XXV Maratón de Cine Fantástico y de Terror de Cotxeres de Sants

Vamos sumando años a la tradición, vamos a olvidarnos de que el cine es un noble arte y vamos a desgañitarnos gritándole a la pantalla. A estas alturas todos deberíais saber de qué palo van en mi barrio: Cotxeres es un festival punky. No merece la pena ofenderse porque no te enteres ni de un solo diálogo de las pelis. El diálogo está en el público. Yo, como siempre, soy carne de la sala pequeña, del infra-cine –me hizo mucha gracia darme cuenta de que se llama “Sala de conferencias” después de tantos años, lo último que me imagino ahí dentro es una conferencia–.

Este año me perdí la primera proyección porque estaba comprando VHS’s en el almacén del mítico Video Instant, y claro, con ese archivo interminable, necesité dos días enteros. Eso sí, me compré 24 títulos serie B y Z que lucirán muy bien en mis estanterías. Pero vamos al lío:

-MASTERS DEL UNIVERSO (Masters of the Universe, Gary Goddard, 1987): Fue la que abrió la velada, la versión de He-man y Skelettor en imagen real, con Dolph Lungren y Frank Langella “interpretando” esos papeles. No es que me doliese perderme la película, me jodió no estar en la juerga, que a juzgar por el olor que salía del pequeño antro, fue muy intensa. Juraría que hubo animales salvajes envueltos en la contienda. Hasta que no estuve dentro diez minutos y me fusioné con el horror olfativo, odié a todos. Pero cuando ya formas parte de la manada, ese hedor es cálido y familiar.

Ya estoy dentro y toca película sorpresa:

-LA MATANZA DE TEXAS II (The Texas Chainsaw Massacre II, Tobe Hooper, 1986): Un clásico. Un clásico mierder, pero un clásico al fin y al cabo. Efectivamente, no es un film al que le tenga excesivo aprecio. Quizás por cómo destroza todo lo que fue la primera parte, o directamente porque es una tontería como un piano; nunca me gustó. Menos mal que para eso está el público de la sala B, implacable e infalible. Pero en serio, ¿qué le pasó a Tobe Hooper? De una obra maestra a semejante chorrada. Y no es que sea un purista. Adoro Terroríficamente Muertos, secuela-remake en tono caricaturesco de Posesión Infernal, terror puro y film de culto. Se dice que el tito Tobe le daba fuerte a la cocaína en aquellos tiempos, y no seré yo quien niegue que la peli da buena cuenta de ello. La fotografía es especialmente buena, eso sí. Y esta será la única mención a la iluminación que haga en toda la crónica. Ojo, que la primera media hora de peli me parece bastante bien. Luego ya degenera más de lo tolerable.

Antes de seguir con las proyecciones, os contaré algo que me pasó. Tuve muy mala suerte. Durante unas dos horas estuve sentado al lado de un desaprensivo. Llevaba una taja –y probablemente algo más- descomunal. Y para que lo diga yo, que en cotxeres he protagonizado un corto auto-insulto hacia mí mismo… Pero es que lo de este tío era brutal. Lo quise matar. Además de molestar sin ápice de gracia, tenía una especie de tic escupidor. Sí, sí, el muy jabalí escupía dentro de la sala, y no exagero si digo que soltó 73 lapos, unos con más contenido que otros. Si alguno llegó a casa con la chaqueta fundida por saliva radioactiva, ya sabéis quién fue. Y cada vez que alguien entraba o salía de la sala, él reclamaba que cerrasen bien la puerta, y aunque parecía un acto bastante cívico, cuándo él salía o entraba, no cerraba jamás. Y salió unas cinco veces a airear el morao que llevaba, y en ninguna de ellas supo recordar que la puerta se abre hacia dentro. En fin, necesitaba compartirlo. Sigamos con la sesión:

-GHOST HOUSE, LA CASA FANTASMA (La Casa 3, Umberto Lenzi, 1988): Del incompetente pero entrañable Umberto Lenzi, que creo recordar que aquí firmaba como Humphrey Humbert –no le culpo, yo tampoco firmaría eso–. Aquí el calentamiento ya estaba hecho, los veteranos de la sala estaban en plena forma y pudimos gozar de momentos mágicos. Permitidme un segundo, pero es que me estoy descojonando mientras escribo por la que para mí fue la frase de la noche. La película avanza y de repente aparece el muñeco de un payaso (asesino, claro), y una voz surge de las primeras filas a mano izquierda –el núcleo duro de cotxeres- y dice muy sereno y serio: “LA TRAMA SE COMPLICA”. Jajajaja! Me encanta que el hecho de que aparezca un muñeco complique la trama inexistente. Me volví loco. Todo tomó sentido. Incluso aguantar al escupidor no me pareció para tanto.

