Festival de Sitges – Crónica Express (Sexta parte)

Sexta entrega de las Crónicas Express del 45 Festival de Cine Fantástico de Sitges de la mano de Javier J. ValenciaXavier Torrents Valdeiglesias, y Oscar Sueiro. Hoy traemos las siguientes críticas, con sus respectivas puntuaciones del uno al diez: Cosmopolis de David Cronenberg, Juego de niños de Makinov, Berberian Sound Studio de Peter Strickland, Deranged de Park Jeong-Woo y The Seasoning House de Paul Hyett.

COSMOPOLIS (David Cronenberg)

Oscar Sueiro:

Vuelve mi admirado David Cronenberg, aunque voy sobre aviso de que hay un cambio de tercio. En esta ocasión adapta una novela inadaptable, hasta el punto en que me hace dudar de si la traslación al cine era necesaria. Todo el contenido está verbalizado hasta el extremo y es tan fría y los personajes tan ariscos que no hay manera de conectar con ella. No es que la alegoría socio-económica no me resulte interesante, es que no me funciona como película. Me ha gustado mucho más escuchar las teorías de mi compañeros críticos que el film en sí. Pero como se me hace tan raro que no me termine de convencer una de Cronenberg, creo que tengo que volverla a ver. Un 4

Javier J. Valencia:

Polémico inicio de jornada debido al nuevo título de David Cronenberg adaptando la novela de Don DeLillo. Nada parece dejado al azar en este nuevo trabajo del director canadiense, desde la elección de Robert Patttison – curiosamente famoso por haber interpretado a un “muerto en vida”- se pone en la piel de la encarnación del capitalismo salvaje, un verdadero hombre-rata. Como si de la encarnación de un concepto se tratara viaja por la ciudad gracias a su limusina y vemos como se relaciona con su entorno, ya sea con su fría esposa, con el mundo de la música popular, con su maestra en técnicas económicas intimidatorias, incluso con el hombre que desea acabar con él. Es fría, dura y pesada y no será del agrado de todos los paladares, incluso varios discursos que evoca resultan bastante discutibles, pero es una nueva y contundente muestra de uno de los talentos cinematográficos más importantes de la historia, y merece ser digerida dedicándole su tiempo. Un 7

Xavier Torrents Valdeiglesias:

Notable película de David Cronenberg que, siendo muy continuista respecto al tono extremadamente dialoguista de Un Método Peligroso, nos introduce en un mundo de la palabra encarnada, viva, transmutable y transmutante, viciosa y sobretodo hipócritamente mentirosa. El mundo de occidente se colapsa dentro de su palacio de cristal. En occidente construimos nuestro palacio y decidimos lo que había dentro y lo que quedaba fuera, pero el palacio ES de cristal, rompible. Cosmopolis es el discurso tematizante del colapso de este mundo. El personaje protagonista viajando en su limusina y exponiendo, sin decir nada concreto, todos y cada uno de los elementos hipócritas, déspotas y autodestructivos de este mundo. Cronenberg deja atrás la “nueva carne” tratada en primer plano para adentrarse en la “nueva palabra”, aquella que nos hemos inventado en un discurso que nos hace creernos reyes. Nota: 7

JUEGO DE NIÑOS (Makinov)

Oscar Sueiro:

El remake del clásico español ¿Quién puede matar a un niño?, de Narciso Ibáñez Serrador. El artífice de este sosa actualización es un tal Makinov, que además se atribuye todo, ya que al terminar, los créditos, y bien grandes, casi se limitan a “Made in Makinov”. Demasiado ego para tan poca personalidad. El remake es un calco de la original, que siendo sinceros, y dejando de lado el cariño que se le pueda tener, sí era una buena elección para poner al día, ya que adolecía de la falta de medios de entonces, y el ritmo era irregular. Pero no, aportaciones las mínimas y cero mérito. Realmente, conociendo la original, no vale la pena perder el tiempo con esta. Un 3

Javier J. Valencia:

Durante años se rumoreó que iba a realizarse un remake de ¿Quién puede matar a un niño?, pero tal propuesta siempre quedaba aparcada en parte gracias a variaciones del tema que se desenvolvían con mejor soltura en los tiempos que corren (Como The Children, de Tom Shankland). Ahora, sin venir a cuento y sin que nadie la haya pedido, desde Mexico nos llega Juego de niños, del mexicano Makinov, que prácticamente copia, salvo ligeras y nada importantes variaciones, el clásico de culto de Chicho Ibáñez Serrador. No aporta absolutamente nada a la original, está peor interpretada, visualmente es fea de narices y tiene cero encanto. Un 3

BERBERIAN SOUND STUDIO (Peter Strickland)

Oscar Sueiro:

