Luther: El origen (Neil Cross, 2011)

Así es como se supone que debe pasar: eres novelista, escribes un par de libros protagonizados por el mismo personaje. Tienes suerte y una productora te compra los derechos del personaje; después algún otro adapta tus historias y las convierte en películas o en una serie de televisión.”

El inspector jefe John Luther, de manera característica en él, siguió el camino opuesto”.

Sirvan estas declaraciones del propio Neil Cross para espantar el único temor que pueda sentir el posible lector de adquirir este libro, que se trate de una mera novela franquicia diseñada para sacar unos cuantos pavos a costa de un célebre personaje televisivo. Nada más lejos de la realidad, Luther: el origen es una novela sólida como una roca, adictiva como una potente droga y que no necesita del visionado de un solo minuto de la serie de televisión que ha lanzado a la fama al policía interpretado por Idris Elba para ser disfrutada. Ahora bien, es muy probable de que una vez termines el libro inmediatamente lo que hagas sea ponerte a visionar el primer episodio de la misma…

El señor Neil Cross

Henry Madsen anda suelto y es el asesino y secuestrador más brutal que puedas imaginar. Su primer crimen no tarda en aparecer en las páginas del libro y es descrito con un detalle tan horrible que probablemente tendrás un primer momento de duda de si proseguir con una narración tan contundente, de aquellas que tienes que apartar un momento el libro de tu vista y tomar aire antes de proseguir. Olvida la serie (si la sigues) por un momento; es cruda, sí, pero elegantemente británica en su forma, de tal modo que ni siquiera es a día de hoy de lo más fuerte de la pequeña pantalla. Pero este es otro medio, y el enfoque hacia el universo del turbio y problemático policía resulta más directo (está escrito en tiempo presente, lo que le otorga sensación de inmediatez), más duro, y todavía más intenso.

Por que intenso es John Luther un rato largo. Turbio, atormentado por la oscuridad a la que se enfrenta día a día, siempre a un paso de dejarse llevar y caer en la violencia y la corrupción. Pero también es noble como un caballero andante, un luchador por las fuerzas del bien y un detective brillante, en ocasiones hasta rozar lo exagerado. Y sabemos a poco que llevemos unas cuantas páginas que es el indicado para atrapar a Madsen, porque está preparado para meterse en su mente, seguir su rastro e iluminar cualquier sendero por oscuro que se trate. Pero por el camino, John irá pagando cada vez un precio más alto que pondrá en duda su verdadero valor como agente de la ley (cada vez más cerca de convertirse en un vigilante), como marido (su matrimonio está a punto de quebrarse y su implicación en el caso no le servirá de mucha ayuda), como amigo (la implicación de su colega Reed en el caso tendrá como resultado unas consecuencias totalmente imprevisibles tal y como sabemos los que seguimos la serie –en EPB somos muy de John Luther- y es que no todo el mundo tiene la capacidad del protagonista para ensuciarse y salir indemne) e incluso su cordura (su empatía se verá visiblemente reducida, su paciencia disminuida, su ansiedad subirá hasta el más alto rascacielos…)

Luther: el origen es una de las mejores novelas policiacas que existen actualmente en el mercado y su enorme éxito en su país de origen han garantizado que John tenga vida literaria como mínimo en dos futuros libros que probablemente sucedan incluso más allá de lo que cuenta la serie. Y mientras esta ve amanecer su tercera temporada en el momento en que escribo estas líneas, con unas posibles películas y nueva serie spin off en el horizonte (que estaría protagonizado por Alice Morgan, impagable personaje, sin duda), es el mejor momento para hincar el diente a su primer episodio en formato literario. Te dejará con ganas de más.

Javier J. Valencia

 
También en El pájaro burlón Luther – 1ª y 2ª temporada

Esta entrada fue publicada en Novela Negra y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.