EL FUTURO QUE DEJAMOS ATRÁS – La ciencia ficción de los 70 en 50 películas, 4ª parte: Descubrir nuevos mundos, dimensiones y jugar con los viajes en el tiempo será sinónimo de DESTRUCCIÓN

Y llegamos a la cuarta parte de este homenaje a los films de ciencia ficción de los 70. En las anteriores entregas hemos repasado las películas que mejor reflejaban los peligros del avance de la ciencia, las posibles sociedades fascistas del futuro, así como la capacidad del ser humano de autodestruirse a sí mismo. Concluímos anteriormente en la tercera profecía: Tanto jugar con armas nucleares, químicas y contaminar el medio ambiente, el mundo se nos irá directo AL CUERNO.

Ahora toca la cuarta profecía: Descubrir nuevos mundos, dimensiones y jugar con los viajes en el tiempo será sinónimo de DESTRUCCIÓN

4.10 – EOLOMEA (1972) RDA

D: Herrmann Zschoche I: Cox Habbema, Ivan Andonov, Rolf Hoppe

En un futuro en el que los viajes interplanetarios están a la orden del día desaparecen misteriosamente ocho naves con sus respectivas tripulaciones. Las investigaciones de los científicos y cosmonautas protagonistas les llevarán a descubrir que todo está relacionado con un lejano mensaje extraterrestre y la posible existencia de un planeta similar a la tierra al que algunos anhelan llegar como sea. La República Democrática Alemana también hacía cine de ciencia ficción en los 70, pero si tengo que juzgarlo por esta película diría que se quedaron anclados en los 60. Eolomea es una película que bebe descaradamente de Solaris de Tarkowski y 2001 una odisea en el espacio de Kubrick –en clave socialista–, pero que no termina de encontrar el tono al decantarse, por momentos, hacia la comedia tontorrona. Aquí hasta un robot que parece fabricado a base de latas de atún tiene dudas existenciales. La narrativa es formal, exceptuando los insertos lisérgicos que se intercalan durante algunos diálogos para ilustrar al espectador. Los efectos especiales son muy correctos –exceptuando al robot– y los decorados de cartón piedra inundados de niebla desprenden un tufillo naif sesentero que hasta resulta simpático. Pero como he dicho, la película adolece de salidas de tono que la llevan a la deriva –no puedo dejar de pensar en la irritante escena con los dos protagonistas en la tierra rodada al estilo Benny Hill–. La música de jazz de hilo musical de ascensor no juega precisamente a favor de la propuesta. Una película interesante como documento histórico, con algunos altibajos que son un verdadero lastre, pero con una buena idea que se sigue con interés hasta el final. Si nos paramos a pensar en Naves Silenciosas, la película de Douglas Trumbull del mismo año, resulta que en los EEUU se perpetraban cosas similares por aquella época. DM

4.09 – ECLIPSE EN EL TIEMPO (Sengoku Jieitai, 1979) Japón  

D: Kosei Saito I: SonnyChiba, Jun Eto, Moeko Ezawa.

Una unidad del las Fuerzas de Auto Defensa de Japón está realizando maniobras en una playa cuando un extraño eclipse les hace viajar en el tiempo hasta la época de los Estados en Guerra, en pleno siglo XV, junto a todo su armamento y vehículos. Liderados por el Teniente Yoshiaki Iba (Sonny Chiba en su clásico papel de tipo duro), la unidad empezará a disgregarse y a hacer lo que siempre se desaconseja  al viajar en el tiempo; cambiar la historia. Mientras unos se convierten en piratas, violando y saqueando por las costas de Japón, otros se abandonan a la vida sencilla del pasado. Pero Iba tiene un plan; unirse a las fuerzas de uno de los señores de la guerra de la época y conquistar el país junto a el. Épica a más no poder, Eclipse en el Tiempo tiene memorables escenas de batallas multitudinarias pero se resiente por su desmesurada duración y exceso de personajes secundarios que hacen que la trama principal quede bastante desdibujada. Pero si siempre os preguntasteis si un samurai puede vencer a un tanque, esta es vuestra película. VCR

