Festival de Sitges – Crónica Express (Quinta parte)

¡Vamos que nos vamos! con la quinta entrega de las Crónicas Express de este 45 Festival de Cine Fantástico de Sitges de la mano de Javier J. ValenciaXavier Torrents Valdeiglesias, y Oscar Sueiro. En esta ocasión reseñamos Sightseers de Ben Whitley, The Lords of Salem de Rob Zombie, Robo-G de Shinobu Yaguchi, Safety Not Guaranteed de Colin Trevorrow, Headshot de Pen-Ek Ratanaruang, Citadel de Ciaran Foy, No One Lives de Ryuhei Kitamura y Lovely Molly de Eduardo Sánchez.

SIGHTSEERS (Ben Whitley)

Javier J. Valencia:

La película de Ben Whitley (del cual el año pasado pudo verse Kill List en este festival) es desde ya, una de las mejores cintas del año. Una mujer maniática y dominada por su madre entabla una relación con un aparentemente amable hombre con el que inicia un viaje en caravana. Pronto, él caballero en cuestión comenzará a mostrar ciertas tendencias un tanto preocupantes, provocando que la relación alcance un nivel totalmente diferente al esperado. Divertidísima, repleta de un humor negro como el carbón -se deja intuir el paso de Edgar Wright por el lugar del crimen, el padrino del proyecto- y con una interpretación magistral de su pareja protagonista, Alice Lowe y Steve Oram. Un 9, rozando la perfección de la propuesta.

Xavier Torrents Valdeiglesias:

Una pareja que lleva saliendo tres meses decide hacer una ruta en caravana. Lo que resultan ser un par de personas sencillas e inofensivas acaban por revelarse como la pareja de psicópatas más carismática que hemos visto en la pantalla grande en mucho tiempo. Un guión excelente viste a unos personajes notablemente interpretados, que consiguen que el espectador no solo se lo pase muy bien con ellos, si no que hasta acabamos por cogerles un cariño enorme, acabamos por quererlos a los dos; a estos dos individuos que se pasean por el país asesinando despiadadamente a cuanto se encuentran en su camino. Una grata sorpresa en este festival que no se conforma con gustar: cautiva y enamora, con mucha sangre y violencia claro está. Nota: 8,5

Oscar Sueiro:

Sightseers, de Ben Wheatley, el director de Kill List, que en la edición pasada generó controversia, pero a un servidor sí le gustó, y bastante. En esta ocasión, cambio de tercio. Si Kill List era cine negro con giro satánico, esta es directamente una comedia de humor negrísimo. No puedo escribir más sin decir ya que es una maravilla. La pareja a, unos losers absolutos, cada uno son sus frustraciones, prueba las mieles del asesinato del que se sale impunemente. Una relación rocambolesca y un no parar de situaciones hilarantes. No es que la recomiende, es que me parece imprescindible. Un 9

THE LORDS OF SALEM (Rob Zombie)

Javier J. Valencia:

Era una de las películas más esperadas del Festival y si bien no se puede hablar de decepción, es innegable que provoca muchísimo estupor. Esta es la historia de una DJ (Sheri Moon Zombie) que tras escuchar un vinilo de un misterioso grupo llamado “The Lords” entra en un perpetuo estado de ensoñación  manejado por adoradoras de Satán que desean usarla a su antojo y que parecen provenir del pasado más oscuro de Salem. El ritmo es lento y extraño, aliñado con algunos momentos lisérgicos que Zombie sabe dirigir como nadie y que brillan con soltura, con fragmentos dignos de la peor serie C, como toda la trama que envuelve a Bruce Davison. Interesante, a ratos satisfactoria, a ratos tediosa. Se agradece su aire a años setenta. Un 5

Xavier Torrents Valdeiglesias:

Decepcionante el nuevo film de Rob Zombie. El director vuelve a querernos hacer entrar en su mundo propio, pero olvida trabajar y esforzarse en mecanismos que consigan precisamente eso, que al espectador le interese la historia, que se preocupe por la protagonista, que sienta temor, terror o algo por el supuesto mal diabólico que acontece o puede acontecer, etc. Es decir, Zombie se conforma con plasmar en imágenes lo que suponemos serán sus juegos, chistes y reflexiones mentales, pero sólamente con eso es imposible que atrape al público, un público que siempre está deseando disfrutar de verdad de su cine. Nota: 5

Oscar Sueiro:

Empezando por el final os aviso de que hubo silbidos en la sala y que en general no gustó, y no es que no les entienda, pero a mí me gusta más cada vez que la recuerdo. Creo que es cine de terror de autor, y no se conecta con ella narrativamente, sino de corazón. Sus secuencias me fascinan, ya no sólo por su poder visual, es que me transportan directamente a la infancia, al descubrimiento del horror. Es muy personal y no gustará a casi nadie. El riesgo corre de vuestra cuenta. Un 7,5

ROBO-G (Shinobu Yaguchi)

Javier J. Valencia:

Divertida pero intrascendente y un pelín larga comedia sobre un anciano que debe introducirse dentro de una carcasa de robot para ayudar a tres nerds y evitar que sean despedidos tras haber destruido por accidente al verdadero artefacto. Lo que ocurre es que la interpretación el buen hombre empieza a cautivar a todo el mundo y la mentira se va haciendo cada vez mayor, y salir de ella más complicado. Es bastante inocentona y de aire marcadamente juvenil, aunque en medio del meollo del Festival ayuda a desengrasar tanta bruja, psicópata y hachazo en la cabeza. Un cumplidor 5

Xavier Torrents Valdeiglesias:

Divertido film en el que un anciano se hace pasar por un robot de última generación, consiguiendo que sus supuestos inventores salven su trabajo y reputación. El inicio de la película es tremendamente entretenido, con grandes dosis de humor que hacen troncharse de risa al público. No obstante, el ritmo decae a mitad de historia, por lo que la trama da la sensación de alargarse innecesariamente, provocando el continuo deseo de que todo acabe pronto. Convence y gusta, pero cansa rápido. Nota: 6,5

Oscar Sueiro:

Una comedia japonesa muy naíf. La construcción de un robot se ve frustrada por un accidente y la solución es meter a una persona dentro de la carcasa. El susodicho es un señor mayor bastante entrañable a la par que cabroncete que generará diversas situaciones divertidas. Pasas un buen rato aunque se puede hacer un pelín larga por lo infantil que resulta a ratos. Un 5

SAFETY NOT GUARANTEED (Colin Trevorrow)

Javier J. Valencia:

La conexión “Sundance-Sitges” vuelve a dar sus beneficios con esta estupenda película. Un equipo de periodistas viaja hasta un pueblo de Seattle para descubrir quién anda detrás de la publicación de un anuncio de periódico donde se ofrece la posibilidad de viajar por el tiempo. La bella becaria Darius (adorable Aubrey Plaza) contacta con el hombre tras el mensaje, Kenneth (excelente Mark Duplass), aparentemente un friki al que le falta un tornillo pero con mucho más en su interior de lo que parece a simple vista. En esta encantadora comedia (¿de ciencia ficción?) funcionan estupendamente hasta las tramas secundarias, todas ellas girando en torno de moverse a través del tiempo para encontrar la felicidad, ya sea al pasado o al futuro. Si el año pasado el mundillo “indie” nos regaló una joya como Another Earth, este año nos ha dejado otra igual de brillante. Un 8

Xavier Torrents Valdeiglesias:

Otra de las mejores películas del festival. Original, nostálgica y sencillamente bonita. Una historia de gente que no encaja, de outsiders, de marginados, de maltratados, de olvidados y desesperanzados. Un grupo de periodistas investiga a un extraño individuo que admite poder viajar en el tiempo. La emoción por la trama rápidamente se convierte en fascinación por unos personajes perfectamente construidos, con los que nos identificamos, en los que nos vemos reflejados y a los que acabamos aplaudiendo cuando logran superarse a sí mismos. El mayor acierto del film: conseguir hilvanar de forma muy equilibrada grandes dosis de sentimentalismo con potentes cargas de un humor fresco y audaz. Nota: 8,5

