Festival de Sitges – Crónica Express (Séptima parte)

Séptima entrega de las Crónicas Express del 45 Festival de Cine Fantástico de Sitges de la mano de Javier J. ValenciaXavi Torrents, y Oscar Sueiro. Hoy traemos las críticas de Antiviral de Brandon Cronenberg, The Tall Man de Pascal Laugier, Grabbers de Jon Wright, Weight de Jeon Kyu-hwan, Kid-Thing de David Zellner, Wrong de Quientin Dupieux, Sound of my Voice de Zat Batmanglij y Crawlspace de Justin Dix.

ANTIVIRAL (Brandon Cronenberg)

Javier J. Valencia:

Hay quién echa a faltar al David Cronenberg que nos contaba historias sobre la nueva carne y uno de ellos parece ser su propio hijo Brandon, que en Antiviral quiere que volvamos a pisar aquel terreno. Sin embargo, a pesar del interés de su historia -un vendedor profesional de enfermedades (Caleb Landry Jones, el Banshee de la última entrega de X-Men), en un futuro en el cual la gente quiere comprar los virus que padecen los famosos, se ve implicado en una asquerosilla trama de espionaje industrial- no termina de funcionar demasiado bien, su diseño de producción es poco atractivo y su ritmo débil. No convence, pero tiene puntos de interés. Floja pero prometedora. Un 4

Oscar Sueiro:

Aunque Brandon Cronenberg ha tomado buena nota del tipo de cine que hizo célebre a su padre, ha faltado algo de ese realismo enfermo, quizás por lo aséptico y artificioso de la propuesta del vástago. Se nota que lo ha hecho con ganas y que tenía algunas imágenes muy claras en la mente, pero aun siendo interesante cuesta entrar al cien por cien. De todas formas, apunta maneras y lo seguiremos de ahora en adelante. Un 6

THE TALL MAN (Pascal Laugier)

Javier J. Valencia:

Tiene el guión más tramposo que he visto en mucho tiempo, tanto que no tiene ninguna coherencia interna a poco que la pienses y que hace parecer el de Los ojos de Julia uno de Hitchcock, pero sin pretender ser simpática, con unas pretensiones fuertes y (me río y todo al escribirlo) serias. Cada giro (más bien volantazo) que pega provoca que la vergüenza se apodere más y más del espectador. El colmo son sus últimos quince minutos, donde con estupor y asco contemplo uno de los mensajes más ridículos y lamentables que he visto, no ya en este Festival, sinó en toda mi puñetera vida. Madre no hay más que una, niña. Por lo visto con la crisis salen los peores monstruos que uno lleva dentro, aquí en forma de celuloide. Simplemente abobinable. Un 0

Oscar Sueiro:

La decepción del día. Estando escrita y dirigida por el autor de Martyrs, esperábamos mucho más. No es que su anterior film no fuera tramposo e intentase meter un mensaje un poco forzado, pero que en esta ocasión lo lleva al extremo del ridículo. Ni pasando por alto lo agujeros de guion y aceptándolos como licencias del género, podemos evitar desconectar. Luego la moralina, no sólo insostenible, sino también denunciable. Un despropósito que supongo que funcionará como entretenimiento en la cadena Cinesa. Un 3

GRABBERS (Jon Wright)

Javier J. Valencia:

Una muy simpática muestra de terror al estilo años 80 situado en un pequeño pueblo costero de Irlanda. Llegan unos monstruitos marinos para provocar el terror y dos guardacostas de diferentes sexos tratan de defender a la localidad mientras que se desarrolla entre ellos una trama de romance ligero. De vocación jugetona, tiene muchos chistes en torno al alcohol y las borracheras (ideal para su verde localización) y se deja ver con mucha simpatía, lástima que esté sobresaturada de música “A lo John Williams” pero sin su talento para casi cualquier acción de los personajes. Un 6

Oscar Sueiro:

Una monster movie en clave de comedia, que aunque no cuenta nada nuevo, sí funciona como un tiro. Juega con los clichés del género y gracias a sus entrañables personajes no da tregua al espectador. Risas todo el tiempo. Gremlins sería la comparación más obvia, pero hasta ésta tenía más mala leche. Grabbers es blanca hasta el punto de ir a verla en família. Un 6,5