4.08 – STAR TREK: LA PELÍCULA (Star Trek: The Motion Picture, 1979) EEUU

D: Robert Wise I: William Shatner, Leonard Nimoy, DeForest Kelley

Star Trek: la película es elegante, suntuosa, grandilocuente y pausada. Sobretodo muy pausada. Algunos dirán que demasiado larga y aburrida en su segunda mitad. Seguramente estén en lo cierto, pero, que quieren que les diga, a mi me pilló de jovenzuelo, en un momento en que lo que quería era ver naves y el espacio sideral ¡y a fe de dios que la película lo da en cantidades ingentes! Tampoco se olvida de los míticos personajes de la franquicia clásica, mimándolos y colocándolos en lugares y situaciones que todo fan quería ver, como el cuartel general o los muelles de despegue. También veremos algunas secuencias abstractas y alucinadas de luz y color –tan en boga en aquellos tiempos– cortesía de Douglas Trumbull. Y es que los efectos visuales son de lo mejorcito de la película. El artesano Robert Wise se esforzó en trasladar a la pantalla un capitulo piloto escrito por el creador de la serie, Gene Roddenberry –que en principio estaba pensado para vender una nueva temporada de Star Trek a la televisión– y consiguió una de las películas más bien dirigidas de toda la saga –que no de las mejores ni más entretenidas–. Ah! Y sin comerlo ni beberlo del todo, al principio salen unos klingons para que todos estemos contentos. En definitiva: trasladar una serie de televisión de gran éxito al cine entraña no pocos riesgos. Podemos acusar Star Trek: la película de muchas cosas –de hecho, lo acabo de hacer–, pero no me negarán que consiguió abrir el camino a una de las franquicias cinematográficas más prósperas –todavía da coletazos hoy en día– de la industria, actualizando el producto original y alejándolo de ese componente tan cándido y naíf que había impregnado hasta aquel momento la serie. DM

4.07 – EL ABISMO NEGRO (The Black Hole, 1979) EEUU

D: Gary Nelson I: Maximilian Schell, Anthony Perkins, Robert Forster, Ernest Borgnine, Yvette Mimieux

Extraordinaria aventura espacial que, siendo la incursión de Disney en el terreno prolífico de la ciencia ficción de los 70, funciona como una versión de 20.000 leguas de viaje submarino ambientada en el espacio. Maximilian Schell encarna excelentemente el papel del científico Dr. Han Reinhardt que, obsesionado por resolver los misterios del cosmos, dedica toda su vida, nave y medios a investigar durante años los secretos de un agujero negro. Cuando años después otra nave lo descubre, poco a poco los exploradores irán dándose cuenta de hasta qué punto ha llegado la obsesión de Reinhardt. Destacar a Robert Forster por su potente interpretación y al mismo tiempo a Anthony Perkins por su nula actuación (es como si realmente no supiera en ningún momento en qué película está). Y sin duda inolvidables los robots del film que representan perfectamente ese híbrido Disney que es la película: seriedad, tenebrosidad y a la vez infantil inocencia. XTV

4.06 – MATADERO-CINCO (Slaughterhouse-Five, 1972) EEUU

D: George Roy Hill  I: Michael Sacks, Valerie Perrine, Ron Leibman, Perry King

Aunque tratar de adaptar el texto original de Kurt Vonnegut sea una tarea de una dificultad mayúscula, el veterano director George Roy Hill salió bastante airoso del asunto incluso logrando una notable aceptación crítica en su día (premio del Jurado en Cannes 72), aunque no parece ser muy recordada hoy día. Billie Pilgrim desde los primeros años 70 narra la historia de sus viajes en el tiempo en la medida que estos, espontáneos, se lo permiten. Tanto puede estar como prisionero de guerra en Dresden durante el bombardeo de los Aliados a dicha ciudad durante la II Guerra Mundial como puede despertarse en el futuro donde reside  feliz en su celda del zoo en el planeta Tralfamadore. Viajar por el tiempo es un estado mental, y permite mostrar lo peligroso que puede ser cometer los mismos errores que en el pasado. JJV

