EL FUTURO QUE DEJAMOS ATRÁS – La ciencia ficción de los 70 en 50 películas, 2ª parte: Las sociedades del mañana serán FASCISTAS, RUÍNES Y MEZQUINAS

Continuamos con nuestro homenaje al cine de ciencia ficción de los años 70; aquellos films que, como unos profetas agoreros, nos avisaban de los peligros del futuro próximo: los avances científicos, el fascismo de las sociedades del mañana, desastres nucleares y medioambientales, el ansia por descubrir otros mundos, etc… Este listado de 50 películas está clasificado en forma de cinco bloques, que funcionan como cinco profecías de ese futuro próximo. En la entrega anterior compartimos con ustedes la primera profecía (Los avances científicos serán portadores del CAOS), y aquí en esta nueva traemos la segunda, más desalentadora si cabe que la previa:

Las sociedades del mañana serán FASCISTAS, RUÍNES Y MEZQUINAS

2.10 – PERROS DE PRESA (Sleeping Dogs, 1977) Nueva Zelanda

D: Roger Donaldson  I: Sam Neill, Ian Mune, Warren Oates, Nevan Rowe

Producción cien por cien kiwi con la única concesión de incluir en el reparto a Warren Oates para tener más posibilidades de venta internacional, Perros de presa mostraba un futuro cercano en el cual Nueva Zelanda se ha convertido en una nación totalitaria manejada por el ejército y con constantes revueltas y revoluciones. El personaje de Smith, interpretado por un joven Sam Neill a punto de saltar a la fama mundial, se veía envuelto muy a su pesar en la lucha contra el poder. A pesar de ser un tanto parca en cuanto a explicaciones, un poco confusa en algunos momentos, y notar bastante el paso de los años, la realidad actual social y económica logran otorgarle cierto interés y vigencia, amén de sacar bastante partido a las hermosas localizaciones de su país. JJV

2.09 – ZARDOZ (1974) Reino Unido

D: John Boorman I: Sean Connery, Charlotte Rampling, Sara Kestelman, Sally Anne Newton

Personalísima película de John Boorman (la dirige y escribe) que nos habla de un futuro muy lejano en que la raza humana vive dividida entre Inmortales (una casta de privilegiados que no envejecen y viven dentro de su sociedad burbuja), Exterminadores y el resto de mortales que idolatran a su dios Zardoz. En ese contexto un Exterminador (Sean Connery) surgirá para revolucionarlo todo. Hay quien llama a este film “ciencia ficción metafísica”, bueno sí, se le podría llamar así. Lo cierto es que se le podría llamar mejor “amalgama metafísica que acaba siendo potaje espeso que se repite por indigestión”. Todo el concepto y trama son interesantes, profundos e intelectualmente potentes, pero desgraciadamente la película se marchita a lo largo del metraje debido a, por un lado, un guión tedioso y falto de ritmo, por otro, una lluvia de conceptos filosóficos sin ningún tipo de distinción o sentido, y por último una puesta en escena bastante zafia y ridícula en muchos momentos. Si lográis que el vestuario rojo con taparrabos que lleva Connery no os produzca derretimiento de las retinas, ya tenéis un punto a favor para ver Zardoz al completo. Un film que ha envejecido nefastamente. XTV

2.08 – LA FUGA DE LOGAN (Logan’s Run, 1976) EEUU

D: Michael Anderson I: Michael York, Richard Jordan, Peter Ustinov, Jenny Agutter

Uno de los clásicos de la ciencia ficción de los 70 que, desgraciadamente, ha envejecido muy mal con el paso de los años: tanto la puesta en escena, con un diseño de vestuario setentero completamente esperpéntico (incluso diría para los propios 70), como unos efectos especiales irrisoriamente ridículos (el robot hecho con papel de aluminio es un desastre), hacen que el visionado de este film resulte algo más que difícil y tedioso. Y qué decir de las actuaciones, con un Michael York que llega a los niveles más bajos de esfuerzo interpretativo y con una Jenny Agutter que vive eternamente en la superficialidad vital. La historia de la revolución de Logan en la megalópolis futurista del siglo XXIII es interesante y poderosa como concepto, pero por culpa de dicha puesta en escena y dichas interpretaciones perdemos interés y energías en vivir el film con toda nuestra pasión. Eso sí, el fragmento de la película en que Logan y Jessica llegan a una Washington post-apocalíptica llena de vegetación salvaje sigue siendo grata de ver para el espectador. Aún y así, se trata de una fábula vacía de alma y tremendamente infantil en su narración y envoltorio. XTV