-NEON MANIACS (Joseph Mangine, 1986): Es un body-count muy original y divertido. Una juerga. La gracia está en que la amenaza no proviene de un solo individuo, sino que son varias suertes de seres monstruosos los que matan jóvenes a destajo: el del hacha, el de la cuerda, el motorista, el doctor, el del cuchillaco, el chispas, el samurái, el de la lanza, el arquero y el soldado. Despiporre. Mi secuencia favorita es la del baile: alargada hasta más no poder, metiendo con calzador dos actuaciones completas, y en montaje paralelo, los malos acercándose MUY lentamente. Digamos que la sensación de peligro se reduce cuando ves que la chavalada tiene diez minutos para huir.

-NO VAYAS CERCA DEL PARQUE (Don’t Go Near the Park, Lawrence D. Foldes, 1979): Una especie de peli de brujería y canibalismo, que aunque dicho así suena muy bien, es un truño de considerables dimensiones. Aquí hubo mucho juego con la joven protagonista, las escaleras de la paja, el niño mete-mano y trepa árboles y la señora chupa-vidas. Somos un público joven, nos somos machistas, pero la frase clave se dijo cuando aparece la chica y un cotxeriano dice, también con seriedad, como a mí me gusta: “VOLVERÁS A LA COCINA EN BREVE”. Jajaja! Ya sé que es muy facilona, pero me pudo el contexto. Soy todo amor. Lo mejor es que en el tráiler parece de terror de verdad:

REVENGE OF THE ALLIGATOR LADIES (Jesús Franco y Antonio Mayans, 2013): De Jess Franco –en paz descanses, cabroncete– y Antonio Mayans, esta fue la peli castigo, aunque como bien se puntualizó enseguida, resultó la peli tortura. Ahora sí, una de las truñas más grandes que he visto en mi cinéfaga vida. Si tuviera que escoger un titular sería “El horror del erotismo”, o directamente “¿Por qué? ¡¿POR QUÉ?!”. Es que no hay por donde cogerla. No sé qué decir. Cuando una película es muy mala, pero por lo menos tiene secuencias eróticas que aligeran la carga de ineptitud de la dirección, pues existe un alivio. Pero aquí el alivio aparecía cuando terminaba el erotismo.

Si fuera un intelectual enterado podría decir que es la sublimación del eroti-plano secuencia, pero como soy persona, diré que son tres tías manoseándose y poco más. Una de ellas con aires travelescos. Aunque prefiero las escenas en las que aparecen las tres, a la de la rellenita con el vestido de lentejuelas, más tarde sustituida por otra en efecto caleidoscópico. Todo ello alargado hasta la extenuación, de modo que nunca podremos olvidarlo. NUNCA. Aquí los veteranos ya no sabíamos dónde mirar. Uno advirtió las baldosas del suelo en el que danzaba la desagraciada “actriz”, y otro por fin se fijó en el techo de la sala. La película que te obliga a mirar hacia otra parte. La última patada en la entrepierna del tito Jess.

Haber gastado dinero en dos red bull para aguantar despierto. Nooooooo! Jaja!

¡Hasta el año que viene!

Óscar Sueiro

También en la web: Festival de Sitges 2013 – Crónica Express (Primera parte), CRÓNICA IN-EDIT BEEFEATER 2013

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a XXV Maratón de Cine Fantástico y de Terror de Cotxeres de Sants

  1. Machete dijo:

    Hubieras flipado con Masters del Universo y los cromones, bueno la ‘sombra’ se alargo toda la noche. La última película siempre es una tortura.

  2. Oscar Sueiro dijo:

    Lo séeeee! Masters del Universo debió ser un fiestón!
    El año que viene iré a hacer cola una hora antes para sentarme en primera fila, en plan fan de Justin Bieber.

Los comentarios están cerrados.