4.05 – STALKER (1975) URSS

D: Andrei Tarkovsky I: Alisa Freyndlikh, Aleksandr Kaydanovskiy, Anatoliy Solonitsyn

En la novela Pícnic junto al camino, la rotunda obra maestra de los hermanos Strugatsky, se nos informa que una raza alienígena permaneció en la tierra durante un breve periodo de tiempo, ocupando una zona muy concreta, para luego abandonarla dejando tras de sí numerosos objetos incomprensibles para la raza humana. Tal como si nosotros fuéramos hormigas intentando entender los restos de un picnic olvidados junto a un camino por unos humanos descuidados. Algunos de los objetos son inofensivos, pero otros pueden ser letales para quien los maneje. El gobierno decide cerrar y abandonar tal zona para proteger la seguridad de los ciudadanos. Surgen entonces los Stalkers, cazadores de objetos que se adentran en la zona prohibida arriesgando sus vidas para conseguir estas piezas codiciadas por ricos y coleccionistas del mundo entero. Andrei Tarkovsky utiliza esta brillante premisa y la adapta libremente para transitar por otros derroteros tan o más interesantes que los de la novela. Decide rodar en un contrastado blanco y negro virado a sepia toda la parte inicial de la película, la que sucede fuera de la zona prohibida, dejando el color precisamente para la dicha zona. También juega minuciosamente con el sonido, convirtiéndolo en algo introspectivo, subjetivo de cada personaje como más se adentra en terreno desconocido. Tarkovsky nos conduce por el largo viaje iniciático de tres personajes, repleto de desolación, abandono y tedio. Stalker es una película difícil de visionar que, hablando claro, puede llegar a aburrir en algunos pasajes al espectador poco predispuesto. Cuando la cinta se centra de lleno en la zona prohibida y se convierte en una búsqueda existencial de los protagonistas, provoca en el espectador una sensación de ensoñación, casi de vigilia, que el director consigue mediante unos muy bien escogidos decorados naturales de construcciones abandonadas y semi-inundadas –es espectacular el minucioso trabajo de fotografía que hace con el agua, ese agua tan presente durante toda la película– grandes planos abiertos, largas secuencias contemplativas, un montaje en extremo pausado y acciones fuera de campo. Una película desconcertante y bella pero muy desesperanzadora. DM

4.04 – ESTRELLA OSCURA (Dark Star, 1974) EEUU

D: John Carpenter I: Dan O’Bannon, Brian Narelle, Cal Kuniholm, Dre Pahich

Una de mis películas preferidas de la ciencia ficción de los 70. Dirigida por el entonces aún estudiante John Carpenter, es una serie B pero de las de presupuesto recolectado del cambio que te ha sobrado del bar. Y sin embargo es una maravilla, un disfrute y una auténtica excelencia de película. Despreocupada, libre y sin ningún tipo de voluntad de ser comercial, Dark Star trata la historia de unos astronautas que llevan años y años viajando a través del espacio metidos en una nave, deteriorándose psicológicamente a cada día que pasa. Humor y cinismo con muy mala leche son lo que envuelve este film que, aún y no tener presupuesto para grandes efectos especiales, sí es cierto que ofrece momentos y secuencias de lo más bello e impactante (los viajes de hiperespacio por ejemplo). Aunque yo me quedo con ese alienígena con forma de pelota de playa (en serio, cada vez que lo veo lloro de risa sin parar) y con el discurso filosófico del final totalmente paródico y cínico. Un auténtico goce. Y por supuesto destacar al guionista Dan O’Bannon, ya que este guión le sirvió en un futuro para escribir lo que sería un clásico de la ciencia ficción: Alien (Ridley Scott, 1979). XTV

4.03 – ENCUENTROS EN LA TERCERA FASE (Close Encounters of the Third Kind, 1977) EEUU 

