Crónica del Festival de Sitges 2016 (6) – Miércoles 12 de Octubre

capsitges2016_06

Continuamos con las Crónicas de este 49 Festival de Cine Fantástico de Sitges de la mano de nuestros colaboradores Oscar Sueiro y Javier J. Valencia. En esta sexta entrega nos comentan la ya clásica Star Trek, la película de Robert Wise, Ballad in Blood de Ruggero Deodato, Detour de Christopher Smith, 31 de Rob Zombie, Midnight Special de Jeff Nichols, Grave de Julia Ducournau, Interchange de Dain Said y Begotten de E. Elias Merhige.

STAR TREK, LA PELÍCULA – EL MONTAJE DEL DIRECTOR (Robert Wise)

startreksitges

Magnífica oportunidad de recuperar en pantalla grande la primera aventura en cines de la tripulación original de la Enterprise, en una historia claramente influenciada por 2.001, una odisea del espacio y que pudo verse en un remontaje que muestra el film tal y como hubiera querido su director. Después de unos años sin revisarla, realmente es quizá la cinta que mejor muestra el verdadero espíritu de la serie original, teniendo claros conceptos como el de ir donde ningún ser humano a estado jamás (lo hacen) o descubrir los misterios de la galaxia: en esta ocasión el final, no por esperado resulta menos loable. Con su gozo en recrearse en algunas escenas, (como en el recorrido que le hace Scotty a Kirk por el exterior de la Enterprise como homenaje a los seguidores de la serie como símbolo de victoria, de por fin tenerla de vuelta -y ya nunca volvió a irse-), y con su cuidado cariño a la obra televisiva, Star Trek no solo es un clásico de la ciencia ficción de los 70, sino un ejemplo de como deberían ser los trasvases de la televisión a la gran pantalla. Un 7. (JJV)

BALLAD IN BLOOD (Ruggero Deodato)

balladinblood

Desde 1993 Ruggero Deodato no presentaba una película (en la gran pantalla) salvo alguna aportación a algún filme antológico: su retorno con Ballad in Blood es apenas una anécdota a su filmografía, una bromita con mucha sangre y muchas tetas que se agota enseguida a pesar de los esperpénticos tumbos de su argumento. Tras una noche de fiesta loca y amnesia posterior, dos chicos y una chica se despiertan descubriendo el cadáver de la hermana de la protagonista. Empezarán a desandar lo andado intentando recrear la senda de sus pasos y descubrir como fue asesinada la joven, pero las respuestas que encuentren cambiará la manera que tienen de verse entre ellos. Hasta siento que me estoy poniendo demasiado profundo en la sinopsis de una película que, de verdad, es una tontería. Un 3. (JJV)

DETOUR (Christopher Smith)

detour2016

Tras un speech en la que su director lamentó profundamente la salida de su país de la Unión Europea y (por dos veces) pidió perdón por ello a la audiencia de la Sala Tramuntana, Smith presentó Detour muy orgulloso, clamando que se trata de su mejor película hasta la fecha. Tengo a Triangle en un pedestal y la considero una de las dos o tres mejores películas del 2009, pero Detour me ha gustado casi tanto como aquella y en los momentos en los que escribo estas líneas no descarto considerarla como la película del Festival. Harper, un joven aspirante a abogado (Tye Sheridan, el último Cíclope de la saga X-Men) conoce una noche de borrachera, deprimido ya que su madre está en coma y al borde de la muerte, a un peligroso delincuente que le ofrece librarse de su padrastro a cambio de 20.000 dólares. Harper lo detesta ya que lo considera el culpable del estado de su madre, pero según las decisiones que tome, la narración de la historia se desviará en una dirección o en otra… La película, que incluye montones de homenajes al cine negro, está llena de sorpresas en su forma mientras que en su fondo no esconde ser un noir al cien por cien. Puede que cuando llegue el momento de las revelaciones haya un cierto tipo de espectador que se sienta estafado: no cuenten conmigo, a mi me pareció brillante y sumamente original. Un 8,5 (JJV)

Director amigo del festival, pues aquí hemos visto toda su filmografía, que en esta ocasión también firma el ambicioso guión con clara vocación neo-noir. No solo sale airoso del reto, sino que firma un film notable, bastante por encima de lo habitual en este tipo de berenjenales. El texto es sólido, la narración muy juguetona y la forma muy pulcra. El montaje plantea paralelamente dos posibilidades y no siempre estamos seguros de los hechos, algo que añade tensión a una trama de por sí harto frenética. Solamente reprocharle un Deus ex machina un tanto efectista, pero vaya, cosas más raras se han visto. Buen cine, buen divertimento. Un 7,5 (OS)

31 (Rob Zombie)

