El pájaro burlón’s WEIRD MOVIES TOP 40 PARTE II – El ranking de las películas raras, malditas, olvidadas o exóticas – (1ª parte)

Hace unos meses compartimos con ustedes un ranking que nos entusiasmó desde el primer al último momento de estar trabajando en él: el top 40 de weird movies. Un compendio de esas películas raras, malditas, olvidadas y exóticas de la historia del cine que creemos que vale la pena recordar y sacar a la luz. Lo cierto es que no solamente disfrutamos muchísimo nosotros con aquel ranking, sino que ustedes lectores también lo hicieron, motivo por el cual una parte II de aquel top 40 tenía que llegar tarde o temprano. Y finalmente aquí lo tenemos: cuarenta nuevas películas weird seleccionadas entre todo el staff de El pájaro burlón. Recordemos pues las cuatro características con las que en su momento definimos lo que para nosotros debe entenderse por “weird movie”:

1) ser weird por raras. Obviamente es un término muy genérico, ya que lo que es raro para mí probablemente no lo sea para usted y viceversa, pero con ello nos referíamos a que debería ser en forma o en fondo una propuesta que llamara la atención por su extravagancia, una curiosidad en celuloide, o una bizarrada, si quieren llamarla así.

2) ser weird por malditas. Películas que tuvieron graves problemas antes, durante o después de su rodaje, de estreno limitado, censuradas, que con el paso del tiempo tengan un aura de malditismo que las convierte en atractivas, de aquellas que apetece mirar solo por el hecho de saber por qué demonios consiguieron ese status.

3) Ser weird por estar olvidadas, puede que tuvieran cierta repercusión en su día y ahora no las recuerde nadie, puede que no la hayan tenido nunca pero a nosotros nos llamaran la atención y queramos ponerlas en nuestro modesto candelero, quizá porque pertenecieran a un tipo de cine concreto en boga en su día y que ha quedado desfasado, quizá solo por mala suerte…

4) ser weird por exóticas, en este caso por su procedencia, tal vez por enfocar un cierto género desde el prisma de una nación y una cultura determinada, tal vez por resultar raras avis dentro ya de su propia cultura…

Este top 40 irá siendo publicado de la misma forma que se hizo con su predecesor: durante los próximos días iremos compartiendo listados de diez en diez y en formato cuenta atrás, del 40 al 1. Así que sin más preámbulos y esperando que lo disfruten tanto como nosotros, empezamos ya:

40- THE STONE TAPE (1972). Reino Unido 

D: Peter Sasdy I: Jane Asher, Michael Bryant, Ian Cuthberstone, Michael Bates

Cuando en 1972 la BBC le pidió al mítico guionista Nigel Kneale (el papá del Profesor Quatermass, entre muchas otras cosas) un cuento de fantasmas de Navidad, este se salió por la tangente con un habilísimo libreto en el cual introducía elementos científicos que estaban en boga por aquellos tiempos. Un grupo de científicos en busca de un nuevo tipo de grabación magnetofónica se instalan en la antigua mansión Taskerlands para experimentar nuevos formatos, pero pronto la sensible informática Jill (Jane Asher) tiene la visión de una mujer falleciendo en una habitación con fama de encantada. La investigación llevada a cabo por ella y su obstinado jefe Peter Brock (Michael Bryant) les llevará a creer que una ama de llaves durante el siglo XIX se suicidó ahí e intentarán por todos los medios llevar a cabo un revolucionario descubrimiento acústico, aprovechando el hoy un tanto desfasado concepto de la cinta de piedra (según el cual los fantasmas no son más que “grabaciones espectro-residuales” provocadas por momentos de gran intensidad como pudiera ser un asesinato). Pero meter las narices en asuntos más allá de la conciencia humana terminará por resultarles muy caro. Obviando el hecho de que es una producción televisiva de los 70 muy parca en medios, el excelente trabajo interpretativo del elenco y el perfecto crescendo en intensidad del guión de Kneale (su descubrimiento final, a pesar de sus pobres efectos especiales, es sensacional) la convierten en un título a descubrir (en España creo que no se ha visto nunca, ¡acepto correcciones!). Pondría la mano en el fuego que John Carpenter la tuvo muy presente cuando trabajó en el borrador de El príncipe de las tinieblas. Cuando se trataba de Nigel Kneale, el guionista era la estrella. JJV

