El pájaro burlón’s WEIRD MOVIES TOP 40 PARTE II – El ranking de las películas raras, malditas, olvidadas o exóticas – (4ª parte)

Y así llegamos al final de este segundo top 40 de weird movies. En esta última entrega podrán disfrutar de las diez últimas películas que conforman este compendio de films raros, olvidados, malditos y exóticos (características de lo “weird” explicadas en la primera entrega). Cabe decir que en El pájaro burlón hemos disfrutado como niños elaborando este ranking y esperamos que lo hayan pasado en grande con estos cuarenta títulos. Se abre el telón y ante ustedes el último acto:

10- ALLEGRO NON TROPPO (1976). Italia

D: Bruno Bozzetto I: Maurizio Nichetti, Maurizio Micheli, Marialuisa Giovannini 

Seis temas de la música clásica universal impecablemente animados y regados con interludios de imagen real rodados en blanco y negro. Fantasia de Walt Disney all’italiana. Empezar esta reseña de otra manera no tiene sentido: si no existiera el inconmensurable clásico de Disney no existiría esta película. Allegro non troppo no es un homenaje, tampoco es un remake ni una reinterpretación. No les voy a mentir: no sé lo que es. El filme no se esconde de todo ello, se llega a mencionar a un tal “Prisney” desde los primeros minutos. La animación es muy correcta y los fragmentos musicales se ven con agrado. Las escenas en imagen real ya son otro cantar. Juegan con el surrealismo y la provocación, pero no me las creo. El director de orquestra es un tirano despótico que utiliza a un dibujante oprimido que, situado al lado mismo de la orquestra –formada por ancianas dementes recién salidas de una gran jaula–, ilustra las piezas que van interpretando las señoras. ¿Entienden lo que les decía antes? Surrealismo de manual. Hay mucho slapstick, mucho metalenguaje, mucho nunsense y si conseguimos que no se nos atraganten los segmentos de unión, podremos disfrutar de esta rareza perpetrada por Bruno Bozzetto, figura clave de la animación italiana. Un gran desconocido que ha dedicado su vida al tema. Si no lo creen, echen un vistazo a West and Soda, un Spaghetti-Western de animación rodado en 1965. Creo firmemente que sólo los italianos pueden hacer algo así. DM

9- LA FUERZA DEL COMANDO PINK (Gong fen you xia, 1982). Taiwán 

D: Chu Yen-Ping I: Brigitte Lin, Elsa Yeung, Sally Yeh

Un grupo de forajidas liderado por Jackie (una joven Brigitte Lin, mucho antes de convertirse en musa de Wong Kar-Wai) acuerdan repartirse el oro fruto de uno de sus golpes en un año. Pero Jackie es más lista y finge su asesinato junto a un general de un ejército rival, quedándose todo el oro y erigiendo con él un pueblo lleno de casinos y lupanares. Cuando dos de sus ex compañeras, Cat y Ángel, se unen a otra bandida llamada Susie Dinamita, vuelven para reclamar su parte y se ven envueltas en una guerra contra el general por conseguir un tesoro aún más grande. La fusión loca de géneros no es algo tan post-moderno como muchos críticos nos han hecho creer; La fuerza del comando Pink junta las películas de espadachines wuxia, el spaghetti western, el cine bélico y las películas de artes marciales en un conglomerado confuso y demencial. Escenarios con acabado de parque de atracciones de segunda, música afanada de Psicosis, El planeta de los simios o Ennio Morricone en general se juntan con peleas y batallas con tanta energía que por momentos nos olvidamos que estamos viendo una serie Z en toda regla. ChuYen-Ping volvería a repetir la jugada un año después con la excesiva Fantasy Mission Force, esta vez con Jackie Chan y Jimmy Wang Yu. VCR

