El pájaro burlón’s WEIRD MOVIES TOP 40 PARTE III: METAL MACHINE WEIRD (3ª parte)

WEIRD3

El ranking de las películas raras, malditas, olvidadas o exóticas

La cosa está empezando a ponerse verdaderamente WEIRD en nuestra tercera entrega del ranking 2016 de rarezas cinematográficas. ¿Su casero es un doble de Iván el Terrible y debido a un accidentado viaje en el tiempo se ha intercambiado con él? ¿Existió un combo imposible de artes marciales y números musicales a lo Valerio Lazarov en la Shaw Brothers? ¿Que hace el creador de Los Soprano jugando con vampiros? Todo esto y mucho más es posible, ha sucedido y nosotros damos fe de ello…

20- HUKKLE (2002) Hungría

D: György Pálfi I: Ferenc Bandi, Józsefné Rácz, József Farkas

hukkle_screenshot_1

Los habitantes de un pequeño pueblo húngaro viven una existencia aparentemente monótona y sin incidentes, observados por un anciano con un constante ataque de hipo. El trigo se convierte en harina, las familias preparan la comida y la pastora saca a las ovejas, pero de vez en cuando vemos cosas sospechosas; las mujeres locales parecen estar metidas en algún chanchullo, intercambiando entre ellas unas misteriosas botellas. Varios hombres aparecen muertos, son enterrados, sus viudas cobran las pensiones y la vida sigue su curso, con el viejo con hipo de espectador principal. Sólo el policía local parece darse cuenta de lo que pasa, aunque aquí no veremos investigación ni whodunit que valga. La estructura de Hukkle-ópera prima de su realizador, más conocido en estos lares por la posterior Taxidermia (2006)- es de un minimalismo alucinante; no hay diálogo alguno en sus 78 minutos y todas sus secuencias son más bien viñetas costumbristas rurales filmadas al detalle. Vemos como la gente cocina, cría sus animales, pesca, va de boda o de entierro… pero de vez en cuando la película nos sorprende con escenas que revelan cosas de los asesinatos cometidos por las mujeres del lugar. Y lo hace con una naturalidad que casi ni nos damos cuenta. Es más, el tema de los envenenamientos está presentado con unas pinceladas tan escuetas dentro de todos esos momentos pastorales de los cárpatos que los espectadores nos quedamos igual de atontados que el policía. Como igual me he quedado yo al saber que esta película está basada en hechos reales acaecidos durante los años 20, en los que unas cuantas mujeres del medio rural decidieron matar a 300 personas envenenándolas. Chúpate esa, Puerto Hurraco. VCR.

19- LA TUMBA DEL VAMPIRO (Grave of the Vampire, 1972) EEUU

D: John Hayes  I: William Smith, Michael Pataki, Lieux Dressler, Lyn Peters

graveof

Probablemente si jugamos a la asociación de ideas y palabras lo primero que les va a venir a la cabeza si digo “David Chase” es “Los Soprano”. Puede que si usted recuerda con nostalgia la televisión de los 90 diga “Doctor en Alaska”, o si lleva incluso muchos años en estas lides de la tele de terror y fantasía lo recuerden más por “Kolchak”. Pero es bastante improbable que lo hagan por su primer libreto (al parecer, basada en una novela del propio autor, “The Still Life”), que es el título que nos ocupa y que tiene una manera de avanzar insólita. Todo empieza con la resurrección del vampiro Caleb Croft y la violación a la que somete a una joven que había ido a pasar la noche con su novio en el cementerio donde la criatura vivía. La joven tendrá un bebé un tanto especial, y mientras tanto un policía que sospecha de la verdadera naturaleza empezará a investigar el asunto… para cortar la narración de manera abrupta y pasar a bastantes años después, cuando el bebé sea un señor ya bastante crecidito llamado James Eastman (William Smith, el mismísimo Falconetti nada menos) y busque a Croft para vengarse y terminar con su herencia de sangre. Un título nada desdeñable del cine de explotación dirigido por John Hayes, un habitual del género, que de todos modos queda un poco tocada en su segunda parte al no estar a la altura de la estimulante primera, la cual posee un look que inmediatamente trae a la memoria la anteriormente mencionada “Kolchak”. JJV

