Fargo: Una historia real (Quarentena Ediciones, 2015) – Entrevista a su autora Carmen Viñolo

fargoentrevista00En noviembre del pasado año aterrizaba en nuestras librerías Fargo: Una historia real, un acercamiento por parte de la escritora Carmen Viñolo al universo generado por la película de los hermanos Coen y que ha conocido una serie de televisión de enorme éxito. El libro recorre el imaginario de los populares directores de El gran Lebowski, la historia real -y la que no- que les llevó a fabular tan magnífica película y toda la mitología que generó, y también repasa la primera temporada de la serie de TV de Noah Hawley, los motivos que llevaron a su creación y la compara con la obra original. Un libro sin desperdicio, que se lee en dos sentadas, repleto de interesantísima información y teorías acerca de las tramas y los personajes que harán que el lector se replantee en ocasiones lo que ha visto en la pequeña o en la gran pantalla.

El pasado 12 de Julio tuve la oportunidad de sentarme con la autora del libro y charlar sobre Fargo, la película, la serie, los Coen, Noah Hawley, y por supuesto también hubo un ratito dedicado a Twin Peaks, sobre la cual Viñolo escribió en el 2014 Twin Peaks Fuego camina conmigo, el cual reseñamos en su día. Como dramaturga ha sido galardonada en dos ocasiones por el Festival Primavera Vaca (2012 y 2014) y entre sus piezas se encuentran Joana Niemand o Encrucijada. También ha sido co-autora de las obras La hipoteca de nuestra vida (también llamada Solo un milagro).

¿Nos podrías comentar de donde surgió la idea de escribir un libro sobre el “universo” de Fargo?

No se trató realmente de una idea. Simplemente después de Twin Peaks, Fuego camina conmigo llegó un punto en el cual volví a entablar una conversación con la editorial Quarentena y el editor Pere Homs me comentó que les presentara unas propuestas. Esta vez preparé tres, no diecisiete como la vez anterior y entre ellas estaba Fargo: Una historia real. La película la había visto de estreno en Londres y tenía muy buen recuerdo, me había comprado incluso el guión, y hacía poco que había visto la serie y me había interesado… aunque al principio cuando me hablaron de ella no quise verla. Me pasaba un poco como a los tres actores principales de la serie, me preguntaba “¿Para qué una serie de Fargo?”. Pero al final la vi y me pareció que sería interesante comparar la película con la primera temporada cuando estaba a punto de estrenarse la segunda.

fargoentrevista02En el libro hay un aspecto muy interesante que comentas sobre la historia de la figura de Paul Bunyan: me llamó mucho la atención con cómo está conectada con el concepto de “falsa historia real” de la película. ¿Crees que los Coen convirtieron esa figura en un icono para en cierto modo decir al espectador “¡La historia no es real, es una fábula!”?

¿De manera subconsciente, te refieres? Es una buena apreciación, la verdad, no la había pensado. Pero me parece muy interesante. La figura de Paul Bunyan es muy conocida en EEUU -al contrario que aquí, que no se la conoce prácticamente nada a no ser que hayas leído literatura de la zona- y me pareció que debía contarse la historia de esta leyenda. El tema es que era una figura “legendaria” entre los leñadores del Medio Oeste, que se inventaban historias sobre este leñador gigantesco y con mucha fuerza, hasta que llegó un personaje que trabajaba en el sector de marketing que tomó estas historias, las remodeló, las cambió y empezó a aprovecharse un poco de esta historia oral y tradicional para sus propios asuntos. De ahí surgió el nombre de fake-lore, ya que estas historias formaban parte del folklore pero no eran ciertas.

¿Fargo formaría parte de un “fake-lore” moderno, tal vez?

Sí. Uno muy genial, realmente. Era la primera vez que se hacía algo así en cine y resultó muy brillante e irrepetible.

fargoentrevista03Por cierto, ¿Cuándo viste la película por primera vez, creíste que era una historia real?

Soy de esas personas que se quedan en el cine hasta que terminan los títulos de crédito. Y ahí vi que al final aparecía el cartelito de “Han visto una historia ficticia, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia ”… y ahí me quedé con la copla. Pensé, “¡nos han engañado! Lo han vendido como una historia real pero ahora veo que no es así”. Me quedé con esa idea desde un primer momento.

¿Recuerdas cual fue tu primera reacción cuando te enteraste que se iba a hacer una serie de Fargo?