8- STAGEFRIGHT (1981). EEUU 

D: Jon Jost I: Jenny Newman 

Estamos ante una película total y absolutamente experimental, de las de dejarte clavado en la butaca con los ojos casi fuera de las órbitas y el cerebro frito como un huevo mañanero. El cineasta Jon Jost, que inició su carrera en 1963, pasando por una biografía de lo más ajetreada entre la cual ingresó incluso unos años en prisión, nos presenta un film que encaja perfectamente en la denominación “rareza”. Toda la trama está rodada en un estudio, donde los actores aparecen ante un fondo negro, y la cámara se mantiene siempre fija, sin ningún movimiento, recreando y asimilando completamente el lenguaje teatral al celuloide. La protagonista es una aspirante a actriz que, mientras empieza a interpretar a su personaje, revela un verdadero yo psicótico y homicida que trasciende al exterior detonando una serie de consecuencias. La trama sería algo así, pues resulta casi imposible definirla con claridad, ya que el simbolismo, la poética y la irrealidad son los verdaderos protagonistas de Stagefright, que, como si de una muy mala borrachera se tratara, nos conduce hasta los desagües más violentos de la psique humana. XTV

7- KING LEAR (1987). EEUU

D: Jean-Luc Godard  I: Peter Sellars, Molly Ringwald, Jean-Luc Godard, Burguess Meredith

El crossover imposible: Meneham Golam meets Jean-Luc Godard. La Cannon intentó producir una versión del Rey Lear con guión de Norman Mailer que sucediera en el entorno de la mafia en el siglo XX. No se pudo llevar a cabo, pero Godard cumplió con su parte del contrato que habían firmado él y Golan en una servilleta y rodó una obra desde luego, particular. Admitiendo que solo había leído las tres primeras páginas de la obra de Shakespeare y su final, el prestigioso director reflexionó con su particular estilo sobre el poder de la imagen, la muerte y las formas de comunicación, a través de un descendiente del legendario escritor británico que busca reconstruir la expresión artística en una suerte de mundo condenado a raíz del desastre de Chernobyl. Mientras que el estilo del realizador de Alphaville es fácilmente asociable a la iconografía de los 60 y parte de los 70, queda realmente como una rara avis estilística de los 80, rodada en video, con su tono oscuro, pelos crepados, chaquetas con hombreras y apariciones de Leos Carax y Julie Delpy que parecen escapados de un video de Tiffany. Hasta Woody Allen se unió al reparto dando vida al montador, el contrapunto al escritor encarnado por Mailer. Cuenta la leyenda que mientras buscaba trabajo en Hollywood Quentin Tarantino indicaba en su currículum que había participado en la película, a sabiendas de que nadie se tomaría la molestia de comprobarlo. Esto también es un Cannon Films presenta  JJV

6- CAFÉ FLESH (1982). EEUU 

D: Stephen Sayadian I: Andy Nichols, Paul McGibboney, Michelle Bauer

La Tercera Guerra Mundial llegó y se fue, pero las bombas atómicas no arrebataron la vida a la humanidad… sino su libido. Tras el “beso atómico”, el 99% de la población es incapaz de practicar el sexo; el solo hecho de la excitación sexual produce terribles dolores a estos “negativos”. El 1% restante de humanos “positivos” son obligados por los gobiernos a tener sexo en público en locales especiales para que los negativos tengan un sustituto con el que sobrevivir. En uno de estos cabarets, el Café Flesh, Nick y su novia Lana matan el tiempo como pueden. El está harto de ver sexo y no poder practicarlo y ella es secretamente positiva pero sigue junto a el por lástima. Pero todo empezará a irse al garete cuando al cabaret llegue la nueva incorporación en la plantilla, el frío Johnny Rico, que hará que Lana no pueda contener sus hormonas. Imaginad un video musical de Bauhaus o DEVO con sexo explícito y una historia de ciencia ficción detrás; eso es Café Flesh. Tiene el mérito de ser una de las primeras películas porno en pasarse en sesiones de madrugada en cines, pese a su minúsculo presupuesto, una ambientación lograda y unos diálogos cínicos y divertidos, a parte de unas escenas de sexo extrañas, surrealistas y frías. Sayadian intentó pasarse al cine mainstream con la colorista Dr. Caligari (1989) pero no lo consiguió. Perfecta para ver en doble sesión New Wave con Liquid Sky. VCR