18- THE AFTERMAN (1985) Bélgica

D: Rob Van Eyck I: Luc Allaerts, Guido de Belder, Danielle Detremmerie

photo-0

Van Eyck es una figura controvertida en Bélgica; cineasta independiente y amigo de temas polémicos, levantó ampollas en el 2000 con Blue Belgium, un thriller de serie B que mezclaba una trama de disturbios sociales con un personaje demasiado parecido al asesino y pederasta Marc Dutroux, protagonista de un escándalo que salpicó a la justicia belga. Todo este gusto por la provocación le viene de lejos y The Afterman es prueba de ello. Rodada sin ningún presupuesto aparente, la película narra la historia de un superviviente de un holocausto sin especificar que sale de su bunker (en donde solo tiene la compañía de un cadáver de mujer congelado para desahogarse) y se dedica a vagar por el campo encontrándose a mujeres esclavizadas, caníbales, violadores y monjes depravados. Todo ello sin diálogo alguno, reduciendo la acción a lo más básico de la existencia: matar, comer, follar y sobrevivir. La verdad es que es una premisa interesante pero Van Eyck no acaba de pillar el tempo del asunto; la narración episódica a veces funciona y otras no y algunas escenas de softcore chungo se alargan hasta la saciedad, aunque cuenta con imágenes potentes y la ausencia de diálogo la beneficia, ya que intuyo que los actores no son muy buenos. Obviamente inspirada por La dernier combat de Luc Besson, este émulo más guarro y sucio estuvo casi ilocalizable durante muchos años, hasta que en 2010 apareció en DVD en una edición 25 aniversario. Los belgas tienen pinta de ser gente rara. VCR

17- EXTRACTED (2012) Estados Unidos

D: Nil Paniry  I: Sasha Roiz, Jenny Mollen, Dominic Bogart, Richard Riehle

extracted

He aquí una pequeña película de ciencia ficción bastante reciente y que ha podido ser pasada por alto incluso por los acérrimos al género, y sería una pena, ya que Extracted sin ser una maravilla tiene más pros que contras y despierta simpatía aunque sea por la combinación de buenas intenciones y bajo presupuesto. Tom cae en coma durante cuatro años tras probar su propio experimento con Anthony, un acusado de asesinato de su propia novia: dicho experimento le permite “pasearse” por los rincones de su cerebro y así poder descubrir la verdad. Pero  Tom ha quedado realmente encerrado dentro de la mente de Anthony, y una vez logre comunicarse con él desde su interior , descubrirá que la única persona que pude ayudarle a regresar a su cuerpo es aquella a la que ayudó a meter entre rejas. La película de Paniry es una amable y bien narrada historia que usa los elementos tecnológicos para cubrir un buen drama que habla sobre la redención (evidente en el caso de Anthony, pero también en los motivos que hicieron volverse a Tom un pelín mezquino antes del accidente) y a la que solo le tiembla el pulso en sus minutos finales, cuando se meta en el territorio del thriller y su trama de algún giro de más. En cualquier caso, un buen pastiche de ideas (La celda, el relato de Harlan Ellison Mephisto in Onyx) para una película ideal para matar el mono de Black Mirror. JJV.

16- SPACE IS THE PLACE (1974) Estados Unidos

D: John Coney I: Sun Ra, Barbara Deloney, Raymond Johnson

Sun_Ra_Space_is_Place_6

Más tarde o más temprano, Sun Ra iba a aparecer en uno de estos artículos, y es que el músico de jazz, poeta y activista que nació en Alabama pero decía ser de Saturno era una weird person en sí mismo. Y claro, ¿que hay más weird que una película en la que se interpreta a sí mismo y que sirve como vehículo de difusión de su filosofía black power afro-futurista? Pues pocas cosas más, ya que Space Is The Place utiliza los clásicos lugares comunes del blaxploitation de la época -maleantes callejeros, hembras en perpetuo celo, lucha social- para crear una síntesis entre éste… y la mente de su protagonista, totalmente única y alucinante. Ra, que lleva desaparecido desde 1969 junto a su “Arkestra” viajando por el cosmos en su nave espacial, encuentra un planeta habitable y decide volver a la tierra para llevarse allí a la raza negra y empezar de nuevo. Pero antes se da un garbeo por el pasado para iniciar una épica batalla a golpe de cartas de tarot con el malvado “Supervisor”, una ¿entidad cósmica? que representa todo lo malo en la comunidad negra. Tras aterrizar en Oakland en 1974, Ra y el Supervisor simultanean su confrontación en un plano más elevado con visitas a los hombres y mujeres del ghetto, a los que intentan, respectivamente aleccionar y corromper. También hay una trama de agentes del gobierno intentando asesinar a Ra, alucinantes interludios musicales, enfermeras cachondas, modelitos egipcios a porrillo, y efectos especiales escuetos pero eficaces. Y bueno, la cosa se puede seguir a nivel argumental pese a sus momentos oníricos y a los discursos de su protagonista. Menudo viaje, negro. VCR.

