Top 10 de series TV 2013

Ha terminado 2013 y nos ha dejado doce meses repletos de series de televisión con las que hemos disfrutado muchísimo. No hace falta ya comentar qué nivel de elevada calidad ha alcanzado en los últimos tiempos la producción televisiva en comparación con la cinematográfica, todos lo sabemos, somos testigos afortunados de ello. Así que hemos querido compartir con ustedes nuestro ranking de las que para nosotros son las mejores series del año, teniendo en cuenta en todo momento que no hemos tenido la oportunidad de verlo absolutamente todo, aunque sí una gran cantidad de ellas, de entre las cuales elaboramos este top 10. ¡Y lo que nos espera en 2014!

1- Breaking Bad (5ª temporada, parte II) 

Durante sus cinco años previos de andadura, Breaking Bad, aparte de convertirse en mi serie preferida de los últimos tiempos, paso a paso, se volvió en una experta en crear sensación de vértigo en el espectador. Este último bloque de 8 episodios ya pasó directamente a provocar el infarto. La esperada caída tras el auge de Heinsenberg estuvo tan bien planteada y equilibrada como un violín bien afinado, y aunque el final sea el esperado (y no por ello menos adecuado) el viaje ha sido alucinante. La quinta temporada se ha convertido en leyenda al estar muy cerca de la perfección. JJV

2- Mad Men (6ª temporada) 

La adicción, hipnotismo y fanatismo que ha provocado esta serie durante estos seis años ha sido desde el principio una sorpresa, esa sorpresa de hablarnos de la mundanidad de las vidas de estos sujetos atrapados en una década de los 60 crucial, única e importantísima de la historia, y conseguir que nos interesemos totalmente por todos y cada uno de ellos capítulo a capítulo. Ha sido esta última temporada una de las más trabajadas a nivel de guión, configurando excelentes tramas para personajes tan importantes como Peggy Olson y Pete Campbell, las cuales se han hilvanado notablemente con el brillante retrato diario de Don Draper, en el que un Jon Hamm magnánimo ha encarnado la incesante evolución autodestructiva del personaje. XTV

3- Juego de tronos (3ª temporada) 

Los que somos ávidos lectores de la saga literaria creada por George R.R. Martin sabíamos que pasado el tiempo la serie empezaría a funcionar como una máquina de precisión ya que una de las sensaciones que causa Canción de hielo y fuego es precisamente la de estar siguiendo una enorme serie. Aunque sus dos primeros años han sido estupendos y destacables, poco a poco se han ido despegando de la rigidez que ofrecía su base literaria (¡quién lo iba a decir a primera vista, parecía que se iba a adaptar sola!) y a funcionar más como una serie y menos como un libro que lo parece. Ha sido emocionante, dramática y sobre todo sorprendente incluso conociendo el desarrollo de la trama. Y aparte de todo esto, claro está, tenemos el asunto de que 2013 será recordado como el año de la Boda Roja… JJV

4- The Fall (1ª temporada) 

Tremendamente impactante ha sido el estreno de esta serie británica sobre un asesino en serie en Belfast. Protagonizada por una excelente Gillian Anderson y un perfecto Jamie Dornan, en los papeles de la detective encargada del caso y del homicida respectivamente, esta serie ha sorprendido por su crudeza, su malrollismo y sobre todo su magnífico trabajo de ritmo. Con un guión estructuralmente soberbio, los cinco episodios de esta primera temporada (leer reseña de Javier J. Valencia) han transcurrido a lo largo de un ritmo marcado por el tempo pausado, lento y parsimonioso con el que la detective investiga los hechos y el asesino desarrolla sus métodos. Una auténtica gozada. XTV

5- Broadchurch (1ª temporada) 

La muerte del pequeño Danny Latimer conmocionó tanto a los habitantes de la ficticia población de Broadchurch (leer reseña completa de la temporada) como a los espectadores que se engancharon a su trama, una suerte de The Killing pero sin trucajes ni pistas falsas y enfocado hacia el lado oscuro de una aparentemente apacible localidad. Olivia Colman se convirtió en la actriz favorita de Inglaterra y quizá de medio mundo mientras que David Tennant por fin encontró su lugar bajo el Sol después de su mítica etapa como el Doctor Who. Solo queda esperar que su continuación no peque de excesiva prolongación artificial de un gran éxito (en todos los sentidos). JJV

6- Sons of Anarchy (6ª temporada) 

La sexta temporada de Sons ha sido sin ninguna duda una de las mejores de toda la serie (incluso algunos nos atreveríamos a decir que es la mejor). Por un lado, hemos disfrutado de un seguido de frentes narrativos que se han ido abriendo desde inicio de temporada y que han ido entretejiendo poco a poco un torbellino dramático que ha estallado en los tres excelentes capítulos finales, dejándonos a todos clavados en el asiento consumiendo hasta los últimos detalles de cada fotograma. Por otro, el desarrollo de los personajes principales ha sido magnífico, e incluso a los secundarios se les ha dado más momentos que en temporadas previas en los que se les ha perfilado y desarrollado un poco más, dejando una sensación de guión perfectamente trabajado página a página. ¿Lo mejor de todo? Un desenlace de temporada que hace que ya nos estemos arrancando las uñas por poder ver la próxima, que promete y mucho. Destacar la nueva aparición (y ya no cameo pues se le ha dado empaque al personaje) de Walton Goggins, el actor está im-pre-sio-nan-te. XTV