D: Steven Spielberg I: Richard Dreyfuss, François Truffaut, Teri Garr

Uno de los clásicos incontestables de la ciencia ficción y una de las mejores películas de Steven Spielberg. Ahí es nada. Escrita y re-escrita durante años por él mismo, Encuentros es el proyecto más ambicioso y personal de aquella primera y celebrada etapa del director. Consiguió uno de los mayores éxitos cinematográficos vistos hasta el momento –logrando incluso salvar de la quiebra a la Columbia– y nos regaló la que tal vez sea la película definitiva sobre el fenómeno OVNI. Cargada de momentos inolvidables y de puro sentido de la maravilla, con una fotografía perfecta y unos efectos visuales para mear y no echar gota (disculpen la expresión), tiene sin embargo algo inquietante y desolador, como un ruido de fondo. Para mi, Encuentros es una mirada exhaustiva a la soledad del ser humano. El protagonista, interpretado por Richard Dreyfuss –un valor seguro en aquel momento–, se queda solo en su obsesión por la ufología; su familia le abandona por irresponsable. La madre soltera del niño abducido, interpretada por la televisiva Melinda Dillon, también se encuentra sola ante el suceso incomprensible del cual ha sido víctima. El científico de turno, encarnado por el brillante director François Truffaut, también es una isla solitaria en medio de un acontecimiento trascendental y casi religioso como el que se trata en la película; sabe que debe colaborar con los aparatos más antipáticos del estado si quiere liderar el proyecto. Al final, más o menos todos se unen para conseguir su objetivo, pero siguen solos. Creo que la película va de eso: somos niños y estamos solos. Aunque vengan naves brillantes y extraterrestres que se expresan con lenguaje musical a compartir experiencias con nosotros. ¡Y menudo final! Spielberg en los 70. ¡Qué tremendo! DM

4.02 – SOLARIS (1972) Unión Soviética

D: Andrei Tarkovsky  I: Natalya Bondarchuk, Donatas Banionis, Jüri Järvet

El Dr. Kelvin (Banionis) debe viajar a la estación espacial que orbita el planeta Solaris cuando la tripulación de la misma empieza a dar síntomas de locura para averiguar que está pasando, y una vez allí se verá asediado por el fantasma de su esposa muerta. Ésta es en tres líneas la descripción del argumento de esta obra maestra, pero créanme, hay muchísimo más. Lenta y reflexiva, armoniosa a la vez que intrigante. En algún momento se la consideró la respuesta soviética a 2.001, una odisea del espacio, y nada más lejos. Se complementan como la noche y el día, y no se identifican (ninguna de las dos) con naciones, sino con lo más profundo del alma humana. JJV

4.01 – EL PLANETA SALVAJE (La planéte sauvage, 1973) Francia

D: René Laloux I: ANIMACIÓN

Este film de animación de René Laloux es claramente uno de los mejores de la ciencia ficción de los 70, y uno de los mejores de la historia de la animación. En el planeta Ygam los seres humanos viven esclavizados por los Draags, criaturas gigantescas que han ido domesticándolos a los pocos que quedan. Película alegórica, metafórica y reflexiva acerca de las desigualdades entre seres vivos, acerca de la subyugación y esclavización, del abuso de poder del más fuerte y de la discriminación más radical. De hecho podríamos hacer una lista de cien temas filosóficos fundamentales de la raza humana y seguro que El planeta salvaje hablaría de la mayoría de ellos. Con una animación sencilla, el magnánimo poderío visual del film es el alto nivel de surrealismo que se respira en él: ensoñaciones, paisajes oníricos, secuencias alucinógenas… Un auténtico viaje para el espectador que, totalmente hipnotizado, es testigo de un cuento sobre la libertad, la convivencia y la posibilidad de paz entre seres muy diferentes. Y mención especial a la banda sonora de Alain Goraguer, que es para aplaudir a cada minuto que la escuchas. XTV

VCR: Victor Castillo

DM: Dani Morell

XTV: Xavier Torrents Valdeiglesias

JJV: Javier J. Valencia

Y mañana la quinta y última profecía con diez películas más… ¿Estáis preparados para el desenlace?

 

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.