Crónica del Festival de Sitges 2017 (9) – Viernes 13 de Octubre

Novena y penúltima entrega de las crónicas del Festival de Sitges 2017 de la mano de nuestros redactores Oscar Sueiro y Javier J. Valencia. Entre las reseñas de hoy se incluyen “Brigsby Bear”, la ganadora de la presente edición “Jupiter’s Moon”, la adaptación del cómic de Neil Gaiman “How to talk to girls at parties” o “Happy Death Day”, producción de Blumhouse escrita por el guionista de cómics Scott Lobdell.

JUPITER’S MOON, Kornél Mundruczó

Thriller fantástico en el marco histórico, social y dramático de los campos de refugiados con los que lamentablemente co-existimos.

La factura del film es impecable, está dirigida con mano firme, sin complejos ni aparentes limitaciones. Tanto, que por momentos recuerda a Children of men (Alfonso Cuarón, 2006) por cómo sigue y protege a su personaje, que por ciertas circunstancias, es único en el mundo. Cámara a hombro, ópticas angulares, largos planos de seguimiento, fotografía fría y desaturada… Todo eso tienen en común, pero a Jupiter’s Moon le falta algo más de ambición, pues lo tiene todo para llevar el relato más allá.

HAPPY DEATH DAY, Cristopher Landon

Otra producción de Blumhouse, en este caso no tanto de terror como comedia negra e intención de llegar la máximo púbico posible con su versión de Goundhog day (Harold Ramis, 1986).

Quienes esperaban un slasher sangriento y no supieron adaptarse al tono cómico de la película, imagino que les parecerá un producto anodino, pero si te la tomas como lo que es, pasas un buen rato. El devenir de la historia estaba claro, juega todo el tiempo entre lugares comunes y clichés del género –como era de esperar-, pero el viaje de la protagonista funciona y termina cayendo bien. Un film muy simpático y bien intencionado.

BRIGSBY BEAR, Dave McCary

Seguramente la película indie del año, dirigida por un realizador y guionista de Saturday night live, esta, su opera prima, resulta arrebatadoramente bella.

James ha sido criado hasta los veinticinco años viendo una serie infantil y sin contacto con el mundo exterior. El resultado es una persona naif y entrañable, algo incomprendida al principio pero que conquistará a todo el mundo por su honestidad y su falta de malicia.

Una preciosa historia sobre el poder catártico y sanador de hacer y ver cine, sobre los valores más fundamentales, sobre la complejidad de las relaciones en las que no tiene que haber necesariamente malos aunque todos cometamos errores.

HOW TO TALK TO GIRLS AT PARTIES, John Cameron Mitchell

El director de Hedwig and the angry inch (2001)impregna de toda su esencia a esta adaptación del relato de Neil Gaiman, de hecho, la rueda y la monta de una forma muy parecida, con sus grandes angulares en medio del meollo y un ritmo que no da tregua.

Si estos dos nombres no fueran suficientes como para despertar curiosidad, añadamos a la ecuación la Inglaterra de la era del Punk y su magnífica explosión musical.

El resultado es un film divertido, ágil, y también bonito, pues la historia de amor de Enn y Zen, que es una inocente y entrañable extraterrestre, es de corte universal –nunca mejor dicho-. (OS)

BLADE OF THE INMORTAL, Takashi Miike

Sus 140 minutos de espadazos hicieron que a pesar de haberme dormido un buen trozo del tramo central del film no perdiese gran cosa de la trama –hay que ser honestos, era aproximadamente mi proyección número cincuenta esta semana y no podía más. La película no me dio motivos para cerrar los ojos. Se cerraron solos-.

De todos modos, fue suficiente para apreciar que el elenco de personajes tenía cierto carisma, que la puesta en escena era creíble y que la acción estaba bien rodada –aunque por exceso y redundancia pierde gran parte del impacto-.

Ninguna sorpresa, ya se sabe lo que vas a ver y cumple, pero ningún director que haga tres películas al año va a hacer nunca algo a tener en verdadera consideración. Aunque sea de alabar la capacidad de trabajo de este hombre, y que haya que reconocerle unos cuantos títulos apreciables y algunos muy buenos, esta va al montón por encima de su media.

Textos por Oscar Sueiro. Edición y fotografía: Javier J. Valencia

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.