7- Ray Donovan (1ª temporada) 

El estreno norteamericano del año. Ray Donovan es mitad matón, mitad resuelve-problemas de las estrellas de Los Ángeles y a raíz de la salida de la cárcel de su padre (impagable Jon Voight, papel diseñado para el Emmy) su existencia y la de su familia (que incluye dos atípicos hermanos, dos hijos y una esposa interpretada por Paula Malcomson, mujer de titánico talento y angulosa belleza que me tiene loco perdido desde los ya lejanos días de Deadwood) se va a complicar hasta niveles insospechados. Un poco de culebrón por aquí, mucho noir moderno por allá (este no es el L.A. de Perdición) y uno de los mejores repartos de la actualidad han dado forma a una temporada adictiva y electrizante. JJV

8- Boardwalk Empire (4ª temporada) 

Durante sus dos primeros años la serie protagonizada por Steve Buscemi no terminaba de encontrar su manera de conectar con el público, a pesar de lo espectacular de su reparto, lo trabajado de sus guiones y lo elaborado de su puesta en escena. Un cierto tufillo pomposo y ciertas tramas un tanto agobiantes (sobre todo las que envolvían a la familia Darmody) la perjudicaban en exceso. Pero en su tercer y espectacular año el equipo de Terence Winter logró girar las tornas, con elementos tan simples como crear antagonistas quizá no tan trabajados como los personajes principales pero si causantes de una gran sensación de peligro, o de dar más tiempo en pantalla a los protagonistas que han cautivado al público. Esta cuarta temporada ha sido una más que digna secuela de su temporada anterior con la presentación de un maquiavélico nuevo rival encarnado por el excelente Jeffrey Wright. Ha sido el año donde brillaron con luz propia Stephen Graham y Michael K. Williams y sobre todo porque su trágico final nos rompió el corazón. JJV

9- House of Cards (1ª temporada) 

Prometía mucho esta serie apadrinada, producida y dirigida (episodios 1 y 2) por David Fincher y, aunque no ha llegado a la excelencia, sí que se merece un reconocimiento muy alto. Un El ala oeste de la casa blanca pasado por el filtro de la fría austeridad formal y narrativa de un Fincher que deja mucha huella desde el piloto, esta serie nos cuenta las andanzas políticas del congresista Francis Underwood (Kevin Spacey en un papel que le va como anillo al dedo) en el peligroso juego de la Washington de hoy en día. Adaptación de la novela homónima de Michael Dobbs (en la que ya se basó una miniserie británica en los 90), House of Cards es un recorrido por los oscuros senderos de la política estadounidense en la que la codicia y la corrupción imperan por encima de los valores que tanto glorifican los gobernantes. Con poderosos tintes de sexo y de cínico humor negro, los diálogos veloces, ágiles y atropellados envuelven unos guiones notablemente desarrollados. Una de las series del año. Destacar a una Robin Wright que se merece todos los cumplidos posibles y a una Kate Mara que se merece… todo el planeta entero. XTV

10- Justified (4ª temporada) 

Entre su segunda y tercera temporada, Justified dejó de ser únicamente la historia del detective Raylan Givens para pasar a ser una especie de telenovela sureña bañada en bourbon, en la que una colección de personajes, a cada cual más estrambótico (inolvidable mi querido Dickie Bennett), desfilaban por las calles y alrededor de Lexington, Kentucky. Esta cuarta temporada se ha centrado inteligentemente por igual tanto en Raylan (con un Timothy Olyphant genial en el papel de su vida) como en Boyd Crowder (un magnífico Walton Goggins). Y digo inteligentemente porque claramente el personaje de Boyd se ha convertido en casi protagonista de la serie en muchos momentos, con una historia brillantemente desarrollada y un peso con el que ningún malvado personaje secundario puede competir. Así ha sido que esta pareja del poli y el criminal, del héroe y el malvado, han tirado del carro de esta última temporada que ha ofrecido mejorado y perfeccionado lo que siempre ofrece: dramas familiares, planes y conspiraciones criminales destructivas que elevan y mucho la adrenalina, y sobre todo el retrato de un mundo sureño en el que personalmente no me gustaría tener que vivir a menudo. Una de esas series con sabor añejo, maravillosa. XTV

Menciones especiales para Luther 3ª temporada, Orphan Black 1ª temporada y Hannibal 1ª temporada (reseña de Hannibal en este link)

Javier J. Valencia & Xavier Torrents Valdeiglesias

También en EPB: Top 10 de series TV 2014 (Javier J. Valencia / Xavier Torrents Valdeiglesias)

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.