39- VALERIE A TÝDEN DIVU (1970). Checoslovaquia

D: Jaromil Jires I: Jaroslava Schallerová, Helena Anýzová, Petr Kopriva

Una fábula a camino entre Alícia en el país de las maravillas, En compañía de lobos y Nosferatu. Algunas de sus imágenes, vistas hoy y sin contextualizar, causan risa, pero si nos adentramos en el imaginario del film y lo situamos en el año y país que le tocan, probablemente quedemos seducidos. Relaciones incestuosas, lésbicas, vampíricas y casi pedófilas. Todo ello en un marco surrealista –la película está basada en una novela de este genéro- que navega entre el horror y el erotismo light. Una joya muy exótica que ya ha generado cierto culto, pero por su condición de rareza absoluta, merecía la pena ser recordada. OS

38- INEPTOS INTERPLANETARIOS (Morons From Outer Space, 1985). Reino Unido 

D: Mike Hodges I: Mel Smith, Jimmy Nail, Griff Rhys Jones, Joanne Pearce

Es este un film que vale la pena recordar no porque sea una rareza, que no lo es, sino por su condición de haber sido olvidado con el paso de los años, cuando realmente se trata de una cinta entretenida y divertidísima. La historia que nos cuenta es la de un grupo de alienígenas que, por culpa de la ineptitud de uno de ellos, se estrella accidentalmente en Inglaterra. Lo curioso y particular de estos extraterrestres es que son total y absolutamente idiotas; poseen un nivel intelectual tremendamente bajo y su capacidad para relacionarse con los demás es estúpida y paródica. Aquí radica todo el atractivo de esta comedia de ciencia ficción: mientras que lo que los humanos siempre habíamos esperado era conocer a alienígenas mucho más inteligentes y desarrollados que nosotros, lo que acaba resultando es la llegada de estos visitantes que son completamente lo opuesto. Motivo por el cual, mientras los medios de comunicación los convierten en estrellas mediáticas, las fuerzas del ejército británico se mueven constantemente entre las sospechas de no acabar de creerse dicha idiotez, tomándola como un disfraz que oculta las verdaderas intenciones de estos extraterrestres. Carcajada constante, un auténtico tesoro de película. XTV

37- SOVIET, LA RESPUESTA (Odinochnoye plavanye, 1987). URSS 

D: Mikhail Tumanishvili I: Mikhail Nozhkin, Aleksandr Fatyushin, Sergey Nasibov

Soviet, la respuesta. La respuesta soviética a Rambo. O así nos la vendieron aquí. El titulo original es otro y el dato curioso es que está dirigida por el hijo del Presidente del Presidium del Soviet Supremo de la URSS Andréi Gromyko. No sé a qué se dedicaría este señor pero como director es pésimo. La película es lenta, insufrible. Aburre hasta al comité central. La cosa va de unos veteranos del Vietnam que deciden perpetrar un atentado de falsa bandera. Su intención es volar un yate tripulado por turistas norteamericanos que se encuentran de vacaciones en el Mar Negro aprovechando que en la zona están los soviéticos efectuando maniobras militares. La culpa para los rojos y la tercera guerra mundial en camino. Pero las fuerzas especiales soviéticas –los infalibles spetsnaz– descubren el plan y mandan a un tipo a solucionarlo y de paso a salvar a los turistas yankees. Creo que solo hay tres minutos de acción en toda la película, los tres peores de la historia del cine, tal vez. El resto son diálogos y divagaciones poéticas insufribles. Hasta el último mono de la armada soviética recita de memoria a Máximo Gorki. ¿Como llegó esta película a nuestro país y otras de más calidad –haberlas haylas– se quedaron atrás? Ya hemos dicho que el director tenía buenos padrinos. La película llegó a ser portada en El Periódico de Catalunya de la época. Lo mejor de todo sigue siendo el cártel, con esa especie de Rambo soviético pisando una bandera norteamericana en llamas. Lo que tiene la Guerra Fría. DM

