El Libro de Ivo (Juan Cuadra Pérez, Fantacsy, 2014)

librodeivoCAP

En una ciudad sin nombre, un hombre anónimo sueña noche tras noche que es un asesino cruel y despiadado, y cada mañana despierta temeroso de que un día la pesadilla se haga realidad. El miedo y el deseo de proteger a la mujer que ama lo llevan a descubrir que la reina Mab, dueña y señora del Reino, es la responsable de que sus noches sean cada vez más aterradoras. Si acaba con ella, los espantosos sueños por fin cesarán. Cuando duermen, los humanos llegan hasta el Reino y crean allí sus sueños forjando las pesadillas con los miedos y deseos más ocultos. Una vez que los humanos han protagonizado sus fantasías más perversas e inconfesables, despiertan dejando tras de sí la parte más oscura. Pero la muerte de Mab a manos de un durmiente ha puesto en peligro al Reino y ha desencadenado unos acontecimientos que nadie podría haber previsto. ¿O sí? Mientras los humanos pierden la capacidad de liberar las pesadillas lejos de sus vidas, cuatro de los Señores del Reino —Bestia, Oscuridad, Laberinto y Cazadora— deberán decidir cuál de ellos bajará a la Ciudad en busca del asesino de la Reina y así restaurar el equilibrio entre los mundos antes de que unas terribles y oscuras fuerzas transformen todo lo que conocemos.

A simple vista cualquier lector de comics con algo de criterio habrá encontrado ciertas similitudes con la obra Sandman, de Neil Gaiman. Tanto por el mundo onírico, como por las personificaciones de conceptos algo alegóricas. La Bestia, o El Laberinto, son seres pertenecientes al mundo de los sueños, con unos rasgos exclusivos y unas capacidades propias, que buscan traer el equilibrio a su reino. El propio autor, Juan A. Cuadra, no niega su influencia, pues es un escritor que admira. La otra gran influencia, que salpica en la cara cual bukakke, es la de Clive Barker. Quien no reconozca el nombre, no sabrá las  que este escritor es capaz de desgranar en sus Libros de Sangre. Pero seguro que casi cualquiera ha oído hablar de Hellraiser y sus cenobitas. Sí, ese es Clive Barker. Pues bien, El Libro de Ivo exuda una clara influencia del escritor inglés, y una vez más, el autor lo reconoce.

librodeivo_01

Ahora ya tenemos las dos influencias que se entrecruzan en la novela, y lo hacen de forma clara. El Reino y su jerarquía, sus arquetipos de pesadilla antropomórficos, sus normas caóticas -y la entropía- son el aspecto más Gaiman. El mundo real, según se va volviendo más y más desquiciado, sus descripciones de mortales que se vuelven locos y llevan a cabo sus anhelos más oscuros, son el aspecto más Barker.

El lector sufrirá un asalto de todo tipo de escenarios y actitudes: torturas, canibalismo, suicidios, violaciones, incesto, sadomasoquismo…etc. Aunque no son lo suficientemente extensas o detalladas como para incomodar, impregnan la novela con un ambiente retorcido y depravado.

Como aspectos positivos diré que el estilo de escritura es cómodo de leer, rápido y ameno, aunque a la vez poético y descriptivo. Las escenas de acción son precisas, y las descripciones, aunque no muy abundantes, son claras e imaginativas. La trama es original, inesperada en ocasiones, y el mundo onírico es rico y detallado. Los personajes secundarios son muy interesantes, cada uno con sus defectos y trastornos, y personalidades muy marcadas, aunque hay veces no parecen aportar mucho a la trama principal, lo cual no es necesariamente malo.

Entre los aspectos negativos, diré que no hay un protagonista claro, y hay cierta falta de focalización. Además, La Cazadora apenas habla y es simplemente una personificación de la caza, con la que no logro empatizar ni me genera mucho interés. Además, la trama está dispersa a lo largo del libro, con muchas escenas para diferentes secundarios sin un papel relevante. El autor divaga en ocasiones, presentando muchos hilos que, aunque se acaban entrelazando casi todos, en general rompen con el ritmo. También hay abundantes saltos en el tiempo, que puede hacer que el lector se pierda si no está atento. La novela termina con varias tramas abiertas para la segunda parte, lo que puede frustrar a quien se espere una novela con un final bien marcado.

ellibrodeivo_02

El género de terror en España parece tener buenos autores, aunque creo que es difícil encontrar a alguien que se atreva con otro tipo de temáticas, como el caso que nos ocupa. Quizás porque no tienen público entre los lectores españoles, o quizás porque hasta ahora nadie lo había hecho con la suficiente habilidad. En esta ocasión, lo hace, y de forma más que honrosa.

Un aplauso a Fantascy por apostar por nuevos talentos, especialmente en un género algo arriesgado como el terror/horror más visceral. Como comentario aparte, diré que la portada no me gusta nada. Muestra una estrella de cinco puntas, que es fácil de asociar al satanismo de mercadillo, o al misticismo new age, según como se oriente. Hubiera preferido algo más sombrío; que se intuyesen seres o escenas de pesadilla, rostros deformes o formas vagamente sexuales…etc. Pero bueno, es una cuestión de gustos. En mi opinión, en una escala de latigazos del uno al diez, esta novela merece siete latigazos, y un piercing en el pezón, lo que es equivalente a un notable.

Carlos Díaz

Esta entrada fue publicada en Novela Terror y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.