15- IVAN VASILIEVICH CAMBIA DE PROFESIÓN (Иван Васильевич меняет профессию, 1973) URSS

D: Leonid Gayday I:  Yuriy Yakovlev, Leonid Kuravlyov, Aleksandr Demyanenko

Ivan1

Un científico que es abandonado por su esposa, haciendo pruebas con la máquina del tiempo que está construyendo en su piso, envía por accidente al siglo XVI a su casero y a un ladronzuelo que estaba cometiendo una de sus fechorías en la casa del vecino. Pero el casero resulta ser idéntico al zar Iván “El terrible” Vasilievich,  y cada uno ocupará el lugar del otro en su era. Ivan Vasilievich es un modelo de comedia rusa ejemplar de su era y fue inmensamente popular en su país de origen, aunque es probable que no se trate de un plato del gusto de todos (bueno, como las 39 restantes que ocupan este especial, verdaderamente). De look rabiosamente 70s (¿les he dicho que me encanta?), en ocasiones histérica, en otras totalmente disparatada, a ratos parece filmada por un Richard Lester hasta las trancas de vodka y tiene un fondo tan bienintencionado que es casi imposible que despierte antipatías, además de estar aderezada con un par de buenos números musicales. Pero, con franqueza, para los que vivimos al otro lado del Telón de Acero, nos puede llegar a parecer verdaderamente excéntrica. JJV

14- CLEOPATRA (Kureopatora, 1970) Japón

D: Osamu Tezuka, Eiichi Yamamoto I: Animación

8FdT7

Al estar encajonada entre las dos otras películas de animación adultas que Mushi Studios sacó con el sello Animerama, A Thousand and One Nights (1969) y Belladonna of Sadness (1973), esta cinta del legendario mangaka Osamu Tezuka suele estar considerada como algo menor en comparación con el resto de su obra. A ello ayudó su tremendo fracaso tanto en Japón como en Estados Unidos (en una versión doblada que se intentó pasar como película X) y el hecho de que precipitara a Tezuka a salir de la productora. Lo que no se le puede negar a Kureopatora es su condición absoluta de película rara de narices. Si no fijaos en su argumento: en un futuro lejano un científico envía las almas de tres viajeros del tiempo a la época de Cleopatra, ya que un plan de una nación rival a ellos lleva ese nombre. Ya allí, vivirán una chocante recreación de las relaciones entre ésta, César y Marco Antonio que incluye ciencia extraña, cameos de otros personajes del autor (como Astro Boy), violencia explícita, muchas tetas, slapstick, escenas de teatro kabuki, homenajes a la historia de la pintura y una paleta de colores de lo más lisérgica (¡César tiene la piel de color verde!) que la convierten en una película muy experimental. No obstante, el argumento puede seguirse sin muchas dificultades y la música de Isao Tomita la hace tan hipnótica como cabría esperar. No se la pongáis a vuestros sobrinos, por favor. VCR

13- MARTY, EL CHEPA (The Dark Backward, 1991) Estados Unidos

D: Adam Rifkin  I: Judd Nelson, Bill Paxton, Lara Flynn Boyle, Wayne Newton

martyelchepa

Tarantino tuvo la fama, Tom DiCillio cardó la lana y de Adam Rifkin –salvo por el pequeño pero respetable éxito de Cero en conducta en el 99- casi, casi, si te he visto no me acuerdo; al menos en lo que respecta a listas de “directores de culto” habituales por la red, ya que el hombre consiguió labrarse una larga y respetable carrera como director y guionista. Pero en 1991 Rifkin se lo jugó todo a una carta weird usando elementos de este tipo de cine que otros directores patentarían a lo largo de la década: El protagonista sería un tipo muy bizarro (Judd Nelson, en las antípodas de su personaje de El club de los cinco), un aspirante a stand-up comedian carente de gracia, habitaría un mundo extravagante, cartoonesco y muy sucio (todo está rodeado de basura), y en el reparto se incluirían viejas glorias (James Caan), cantantes (Newton), estrellas caídas en desgracia (Rob Lowe, recién salido de su escándalo sexual), guiños a Lynch (Boyle) y cameos variopintos (Claudia Christian, King Moody). Pero a raíz de que al pobre Marty le crezca un tercer brazo en la espalda, a su colega Gus (Paxton en la interpretación más histriónica de su carrera) se le ocurrirá la idea de aprovechar su rareza para hacerse famoso. Si bien la película va dando tumbos, no tiene una historia muy sólida ni un mundo muy desarrollado (en eso le pasó por encima DiCillio con Johnny Suede), realmente es una curiosidad bastante amena si se consigue evitar que moleste esa sensación del ser diferente a toda costa, a veces un tanto artificiosa. Por cierto, para todos aquellos que se quejan de los títulos que tienen a día de hoy las películas en España debido a las “interpretaciones libres” de los distribuidores, aquí tienen otro ruinoso ejemplo. JJV

