El pájaro burlón’s WEIRD MOVIES TOP 40 – El ranking de las películas raras, malditas, olvidadas o exóticas – 1ª parte

Inspirados por un ranking semejante que apareció hace poco tiempo en la revista Totalfilm, el consejo de redacción de EPB se reunió en el edificio más aislado que posee tan magno holding en los Apalaches para encontrar un equivalente que resultara todavía más insólito, más pintoresco, más atrevido. El nombre casi surgió por arte de magia, un ranking de películas “weird”, apelativo que utilizan los angloparlantes para definir aquello extraño, fuera de lo común. ¿Pero como definirlo con exactitud?, nos preguntábamos. Angustiados por las dudas nos retiramos durante semanas a un monasterio budista situado en los más lejanos rincones del Nepal, entre Shangri-la y Nanda Parbat, y elevados a un estado de espiritualidad superior dimos con las respuestas: los títulos deberían tener como mínimo, una de estas cuatro características:

1) ser weird por raras. Obviamente es un término muy genérico, ya que lo que es raro para mi probablemente no lo sea para usted y viceversa, pero con ello nos referíamos a que debería ser en forma o en fondo una propuesta que llamara la atención por su extravagancia, una curiosidad en celuloide, o una bizarrada, si quieren llamarla así.

2) ser weird por malditas. Películas que tuvieron graves problemas antes, durante o después de su rodaje, de estreno limitado, censuradas, que con el paso del tiempo tengan un aura de malditismo que las convierte en atractivas, de aquellas que apetece mirar solo por el hecho de saber por que demonios consiguieron ese status.

3) Ser weird por estar olvidadas, puede que tuvieran cierta repercusión en su día y ahora no las recuerde nadie, puede que no la hayan tenido nunca pero a nosotros nos llamaran la atención y queramos ponerlas  en nuestro modesto candelero, quizá por que pertenecieran a un tipo de cine concreto en boga en su día y que ha quedado desfasado, quizá solo por mala suerte…

4) ser weird por exóticas, en este caso por su procedencia, tal vez por enfocar un cierto género desde el prisma de una nación y una cultura determinada, tal vez por resultar raras avis dentro ya de su propia cultura…

Para ello también intentamos que el ranking lo integraran películas que apreciamos, no llenarlo de títulos raritos que nos parecen divertidos pero en realidad bastante malos (en ese caso ya haríamos un ranking de películas malas que nos gustan), aunque algún caso concreto se ha colado por que alguno de sus autores ha sentido que debe estar en la lista (sí, Stridulum, lo digo por ti) o que como mínimo aunque no nos enloquezcan si valoremos el brillo de lo peculiar, “aquello” que la convierte en una película “distinta”. Y aunque en un ranking de esas características lo más fácil es llenarlo de cine fantástico, que es donde brotan los frutos más extravagantes por lo general, también hemos intentado que en la lista haya disparidad y variedad de géneros.

Así que, durante los próximos días aparecerá el ranking publicado en formato “cuenta atrás”, del 40 al 1, como en las radiofórmulas. De “menos weird” (aquellas que solo cumplen una de las “normas”) a “totalmente weird” (suman las cuatro). Si han visto todos o algunos de los títulos, cualquier comentario será bienvenido, si les descubrimos alguna película que les pique la curiosidad, tres cuartos de lo mismo. Espero que disfruten tanto leyéndolo como nosotros escribiéndolo…

40- CARGA MALDITA (Sorcerer, 1977). EEUU

D: William Friedkin I: Roy Scheider, Bruno Cremer, Francisco Rabal, Amidou

Esta es la película que Friedkin dirigió justo después de la magistral El Exorcista. Se trata de una adaptación de la novela de George Anaud, Le salarie de la peur, que ya contaba con una versión cinematográfica anterior, reconocida y definitiva: El salario del miedo (Georges Clouzot, 1955). Carga maldita se convirtió al instante en una película ídem. La crítica no tuvo compasión y el publico la olvidó rápidamente. Tal como llegó se fue. Con un listón tan alto estas cosas pasan. Sin embargo, la película es una trepidante y más que notable cinta de acción de los 70, con un reparto encabezado por Roy Scheider y plagado de europeos como Bruno Cremer, Francisco Rabal o Amidou. A nivel técnico es impecable –las escenas del puente colgante son difíciles de olvidar-, y el suspense está llevado de una manera maestra. Cuenta además con su propia leyenda o maldición particular: en uno de los camiones que aparecen en la película (el que lleva escrito la palabra “Sorcerer”) aparece un dibujo hecho en tiza del demonio Pazazu (si, el de El Exorcista). Los supersticiosos ya tienen explicación para el fracaso del filme. DM

39- ELECTRIC DRAGON 80.000 V (2001). Japón

D: Sogo Ishii I: Tadanobu Asano, Masatoshi Nagase, Masakatsu Funaki.

