Crónica del Festival de Sitges 2017 (10) – Sábado 14 de Octubre

Última entrega de las crónicas del Festival de Sitges 2017 de la mano de nuestros redactores Oscar Sueiro y Javier J. Valencia. Entre las reseñas de hoy se incluyen “The Brink”, el exitoso anime “A Silent Voice”, “What’s Happened to Monday?” con Noomi Rapace o la floja “Psychopats”. Mañana, el ranking final de nuestros redactores y colaboradores.

THE BRINK, Jonathan Li

Primera película de Li, que ya tenía amplia experiencia como asistente de nombre tan consagrados como Johnnie To o TsuiHark. Respecto a la acción, da lo que promete; buenas coreografías de artes marciales, rápidas y contundentes. –Qué curioso esto de las peleas solo con cuchillos. Que nadie de la banda tenga una pistola. Una licencia artística que ya nos hemos acostumbrado a aceptar-. Y como película policiaca, llena de tópicos –como también era de esperar-, y con mensaje anti-codicia y corrupción que tantas veces nos cuentan pero ninguna tan bien como Serpico (SidneyLumet, 1973).

Un film cumplidor en el que la acción está por encima de todo y no vale la pena preguntarse muchas cosas que te vayan a sacar de la ficción. Mejor disfrutar de lo bien que se hace este tipo de cine en Hong Kong. (OS)

WHAT HAPPENED TO MONDAY, Tommy Wirkola

Me atrevo a decir que con este film, el noruego, director de Dead Snow (2009), alcanza la madurez porque ya en todos los sentidos sabe lo que tiene y lo lleva con inteligencia y contención. Un sci-fi que resulta creíble con pocos elementos y presupuesto muy bien optimizado.

La llamativa premisa la materializan Noomi Rapace, Willem Dafoe, Glenn Close, especialmente la primera, interpretando los siete papeles de las siete hermanas protagonistas, a las que logra dotar de personalidad propia aun no teniendo mucho tiempo para desarrollarlas.

Al guion se le podrían haber apuntalado mejor algunas decisiones, pero el film avanza a una velocidad con la que no queda mucho tiempo para reproches, y por el interés que despierta todo el tiempo, prefieres avanzar de su mano. Muy recomendable. (OS)

A SILENT VOICE, Naoko Yamada

Una de las sensaciones del anime de la temporada es A Silent Voice, que narra la historia de redención de un chaval que durante un curso asedió a una chica sorda y unos años después, ya en el instituto, intentará hacer las paces con ella -y verdaderamente consigo mismo-. Es elaborada y completa, y trata de abarcar en la definición de bullying no solo a víctima y culpable sino a todos aquellos complementos que propiciaron el acoso, ya sea la amiga de la chica que no la defendió, la que la detestaba e impulsaba el castigo o los colegas que le decían al chico que parara pero tímidamente y sin involucrarse en exceso. Por otro lado, el que suscribe está muy lejos de ser un gran conocedor de la filosofía de vida japonesa y a ratos parecía que el sufrimiento de los protagonistas, el dar vueltas y vueltas sobre el sentimiento de culpa y los aspectos más culturales de su propia identidad nacional que parecen aplaudir la sumisión se hacían un tanto excesivos. En cualquier caso, los aficionados del anime que estaban en el Retiro parecieron disfrutarla a rabiar, así que a buen seguro es recomendable para ellos. (JJV)

PSYCHOPATHS, Mickey Keating

Desgraciadamente la peor película de su joven director (Darling, 2015 y Carnage Park, 2016, por poner dos ejemplos) y quizás la peor que he visto en esta edición del Festival.

Entiendo el terreno del homenaje visual al que quiere llevar film -Brian de Palma en los 70, Tarantino, algo de luz a lo Mario Bava, etc.-, pero el conglomerado es un desastre total por la dirección de actores y la lisergia mal entendida. No importa nada de lo que pase, la empatía es cero absoluto y el guion parece de un estudiante de finales de los 90. Un experimento mal resuelto. (OS)

Oscar Sueiro / Javier J. Valencia

 

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.