Guía de Sensación de vivir para el teenager de hoy (Pilar Baena, Juan Rodríguez, Diábolo Ediciones, 2015)

sensabook

Ahora que internet nos permite compartir nuestras miserias y encontrar el consuelo en almas afines a nuestras aficiones voy a confesarme: sí, yo veía Sensación de vivir el principio de su emisión en Telecinco. Y además, en lo que respecta a mis amigos, “de escondidas”, ya que al menos en el colegio al que iba la serie no estaba muy bien vista entre el alumnado masculino; aquello era de pijos y de niñatas. Y, entendedme, no quería minar mi precaria posición de amigo tanto de empollones y raritos como de macarras y deportistas. Sí, yo era un poco como Brandon, solo que en fofo, cabezón y con gafas. Así que nada, pese a mi condición de heterosexual convencido, ya tenía que ir ocultando cosas para que no me miraran raro. Menos mal que no supieron nada de lo bien que me lo pasaba viendo “Las chicas de oro” que si no…

Siempre me ha obsesionado el rollo adolescente en la ficción. Cuando eres joven lo ves todo como un “quiero y no puedo” al comparar tu anodina vida con la de los glamurosos adolescentes americanos, y luego al empezar a pintar canas la ficción teenager te produce una mezcla de nostalgia y “lugar seguro” en el que refugiarte con los elementos, clichés y personajes habituales que sabes que no te fallarán (somos compañeros siempre estoy aquiiii…).

Es por eso que libros como éste te hacen ver que los autores son “de los tuyos” y que vas a congeniar con su punto de vista. Pilar Baena y Juan Rodríguez, redactores de la imprescindible página Brenda Forever, se han marcado un titánico e hilarante recorrido por las diez temporadas de la serie adolescente que lo cambió todo; ya que si bien antes existieron otras, Beverly Hills 902010 representó la mayoría de edad de los adolescentes en la tele, aunque fuera de la manera inofensiva y azucarada “marca de la casa” del veterano Aaron Spelling -al menos así fue en las primeras temporadas, luego todo se desmadró al estilo de las soap operas más locas- y que ésta tuviera el ¿privilegio? de presentar al mundo a un ser tan peculiar como su hija, Tori Spelling.

Para empezar, el libro es visualmente muy atractivo, siguiendo la excelente línea a la que Diábolo nos tiene acostumbrados, con una maquetación muy a lo “Super Pop” (o al menos que yo recuerde, soy viejo, vale?) y un buen equilibrio entre texto y fotos. Y no os llevéis a equívoco que eso no significa que no tenga contenido, ya que empieza muy fuerte con una guía de episodios en la que los autores han seleccionado los 100 mejores (de los 239 que tuvo la serie, había que hacer una evidente criba) y los han analizado, poniéndoles nota al estilo del sistema educativo norteamericano (A+, A-, etc.) e incluyendo un resumen rápido y unos hashtags que resumen los temas de los que trata cada uno. ¿Queréis saber cuantas veces Shannen Doherty se hizo un #BrendaDramaQueen? Éste es vuestro libro.

La cosa continúa con una selección de las 25 peores tramas de la serie, en las que hay de todo. Pero para mí hay una modalidad de estas que brilla en especial, las tramas de “denuncia social de la semana”, en la que los protagonistas (habitualmente, en las primeras temporadas eran los hermanos Walsh) se veían envueltos en un problema -que siempre le pasaba a otros- del estilo explotación laboral, racismo y demás lindezas. Tras ayudar a los implicados, nunca se volvía a saber de ellos. Hay clases y clases.

Uno de los mejores apartados del libro es “10 tópicos que creó sensa”, en el que los autores dan rienda suelta a su dominio de la ficción teen y analizan muy certeramente todos sus lugares comunes (novatadas, bailes de fin de curso, despertar sexual) tanto en la serie como en diversas películas en los que se repiten de una u otra manera. Tras éste, “El efecto Brandon” da un repaso pormenorizado a todas las novias y relaciones del galán y “brújula moral” (al menos al principio, luego se fue desmadrando) de la serie.

sensabook2

Luego viene el que casi es mi segmento preferido del libro, “100 consejos de Brenda para el teenager de hoy” en el que ya vemos las simpatías de los autores hacia Shannen Doherty. Y es que, amigos, por mucho que Jennie Garth sufriera lo indecible (y a muchos nos pareciera más guapa), Shannen siempre tuvo esa aura de chica mala reafirmada por sus conflictos y desplantes con el elenco que la llevaron a dejar la serie tras la cuarta temporada. Ni siquiera su casquivana sustituta interpretada por Tiffani Amber Thiessen le llegaba a la suela de los zapatos. Aquí tenéis 100 consejos de resolución de problemas de Brenda, a la que los autores incluso les asignan diversas dificultades por si queréis intentarlo en casa (siempre con supervisión adulta)

Y para terminar tenemos algo imprescindible como es “La moda de sensa” en donde se desgranan y analizan todos aquellos outfits de los 90; pantalones hasta los sobacos, chalecos, sombreros y polos que el paso del tiempo puede tanto haber reinstaurado en las pasarelas modernas como haberlos condenado a un más que merecido olvido. Como colofón los autores nos dan las biografías de todos los protagonistas y nos enseñan que ha sido de ellos; lo de que Ian Ziering sea stripper de The Chippendales con casi 51 tacos me ha dejado muerto.

No puedo más que recomendar muchísimo este libro; los autores son, dejando de lado toda la ironía y coña imperante, unos auténticos entendidos del tema y demuestran que la broma y la chanza no está reñida con la creación de un libro riguroso y bien documentado. Quizá yo no sea el más objetivo al analizarlo, ya que incluso en la época hasta Gabrielle Carteris me hacía algo de tilín. De Tori mejor no hablamos.

Víctor Castillo

Y si queréis conocer más cosas de la creación del libro, os enlazamos esta entretenida entrevista que la gente del podcast Teenage Thunder (Julián Almazán y Marta Fierro) hizo a Pilar Baena.

Esta entrada fue publicada en Libro No Ficción, Televisión Series y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.