2.07 – THX 1138 (1971) EEUU

D: George Lucas I: Robert Duvall, Donald Pleasence, Maggie McOmie, Ian Wolfe

Maravillosa película de George Lucas antes de revolucionar el mundo con Star Wars. En un futuro distópico los humanos viven bajo tierra en una sociedad de trabajadores esclavizados y sometidos sin emociones, donde el sexo está prohibido bajo el control que ejercen unas drogas sobre los sujetos. THX (Robert Duvall), debido a un cambio en sus dosis, despertará del estado de zombie en el que se encuentra y experimentará por primera vez el sexo con su compañera LUH (Maggie McOmie). Y claro ya se sabe, una vez que lo pruebas… Lo que sigue es una revolución en toda regla por parte de THX buscando la liberación absoluta. Lo mejor del film es su austero diseño de escenarios y puesta en escena que no envejecen nocivamente con los años, y siendo cine sci-fi de los 70 eso es mucho decir. Destacar la secuencia y plano final: un auténtico éxtasis cinematográfico, de esos que te empujan a soltar vítores de júbilo. XTV

2.06 – CAPRICORNIO UNO (Capricorn One, 1977) EEUU

D: Peter Hyams I: Elliott Gould, James Brollin, O. J. Simpson

Hace años en El Corte Inglés me encontré esta película en la sección “sagas”. Supongo que algún avezado dependiente, al ver el “uno” detrás del título, consideró que habría más continuaciones. Por cierto, en la misma sección estaba Saturno 3 de Stanley Donnen y John Barry. Esta anécdota es verídica, no tiene nada que ver con la peli pero tenía ganas de soltarla. O sí que tiene que ver, pues nos cuenta que las apariencias engañan. Esta película trata precisamente de eso, de como crear una ilusión colectiva, en este caso una gran ilusión o mentira: la llegada del hombre a Marte. Capricornio Uno –así es como se llama la nave construida en un plató– no es en realidad una película de ciencia ficción, pues nadie llega a salir de la atmósfera terrestre ni suceden cosas que no podrían pasar en la actualidad. Y eso es lo inquietante: los tejemanejes e intereses del poder antepuestos a la verdad y capaces de alterar la historia en beneficio propio. Nuestros protagonistas astronautas las pasarán canutas para huir de la conspiración en este thriller político rodado correctamente y con gran sentido del ritmo por Peter Hyams (Atmósfera cero, 2010: Odisea 2) que sin embargo tiene el sabor de la ciencia ficción de los 70. DM

2.05 – LA CARRERA DE LA MUERTE DEL AÑO 2000 (Death Race 2000, 1975) EEUU

D: Paul Bartel I: David Carradine, Sylvester Stallone, Simone Griffeth.

Basada en una historia corta de Ib Melchior, este producto de la factoría de Roger Corman cuenta con todos los elementos del cine de explotación de los setenta y pese a su condición de película de consumo rápido tiene en su haber ideas muy interesantes y un sentido del humor muy negro. En el año 2000, lo único que mantiene a raya a las masas en los EUA es la Carrera Transestatal anual, un espectáculo en donde unos aguerridos pilotos y sus atractivas (o atractivos, ya que hay también corredoras) acompañantes atraviesan el país acumulando puntos atropellando a peatones. Los niños y los ancianos valen bastantes más puntos que los adultos hábiles e incluso hay grupos de fans que se lanzan a las ruedas de sus ídolos. Entre toda esta locura, el conductor cibernético Frankenstein (David Carradine) tendrá que lidiar con una acompañante rebelde y con su rival Joe “Metralleta” Viterbo, encarnado por un desmadrado Sylvester Stallone. Un clásico de la caspa de autocine de los setenta. VCR

2.04 – EL DORMILÓN (Sleeper, 1973) EEUU

D: Woody Allen  I: Woody Allen, Diane Keaton, John Beck, Mary Gregory

Precisamente uno de los títulos que mejor recoge el espíritu de la ciencia ficción cinematográfica de los años 70 pertenece al género de la comedia. Todos los elementos están ahí, el personaje que despierta en un futuro distópico desde su presente (el atolondrado Miles Monroe, interpretado por Allen) en el cual la sociedad permanece bajo el yugo de un tiránico gobierno, la resistencia que pretende derribarla, la sustitución de las emociones humanas por las artificiales (impagable invento, el orgasmatrón), el reflejo de la sociedad de su tiempo (el hedonismo de los 70, Nixon, Howard Cosell…). Se permite divertidos homenajes a 2.001: Una odisea del espacio o a THX 1138, aunque el alma del film es la relación entre Miles y el personaje de Diane Keaton, que protagoniza un memorable gag imitando a Marlon Brando en Un tranvía llamado deseo. JJV