31rz

Un grupo de amigos que viajan por Estados Unidos en caravana son secuestrados por una siniestra organización que les obliga a jugar al «31» la noche de Halloween: Durante doce horas serán perseguidos por asesinos disfrazados de payaso, cada cual más truculento, y solo pasado ese tiempo serán puestos en libertad si sobreviven. Rob Zombie abandona por el momento su faceta más dedicada a las películas «de autor» por volver al horror y a la violencia puro, a modo de gran guignol inspirándose en clásicos como El malvado Zaroff. Mientras que no ha sido muy bien recibida por parte de la crítica, considerándola un paso atrás en su carrera -dudo que Zombie enfoque su cine basándose en la recepción ajena, pero bueno-, los que no terminábamos de congeniar del todo con ese cine suyo más personal pero denso como derivado de un opiáceo preferimos este carnaval del horror, contundente, filmado con nervio y con un estupendo Richard Brake (visto este año en la serie Ray Donovan) dando vida a un asesino de nombre DoomHead que es en si mismo una lección a DC y su insípido tratamiento del Joker en Suicide Squad. Un 7 (JJV)

Rob Zombie vuelve a lo suyo tras desmarcarse totalmente con la excelente The Lords of Salem -generalmente incomprendida-. Pero vuelve a lo suyo con el piloto automático, como haciendo lo que ya demostró que sabe hacer con su primer largometraje, La casa de los mil cadáveres (2003), y que llevó a su máximo nivel con Los renegados del diablo (2005). 31 es otro pasaje del terror, otro despliegue de violencia. Una cacería humana. Justamente lo que esperaba tras ver el trailer, así que no puedo hablar de decepción, y tampoco espero mucho de este tipo de películas en general -quizás por eso me gustó tanto The Devil’s Rejects, porque ahí al menos trabajó a sus personajes, y hasta los apreciabas por indeseables que fueran. En 31 tenemos un body count en el que todos son carnaza. Quizás el personaje de Sheri Moon Zombie, por su tenacidad, puede despertar algo de empatía, pero con un antagonista (Richard Brake) tan potente, casi da igual quién gane. Entretenimiento salvaje. Un 6 (OS)

MIDNIGHT SPECIAL (Jeff Nichols)

midnightspecial

Por desgracia cada paso adelante en la carrera del prometedor Jeff Nichols resulta menos interesante que el anterior, y Midnight Special por momentos resulta una verdadera decepción. Su primer tramo es ambicioso, ya que presenta la información fragmentada y hasta bien avanzado el metraje no entendemos el porqué de la desesperada huida de un padre (Michael Shannon) y su hijo, el cual posee poderes sobrenaturales. Por desgracia resulta una intro larga y tediosa y afecta al resto del metraje, cuando más avanzado y con la entrada del científico interpretado por Adam Driver entre los protagonistas intente convertirse en Encuentros en la tercera fase con todas sus fuerzas. Empero, posee un final monumentalmente hermoso que redime parte de su errática narración. Un 5. (JJV)

GRAVE (Julia Ducournau)

graveraw

Esta venía a ser la película polémica del Festival porque causó algún desmayo en anteriores proyecciones, pero eso siempre lo dicen de alguna en cada edición. No es que sea mentira que alguien se pueda desmayar viéndola, y con mucho menos también, pero tiene más que ver con la sensibilidad de la persona y su estado de ánimo que con el film, y de todas formas, reducir una buena pieza a una anécdota así, es bastante injusto. Además, crea unas expectativas de las que algunos no se saben deshacer y luego se sienten decepcionados. Por el tema que trata y cómo lo trata, Raw está muy bien llevada. Sería fácil que cayera en el morbo gratuito, también que se pusiera salvaje de más, que la directora perdiera las riendas al fin y al cabo, pero afortunadamente, no pierde el tono y llega a dónde quiere llegar -pisando las líneas de los arcenes en alguna secuencia pero sin salirse de la carretera. Merece mucho la pena verla. Cine fantástico-realista. Un 7 (OS)

INTERCHANGE (Dain Said)

interchange

Thriller policíaco al uso que sigue una trama fantástica de unos asesinatos que se llevan a cabo bajo una especie de ritual ancestral. En lo técnico nada que objetar, destacando la fotografía y la partitura, pero los actores están justitos y el grueso del caso resulta algo inverosímil, incluso jugando en la liga del fantástico. El relato es bonito y guarda un mensaje ecologista, pero no te lo terminas de creer. Un 5 (OS)

BEGOTTEN (E. Elias Merhige)

begotten

Film experimental de culto que el festival recupera en su formato original de cine en 16mm. Celuloide que el mismo director rayó con papel de lija para acentuar más la textura granulosa que ya de por sí tiene este soporte. Eso junto a unas altísimas relaciones de contraste, dotan a la imagen de un look único, que sumado al poderoso imaginario del autor, conforman unas imágenes icónicas que a nadie pueden dejar indiferente. Ahora bien, hace falta de cierto bagaje en lo experimental o al menos mucha predisposición, pues no tiene asideros narrativos para los espectadores neófitos. Es áspero y difícil de digerir. Atmosférico y opresivo. Hice muy bien en esperar para verlo en la gran pantalla pero no se lo voy a poder recomendar a casi nadie. Un 7,5 (OS)

Javier J. Valencia / Oscar Sueiro

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.