5- UN HOMBRE VIOLENTO (1986). México

D: Valentín Trujillo I: Víctor Alcocer, Mario Almada, Mario Cid

Trauma infantil. La alquilé con mi padre en el videoclub allá por el 88 –yo tenía 8 añitos- como siempre, guiándonos sólo por la imagen de la portada –salía un tipo con pistolas. Era todo lo que necesitábamos-. Recuerdo que más o menos a media película mis padres decidieron que era muy pequeño para verla, muy violenta para mi temprana edad. Pero yo, que era muy inquieto cinéfagamente, seguí mirando por la ranura de la puerta e iba saliendo con cualquier excusa. Quizás debí hacerles caso. Un hombre Violento es realmente violenta, valga la redundancia. Disparos a bocajarro, familiares cercanos asesinados cruelmente, traición, etc. Y a aquella temprana edad no podía discernir si se trataba de Sam Peckimpah o de alguna currada chusquera de serie B. Es más bien la segunda opción, pero revisándola en youtube, he advertido que aunque es un tanto costrosa, tiene detalles apreciables y no me extrañaría nada que el mismísimo Tarantino sea fan. OS

4- THE SINGING RINGING TREE (Das singende, klingende Bäumchen, 1957). RDA 

D: Francesco Stefani I: Christel Bodenstein, Charles Hans Vogt, Eckart Dux

La historia de esta película infantil de la Alemania oriental tiene cierta miga. Tras un relativo éxito en su país de origen, la BBC adquirió los derechos de la misma y la emitió por televisión sin doblaje, tan solo con una cálida voz a modo de narrador superpuesta a las voces alemanas. Resultado: en Inglaterra toda una generación recuerda la película como algo precioso a la vez que perturbador. No es para menos. Los coloristas decorados y maquillajes poseen esa cualidad desasosegante y difícil de describir que tienen muchos clásicos infantiles  –estoy pensando en El mago de Oz y en Los 5000 dedos del Dr. T–. Toda la película da la sensación de estar rodada en un plató muy pequeño y está planteada como una sucesión de cuadros teatrales. Tampoco piensen que por venir de la órbita comunista la película sea especialmente doctrinaria, pero sí que exuda algo frío y extraño a la hora de describir a la monarquía protagonista. Los acontecimientos suceden un poco porqué sí, conformando un universo hermético basado en los arquetipos del cuento infantil tradicional. Encontramos una princesa preciosa y altiva que cae muy mal pero rectifica, un enano cuya enorme malignidad aceptamos sin conocer jamás sus motivos y un príncipe que se pasa casi todo el metraje convertido en oso. Para rematar, el conjunto tiene un par de escenas antológicas dignas del mejor Terry Gilliam. Cuando baja el nivel del estanque hasta límites insospechados, revelando aquél fondo tan profundo y marciano tuve cierta sensación de pavor. Tampoco quiero pensar demasiado en todos los momentos relacionados con el semiestático pez gigante de cartón piedra. Incluso la música se aleja por momentos de los estándares infantiles. Por Dios, les aseguro que si de crío hubiera visto la dichosa emisión de la BBC también me habría marcado de por vida. DM

3- DEATH POWDER (Desu Pawuda, 1986). Japón

D: Shigeru Izumiya I: Shigeru Izumiya, Takichi Inukai, Rikako Murakami, Mari Natsuki