2.03 – CUANDO EL DESTINO NOS ALCANCE (Soylent Green, 1973) EEUU

D: Richard Fleischer I: Charlton Heston, Leigh Taylor-Young, Edward G. Robinson, Chuck Connors

Interesante film que nos habla de un futuro muy desolador en el que la hambruna está llegando a cotas altísimas y lamentables. Para solucionar eso surge el alimento sintético “soylent green”. No obstante, debido a una extraña muerte, el policía Thorn (Charlton Heston) iniciará una investigación que le llevará a descubrir cosas inquietantes acerca de ese nuevo tipo de comida. Dos elementos hacen que este film sea muy notable y de grato visionado: por un lado, la mezcla perfecta entre el género policíaco (casi noir) y el de ciencia ficción apocalíptica, creando un equilibrio excelente con un guión magnífico; por otro lado, el elemento de futuro desolador, desesperanzador y ruin que se nos muestra y que enmarca esta película perfectamente en esa mentalidad extremadamente pesimista de los 70 en tanto que la humanidad como algo radicalmente autodestructivo. Destacar al actor Edward G. Robinson, ya que esta sería su última película antes de fallecer, despidiéndose así con un personaje (el viejo Roth) de lo más entrañable y nostálgico. XTV

2.02 – EL MUNDO CONECTADO (Welt am Draht, 1973) Alemania

D: Rainer Wender Fassbinder I: Klaus Löwitsch, Ulli Lommel, Barbara Valentin

El mundo conectado es una miniserie de televisión de casi cuatro horas de aséptica ciencia ficción alemana basada en una novela de Daniel Francis Galouye llamada Simulacron 3 . Realmente, no sé si atreverme a recomendar esta película. Es fría, antipática y muy densa –como buena parte de la filmografía de Reiner Wender Fassbinder–, pero me parece de una importancia fundamental en la historia de la ciencia ficción cinematográfica. Me explico: Welt am Draht sucede en un mundo artificial habitado por seres creados por ordenador inconscientes de su condición no humana. A su vez, estos seres, también han creado un simulador de vida artificial llamado Simulacron. Resumiendo, imagínense que los protagonistas de esta historia fueran personajes del videojuego Second Life que a su vez jugaran a su propio Second Life, y a su vez… Bueno, algo como Matrix, pero rodado en 1973. Perdonen que sea redundante, pero es que todo en esta película es frío: las peculiares y rígidas actuaciones de sus protagonistas, la elegante fotografía, sus extraños encuadres con objetos enfilados en primer plano, los travellings a ras de suelo. Existe una adaptación cinematográfica de la misma novela –bastante posterior– titulada Nivel 13 que en su momento mucha gente se tomó como un producto surgido a remolque del éxito de Matrix. No tiene nada que ver. No alcanza la profundidad de la que nos ocupa, pero tiene su gracia y es muchísimo más llevadera. DM

2.01 – ROLLERBALL ¿UN FUTURO PRÓXIMO? (Rollerball, 1975) EEUU 

D: Norman Jewinson I: James Caan, John Houseman, Maud Adams.

En un futuro controlado por gigantescas corporaciones, el rollerball, una violenta mezcla de fútbol americano, patinaje de fondo y motocross, es el deporte elegido para mantener contentas a las masas. Jonathan E. es su jugador estrella y eso empieza a molestar a la Corporación de la Energía, la empresa que posee su equipo. Jonathan ha sobrevivido demasiados años, ya que debido a su alta mortalidad las carreras profesionales en el rollerball tienden a ser cortas. Para las corporaciones el individualismo es anatema y no dudarán en acosar a Jonathan, primero quitándole a su mujer y luego eliminando reglas de los partidos para provocar su muerte. El film mezcla de manera muy efectiva escenas reflexivas y “con mensaje” de la ciencia ficción de la época con una acción rodada de manera excelente y muy realista, tanto que los propios actores jugaban a rollerball en los descansos de rodaje. Y los golpes parecen doler de verdad. VCR

VCR: Victor Castillo

DM: Dani Morell

XTV: Xavier Torrents Valdeiglesias

JJV: Javier J. Valencia

Y mañana la tercera profecía con diez nuevos títulos…

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.