Charla-debate con Ray Harryhausen

harryhausencap

Hay algunos personajes que marcan media vida. Ya sea porque los admiras a ellos, o a su obra, se convierten en referentes y fetiches a los que tu memoria acude una y otra vez de manera compulsiva. En mi caso, uno de esos muchos personajes fue Ray Harryhausen el maestro de la “Stop-Motion”, ya saben, el tipo ese de nombre impronunciable que hacía dinosaurios y que consiguió maravillarnos para siempre con los esqueletos asesinos de Jasón y los Argonautas.

Hace unos años tuve la oportunidad de ver a Harryhausen en persona, para mí, un mito colosal desde que mi memoria alcanza. Esta es la crónica de aquella jornada.

El pasado miércoles 24 de Noviembre dentro del “Cicle de Cinema-debat” dedicado a los dinosaurios ofrecido por “Cosmocaixa” el museo de la ciencia de Barcelona, tuvimos ocasión de contar con el maestro de la animación Stop-motion, Ray Harryhausen.

Primero de todo, apuntar que: el que esto suscribe, es un ser absolutamente enamorado de las películas de Harryhausen desde muy temprana edad, por culpa del visionado de Jasón y los Argonautas (Jason and the Argonauts, 1963) en una tarde de domingo años ha, cuando en Primera sesión aún programaban películas y no telefilmes baratos sobre familias desestructuradas. Después de esta pequeña aclaración, empecemos con un breve y directo repaso a la película proyectada durante la sesión: Hace un millón de años (One Million Years B.C, 1966) se trata a mi parecer de una de las peores películas de la Hammer en cuanto a calidad cinematográfica se refiere, ni que decir tiene que esto no es impedimento alguno para que no se disfrute como un enano con su visionado, especialmente si se es un cinéfago empedernido. Básicamente (y hablando claro), tiene dos puntos de interés, a saber: las exuberantes protagonistas femeninas (sobretodo Raquel Welch) y los dinosaurios de Ray, (excepto la lagartija viva que utilizaron al principio), punto. Por lo demás, apuntar que este film abrió una mini-etapa de películas prehistóricas en la mítica productora Hammer como Mujeres Prehistóricas (Prehistoric Women, 1968) Cuando los dinosaurios dominaban la tierra (When Dinosaurs Ruled the Earth, 1970) o Criaturas olvidadas del mundo (Creatures the World Forgot, 1971) con resultados mediocres para la historia del cine pero satisfactorios en cuanto a recaudación en salas comerciales para la productora.

harryhausenviejo

Harryausen habló sobre la película durante poco mas de media hora, respondiendo posteriormente a las preguntas de los asistentes con interés y con bastante humor, sobre todo se refirió a la lagartija viva que utilizaron, según el, para que el espectador creyera que los siguientes dinosaurios que aparecerían durante el metraje, eran también seres vivos, con un resultado nefasto, como el mismo apuntó, ya que parecen mucho mas reales los animados por stop- motion que la “maldita lagartija”, como él mismo la llamó. Posteriormente expuso su opinión sobre las nuevas técnicas digitales y criticó el exceso de efectos especiales que produce apatía en el espectador saturado ya de maravillas imposibles, aun así, abogó por encontrar un espacio para todas ellas, ya que según él, pueden convivir perfectamente sin pisarse unas con otras. Posteriormente se discutió sobre la veracidad de sus creaciones, tanto sus hábitat como sus movimientos y costumbres fueron discutidos, pero como Harryhausen mismo apuntó: ya se que los Pterodáctilos no tienen alas de murciélago, pero al igual que el director maquilló y peinó a las mujeres prehistóricas, yo se las puse y les di glamour. Y es que en definitiva Harryhausen a lo largo de su carrera lo que quería ofrecernos era espectáculo, entretenimiento y romanticismo, cosa que consiguió de sobra.

También bromeó un poco con el homenaje que le rindió la productora Pixar en su película de animación Monstruos S.A (Monsters Inc, 2001)  en la que aparece un restaurante llamado Harryhausen. Preguntado por un espectador, contestó que tal vez en un futuro existiría una cadena de restaurantes Japoneses con su nombre. Al finalizar explicó que su criterio ya no valía actualmente, puesto que Los Simpsons eran líderes de audiencia y a él le parecían estéticamente horribles, por lo que se considera un hombre victoriano anclado en el pasado, “soy un extraterrestre” dijo, arrancando un sonoro aplauso del publico.

Antes de finalizar apuntó unos cuantos datos curiosos sobre la creación de sus criaturas animadas y se despidió del público, no sin antes dejarse fotografiar por sus admiradores que le pedíamos autógrafos compulsivamente. Hablar de Harryhausen es hablar de magia y de sentido de la maravilla, es volver atrás con los ojos de un niño para admirar a Simbad en su lucha contra la diosa Kali en El Viaje Fantástico de Simbad, a Jasón combatiendo con una Hydra de seis cabezas en Jasón y los Argonautas, y a aterrorizarnos con la horrible pero bella Medusa de Lucha de titanes.

Dani Morell

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.