12- HEAVEN AND HELL (Di san lei da dou, 1980) Hong Kong

D: Chang Cheh I: Li Yi-Min, David Chiang, Maggie Li

chang8

El jefe de seguridad de la corte celestial, Xin Ling, permite que dos cortesanos enamorados se libren del castigo de la emperatriz y escapen a nuestro mundo, donde se reecarnan en forma humana. Xin escapa poco después y se convierte en un taxista que les ayuda a escapar de un mafioso. Podríamos pensar que esta fantástica historia continuaría con las desventuras de los amantes pero Xin es asesinado por los mafiosos y va a parar al infierno, en donde es condenado como ludópata por error. A partir de ahí intentará reunir a un grupo de almas condenadas a las que el Buda de la misericordia les dará una segunda oportunidad para escapar de los infiernos… a hostia limpia. Concebida por el legendario Chang Cheh durante sus estancia en Taiwan en 1975, Heaven And Hell tuvo tantos problemas de producción que no vio reanudado su rodaje hasta 1977 cuando Chang volvió a la productora Shaw Brothers y gustó tan poco a Run Run Shaw que acabó guardada hasta su estreno en 1980. Vista ahora, es una marcianada de cuidado, hecha a retales rodados en interiores artificiales que hacen que por momentos parezca una obra de teatro. Las partes ambientadas en nuestro mundo son muy curiosas, ya que casi todas cuentan con una escenografía minimalista y distorsionada salpicada de canciones y numeritos de ballet que parecen hechos por la versión china de Valerio Lazarov. En los infiernos todo son colores saturados y maquillajes y vestimentas locas dentro del exiguo presupuesto, pero la labor atlética de los protagonistas -Li Yi-Min se convertiría en una estrella menor del cine de artes marciales de su Taiwan natal y le acompañan algunos de los actores que luego aparecerían en Los cinco venenos (1978)- salvan más o menos la papeleta en una rareza que tiene más ambición que dinero. VCR.

11- MOTORAMA (1991) Estados Unidos

D: Barry Shils  I: Jordan Christopher Michael, Robert Picardo, John Diehl, Flea

motorama2

Más conocido por su faceta de productor para Larry Cohen, el único largometraje dirigido por Barry Shils fue la excéntrica a más no poder Motorama, cine independiente yanqui de los primeros noventa fuertemente influenciado por los hermanos Coen y por David Lynch y que resulta extrañamente entretenida al presentarse como una versión oscura del cine infantil-juvenil de por aquel entonces. Digamos que es la hermana sórdida, oscurilla y con un pintoresco sentido del humor de Solo en casa. Gus es una chaval de diez años que vive en un desastroso ambiente familiar, decide robar un coche, fabricarse unos zancos para poder conducirlo y viajar por una versión alternativa de los Estados Unidos, de estado en estado, Gas Station to Gas Station, intentando conseguir la combinación de letras del juego de tarjetas Motorama, una suerte de Rasca y gana que se ofrece en las gasolineras del país por un gasto superior a 5 pavos. En su viaje Gus nos enseñará el rarito país en el que vive, sus argucias para conseguir dinero, y las desgracias de su trayecto, que incluirán la pérdida de un ojo, tatuajes contra voluntad o cambios de color de cabello provocados por shocks. La película se regala con un constante ir y venir de apariciones especiales del otro cine americano, véase Drew Barrymore,  Meat Loaf, Martha Quinn, Dick Miller, Flea, Mary Woronov o Jack Nance, interpretando básicamente al mismo personaje al que dio vida en Corazón Salvaje. Bastante disfrutable, más allá de la nostalgia por los 90 que está empezando a aterrizar por nuestros lares. JJV

  • JJV: Javier J. Valencia
  • VCR: Victor Castillo 

Y mañana las cosas se volverán definitivamente RARAS DE NARICES en nuestra cuarta entrega…

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.