Estaba en casa con mi compañero y vino un amigo a cenar que es muy seriéfilo que nos suele dar buenos consejos, y nos habló de Fargo y nos dijo que estaba muy bien. Al principio tuve reticencias, no tenía muchas ganas de verla… ¿Por qué van a hacer una serie sobre esto? Pero mi compañero empezó a insistir en verla, al final cedí y la verdad es que me impresionó mucho.

fargoentrevista04La estructura del libro me ha recordado a la que usaste en el previo Twin Peaks: Fuego camina conmigo, una especie de “collage”, o telaraña, de ideas, un formato fresco y diferente. ¿Cómo surgió la idea de escribir ambos libros de este modo? ¿Seguirás usando este formato en el futuro?

Para mí, en cómo están estructurados, se trata de dos libros muy diferentes. TP tenía una estructura que se alejaba de los habituales ensayos académicos, pero se diferencia que éste era un laberinto, mientras que la estructura de Fargo es la de una telaraña. Parece algo similar, pero creo que son muy distintos. En TP sí que había una voluntad laberíntica, pasé mucho tiempo pensando en su estructura, mientras que la de Fargo surgió de manera más natural, no tan premeditada. Lo pensé como una serie de artículos sobre la serie y la película que se iban entrelazando, y la tesis que desencadena al final del libro está por ahí pululando. Puedes leerlo desordenado, pero si lo sigues de forma continuada puedes ir captando las pistas que te llevan del tema de un capítulo a otro.

Algo me dice que prefieres con mucho la película a la serie…

Vivimos en un momento en el cual lo coetáneo siempre parece mejor, a veces por desconocimiento o por que el pasado no se recuerda lo suficiente. Esto pasa en muchos aspectos de la vida, en el arte, en el deporte… en todo. Había mucho consenso en poner a la serie en un pedestal y leí mucho comentarios del tipo “Noah Hawley es un genio”… y claro… ¡quizá! Pero esto viene de algo anterior, y creo que debíamos ver que habían hecho antes los Coen, cuales son las similitudes, cual es la conexión.

fargoentrevista05En el capítulo de tu libro “Dragones”, mencionas un aspecto de la serie que me resultó muy llamativo y que es opuesto al espíritu de la película: Gus ejecutando a sangre fría a Malvo y además siendo condecorado por ello. ¿En qué crees que estaba pensando Noah Hawley? ¿Crees que su “filosofía” es contraria a la de los hermanos Coen?

Yo creo que su manera de pensar no tiene nada que ver. Ese punto de vista en el que el policía mata a un sospechoso que está indefenso y herido… aunque fuera el delincuente más peligroso de todo el estado, no se le había detenido ni juzgado, estaba desarmado, y encima lo condecoran.  Además ni siquiera Gus era policía cuando lo ejecuta. Creo que ahí tenemos un pensamiento de Noah Hawley que es muy reaccionario, con mucha moral judeocristiana a sus espaldas. Le recomendaría que leyera a Nietschze, porque es demasiado moralista. Los Coen por el contrario tienen una perspectiva crítica social en torno al capitalismo y tienen una filosofía muy determinista, nada moralista: los personajes no evolucionan en sus películas, son tal como son, algo que es “anti-dramático” totalmente, es algo excepcional en ellos. Y tienen otra manera de ver las cosas, sin con eso querer decir que resulten amorales. Fargo no es una película moralista, a pesar de lo que diga Marge al final, y la serie sin embargo si es muy moralista.

¿No crees que además se traicionaba un poco al personaje de Molly las dos últimas horas?

¿Traicionar? No sé… ¿te gustaba entonces el personaje?

¡Al principio sí!  Antes de leer tu libro me gustaba más… Después de leer tu comparación de Molly con Marge empecé a ver cosas que no me convencen de ella…

No me importó demasiado porque no era un personaje que me gustase. Prefería al segundo sheriff, Bill Oswald. Al final ella no pinta nada, y en su lugar tenemos a Gus, que había resultado un poco ser su alter ego, ya que ambos parecen representar lo mismo. Que desaparezca al final, cuando había sido ella la que llevara toda la investigación, y que en su lugar el condecorado fuera su marido fue una mala pasada para ella. Pero Hawley quería sorprender y así lo hizo…

fargoentrevista06Leyendo el libro creo que se puede adivinar la respuesta, pero ¿Cuál es tu personaje preferido la de la primera temporada?

