XI edición del Premio Minotauro 2014

minotauroCAP

El 7 de octubre se desveló el nombre del ganador de la XI edición del Premio Minotauro, en una rueda de prensa en Sitges. Este año, por primera vez en su historia, se ha vinculado el galardón a la 47ª edición del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya que allí se celebra. Y yo estuve allí, para representar al Pájaro Burlón con todo mi buen hacer.

De los 450 manuscritos que se presentaron se seleccionaron cinco finalistas:

Hermana noche, de Morgenstern (seudónimo); Cuéntame un cuento japonés mientras el mundo se acaba, de Maria Antònia Martí; Hugo Lémur y los ladrones de sueños, de Luis Manuel Ruiz; Por los ojos del elegido, de Isabel Belmont y ¿Cuál es tu lucha?, de Griot (seudónimo).

El premio, que otorga al ganador 10.000 euros, es el mejor dotado a nivel mundial en la categoría de ciencia ficción y literatura fantástica, y por el volumen de participantes, se puede considerar un rotundo éxito para la editorial.

Fue a parar a Hermana Noche. En la presentación se desveló la portada y el nuevo título: VERANO DE MIEDO, y el verdadero nombre del autor, Carlos Molinero. No diré que el título anterior me parecía ligeramente más interesante, ni que la portada guarda un parecido sospechoso con Doctor Sueño, de Stephen King –que fue publicada en nuestro país hace un año-, así que me centraré en lo que allí nos explicaron de la novela, hasta que pueda hacer una reseña en condiciones, cuando se publique, el 28 de octubre.

doctorsueno

La novela está situada temporalmente en el año 2000, y ambientada en el pueblo donde veranean los protagonistas. De ahí supongo que viene el fastuoso título Verano de miedo. El autor mencionó que su obra era una respuesta a la nueva ola de vampiros adolescentes, que brillan y son un poco moñas –si no lo dijo con estas palabras exactas, está claro que esa era la intencionalidad-. Los personajes de Verano de miedo, en cambio, son unos chavales que lo que quieren es perder la virginidad, no conservarla, lo cual es más realista a ojos del señor Molinero. De hecho, el autor recalcó bastante lo del brillo vampírico, muy molesto con la saga Crepúsculo. Y es que los vampiros tienen que ser malos, asesinos sanguinarios, crueles… y no brillar. Y no puedo estar más de acuerdo con mi tocayo, y si se me permite, añadiría que todo vampiro en condiciones tiene que acechar a las doncellas mientras se acicalan, vestidas sólo con un negligé, a la luz de las velas, en su boudoir. Lanzo un aplauso silencioso a Bela Lugosi y Christopher Lee por interpretar con maestría el maravilloso arquetipo, ya muy estereotipado, que tantas alegrías me ha dado, y que he llegado a amar.

portadaverano

Vuelvo al tema que nos ocupa. Estuvieron presentes todos los miembros del jurado que seleccionaron a la obra ganadora, además del propio autor. Resumo algunos de los motivos por los que eligieron esta obra como ganadora:

Adrián Guerra, productor, dijo que le recordaba al cine de género de los años 80, con un aire nostálgico. Si es cierta esta referencia ochentera, yo no puedo evitar pensar en Jóvenes Ocultos. Y creo que eso sería muy interesante.

A Ángel Sala, director del Sitges Film Festival, más que nostálgico, le pareció un retrato de una España oculta, escrito con el lenguaje fresco de las nuevas generaciones, lo cual es curioso, ya que contradice el aire nostálgico antes mencionado por el señor Guerra. Según Ángel, la novela alcanzaba un punto delirante, ya que tanto vampiros como protagonistas le recordaron, en cierta forma, a los esperpentos de Quevedo. Tras leer el promocional que nos entregaron a los presentes, diré que está claro que los personajes tienen un puntillo esperpéntico. No desentonarían demasiado como aliados de Torrente. Son tres: Juan, un “jevi” pasota; Eva, una gótica obesa –supongo que no es políticamente correcto decir que es una gorda acomplejada, con predilección por el negro y la música deprimente, así que lo dicen los protagonistas, no el autor- y Jairo, un ex niño de San Ildefonso. Y este trío de héroes tendrá que enfrentarse a una amenaza vampírica. La verdad, espero que los vampiros “churrupen” y convierta en una de los suyos a la gótica obesa, porque eso sí que sería original. Porque los jodidos siempre transforman a modelos de pasarela. Después de todo, desde una perspectiva alimenticia, deberían ver a Eva la como una morcilla bien cargada.

