Cuarto acercamiento al OVNI / La momia y la niñera (Tamara Romero, Sociedad Júpiter, 2016)

cuarto-acercamiento-al-ovni

Uno de los géneros literarios que lo está pegando fuerte en los últimos tiempos es el bizarro: mientras que depende a quién preguntes vas a encontrar una definición diferente de su significado, este parece ser una versión actualizada y remozada de la weird fiction que aparecían en las revistas pulp de los años 30 y que presentaba historias donde lo extraño y lo insólito capturaban todas y cada una de las páginas de sus narraciones. En la  web de la editorial Orciny Press se explayan mucho más a la hora de concretar su concepto, y entre los muchos (y numerados) que ofrecen, resalto este que es mi favorito y el que creo más sencillo y concreto: El bizarro tiene cierta lógica de dibujos animados que, al aplicarla al mundo real, crea un universo inestable en el que lo grotesco se convierte en normal y en la que lo absurdo toma cuerpo.

La escritora que tiene las obras más representativas del género en nuestro pais es Tamara Romero, que ha publicado tanto libros en inglés y castellano como Her Fingers (2012, Eraserhead Press) o Pérfidas (Artistas Martí­nez, 2014) o relatos para publicaciones como Strange Horizons o Supersonic Magazine. El año pasado publicó a través de su propia editorial, Sociedad Júpiter, una selección de relatos y una novela corta que se incluyen en el más grotesco de los géneros literarios…

465945-6cca3e69c81041399a38b8819ff9800d

Cuarto acercamiento al OVNI es una colección de 7 historias que incluye dos particularmente brillantes y que por si solas ya valen la adquisición del ejemplar: En El aeropuerto del fin del mundo su protagonista, mientras intenta volar a Brasil a encontrarse con su novio en un mundo a punto de estallar (algo así­ como la Tierra en la canción Five Years de Bowie, por su extraña presentación emocional del inminente apocalipsis, que no se limita tan solo a la sensación de pánico), tendrá que esperar en un aeropuerto a que salga su vuelo donde campan a sus anchas unas extrañas monjas entre las cuales las hay con (y sin querer hincar el diente en exceso en el tema ya que no quiero destriparle las bizarras sorpresas a nadie) sorprendentes hábitos alimenticios. Provoca sensaciones semejantes a un mal sueño, no estrictamente hablando de una pesadilla sino de aquellos estados oníricos que no llegan a ser terrorí­ficos pero que son agobiantes e incómodos, aunque con ciertos aspectos humorísticos que a tenor de lo leí­do en la compilación parecen marca de la casa de la autora. Pantócrator, por su parte, habla sobre un pintoresco cuadro, cronológicamente imposible, aparecido en una cueva del Monte Fuji en 1952 y que por expresa orden de su autor es mostrado al público a través de una exposición itinerante que va pasando de hogar en hogar. Probablemente el cuento con el que la sensación de extrañeza es más continua, un glorioso disparate que se las apaña para provocar el estupor página tras página hasta llegar a su perfectamente hilado final. Hasta nueva orden, la historia que mostraré como ejemplo cuando me pregunten ¿Qué es el bizarro?

Sabia serpiente presenta a una estrella del rock -con una melena compuesta por serpientes, una de ella una suerte de consejera espiritual- que debe enfrentarse a un acosador y empieza a seguir su rastro. Modelo ajedrecista es otra de las narraciones que mejor consiguen captar esa sensación de que suceden en una representación oní­rica de la realidad: Una… bueno, modelo ajedrecista (tal cual) conoce a la Religión de las Tres de la madrugada una noche que sale a correr y su contacto con ellos estará relacionado con su problema de insomnio y con una premonición hecha tiempo atrás por una vidente. Calabatrix ha abandonado el edificio y el relato que da tí­tulo a la obra combinan el bizarro con conceptos más reconocibles por el lector de ciencia ficción: cyborgs, extraterrestres- pero en las antípodas de lo que se podrí­a esperar ciñéndonos al cánon clásico de dicha índole.

Como “muestra” para introducirse en un nuevo género que, parece ser, está captando la confusión y la estupefacción ante el metralleo de continuas noticias que llegan, desde que existen las redes sociales, a velocidad luz a nuestras retinas, probablemente Cuarto acercamiento al OVNI resulta ejemplar. Parece suceder en mundo estrambóticos, a veces turbios y otras espantosos, casi siempre soñados. Y sin embargo son puro zeitgeist. (JJV)

465945-b97a6bb9a79c4e72bc7dd064a1aa2381

Y si me permitís seguir hablando de zeitgeist, creo que no hay nada que represente más el ahora inmediato que los creepypasta, el equivalente en internet a las “historias de fogata” de monstruos y que gente con más conocimiento que yo ha tratado en obras de las que hemos hablado aquí. La naturaleza colaborativa del creepypasta y su trasvase a la realidad son los pilares sobre los que se construye esta entretenida novela corta. Descrita como algo a medio camino entre Mary Poppins y Halloween de John Carpenter, la novela nos narra las aventuras de las niñeras Ornila Melindros y su amiga “La santa” durante una noche en la que la pequeña villa de San Saburo recibe a decenas de chicas de una facultad cercana dispuestas a hacer de canguros para todos los hijos de los locales. Por lo visto, todos los padres deben acudir a una secreta e importante reunión nocturna. Lo que sorprende a Ornila son las instrucciones específicas que ha recibido de la familia Austeros -de cuyos hijos se encarga esa noche- y que hablan de un extraño ser llamado Klibi, mitad hombre mitad abeja, al que no se le debe negar la entrada a la casa familiar y se le debe invitar a café.

A partir de aquí la novela deriva en un divertido e irónico juego de realidad contra ficción, explorando las repercusiones de la creación de personajes en un foro de creepypasta por parte del hijo mayor de los Austeros, Óscar, y otros chicos del lugar y como estos se filtran a una realidad que incluso los ha absorbido e incluso ha reescrito el pasado de San Saburo para crear una profecía en la que los monstruos pasarán a cuidar a los niños en ausencia de sus padres ayudados por todas esas niñeras cautivas. Algunas de ellas incluso se acaban sintiendo atraídas por seres tan singulares como el propio Klibi o la momia que da nombre a la novela, un extraño personaje ascético convertido en esclavo sexual de una fetichista de las vendas.

Sería fácil pensar que toda la avalancha de romance -y sexo- monstruoso, sátira política (la alcaldesa del lugar es un personaje especialmente memorable) e historias dentro de historias –Fulanito creó este monstruo en un foro pero al no poderlo controlar menganito crea a otro para que se le oponga- podría resultar algo confuso. Pero la capacidad de la autora para que todo fluya de la manera más natural gracias a unos divertidos diálogos y a una predisposición de todos los personajes a asumir lo raro cuando se les planta delante hacen que nos dejemos llevar de la mano de la autora mientras nos pasea su peculiar mundo weird. Quizá no sea tan impactante como Cuarto acercamiento al ovni, pero La momia y la niñera también funciona como un acercamiento más gentil y simpático al subgénero. (VCR)

Javier J. Valencia / Victor Castillo

Esta entrada fue publicada en Narrativa y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.