El pájaro burlón’s WEIRD MOVIES TOP 40 PARTE III: METAL MACHINE WEIRD (2ª parte)

WEIRD3

El ranking de las películas raras, malditas, olvidadas o exóticas

Vamos con nuestra segunda entrega de nuestro especial 2016 dedicado a las Weird Movies. La única lista donde verán coincidir películas sobre temas tan variopintos como ninjas noruegos, westerns con vampiros casi indigentes o vaginas parlantes. Es una entre un millón, amigos…

30- JACKBOOTS ON WHITEHALL (2010)  Reino Unido

D: Edward McHenry, Rory McHenry I: Hugh Fraser, Alexander Armstrong, Ewan McGregor

Jackboots sinopsis_copy1

En una segunda guerra mundial alternativa, los nazis invaden Inglaterra en 1940 y montan un rocambolesco plan con una tuneladora para secuestrar a Winston Churchill en Downing Street. Un grupo de supervivientes compuesto por, entre otros, un joven granjero, un voluntario americano y un grupo de soldados punjabis se baten en retirada hacia Escocia escondiéndose tras el muro de Adriano. Lo más peculiar de toda esta aventura pulp es su cuidada realización con marionetas reminiscentes de los maravillosos trabajos de un Gerry Anderson (Thunderbirds, Captain Scarlet and The Mysterons) y la presencia en las voces de grandes del cine británico (Ewan McGregor, Rosamund Pike, Timothy Spall) pero ni con esas la cosa levanta el vuelo. Jackboots on Whitehall tiene unos enormes problemas de guión ya que la gran mayoría de sus chistes caen en saco roto y se supone que es una parodia, por lo que ni todo el plástico de modelismo del mundo puede salvarla. Como diría Churchill; nunca tanto trabajo me ha divertido tan poco. VCR.

29- SCREAM OF THE WOLF (1974) Estados Unidos

D: Dan Curtis  I: Peter Graves, Clint Walker, JoAnne Pflug, Phil Carey

movie_198-1

No vamos a engañar a ningún lector, Scream of the Wolf es una tv movie que no es que sea para tirar cohetes: no obstante, nada que haya filmado el gran director Dan Curtis (Dark Shadows, Kolchak, Trilogía de terror y un montón de películas y telefilmes de género) y que venga escrito por el legendario Richard Matheson nunca es carente de interés, y aunque ésta no entre en nuestra sección “Terrores catódicos” con semejante tándem detrás que menos que dedicarle unas líneas. Un antiguo cazador, John Wheterby (Graves) accede a ayudar a la policía a encontrar a un asesino cuyas marcas y rastro parecen los de un hombre lobo: pero nuestro héroe le dará la vuelta al asunto y sospechará más bien de un “lobo humano”… ¿es el antiguo socio en cacerías Byron (Walker), un amante de la caza que quiere que John vuelva a participar en ellas rozando la obsesión el licántropo? ¿Lo es su misterioso ayudante? ¿O el propio personaje principal? Clásico whodunit telefilmero de domingo tarde-noche con los cuales nos criamos algunos con sorprendente (ejem, más o menos) giro final, es un tanto vulgar y planito en general, motivo por lo cual es uno de los dark horse de las carreras de ambas leyendas. Pero no está del todo exento de interés, al menos para aquellos que deseen volver a palpar la atmósfera setentero-catódica de terror. JJV