Cuando un joven es golpeado por un rayo al subir a una torre eléctrica adquiere superpoderes al potenciar la parte reptiliana de su cerebro. Tras una juventud y adolescencia de mala leche y electroshocks se convierte en Dragon Eye Morrison, detective de reptiles y músico punk. No tardará en cruzarse con otro vigilante, Thunderbolt Buddha, un genio tecnológico con millones de voltios en su cuerpo, por lo que el enfrentamiento está servido. Curioso auto-homenaje que se hace el padre del cine punk japonés Sogo Ishii en forma de videoclip industrial en blanco y negro de 55 minutos. VCR

38- OREJAS LARGAS (Watership Down, 1978). Reino Unido

D: Martin Rosen I: John Hurt, Richard Briers, Ralph Richardson, Denholm Elliot

La vida no es un camino de rosas para los simpáticos conejos de la campiña inglesa. Si todavía creen que las películas de animación son exclusivamente para niños denle una ojeada a Watership Down y se enterarán de lo que vale un peine. Exilio, muerte y destrucción perseguirán sin descanso a nuestros protagonistas en una de las películas de animación mas desesperanzadoras que he visto en la vida (con perdón de Cuando el viento sopla) y a la vez una de las más bellas, tanto por su historia como por la calidad de su animación. Martin Rosen dirigiría cuatro años después, The Plague Dogs, otra pequeña joya animada pensada para traumatizar nuestras mentes. Después de esa ya no le dejaron hacer más. DM

37- SED (Thirst, 1979). Australia

D: Rod Hardy I: Chantal Contouri, Max Phipps, David Hemmings, Henry Silva

De las muchas y muy sugerentes propuestas que durante el período de oro del cine de explotación australiano (conocida popularmente como ozexplotation) conocieron distribución internacional, se encuentra Sed, una interesante visión del mito del vampirismo equiparándolo a las clases sociales y donde los más desafortunados sirven como “ganado” para los poderosos. Lo curioso del tema es que no se trata de vampiros “per-se”, sino de “sucedáneos modernos” que intentan atraer hacia su lado a una inocente mujer por ser descendiente de la Condesa Bathory –por tanto, vampiresa de “pedigrí”- y que muy a su pesar ser ve pronto engullida por un mundo de pesadilla. JJV

36- SIETE HOMBRES AL AMANECER (Operation Daybreak, 1975). EEUU / Checoslovaquia / Yugoslavia

D: Lewis Gilbert I: Timothy Bottoms, Martin Shaw, Joss Ackland

El 27 de mayo de 1942, en una de las acciones de guerrilla más contundentes de la segunda guerra mundial, un comando checoslovaco ejecutó en Praga al Reichsprotektor Reinhard Heydrich, uno de los nazis más temidos del Tercer Reich, eventual sucesor de Hitler y uno de los artífices de la solución final. Al poco del atentado y todavía con la guerra en marcha Fritz Lang rodó Los verdugos también mueren, una notable película de propaganda bélica, parcialmente basada en los hechos, que pretendía ser más una reflexión sobre la solidaridad y la resistencia humana que una adaptación fiel de lo acontecido. Siete hombres al amanecer es su prima lejana. Lejana y olvidada. Se trata de una recreación cuidada, mucho más minuciosa y veraz; básicamente es una película de acción. Una película de acción muy disfrutable, con poca carga dramática, pero excelente a nivel formal. Si quieren ver oleadas de nazis mordiendo el polvo a manos de la resistencia en el marco incomparable de Praga no dejen de echarle un ojo a este filme del cual me gusta especialmente su heroico final. DM

35. EL SALARIO DEL CRIMEN (1964). España

D: Julio Buchs I: Artúro Fernández, Françoise Brion, Manuel Alexandre.

Antes de convertirse en el galán trasnochado del cine español por excelencia, Arturo Fernández protagonizó algunas bastante apreciables cintas policíacas como esta que pasó sin plena ni gloria por la cartelera en su momento, demostrando que el cine negro nacional de moral ambigua todavía le venía un poco grande al espectador de la época (y si no que se lo digan a la legendaria A tiro limpio). Obviando el moralismo implícito durante todo el metraje (contextualicen, por favor), esta historia de un policía de conducta prístina que empieza a corromperse cuando se enamora de una mujer que le sale muy cara (en todos los aspectos) resulta sorprendente –además de muy entretenida- en una época en la que este tipo de argumentos en nuestro país no estaban muy bien vistos. Pero claro, la mujer fatal era la fascinante Françoise Brion, y cualquiera cometería un crimen por ella. JJV

34- DARK BAR (1988, Italia)

D: Stelio Fiorenza I: Marina Suma, Richard Hatch, Barbara Cupisti.