escriptorjurat

Marcela Serras, directora editorial de Minotauro, nos explicó que era una historia de vampiros actual, con una trama ágil; Javier Serra, escritor, dijo que era “Una novela dinámica, diferente, inesperada…y terriblemente divertida”. Le pareció muy innovador escribir una novela usando exclusivamente una sucesión de cartas, mails, y mensajes de texto. Al margen que eso tiene un nombre, que es “género epistolar”, y cuenta con una tradición de unos siglos, la novela icónica y arquetípica por antonomasia de vampiros está escrita usando esa fórmula. Y no, no me refiero a Crepúsculo. Me refiero a Drácula, que no es la primera pero sí la más famosa, y que está narrada con artículos de periódicos, cartas y entradas de diario. Carlos Molinero, con cierta inocencia, explicó que su obra surgió de pensar “cómo sería Drácula si estuviese ambientada en la actualidad”, así que la referencia está clara, y es reconocida por el propio autor.

Carlos Sisí, ganador del año pasado del premio con su novela Panteón –en breve publicaré su reseña-, reconoció con sinceridad que de entrada no le llamó la atención lo más mínimo. A Sisí no le gustó el uso de la primera persona para narrar, ni los artificios como presentar mails o sms dentro de la novela. Pero poco a poco le enganchó, y la pareció muy refrescante y valiente que hubiese sido la ganadora.

jurat

El autor viene del mundo de la televisión: ha escrito guiones para Querido Maestro, Paco y Veva, El comisario, La Fuga, Cuéntame y Alatriste. En 2002 ganó el Goya al mejor guión adaptado por Salvajes junto a Lola Salvador, Clara Pérez Escrivá y Jorge Juan Martínez. En 2007 dirigió junto a Lola Salvador, el documental fronterizo La niebla en las palmeras.

Con este curriculum tan cinematográfico, reconoce que los medios audiovisuales le han marcado, tanto en la vida, como en la elaboración de esta novela. En la vida, porque nos explicó que el primer episodio de El misterio de Salem’s Lot le aterrorizó tanto cuando era niño que quiso recuperar ese terror arquetípico, que en su opinión se estaba perdiendo. Y en la novela, porque quiso utilizar para su elaboración todos los recursos que en la elaboración de guiones no le suelen dejar, como narrar en primera persona.

El 28 de octubre sabremos si es cierto que es una novela ocurrente, nostálgica, terrorífica, gamberra, tragicómica y tan fresca como un gazpacho. Bien cargado de ajo, supongo.

Carlos Díaz

Festival de Sitges 2014 en El pájaro burlón:

Festival de Sitges 2014 – Crónica Express (Primera parte)
Festival de Sitges 2014 – Crónica Express (Segunda parte)
Festival de Sitges 2014 – Crónica Express (Tercera parte)
Festival de Sitges 2014 – Crónica Express (Cuarta parte)
Festival de Sitges 2014 – Crónica Express (Quinta parte)
Festival de Sitges 2014 – Crónica Express (Sexta parte)
Festival de Sitges 2014 – Crónica Express (Séptima parte)
Festival de Sitges 2014 – Crónica Express (Octava parte)
Festival de Sitges 2014 – El top 10 de El pájaro burlón

Esta entrada fue publicada en Novela Ciencia Ficción, Novela Terror y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.