28- CHATTERBOX! (1977) Estados Unidos

D: Tom DeSimone I: Candice Rialson, Larry Gelman, Jane Kean

chatterbox04

Sólo hay dos cosas que evitan que esta insulsa comedia tonta haya caído para siempre en los abismos del olvido; su protagonista, la guapísima Candice Rialson (1951-2006) -actriz de serie B que casi pasó a las ligas mayores en películas como La fuga de Logan (1976) o Licencia para matar (1975) y que borda a la perfección el papel de rubia chispeante- y su absurda premisa; las aventuras de una peluquera y su vagina parlante y cantarina. Alta comedia, señores. Después de que nuestra protagonista, Penny, descubra que su entrepierna se llama Virginia (Sí, pedazo de chiste) y que encima tiene su propia personalidad y aspiraciones artísticas, ésta contacta con su doctor, que se convierte en su agente llevándolas en un tour por todos los Estados Unidos. Virginia representa la libido desatada de Penny, por lo que la chica tiene que aprender a vivir con ella y conciliar sus impulsos sexuales con su más bien recatada personalidad. Ojo, que este argumento se lo ventilan en nada, ya que la película consiste en 70 minutos de chistes de doble sentido con terribles punchlines, canciones disco y estereotipos de los 70 como para parar un tren. Rialson se retiró poco después del cine dejando tras de sí una estela de títulos en donde enseñaba sus carnes de manera generosa. A parte de lo evidente, Chatterbox! tiene un interesante valor añadido: hacer un drinking game con las veces que se ve el micro de pértiga en una escena. Pedo garantizado. VCR.

27- BILLY THE KID VS. DRACULA (1966)  Estados Unidos

D: William BeaudineI: John Carradine, Melinda Plowman, Chuck Courtney

btkvd_billyanddracula

No, señoras y señores, Drácula no falleció al final de la novela de Bram Stoker: se salvó e hizo las Américas. Y en uno de esos giros insólitos más grandes que la vida se enamoró de la joven Elizabeth Bentley, que se encontraba entonces prometida de un tal William Bonney, el cual en realidad era Billy el Niño tras haberse retirado de su vida como criminal. Pero una familia de europeos que han sufrido en sus carnes la maldad de Dracula avisan al pistolero de su verdadera identidad, ahora que se oculta bajo la identidad del tío de la joven. El conflicto más extravagante hasta la fecha estaba servido… Obviamente, una película que se llama Billy el niño contra Drácula no promete calidad en un sentido estricto de la palabra, pero si unas buenas dosis de psicotronía necesarias para pasar por alto el presupuesto irrisorio, las deficiencias técnicas que la acompañan –se rodó en 8 días- y los murciélagos de goma. Dirigida por el todo-terreno William Beaudine, que abandonó el cine después de rodar esta y su película hermana en las sesiones dobles Jesse James conoce a la hija de Frankenstein, tras llevar rodando desde los días del cine mudo con más de ¡250! Películas (y eso confirmadas), recuperaba a Carradine en el papel del Conde después de los ya lejanos días de las películas de Universal que combinaban a los populares monstruos de la casa en los que reemplazó a Bela Lugosi. Para degustadores de buena carnaza de autocine de los 60. JJV

26- CALMOS (1976) Francia

D: Bertrand Blier I: Jean-Pierre Marielle, Jean Rocherfort, Bernard Blier

Calmos (1)

Paul, un ginecólogo cuarentón de la ciudad, está hastiado de las mujeres. Un día decide dejar su trabajo e irse al campo. Por el camino se le une Albert y los dos se van a vivir a una casa de pueblo en donde se dedican a olvidarse de ellas y a hartarse de foie-gras, embutidos y callos. Un cura local empezará a acoger a más hombres urbanitas en la misma situación, pero la cosa se hará insostenible cuando un ejército de mujeres salidas les declare la guerra a los hombres con la única intención de llevárselos a la cama. Calmos es la obra menos conocida de Blier (Que se llevó el Óscar a mejor película de habla no inglesa en 1978 por ¿Quiere ser el amante de mi mujer?) y fue un batacazo en taquilla. No es de extrañar, ya que se trata de una comedia (con muchas comillas, ya que el humor es muy moderado) tan surrealista en sus situaciones y diálogos aleatorios que puede que se le hiciera poco accesible al público de la época. Pese a todo, es fascinante si llevamos puesto el chip de los 70 y nos metemos en su juego de guerra (literal) de sexos. Y aquí pillan todos, no solo nosotros, ya que si los tíos somos unos truños ellas son unas histéricas de cuidado. Una sátira tan absolutamente loca que te vuela la cabeza. VCR