¡Malvo! Aunque al final Lester me enamoró también. De ser un don nadie, un tipo que asumía todas las patadas que le daba la gente, llega a un punto en que se convierte en alguien casi tan excepcional como Malvo. Le gana una batalla incluso. Era un personaje muy interesante a ese nivel, alguien que evoluciona de una manera muy radical pero que en ningún momento desentona. Bueno, quizá al “final-final”. Ahora bien, Malvo es Malvo. Un hombre de mundo, alguien que en todo momento sabe lo que tiene que hacer. Es muy resolutivo y muy maquiavélico. Es terrible, y a la vez te ríes con él. Muy genial.

Según tu libro, los “villanos” de la serie son mucho más interesantes que los “buenos”, y de hecho una de las lecturas que sacas sobre su final es la de “el triunfo de la mediocridad sobre lo excepcional”. ¿Crees que Hawley, al diseñar a personajes como Gus o Molly y su evolución narrativa, cayó en una especie de imitación “superficial” de los Coen?

Puede ser, sí. Como he dicho antes, Molly era un poco “personaje trampa”, al final no pinta nada. ¡Y al principio tampoco! En el primer episodio parece tonta. Con sus muecas, y hace unas preguntas… pero claro, la intención es que creamos que el sheriff es el que va a llevar la investigación. Creo que es un truco para sorprender al espectador. Sorprender está muy bien, pero si inviertes más energías en trabajar un personaje, en dibujarlo mejor, quizá saldría algo más interesante. En cambio, Marge… mira Frances McDormand, que siempre le estaba pidiendo a su marido que diseñara un personaje para ella y cuando leyó el guión de la película al principio pensó “vaya, qué sosa”, y luego… cada vez se fue haciendo más interesante para ella. Parece un personaje tan sencillo, y sin embargo tiene tanto trabajo debajo, las pequeñas cosas (su manera de interrogar, las comilonas con su marido) … el personaje de Molly todo este no lo tiene.

fargoentrevista07¿Qué opinión te merece la segunda temporada? ¿Crees que le falta más el elemento “Mike Yanagita”?

(Risas) ¡Mike Yanagita le falta a todo! Es un concepto tan genial… por eso es perfecto que esté en Fargo, algo tan excepcional. A la segunda le falta Mike Yanagita porque, en mi opinión, no ha mirado a los Coen sino a Quentin Tarantino. Desde el primer episodio lo pensé. Tiene algunos momentos geniales, y el personaje de Kirsten Dunst es estupendo, con un puntito de vis cómica. Se desvía mucho de lo que era la primera temporada, no tiene nada que ver, y se nota que la referencia ya no era el mismo director.

¿Has pensado en hacer una nueva edición del libro extendida a la segunda temporada?

No. La verdad es que no lo he pensado. Ya sería cuestión de esperar a ver la tercera…

¿Tienes pensado escribir algo nuevo sobre Twin Peaks con la aparición de la nueva temporada?

Creo que sí. Primero habrá que ver la serie, luego encontrar editorial… pero espero que sí. Tengo muchas ganas de verla.

¿Podrías explicar a nuestros lectores qué podrán encontrar en la web en la que escribes, La Zancadilla?

Es una web muy heterogénea. Normalmente somos tres personas (o personajes) que escribimos, Marcos Gendre, Rubén Sánchez y yo, y luego tenemos una serie de colaboradores intermitentes.. Puedes encontrar desde artículos de baloncesto hasta otros sobre música, mucho sobre cine, literatura, teatro, que no se destila mucho por aquí… Yo hago un poco de todo, y tengo una sección llamada “Hazlo por Schopenhauer” que toca el tema del arte a nivel crítico y también humorístico.

Que quede claro que la recomiendo y la leo a menudo. Vi Kumiko, the Treasure Hunter en el Festival Americana hace un par de ediciones y no se me ocurrió pensar que era una historia ficticia basada en una leyenda urbana que resultó ser falsa… ¿Qué te parece que las obras periféricas de Fargo resulten tan insólitas como la propia obra, que ya es por sí misma una película bastante peculiar?

Me parece que es genial que genere estas consecuencias. Fargo es una obra de arte y los hermanos Zellner son de los mejores directores de cine independiente en la actualidad de EEUU. Hizo algo que se “inspiraba” en esa leyenda urbana que decía que esa chica oriental se había ido a Minnesota en busca del tesoro de la película cuando en realidad fue por culpa de un amor roto, y es un film maravilloso, con un tempo muy oriental, con una sensibilidad y atmósferas impresionantes, que te engullen, como la propia Fargo. Simplemente espectacular.

Entrevista realizada por Javier J. Valencia

 

Esta entrada fue publicada en Libro No Ficción y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.