Quien haya podido ver esta película en buena calidad puede considerarse tremendamente afortunado. Estamos ante una rareza de las que da gusto ver, pues resulta dificilísimo etiquetarla, clasificarla y, sobre todo, valorarla. Con un presupuesto nimio, este film nos sumerge en el cyberpunk japonés experimental más extremo, a través de una trama situada en un futuro próximo y distópico, donde tres investigadores han secuestrado a un androide especial llamado Guernica y lo tienen escondido en un almacén. Uno de ellos se queda solo con el androide y rápidamente pierde la cordura, enfrentándose a sus compañeros. A partir de ahí el surrealismo se hace dueño del metraje: cuerpos que desaparecen, metamorfosis faciales, alucinaciones, discursos filosóficos sobre la trascendencia y la omnisciencia… Un viaje en el que caemos y que nos hipnotiza absolutamente, sin ningún tipo de lógica o racionalidad. Death Powder es el clásico ejemplo de ante la pregunta “¿te ha gustado la película?” contestar que sí, pero sin saber por qué. XTV

2- LA BELLE BÊTE (2006). Canadá

D: Karim Hussain I: Carole Laure, Caroline Dhavernas, Marc-André Gondrin

La gran ventaja que tiene asistir a festivales de cine es que puedes ver películas de las que luego nunca encontrarás ni rastro (una edición en dvd en pal y con subtítulos en castellano). No es que sea bueno que luego no esté disponible en condiciones. Lo bueno es poder haberla visto en la gran pantalla. Ser uno de esos privilegiados –ya sabemos que la distribución cinematográfica no siempre entiende de calidad tanto como de dinero-. En su tercer largometraje, basado en una novela muy polémica, el canadiense Karim Hussain retrata una familia disfuncional; una madre, su hijo, y su hija, todos totalmente podridos por dentro. Relaciones enfermizas que recuerdan al Haneke de La Pianista, secuencias surreales que nos remiten a Buñuel, y un tratamiento del color que nos transporta al cine de horror italiano de finales de los 70 -especialmente en la segunda mitad del film, cuando las cosas se ponen feas-. Hay más violencia soterrada que explícita y un gran trabajo de sonido. Es un peliculón. OS

1- DAS MILLIONENSPIEL (1970). Alemania

D: Tom Toelle  I: Jörg Pleva, Susanne Roquette, Dieter Hallervorden, Dieter Thomas Heck

Das Millionenspiel, cuya traducción vendría a ser algo así como “El juego de los millones”, es simplemente asombrosa, tanto en lo muy adelantada que está a su tiempo como en el máximo partido que saca a su condición de película realizada para la televisión. Basada en un relato de Robert Sheckley (The Price of Peril), está presentada como un concurso futurístico, mitad espectáculo de variedades, mitad reality show, en el cual un concursante deberá permanecer con vida un tiempo determinado mientras es asediado por tres cazadores que pretenden acabar con su vida persiguiéndole día y noche, por el campo y la ciudad, y evitar que logre el millón que ganaría si sobrevive. Es asombrosa la imaginación con la que se adapta al medio (el programa está aliñando con falsos spots y números de humor y baile), lo tensa que resulta (la prueba final que debe superar el protagonista pide a gritos un paro cardíaco) y lo absolutamente visionaria que es (incluso el presentador del show en la vida real acabaría trabajando de ello siete años después en la TV alemana), influenciando a títulos como Perseguido, Serie 7, la serie de TV Black Mirror, por no hablar de El precio del peligro, dirigida por Yves Boisset en 1983 y que adaptaba el mismo relato de Sheckley. Das millionspiel estuvo desaparecida durante 32 años, desde su emisión hasta su recuperación en 2002, y vista a día de hoy resulta absolutamente fresca, por su nervio, su humor negro y su inmensa creatividad y calidad. JJV

  • JJV: Javier J. Valencia
  • VCR: Victor Castillo
  • DM: Dani Morell
  • OS: Óscar Sueiro
  • XTV: Xavier Torrents Valdeiglesias
Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.