Oscar Sueiro:

Un film con un marco de ciencia ficción como pretexto para contar historias humanas, y en el que además de viajes en el tiempo, cada personaje tiene su viaje personal, su evolución y su aprendizaje. Una película preciosa y divertidísima que me recuerda mucho a la obra de Nacho Vigalondo, que también hace mucho con muy poco. Esta es otra de las que os obligaría a ver. Apuntadla, y si no os gusta, os devuelvo el dinero. Un 9

HEADSHOT (Pen-Ek Ratanaruang)

Javier J. Valencia:

Thriller franco-tailandés sobre un policía que tras caer en una trampa por no dejarse corromper y ser encarcelado, actúa después como asesino a cargo de una organización liderada por DEMON, un hombre que considera que la humanidad tiene predisposición genética hacia el mal y el bien es una imposición cultural y social. A pesar de ciertos detalles de interés, el ritmo lento y la absoluta falta de interés que domina al metraje durante ciertos fragmentos (que se hacen más largos que un día sin pan) terminaron por hacer la experiencia bastante farragosa. Un 3

Xavier Torrents Valdeiglesias:

Un film que mezcla elementos noir, policíacos y de thriller. Lamentable ejercicio cinematográfico que aburre, hastía, desilusiona e incomoda a un espectador que a mitad de película ya no sabe dónde meterse. No es que debiera durar muchísimo menos (que también), sencillamente es que el trabajo de ritmo no existe en una historia en la que parece que el director cree que, sólo por mostrarnos a un personaje muy maltratado y unos planos muy bien trabajados estética y visualmente, nosotros ya tenemos que interesarnos por la historia contada, por las emociones mostradas y por el dolor que acontece. Pues no, en absoluto, ni la historia ni el protagonista ni la música ni la lluvia interesan nada de nada. Nota: 3

Oscar Sueiro:

Como no todo el monte es orégano, algún ladrillo ya tenía que caer. Aunque ya iba prevenido del ritmo y el estilo de Pen-ek Ratanaruang, -vi Nymph en otra edición del Festival y casi fenezco en el intento-, el tráiler y el género apuntaban un cambio de rumbo. Y en parte sí, ahora era cine noir y había acción, pero aun así, el director tailandés, no puede evitar rodar como si llevase una losa a su espalda. Y aunque la historia es interesante, la convierte en excesiva e innecesariamente densa. Un 5

CITADEL (Ciaran Foy)

Javier J. Valencia:

Una muy interesante muestra de terror “urbano” situado en las barriadas más dejadas de Irlanda. Un joven muchacho ve como su esposa es agredida sin poder hacer nada para ayudarla, lo que le provocará que desarrolle agorafóbia -lo cual dificulta enormemente el cuidado de su hija recién nacida- y empezará a sospechar que los agresores no son del todo humanos y tienen relación con la desaparición de varios infantes por la zona. Tiene un buen ritmo, una simbología muy sencillita (parida a raíz de una desagradable experiencia vivida por el propio Foy), una estética que resulta muy atractiva (y cercana, si se ha criado usted en L’Hospitalet, como un servidor, u otras ciudades dormitorio del estilo) que la relaciona con otros pequeños clásicos del “terror semi-social” británico como Urban Ghost Story. El terror es chandalero. Un 7

Oscar Sueiro:

Antes de empezar la proyección, el director explicó la experiencia personal que le llevó a hacer esta película. Cuando era joven le pegaron una paliza sin motivo que lo traumatizó y le provocó agorafobia. El film sabe transmitir perfectamente esa angustia y convertirla en terror psicológico puro. Durante casi todo el metraje tuve los pelos como escarpias, y no soy nada asustadizo. También es cierto que son los temores de la vida real los que más me afectan. En todo caso, se agradece un film serio y directo al grano. Un 7,5

Xavier Torrents Valdeiglesias:

