad!”, se podía leer en el cartel norteamericano de “Agárralo como puedas”. Para muchos de nosotros, cuando se estrenó la película en 1988, no significaba apenas nada, quizá alguna broma privada que no éramos capaces de entender. No obstante, no se trataba de un chiste, era una referencia a una serie de televisión, inédita en España (bastante inexplicablemente) que narró las primeras aventuras del teniente Frank Drebin (el inolvidable Leslie Nielsen).

Intro de Police Squad

Aterriza como puedas (“Airplane”) fue un éxito de taquilla en 1980 y dio carta blanca a sus directores, Jim Abrahams y los hermanos Jerry y David Zucker, para poder llevar su siguiente proyecto, que seguiría con el tipo de humor de su exitosa película pero llevado a la pequeña pantalla. Si Aterriza como puedas era una spoof movie –cuando el término significaba reírse de los tópicos de un género, no de películas concretas como las de ahora-, Police Squad! iba a ser una (a falta de una definición mejor) spoof series. La vista iba a estar puesta en las series de la productora de Quinn Martin que durante los años 50 y 60 se hicieron muy populares en la tv americana, en especial M Squad, de la cual cogió directamente el argumento y para evidenciar el homenaje, parodió sus títulos de crédito (el running gag de los créditos de inicio se mantendría en la saga cinematográfica).

Intro de M Squad

Al igual que Frank Ballinger, el personaje que Lee Marvin interpretaba en M Squad, nuestro teniente Drebin (o capitán según se tercie, ya que le cambiaban la graduación con frecuencia, a veces en el mismo episodio) formaba parte de un escuadrón especial de la policía que se dedicaba a luchar contra el crimen en todas sus formas. La idea original del triunvirato ZAZ (Zucker & Abrahams & Zucker) era que el rol lo interpretara Robert Stack, leyenda de la televisión norteamericana por dar vida a Elliott Ness entre 1959 en 1963 en la serie de televisión Los intocables, y al rechazarlo, creo que afortunadamente, el papel fue a parar a manos de Nielsen, también un clásico secundario televisivo durante los 70 y que había brillando en su papel de médico en Aterriza como puedas. El equipo lo completaban su superior, el Capitán Ed Hocken (Alan North, aunque en la pantalla grande el rol lo interpretaría George Kennedy), el agente Norberg (Peter Lupus, en las películas sería O.J. Simpson quién daría vida a un trasunto suyo) y el científico Ted Olson (Ed Williams, el único junto al protagonista que repetiría su papel en los filmes). Cada capítulo tendría siempre un “actor especial invitado”… que moriría siempre durante los títulos de crédito y nunca llegaría a participar en el capitulo (uno de estos gags, por cierto, fue protagonizado por John Belushi y sustituido por Florence Henderson al morir el actor cerca de las fechas de emisión del episodio). Otra de las bromas habituales era que siempre existiría confusión respecto al título del capitulo: la voz del narrador siempre daba un título diferente al que aparecía escrito en pantalla. Asimismo, los créditos finales serían una parodia del estilo televisivo de entonces de “congelar” la imagen y colocar encima los títulos… solo que en este caso serían los propios protagonistas los que se “congelarían”, con resultados bastante hilarantes.

Epílogos de Police Squad:

Los seis episodios que componen la serie son una pequeña joya de la tv americana de los 80. Si bien el estilo todavía no está del todo rodado en sus primeros compases, cada capitulo es mejor que el anterior. Los dos últimos son sencillamente memorables: En Rendezvouz at Big Goulch (Terror in the Neighborhood) Frank debe hacerse pasar por cerrajero para atrapar a un gángster que está chantajeando a los comerciantes de la localidad. Debe manipular a su amante para llegar hasta él (a través de susurrarle por teléfono que debe decir, en un momento impagable), y tiene una pelea final con los bellacos divertidísima. Además incluye un cameo no acreditado ni tan solo en el imdb de Billy Wilder. Pero mi preferido, uno de aquellos que no suelo cansarme de ver, es el último, Testimony of Evil (Dead Men Don’t Laugh), dirigido nada más y nada menos que por Joe Dante -también director del segundo, Ring of Fear (A Dangerous Assignment)-, y en el cual Drebin tiene que infiltrarse en un nightclub para desarticular a una banda de traficantes de drogas, y bajo el pseudónimo de Mr. TheWonderful un Nielsen desatado se hará pasar por un artista de music hall capaz de contar chistes y cantar con un talento y un estilo que provoca el delirio del respetable y que hubiera puesto verde de envidia al mismísimo Sinatra. Todo funciona sobre ruedas, tanto su delirante final (un homenaje con un tanto de sorna al film Peter Gunn de Blake Edwards, que terminaba exactamente igual, aunque allí no se trataba de un spoof) como su memorable gag de créditos finales. Todo parecía ya encajar a la perfección para que la serie no tardara en encontrar su público…

Pero la cosa no cuajó. En lo que el semanario estadounidense Tv Guide bautizó como la razón más estúpida jamás dada por una cadena para cancelar una serie, el por aquel entonces presidente de la cadena ABC Tony Thomopoulos confesó que el motivo para cortar la cabeza al show fue ¡que el espectador tenía que prestar demasiada atención para captar su sentido del humor, y que otros programas no exigían tanto “esfuerzo”! Tan estúpido como suena, como dijo su actor principal en una entrevista. En fin, contra ciertos grados de memez simplemente no se puede hacer nada. La serie se hizo con una fuerte fanbase durante su corto periodo de vida (los 4 primeros episodios fueron emitidos desordenados en Marzo de 1982, los dos restantes los pasaron a Julio del mismo año) y los ZAZ valoraron durante un tiempo “reconvertir” la serie en una película, rodando nuevo material para enlazar unos capítulos con otros (material que puede verle en parte en la edición en DVD americano de CBS del 2006). Posteriormente, en 1988 en el Reino Unido se emitieron una serie de tres spots protagonizados de nuevo con Nielsen dando vida a Drebin para promocionar la bebida de soda Red Rock Cider, titulados Fraud Squad y en los que no aparecía Ed pero si un personaje basado en él llamado Al (interpretado por Phillip O’Brien). Los anuncios estuvieron dirigidos por John Lloyd.

Spot de Red Rock Cider:

Los éxitos posteriores de Top Secret y Por favor, maten a mi mujer dieron a los ZAZ la oportunidad de llevar a Frank Drebin y su equipo al cine en 1988, reciclando algunos de los chistes de la serie original pero tratándose de un nuevo guión, una continuación en toda regla. La película Agárralo como puedas se convirtió en un éxito mundial y generó dos secuelas, por lo que la historia de Police Squad! tuvo un final feliz, aunque no precisamente gracias a los ejecutivos de la cadena ABC. Los motivos por los cuales en España nunca han llegado a aparecer ni en vídeo ni en DVD, ni hayan sido emitidas aprovechando los sucesivos éxitos de las películas los desconozco. No sería extraño que ni los poseedores de los derechos conocieran su existencia…

Videoclip del tema I’m into something good, de Peter Noone, promocional de la BSO de la película:

“Si “Police Squad!” se hubiera emitido veinte años después, hubiera sido un exitazo. Se anticipó a su tiempo. En 1982 el espectador medio era incapaz de hacer frente a su ritmo, a su rápido ingenio. Pero a día de hoy no existe este problema, creo que lo hemos demostrado.”

Matt Groening, creador de Los Simpsons. 

Javier J. Valencia

Esta entrada fue publicada en Televisión Series y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.