36- ANGUSTIA A FLOR DE PIEL (Next of Kin, 1982). Australia

D: Tony Williams I: Jacki Kerin, John Jarratt, Alex Scott

El caso de la edad de oro del cine de explotación australiano –la llamada Ozploitation– es cuanto menos curioso y se generó de una forma un tanto artificial gracias a las subvenciones que otorgaba un poco al tuntún el gobierno australiano a los jóvenes cineastas de la época. De entre las decenas de películas desconocidas y olvidadas que terminaron siendo pasto de los videoclubs sobresalen algunos títulos destacados. Next of Kin es uno de ellos. Es pura orfebrería a nivel técnico y visual y posee algunos planos de travellings y grúas sencillamente soberbios. Pero tampoco es oro todo lo que reluce y por lo demás la historia de terror es previsible y de corte tradicional. Se recrea en crear atmósfera y suspense a partir de una trama más bien planita de misteriosos asesinatos ocurridos en un caserón convertido en geriátrico. Sin embargo es bastante disfrutable y la cosa sale adelante con bastante dignidad, con algunos altibajos y alargando un pelín el tema, pero llega a buen puerto gracias a la cuidada estética de sus escenas clave y a un clímax psicótico que incluye un señor con un martillo. Quédense con la escena de la explosión: el cámara no paneó lo suficientemente rápido y la misma no aparece en pantalla. No pasa nada, la cosa quedó incluso más cinematográfica y la subvención se la dieron igual. DM

35- SANATORIUM POD KLEPSYDRA (1973). Polonia

D: Wojciech Has I: Jan Nowicki, Tadeusz Kondrat, Irene Orska

Si le tuviera que poner un único adjetivo, sería “FASCINANTE”. No puedo decir que el relato me haya atrapado, y su ritmo tampoco ayuda, pero sí me atrapó la dirección artística, -me atrevo a decir que una de las mejores que he visto en mi vida-. Se adapta perfectamente a la ensoñación que es este film en sí mismo. También es harto meritorio el trabajo del director al coreografiar los movimientos de cámara con actores y figurantes. Hay planos de muchísima complejidad que la fotografía resuelve de forma excelente. ¿Qué pasa entonces con el relato? Adoro el surrealismo, pero tengo la sensación de que mi desconocimiento de la idiosincrasia polaca y sus leyendas me distancia de la historia. Viéndola, me vino a la cabeza la última película de Alejandro Jodorwsky, La Danza de la realidad, tanto por su imaginería visual como por sus interpretaciones teatrales. No sé si esto os da una pista suficiente para saber a lo que os vais a enfrentar, pero sea como sea, hay que verla para creerla. Un Viaje de Chihiro en sórdida imagen real. OS

34- THE CAT (Lao Mao, 1992). Hong Kong 

D: Ngai Choi Lam I: Gloria Yip, Waise Lee, Christine Ng

Estamos ante un film que durante su visionado nos hace pasar constantemente del goce y divertimiento a la sorna y ridiculez. La trama se centra en Wisely (Waise Lee), personaje legendario de la cultura popular asiática creado por el novelista Ni Kuang, que se pasa la vida teniendo encuentros extraños con extraterrestres, fantasmas, hombres invisibles y videntes, y que vive aventuras diversas viajando al núcleo de la Tierra, al cielo, al infierno, al futuro y a otros planetas. En esta película en cuestión, Wisely es un novelista de ciencia ficción que debe ayudar a dos alienígenas y su gato mágico a destruir a un monstruo que está arrasando la ciudad de Hong Kong. Con este punto de partida podríamos esperar algo magnánimo y espectacular, sin embargo, el presupuesto de este film no puede ni de lejos alcanzar eso; la puesta en escena es zafia y vulgar, así como los pobres efectos visuales, intentando aprovechar los pocos recursos de que dispone para ofrecer un escenario oscuro, sucio y con pocos detalles, donde se note poco la nimia producción. Aunque se podría ver esta película como una cinta sci-fi de serie B (casi Z) para un público infantil, no deja de tener algo de profundamente raro, extraño y enfermizamente hipnótico que hace que valga la pena echarle un vistazo. Ridícula y divertida a partes iguales. Y con una batalla apoteósica entre el gato protagonista y un poderoso perro. XTV

