Curso del 73

Casi siento la necesidad de disculparme o justificarme por admitir que me gusta esta propuesta televisiva. Y es lógico, pues hace mucho tiempo que la palabra reality show provoca rechazo. No es para menos. Todos los programas de este formato han derivado en morralla indigesta.

Aún recuerdo la primera edición de Gran Hermano y el impacto catódico que supuso, y os engañaría si no dijese que lo seguí de pe a pa. Incluso me divertí. Era novedad, y todavía colaba aquello de “experimento sociológico”. La verdad es que el casting estuvo bastante acertado y el resultado fue al menos entretenido. Pero si hubiese sabido el daño que iba a hacer…

La lista de sucedáneos infames y de fracasos estrepitosos es larga y no merece la pena revolver la basura. Con el único que disfruté como una cotilla loca fue con Confianza Ciega, en opinión de quien firma estas líneas, la cumbre del reality. Pero ahí ya había un propósito, un fin; demostrar que la confianza ciega no existe. Eso sí fue un experimento sociológico. Además, daba lugar a un debate muy interesante, sin griteríos, ni insultos, ni “telecincadas”.

Desde entonces, el formato de convivencia grabada en directo no había dado un producto apreciable hasta hace poco. –Sálvese Granjero busca esposa, por lo auténtico de sus protagonistas y lo entrañable de las situaciones. Hecho con respeto, buen gusto e incluso una selección musical digna. Ha sido el grupo Antena 3 televisión quien ha apostado por el programa que nos ocupa, ya en su segunda edición.

Curso del 73 consiste en internar a un grupo de adolescentes, chicos y chicas, en un colegio con el severo modelo educativo de los años 70. Estos jóvenes son especialmente malcriados. Popularmente hablando: chonis y ninis. Los profesores, son actores con el papel muy bien aprendido y metidos en la piel de los maestros de la época.

Al principio, la reacción natural del espectador maduro y con cierto nivel intelectual es asombrarse e incluso indignarse con las formas de los muchachos, pero enseguida se da uno cuenta de que son pobres niños víctimas de una educación mediocre. Y, generalmente, los testimonios de los padres que insertan de vez en cuando, así lo atestiguan.

Pero no se trata de juzgar a nadie, ni de reírse de la ignorancia –aunque a veces hace mucha gracia-. Consiste en que los internados aprendan a apreciar las cosas, a comprender que el esfuerzo se premia, la importancia del compañerismo, etc. Valores vitales al fin y al cabo.

Y de verdad que es muy bonito ver los momentos en que aprenden una lección, o cuando ríen, lloran, se enfadan, y cuando se reconcilian. Quizás tengo un instinto paternalista agudizado, o docente, probablemente por haber dado clases a chicos de entre 18 y 24 años. Pero aquellos amigos a quienes he retado a verlo, me han acabado dando la razón.

Está muy de moda criticar a la televisión. De hecho, yo mismo a penas consumo nada, pero no me voy a negar por sistema a darle alguna oportunidad, aunque se trate del concepto reality. Siempre y cuando tenga una finalidad o algo que aportar, ahí estaremos. Por eso insisto en que merece la pena Curso del 73.

La comparación más directa que se me ocurre es Hermano Mayor, pero aquí los casos son más extremos y siempre individuales, aunque en realidad, el fondo es el mismo, sacar la persona que hay dentro de esos jabalíes asilvestrados. En este no hay una convivencia prolongada y no sé si lo incluiría en el paquete de los reality, pero desde luego, el trabajo social que desempeña, merece un aprobado.

Como no todo el monte es orégano, algo tenía que fallar, y es que todos los programas, en mayor o menos medida, sufren de sensacionalismo. Lástima que no puedan permanecer impermeables a los tiempos que corren, pero las dosis de efectismo que sufre Curso del 73 son más que tolerables.

Da miedo hablar de una televisión de calidad, como podría serlo Redes, Saber y Ganar, Thalassa, Documentos TV, etc. Pero como entretenimiento con un pelín de enjundia, funciona de miedo. Y yo no puedo evitar hacer eco de ese canto a la docencia, más aún cuando la figura del profesor está absolutamente denostada y maltratada. No, el modelo educativo de los 70 no era totalmente ejemplar, pero tampoco hace falta echarse las manos a la cabeza por un poquito de autoridad.

En fin, a parte toda esta auto-justificación, os recomiendo Curso del 73 por que es muy divertido. En Neox, los domingos a las 22:15h.

Oscar Sueiro

Esta entrada fue publicada en Televisión Programas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Curso del 73

  1. anrafera dijo:

    Una buena recomendación, útil e interesante…a mi juicio! pues al final estos chic@s saldrán con unos valores que desconocían y les vendrán muy bien.
    Un cordial saludo.
    Ramón

  2. DaniPierra dijo:

    Es lo último que esperaba encontrar por aqui! jajaja, pero oye.. poca broma.. yo también vi la primera edición y tenia su aquel… me parece que con la segunda la cagarán porque la gente tambien sabe ya a lo que entra, y que hacer para “crear audiencia” etc..lo de siempre despues de las primeras ediciones, pero dentro de toda la mierda televisiva..la veo salvable!

    saludos

    Dani

  3. admin dijo:

    Ya ves Dani! En este blog caben muchas opiniones! Va para largo pero nos hemos planteado incluir una sección sobre música. Con tantos colaboradores la mezcla de recomendaciones será tremenda pero muy interesante. Desde Frank Sinatra hasta Kortatu! 😉

  4. Oscar Sueiro dijo:

    Gracias Ramón!

    Dani Pierra,

    Al principio nos daba un poco de cosica hablar de tele, ya que está un poco podrido ese mudillo, pero sigue teniendo muchos consumidores y nos gusta que nos lean.
    Lo bueno de Curso del 73 es que pasó sin pena ni gloria, no tuvo audiencias astronómicas del calibre de GH, y además, sólo existe una edición anterior y nadie se hizo famoso con ella, así que el grado de perversión de los participantes es mínimo. Es decir, tenemos un reality en estado puro, y qué leches! Me parto de risa.

  5. Oscar Sueiro dijo:

    Aquí se pueden ver los tres episodios emitidos hasta el momento.

    http://www.antena3.com/videos/curso-del-73.html

  6. Lebana dijo:

    No tienes que justificarte por pasarlo bien al fin y al cabo se trata de entretenerse… y si este programa lo hace pues oye bienvenida sea toda la mierda televisiva que quiera . Para mi este tipo de televisión me permite mientras lo veo mantener la mente en blanco, que después de una jornada laboral es lo que más me apetece y además no necesita toda mi atención así que puedo hacer hasta cinco cosas a la vez.
    Para mi gusto a este programa le faltan algunas puertas rotas, como en hermano mayor y no supera a mi queridísimo, Granjero busca esposa.
    Pero llevas razón con lo de un reality en estado puro, no había caído que esa es una de las esencias de este programa…
    Gracias por el artículo.

    Un Saludo.

    Anabel.

  7. Oscar Sueiro dijo:

    Gracias a ti, Anabel, por tus comentarios.
    Espero que sigas nuestro blog asiduamente.

    Saludos!

  8. DaniPierra dijo:

    Hasta hoy no habia visto la respuesta, se me fui el mail al spam (ouch!)

    Efectivamente salvo alguna que otra que ha salido por algun programa tipo “Mujeres y Hombres” nadie mas se ha dado a conocer, y este segundo asalto parece que va por el mismo camino de la “no fama” cosa positiva, totalmente

    salut nanos! seguid asi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.