Festival de Sitges – Crónica Express (Novena parte)

Llega la novena y penúltima entrega de las Crónicas Express del 45 Festival de Cine Fantástico de Sitges. Nuestros críticos más festivaleros (Javier J. ValenciaXavi Torrents, y Oscar Sueiro) nos hablan de The Abc’s of Death de varios directores, Tower Block de James Nuny y Ronnie Thompson, Ahí va el Diablo de Adrián García Bogliano, Seven Psychopats de Martin McDonagh, Assault! Jack the Ripper de Yasuharu Hasabe, Star of David de Noribumi Suzuki y Master of the Flying Guillotine de Jimmy Wang Yu.

THE ABC’S OF DEATH (varios directores)

Oscar Sueiro:

Una película compuesta por tantos cortometrajes como letras tiene el abecedario, y el primero de todos era del amigo Nacho Vigalondo. Le tenía muchas ganas y no decepcionó en absoluto, es más, su segmento está entre los cinco mejores. Nacho, muy bien el fuera de campo, el apocalípsis en off y el humor negro. Cuando el cuchillo le abrió la mano en dos, casi se me escapa una lagrimita. Había muchos directores de género, y como comprenderéis, acordarse de quién era cada cual es una locura, y no estaba para tomar apuntes. Los había buenos, malos, cachondos, serios, de todo. Pero como duran poquito, pasa todo en un suspiro. Habría que poner una nota a cada corto, pero así en general… un 7

Javier J. Valencia:

Podría llamarse The ABC’s of Sitges, debido a que su ingente cantidad de directores son todos y cada uno de ellos viejos conocidos del Festival. Estamos ante una obra que recoge hasta 26 cortos de diferentres directores, los cuales tienen que construir una pequeña historia en torno a una letra del abecedario que incluya la muerte como resultado indispensable. El resultado es todo lo desigual que pueda ser una antología semejante, pero como dijo Nacho Vigalondo en la presentación de la misma, lo bueno es que te quedas con la que te gusta y la que no te pasan volando. Brillan por si mismo los de Xavier Gens, Ben Weathley (en estado de gracia, parece), Adam Wingard, Lee Hardcastle, Hélene Cattet, Yudai Yamaguchi o Marcial Sarmiento, decepcionan Simon Rumley (inesperadamente), Ti West (esperadamente), Angela Bettis o Adrián García Bogliano. Mención especial al reencuentro con Anders Morghentaler, director de la muy estimable Princess, que dispone de un muy estimable segmento animado. El resultado final es un sangriento y escatológico 6

TOWER BLOCK (James Nuny i Ronnie Thompson)

Oscar Sueiro:

La ganadora de la sección Panorama Of Competición, y ¡qué bien! Los británicos me tienen el corazón robado. Es que son tan buenos… Un francotirador asedia el bloque de edificios de en frente, habitado por unos pocos vecinos que se resisten al desahucio. El elenco de personajes es de lo más variopinto y funciona como un tiro, nunca mejor dicho. Estás en tensión de principio a fin, y solo se rompe con algunos toques de humor. Es tremenda, unas de las mejores del festival. Un 8

AHÍ VA EL DIABLO (Adrián García Bogliano)

Oscar Sueiro:

Creo que el público general no acabará de conectar con el film por motivos parecidos a los de The Lords of Salem, pero me ha parecido una buena demostración de tomarse el género con respeto. Cuando tiene que ser terror físico, lo es y muy contundente, cuando tiene que ser psicológico también funciona, y en sus pasajes satánicos te tienes que poner serio. La puesta en escena tiene un aire setentero que puede parecer por falta de medios, o que tiene un punto cutre -esos zooms-, pero a mí me funciona, pero sobre todo, lo que suma puntos son los actores. Esa fusión con el drama y hacernos creer es vital para luego poder sufrir por ellos. Si tienes un buen background de cine de terror, te gustará. Un 7,5

Javier J. Valencia:

Los primeros minutos de Ahí va el Diablo son “más calientes del que el asfalto de Georgia”, que diría Barry Gifford. Irremediablemente atrapan al espectador, que permanece enganchado a esta historia de dos niños los cuales tras perderse y pasar la noche en una zona montañosa que se la cree maligna (una especie de Hangning Rock satánico) vuelven misteriosamente apáticos y cambiados. Sus padres comenzarán a descender al infierno cuando busquen una explicación a lo que les ocurre. Posee un tosquísimo encanto (hablamos de zooms constantes, una grabación rodando la guerrilla, incluso de un micrófono visible en medio de una conversación), pero gana la guerra debido a su garra (leánla de nuevo, por favor, es la mejor frase que jamás he escrito). Ahí va un 6

SEVEN PSYCHOPATHS (Martin McDonagh)

Javier J. Valencia:

Cautiva al público desde el minuto uno la enloquecida comedia negra Seven Psychopaths, en la cual un escritor alcoholizado y pacifista encarnado por Colin Farrell se ve envuelto en una trifulca con un gangster (Woody Harrelson) a causa del negocio de su mejor amigo (Sam Rockwell, la estrella de la función), la cual es robar perros para luego ganar la recompensa su devolución. Parodia elementos de la novela negra que provocarían carcajadas en el mismísimo Jim Thompson, pero no por ello deja de resultar bastante salvaje por momentos. Posee una de las mejores interpretaciones de los últimpos tiempos de Christopher Walken, el cual, conservando sus mismos tics de siempre, construye a un entrañable e inolvidable personaje. Todavía no he hablado con ningún parroquiano del festival que le desagradara, y creánme, hablo con muchos. Un 7

ASSAULT! JACK THE RIPPER (Yasuharu Hasabe)

Oscar Sueiro:

La Nikkatsu es una productora mítica, que aunque es muy conocida por sus títulos de Pinku Eiga, antes ya había producido a autores de la talla de Seijun Suzuki y Shoei Imamura. Tratándose de una sesión Mondo Macabro, se abordaba el subgénero Pink con su erotismo, sadismo, violencia, etc. Esta película sigue las andaduras de una pareja que para avivar sus relaciones sexuales, matan a sangre fría porque descubren que les excita. Algo así también ocurre en Sightseers, qué curioso, pero la británica es un peliculón y la japonesa es un desastre. Y lo de la música… eso no tiene nombre. ¡Qué pesadilla! Un 3

Javier J. Valencia:

Explotadora muestra del cine de asesinatos y sexo que estaba en boga en el Japón de los 70 y que envejece de aquella manera. Es una muy interesante muestra de exotismo gracias a su perfecta duración de 75 minutos.

STAR OF DAVID: BEAUTY HUNTING (Noribumi Suzuki)

Oscar Sueiro:

Star of David: Beauty Hunting es un poco más decente, en la forma, que no en contenido, ya que tenía muy malas intenciones. Lástima que se pierda en lo precario de su forma y los naíf de sus interpretaciones y no nos la podamos tomar en serio en ningún momento. Un 3,5

Javier J. Valencia:

Star of David casi alcanzaba las dos horas, demasiado para este tipo de cine, una especie de destape a lo sádico oriental, pero en la cual tampoco había muchos que rascar y tenía los peores defectos de la época. Incluyendo una inaguantable banda sonora.

THE MASTER OF THE FLYING GUILLOTINE (Jimmy Wang Yu)

Oscar Sueiro:

Un regalo. El clasicazo Master of the Flying Guillotine, de Jimmy Wang Yu. Fijaos si mola que ya la había visto en mi casa hace tiempo, eran las 4.30h de la madrugada y la volví a ver. Buscad el trailer y haceros una idea. Artes marciales sin parar, con su torneo, cada luchador con su técnica, y mucha imaginación. Lo pasamos en grande. Un 7,5

Javier J. Valencia:

Me pegué el gustazo de descubrir en pantalla grande un clasicazo de las artes marciales y una casi legendaria muestra de psicotronía cinematográfica, y valió absolutamente la pena. Loca y estupenda.

Encontrarás más críticas en formato cápsula en la Décima parte de las Crónicas Express
 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.