Avalada por Ángel Sala, director del Festival, generó ciertas expectativas, que oídos los silbidos al final de proyección, parece que no se vieron cumplidas. Tampoco me extrañó, ya que el público de Sitges, aunque encantador y fiestero, no es muy amigo de los experimentos y este curioso film es algo experimental. Aunque a mí sí me gustó, tengo que confesar que lo disfruté más desde mi lado técnico -trabajo como técnico de audiovisuales- que como espectador. El juego constante con el sonido es espectacular. La música, las voces, los efectos de sala, todo el ambiente sonoro es para premiarlo, pero todo lo que ocurre en ella puede dejar de intrigar por momentos, y ni con el interesante juego metalingüístico consigue librarse de la desconexión con el espectador. Un 6

Javier J. Valencia:

La sensación de estupor recorrió todo mi cuerpo al visionar la ultra-recomendada por Ángel Sala, Berberian Sound Studio, de Peter Strickland. Lo que comienza siendo una historia que parece que va a desembocar en una nueva muestra de cine dentro del cine pero enfocado hacia la labor de los trabajadores de los efectos de sonido, en sus últimos treinta minutos la realidad de la historia que se nos está contando comienza a ser cuestionada a varios niveles. Quizá está llena de códigos cifrados para el gremio del sonido e indetectables para el resto, puede ser simplemente que pretenda ser simbólica. Pero resulta críptica, lo cierto es que no terminé de situarme con su status final, en la cual el arte parece ya no imitar, sino recrear y cuestionar a la propia vida. Ahora bien, como experiencia resulta interesante, plásticamente es agradable y realmente sus virguerías con el sonido y la imagen se disfrutan. Un 5,5

DERANGED (Park Jeong-Woo)

Oscar Sueiro:

Este año Sitges viene cargado de buen cine coreano y esta es una buena muestra de ello. Un virus liberado en el río de la ciudad libera una plaga de una especie de lombrices que se adhieren a los intestinos humanos necesitados de agua hasta causarles la muerte. Esta epidemia se extiende con mucha velocidad y la presión del gobierno y la lucha de un padre de familia destaparán una trama vil de la industria farmacéutica. Mucho ritmo e intensidad en este completo film. Recomendable. Un 6,5

Javier J. Valencia:

Efectiva, ni más ni menos, resulta Deranged, de Park Yeong Woo. Muestra de cine de catástrofe coreano que mantiene un ritmo y una tensión elevada pero cae con frencuencia en el drama familiar. Efectivo para crear tensión pero un poco irritante por momentos. Tiene la fórmula A-B-C del género y se sigue con interés, aunque si se hubiera regalado un poco más con los brutales efectos que el parásito causante de la epidemia tiene en sus víctimas, podría haber resultado mucho más sobrecogedora. Un mata-tardes muy distraído de los de toda la vida. Un 6

THE SEASONING HOUSE (Paul Hyett)

Oscar Sueiro:

Si Berberian Sound Studio venía recomendada por Ángel Sala, a esta el empujón se lo daba Mike Hostench, (el subdirector del Festival) desde su Facebook diciendo que se trataba de una obra maestra. A estas alturas ya nos conocemos, y como yo también peco de entusiasta, no me lo creo. De todas formas, hay que verla, por supuesto. Estamos ante un crudo relato que transcurre en un prostíbulo improvisado en un edificio abandonado de Europa del Este. Allí reclutan chicas, las convierten en adictas a la heroína, y bajo amenaza de muerte ejercen la prostitución. La clientela, bastante asalvajada, no lo pone fácil, menos mal que nuestra protagonista se dedica a cuidarlas como buenamente puede. La situación llega a un punto límite en que la chica, sordomuda, para más tensión, decide ayudar a la prostituta con la que había empezado a entablar amistad y se desata una guerra con los militares que estaban allí como clientes. La secuencia en la que la protagonista se enfrenta a un soldado que achantaría al mismísimo Chuck Norris, es una de las más duras que hemos podido ver durante el Festival. Y a partir de ahí, es una survival movie. Bien ambientada, realista, potente, seria y cruda. No apta para gente sensible. Un 7,5

Javier J. Valencia:

Aunque la jornada no resultó especialmente espectacular, se cerró de forma satisfactoria con The Seasoning House, en la cual en la Serbia de los 90, asolada por la gerra, una muchacha sordomuda es secuestrada y obligada a trabajar en un burdel drogando y limpiando a las chicas secuestradas. Cuando entable amistad con una de ellas, empezará a fraguarse su venganza. Dura y violenta, funciona sobre todo gracias a su ritmo e intensidad. Un 6

Encontrarás más críticas en formato cápsula en la Séptima parte de las Crónicas Express

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.