25- BLOOD OF JESUS (1941) Estados Unidos

D: Spencer Williams  I: Cahtryn Caviness, Spencer Williams, Rogenia Goldwhite, James B. Jones

bloodofjesus

La Sack Amusement era una productora tejana que se dedicaba a producir y distribuir películas dirigidas a la comunidad negra de EEUU entre 1920 y 1950. Su fundador, Alfred R. Sack, quedó impresionado por los trabajos previos de Spencer Williams (futura estrella de la popular sitcom norteamericana Amos ‘n’ Andy en los años 50) y le ofreció la oportunidad de financiarle un proyecto. Williams aprovechó para escribir, dirigir, protagonizar, editar y hasta de llevar los cafés al cast and crew de Blood of Jesus, adaptación de un poema de Langston Hughes en el cual una joven disparada accidentalmente por su marido, mientras se debate entre la vida y la muerte, tiene un viaje onírico en dirección al Cielo pero por el camino es tentada por el mismísimo diablo, que usará a Judas para llevarle a locales de baile y música y a conocer a ciudadanos de mala reputación y dudosa virtud. La dramaturgia es elemental, la mayoría del reparto parece salido de una obra escolar, el vestuario es simplón (el disfraz de Satán parece adquirido en el Cucaña, la tienda de disfraces del barrio) y sin embargo viéndola se comprende perfectamente que la película fuera seleccionada por el Registro Nacional de la Librería del Congreso de EEUU al reflejar, de un modo tan naif como espontáneo, las características y las peculiaridades de la gran parte de la población afroamericana de entonces. Uno de esos casos donde el fondo es superior a la forma y el contexto está por encima de todo. JJV

24- NICK CARTER, AQUEL LOCO, LOCO DETECTIVE (Adéla jeste nevecerela,1978) Checoslovaquia

D: Oldrich Lipsky I: Michal Docolomansky, Rudolf Hrusínský, Milos Kopecký

Adela1

Nick Carter, el “Sherlock Holmes americano” (llamado así de manera errónea, ya que apareció en 1886 un año antes que el personaje de Conan Doyle) y personaje pulp mutado a través de los años ha tenido montones de encarnaciones tanto en cine como en novelas y seriales radiofónicos. Una de las menos conocidas y más peculiares es en esta comedia checoslovaca en la que el súper-competente detective, que en la primera escena elimina a varios criminales que le quieren amargar el desayuno, entre ellos un peculiar sosias de Fantomas, es contactado por un policía de Praga en busca de ayuda. Por lo visto, el perro de una señorona de la alta sociedad ha sido asesinado y el principal sospechoso es ¿una planta carnívora?. Carter llega a Praga y tras hincharse a cervezas pilsen con su anfitrión, el comisario Ledvina, descubre que tras el nefando plan de la planta -llamada Adéle, por cierto- se halla el Barón von Kratzmar, un botánico cuya verdadera identidad es la de un antiguo enemigo al que dio por muerto. Por el camino le da tiempo a ir de cabarets, enamorarse de una señorita como un tonto y usar un montón de artilugios diseñados por el célebre animador Jan Švankmajer que harían las delicias de los fans más brasas del steampunk. Al final la cosa queda como una entrañable comedia blanca con ese sabor a lo “Vieja Europa” en la que lo que menos importa es la investigación, casi como en “Holmes & Watson. Madrid Days” de Garci. Solo que esa no es una comedia. Al menos no de manera intencionada. VCR.

23- LA NOTTE CHE EVELYN USCI DALLA TOMBA (1971) Italia

D: Emilio P. MiragliaI: Anthony Steffen, Marina Malfatti, Erika Blanc, Umberto Raho

1252953685945

Lord Alan Cunningham (Steffen, más conocido por sus papeles en spaghetti westerns) padece un trauma desde que su esposa Evelyn falleció; esto le obliga a asesinar a jóvenes señoras (de muy buen ver todas ellas) en las “mazmorras” de su castillo.  Pero su psicoanalista le aconseja que vuelva a casarse, ya que parece haberse enamorado de la bella Gladys Cunningham (Malfatti). Al principio todo irá bien, pero pronto el fantasma vengativo de Evelyn parecerá volver de entre los muertos y la guadaña volverá a acechar el lugar…  “La noche que Evelyn volvió de la tumba” es una mezcla de terror gótico (incluye Castillo y presuntos espectros de esposas muertas) y giallo (asesino enguantado y muy cruel, muertes creativas, desnudos, algo de S&M) muy entretenida y con un guión loco de atar en el que no importa lo inconsistente que resulta, ya que se convierte en un punto a su favor a medida que avanza la película si uno se deja llevar y sabe disfrutarlo. Incluye momentazos como la aparición del “fantasma” de Evelyn que empuja a Alan hacia la locura y un final digno de aplauso en el que el villano de la función (nada de spoilers, descuiden) termina en una piscina llena de ácido. ¿Quién necesita subtexto? JJV.