33- BRUCE LI EN NUEVA GUINEA (She nu yu chao, 1978). Hong Kong

D: C.Y. Yang y Joseph Velasco I: Sing Chen, Yen Chun Chen, Lik Cheung

Cualquier éxito cinematográfico es susceptible de engendrar explotaciones mierder, pero no recuerdo muchos casos en los que se haya suplantado la identidad de una superestrella, en cambio, a Bruce Lee, le salieron muchos imitadores. En este caso, el doble, Ho Chung-Tao, se parece y lo hace bastante bien, pero todo lo demás no acompaña demasiado… Hombres disfrazados de orangután y humor de niño de cuatro años. Pero es que cuando era un infante, además de estar obsesionado con el cine de terror, lo estaba con las artes marciales y alquilé todo lo que el videoclub traía, y cuando la película me gustaba, la alquilaba muchas veces. Ahora me estoy preguntando por qué me gustaba tanto ésta… ¿Será por el exotismo de Nueva Guinea? Quizás, aunque está rodada en Hong Kong, pero yo eso no lo sabía. Las coreografías, aunque lejos de la rapidez y contundencia del auténtico Bruce Lee, no están muy lejos de la calidad media de sus congéneres, además, podréis perfeccionar vuestra técnica de la serpiente. OS

32- HUELLAS DE PISADAS EN LA LUNA (Le Orme, 1975). Italia 

D: Luigi Bazzoni  I: Florinda Bolkan, Peter McEnery, Nicoletta Elmi

Alice tiene un sueño recurrente en el que es una astronauta abandonada por su tripulación en la luna y muere lentamente por falta de aire. Todo parece el experimento de un cruel científico con la cara de nada menos que de un Klaus Kinski en lo que es obviamente un cameo extendido. Pero eso no es todo, ya que por culpa de esas ensoñaciones Alice pierde su trabajo de traductora oficial al salir de una conferencia en un extraño trance sonámbulo del que no recuerda nada. Tras encontrar en su piso una postal rota de un hotel en un lugar llamado Garma, Alice viaja a esa localidad costera a averiguar que le pasa. Allí mucha gente parece recordarla pero con otro nombre y aspecto; ¿es Alice realmente quien cree ser? ¿Esas imágenes de la luna son recuerdos de una antigua película o tienen algo de verdad? Le Orme es un extrañísimo giallo que por no tener ni tiene algunos elementos del género; no hay asesino ni muertes, pero sí pistas falsas a tope y ese ambiente de enrevesado enigma por resolver. Bazzoni resuelve la película con un ritmo contemplativo pero tenso, con ramalazos a lo Peter Weir pero bastante más locos y con una muy convincente Florinda Bolkan, ya habitual en este género. El final es algo abrupto, pero tiene momentos muy interesantes. Pura extrañeza 70’s. VCR

31- I KILLED EINSTEIN, GENTLEMEN (Zabil jsem einsteina, pánové, 1970). Checoslovaquia

D: Oldřich Lipský  I: Jiří Sovák, Jana Brejchová, Lubomír Lipský, Iva Janžurová

El futuro será devastador, pero no debido a un apocalipsis nuclear, a horribles mutaciones o a la contaminación medioambiental, no… será debido a que las mujeres tendrán barba, a causa de la “bomba G”. Ante esa nada halagüeña perspectiva, tres científicos, entre ellos una hermosa dama (interpretada por la bellísima Jiří Sovák), viajarán por el tiempo al pasado para asesinar a Albert Einstein, inventor de la bomba, antes de que se convierta en un ilustre físico. Pero las cosas no resultarán tan fáciles, porque el personaje de la Sovák se enamorará de Einstein e intentará frustrar los planes para acabar con su vida, provocando una paradoja temporal tras otra. Yo maté a Einstein, caballeros es una comedia de viajes temporales desenfadada y bienintencionada, con momentos realmente hilarantes y una primera hora bastante redonda. Como solo se hacían en la Europa del Este, como solo se hacían en los 70. JJV

  • JJV: Javier J. Valencia
  • VCR: Victor Castillo 
  • DM: Dani Morell
  • OS: Óscar Sueiro
  • XTV: Xavier Torrents Valdeiglesias
Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.