 WEIGHT (Jeon Kyu-hwan)

Javier J. Valencia:

Weight es una muy particular muestra del cine del coreano Jeon Kyu-hwan, en la cual un jorobado que trabaja en una morgue debe tratar de apoyar a su hermano, un travesti depresiva que ansía convertirse en mujer, mientras ocurren todo tipo de extrañas circunstancias y se suceden las fantasías en su lugar de trabajo. De ritmo pausado, dividida en diferentes segmentos, los cuales giran en torno a la inadaptación, termina dejando un poso muy amargo y confieso que a medida que ha ido pasando el tiempo le he ido encontrando más interés del que parecía a simple vista. Interesante. Un 6

Oscar Sueiro:

Existencialismo deprimente con pinceladas de humor negro. Una película de otro mundo. Difícil de digerir, pausada y un poco retorcida. Buena, aunque complicada de encajar en una sesión de siete películas seguidas. Un 6

KID-THING (David Zellner)

Javier J. Valencia:

Una muestra de cine independiente norteamericano prácticamente hiperrealista, en la cual Annie (sorprendente Sidney Aguirre), una niña solitaria y con graves problemas de empatía, descubre a una mujer atrapada en un pozo y en lugar de ayudarla y socorrerla, intenta adaptarla en esa situación a su propio entorno. Gana en interés a medida que vamos descubriendo las diferentes capas de la personalidad de la niña, a pesar de un inicio un tanto difícil. Un 5

WRONG (Quientin Dupieux)

Oscar Sueiro:

Wrong de Quientin Dupieux de quién ya viéramos Rubber también en Sitges. Humor absurdo a más no poder, de ese que te gusta o no te gusta. Algo habrá bebido de los ZAZ, pero es que es aun más raro. A mí me parece muy divertido, pero claro, si se la pongo a mi padre la quita en el minuto seis. Un 6,5

SOUND OF MY VOICE (Zat Batmanglij)

Javier J. Valencia:

Caí rendido ante la belleza y el talento de Brit Marling el año pasado con Another Earth y debido a ello consideré indispensable en mi programa Sound of my Voice, de Zat Batmanglij, para prolongar mi imaginario romance con ella. De nuevo me econtré con una fascinante historia de ciencia ficción y look rabiosamente independiente, en la cual la musa de Sundance y Sitges ahora da vida a una lider sectaria que dice venir del futuro. Sigue perteneciendo a esa filmografía aparte donde el género fantástico es casi una excusa para introducirnos en el comportamiento de unos personajes muy bien descritos. Muy buena, con sus puntos justos de intriga, humor y drama. Un 8

Oscar Sueiro:

Grata sorpresa. Que sí, que era del grupito que hizo la maravillosa Another Earth, que salía su preciosa protagonista… pero que queréis que os diga, tenía un tufillo indie que tiraba un poco para atrás, y el trailer tampoco invitaba demasiado. Pero mal, prejucios mal! Muy buena película, muy humana, enmarcada en el mundo de las sectas y con un telón de fondo de ciencia ficción. Recomendació de la casa. Un 8

CRAWLSPACE (Justin Dix)

Javier J. Valencia:

Su primera mitad mata totalmente, Crawlspace, de Justin Dix, en la cual un grupo de soldados se internan en una base militar australiana en un futuro cercano, atacado por una fuerza desconocida. Sus arquetipos están tan basados en producciónes tipo Aliens y tiene una apariencia tan cochambrosa que todo es bastante deslucido… hasta que conocemos la verdadera identidad de la causante de todos los males. A partir de ahí las referencias pasan a ser La galaxia del terror e incluso Scanners y se deja ver con más simpatía, aunque sea demasiado tarde para salvarla. Demasiado churretosa. Un 4

Oscar Sueiro:

Acción, sci-fi y terror, todo en uno. Pero no, no es Horizonte Final, ni Sunshine, ni Pandorum. Es bastante irregular e increíble, en el mal sentido. Consigue funcionar solamente en secuencias aisladas y sus motivaciones se ven frustradas por un desarrollo confuso y lastradas por algunas interpretaciones que no dan la talla. Un 3,5

Encontrarás más críticas en formato cápsula en la Octava parte de las Crónicas Express
 

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.