Interesante propuesta acerca de un joven enfermo de agorafobia que debe proteger y cuidar de su bebé tras el asesinato de su mujer. El director del film vuelca todos sus miedos y experiencias en un híbrido entre lo social, moral y lo fantástico que, todo y que decae un poco a la hora de introducirlo todo en un contexto sobrenatural, lo cierto es que es un film de notable factura y que cumple con sumo éxito sus intenciones. Nota: 7

NO ONE LIVES (Ryuhei Kitamura)

Javier J. Valencia:

Después del batacazo artístico que significó The Midnight Meat Train, el interés por la nueva propuesta de Ryuhei Kitamura dentro del mercado norteamericano se esperaba con cierto escepticismo. Sin embargo No One Lives se desenvuelve con una gracia y soltura que algunos que le daban por perdida y construye con una eficacia aparentemente fácil un título gore tremendamente divertido y lúdico. Los papeles se invierten rápido en esta historia en la cual una banda de criminales pasan de cazadores a víctimas cuando se cruzan en el camino -y osan molestar- a un hombre que conduce con la que es -aparentemente- su novia. La ralea moral de los sujetos que caen bajo las garras del nuevo villano icónico del gore -sin nombre, solo “Driver” en los créditos- es tan lamentable que uno podrá aplaudir con desparpajo sus desmembramientos. Muy divertida. Un 7

Oscar Sueiro:

Kitamura tiene peliculones en su haber como Versus, Love Death, Azumi… pero en occidente no lo estaba haciendo demasiado bien. The Midnight Meat Train, su adaptación de Clive Barker, no convenció e íbamos un tanto descreídos, pero en pocos minutos ya estábamos dentro. Mala leche, violencia, muertes originales, villano con carisma y mucha diversión. Gran acierto programarla dentro de una maratón. Muchas risas y aplausos. Ya sabéis a qué me refiero, no llevéis a vuestras madres a verla. Un 6

Xavier Torrents Valdeiglesias:

Película festivalera de Sitges a más no poder. Un placer para la vista, los sentidos y la adrenalina. Un despliegue de violencia, gore y acción desenfrenada. Unos actores muy correctos que desarrollan un coro de personajes imbuido de gran empatía para un espectador que sencillamente tan solo tiene que abrocharse el cinturón y disfrutar como un niño. Básicamente una gran película, y con uno de los mejores malos de los últimos tiempos. Nota: 8

LOVELY MOLLY (Eduardo Sánchez)

Javier J. Valencia:

Lovely Molly es una muy intensa muestra de horror dirigida por Eduardo Sánchez (el 50% de El proyecto de la bruja de Blair) en la cual una joven pareja, tras ir a vivir a la casa donde ella se crió, empezará a notar el asedio de una fuerza espectral proveniente del pasado. La sensación de agobio irá in crescendo hasta culminar con un horror, no por esperado a través de las pistas del filme, menos impactante y oscuro. Es una de esas películas que uno puede disfrutar dándole la vuelta, resultando una película de terror paranormal sobrecogedora, pero también una de terror psicológico mucho más terrible y desagradable. Un 7,5

Oscar Sueiro:

Terror en estado puro. Aquí no estamos para tonterías: un pasado oscuro, una casa encantada, un trastorno psicológico, un ente cruel y una atmósfera con un in crescendo enfermizo. El film se toma su tiempo para arrancar, y paulatinamente va corrompiendo a Molly, la protagonista. Vedla en las condiciones idóneas, embeberos en ella y preparaos para pasar miedo. Otra imprescindible para los fans del género que le da unas lecciones a los “Paranormal Activivites” y sucedáneos de los últimos años. Un 8

Xavier Torrents Valdeiglesias:

¿Una nueva historia de fantasma que vuelve para torturar a los vivos? En absoluto. Se trata de algo muy fresco en su planteamiento, muy renovador en su factura y atmósfera, y sobretodo muy profundamente violento y traumatizante en su intensa carga dramática. Una historia perturbadora y tenebrosa, que a más de uno le va a dejar algo más que miedo metido en el cuerpo. Nota: 7,5

Encontrarás más críticas en formato cápsula en la Sexta parte de las Crónicas Express

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.