22- AMERICATHON (1979) Estados Unidos

D: Neal Israel I: John Ritter, Harvey Korman, Fred Willard

americathon-2

En el lejano futuro de 1998, Estados Unidos se ha quedado sin combustible y nadie tiene ni un centavo en el bolsillo. Gran parte de la población vive en sus antiguos coches, viaja en bicicleta y ha sustituido el traje y la corbata por cómodos chándals. Chet Roosevelt (John Ritter) un adorable y despreocupado vago, es el presidente de la nación y la Casa Blanca se ha relocalizado a unos apartamentos en California. Roosevelt ha vendido casi todo lo imaginable; estados, monumentos, ciudades… y ni con esas consigue saldar su deuda con un rico jefe indio. Si no reúne 40 billones de dólares en un mes, los Estados Unidos dejarán de existir. Es entonces cuando reclama la ayuda del publicista Eric Mcmerkin (Peter Riegert) y de una estrella televisiva con serios problemas de adicción, Monty Rushmore (Harvey Korman) para realizar “Americathon”, una tele maratón masiva de treinta días con música, eventos especiales y demasiados ventrílocuos con el objetivo de reunir la pasta. Bienintencionada y con actores entrañables, Americathon es una rareza de la comedia americana de finales de los 70. Con actuaciones especiales de Meat Loaf, George Carlin y Elvis Costello podríamos pensar que la música y el humor están a la altura de lo esperado, pero simplemente le falta un hervor, no siendo capaz de levantar más que sonrisas ocasionales. Eso sí, el psicotrónico diseño de producción y su bombardeo de conceptos surrealistas como el género del “vómito-rock”, Gran Bretaña como nuevo estado americano, unos villanos israelí-palestinos post-unificación y algún que otro sorprendente vaticinio (China como superpotencia en el futuro) la hacen cuando menos curiosa y un entretenimiento pasable. VCR.

21- NORWEGIAN NINJA (Kommandør Treholt & Ninjatroppen, 2010) Noruega

D: Thomas Cappelen Mailing  I: Mads Oudsal, Trong-Viggo Torgensen, Linn Stokke

Norsky-Ninja

Todo resulta extravagante en esta película, no solo el contenido de su metraje, sino la misma historia de su existencia. Recapitulemos: En 2006, el escritor y director de cine Thomas Cappelen Mailing, que había trabajado como estratega para agencias de comunicación en su país,  escribió Ninja Technique II: Invisibility in Combat 1978, libro de culto y manual militar apócrifo que el propio escritor indicó que estaba escrito por Arne Trehold, convicto desde 1985 por vender secretos de estado noruegos a la KGB y considerado traidor a la patria (estuvo preso en una cárcel de máxima seguridad hasta 1992). En el 2010 lo lleva al cine, en una sorprendente historia alternativa de Noruega que narra la historia de unas fuerzas secretas noruegas (¡ninjas!¡y lideradas por el propio Trehold, que según el film fue siempre un héroe encubierto!)  las cuales se enfrentan a una organización que pretende enfrentar al país contra la Unión Soviética en 1983. Mezcla imágenes de archivo de noticiarios de la época con un imaginario interno muy estimulante, alucinantes escenas de acción realizadas en stop-motion (digna de verse la carrera que mantienen dos aspirantes a ninja), y un humor realmente extravagante. Pura carne de grindhouse a la noruega, que contó incluso con el visto bueno del verdadero Trehold, supongo que encantado en verse convertido en un icono pop. Sí, la película está basada en hechos reales, simplemente le agregamos unos ninjas. Palabras del propio Cappelen Mailing. JJV

JJV – Javier J. Valencia

VCR- Victor Castillo

Y mañana nuestra tercera entrega, con más Weird Movies. Más raras, MÁS PURAS.

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.