Anna, una trompetista de jazz al borde del estrellato, descubre que su hermana Elizabeth, que trabaja como correo de drogas, ha sido asesinada en el Dark Bar, un antro de modernos. Elizabeth chantajeó a alguien importante y ahora Anna se ve perseguida por unos secuaces que quieren silenciarla, por lo que escapa junto a Marco, un amigo de su hermana, mientras intentan averiguar quien está detrás de todo. Una mezcla entre giallo y noir con una estética oscura y sexy, música elegante, chicas guapas y un muy buen trabajo de montaje, pero que vista en conjunto está realmente vacía. Un caso ejemplar de estilo por encima de la sustancia. VCR

33- EL CÍNICO, EL INFAME, EL VIOLENTO (Il cinico, l’infame, Il violento, 1977). Italia

D: Umberto Lenzi I: Maurizio Merli, John Saxon, Tomás Milian.

Tras salir de la cárcel, el gangster Luigi “El Chino” Maietto manda un secuaz a despachar a Leonardo Tanzi, el inspector que lo encerró. Tanzi escapa por los pelos y aconsejado por sus superiores finge su muerte y se toma unas vacaciones. Pero cuando llega sus oídos que “El Chino” ha sumado fuerzas con un peligroso gangster italo americano, Frank Di Maggio, Tanzi se pone manos a la obra para enfrentarlos sin que sus ex jefes sepan nada. Una película de poliziesco que aunque peca de los defectos habituales de Lenzi como los montones de tramas que no van a ningún sitio y que olvida solucionar, es entretenidísima. Un festival de histrionismo, patillas, bigototes, tetas, tiros y hostias sin freno. Testosterona italiana a tope. VCR

32- MÁS ALLÁ DE SOL (Journey to the Far Side of the Sun / Döppelganger, 1969). Reino Unido

D: Robert Parrish I: Roy Thinnes, Herbert Lom, Ian Hendry.

Gerry y Sylvia Anderson fueron los verdaderos valedores de esta curiosísima muestra de ciencia ficción demostrando su pasión por el género más allá de la marionation. Un grupo de científicos descubren un planeta exactamente igual al nuestro orbitando al otro lado del Sol y envían a dos astronautas a explorarlo, siendo el capitán de ellos Roy “Los invasores” Thinnes, demostrando que los ghettos interpretativos por géneros seguían 100% vigentes a finales de los 60. Su sorpresa será mayor al descubrir la naturaleza de ese otro mundo. ¿Qué estamos mirando realmente cuando contemplamos un espejo? Un título menor pero muy ameno y con ese toque a sense of wonder a veces tan añorado hoy día. JJV

31- KILLBOTS (AKA Chopping Mall, 1986). EEUU

 D: Jim Wynorski I: Kelly Maroney, Tony O’Dell, Russell Todd

Jim Wynorski es un señor que ha dirigido casi 100 películas y parece bien capaz de mantener el ritmo unos años mas. Sus producciones rozan la indigencia en el aspecto económico y –para qué nos vamos a engañar–, a nivel narrativo también dejan mucho que desear. Las pocas veces que me he aventurado a ver alguna de sus películas he salido despavorido. No me interesa la carrera de este buen hombre. No me interesa su historia. Y lo que menos me interesa son sus películas. Excepto Chopping Mall (también llamada Kill Boots), a esa le tengo un cariño especial. Sucede en unos grandes almacenes y salen robots. Se parecen a los de Cortocircuito –muy de lejos–, pero estos tienen mala leche, y van a por el personal, y hay algunas muertes gore y un poco de pirotecnia. ¡Ah! y salen Paul Bartel y Dick Miller (por si a alguien les caen tan bien como a mi). DM

  • JJV: Javier J. Valencia
  • VCR: Victor Castillo
  • DM: Dani Morell

Continúa con la segunda parte de WEIRD MOVIES TOP 40 

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El pájaro burlón’s WEIRD MOVIES TOP 40 – El ranking de las películas raras, malditas, olvidadas o exóticas – 1ª parte

  1. strogonff dijo:

    FELICITO, muy bueno hacer estas cosas blablablabla
    SIGAN ASI!!!! :like: 😀

Los comentarios están cerrados.