Piratería

No tengo nada en contra del piratilla particular, y entiendo que una persona con inquietudes culturales no tenga dinero para satisfacerlas todas dado el alto precio que nos hacen pagar por ellas, pero sí es cierto que el pirateo ha tenido gran parte de culpa del bajón de la industria cinematográfica (también la musical).

Ahora bien, de la misma forma que no me gusta trabajar gratis, intento que nadie lo haga para mí. Ojo, tampoco me gusta que me estafen. Esa es una valoración personal que tiene que hacer cada uno siendo coherente con sus principios y valores. Lo más habitual es consumir gratis sin pararse a reflexionar.

Para mí el cine y la música son las cosas más importantes de la vida. Respeto y conozco mucho el trabajo que significa llevar a cabo una película o editar un buen disco. No creo que sea justo que yo disfrute de ello sin dar nada a cambio.

No compro películas según salen a la venta porque me parecen caras, pero tener ese precio de lanzamiento como excusa para piratear me parece endeble. Hay opciones como la tienda 79 de la calle Tallers, en Barcelona, en la que hay muchísimos títulos a partir de 2 euros, que sería algo así como un precio de alquiler, sólo que te la quedas para siempre. Y en Media Markt hay Blu ray por 8 euros, que también considero razonable. Con lo que cuesta un PC y un disco duro externo en condiciones, yo me compro muchas pelis y vinilos. O voy a conciertos, que es una experiencia que me quedo para siempre, más allá del momento vivido.

Tampoco digo que haya que verlo todo en el cine. Yo sólo pago por las películas que sé que me van a gustar mucho, aunque si fuese más barato vería muchas más, pero al menos siento que aporto algo para que esa industria se mantenga a flote.

La gente suele pensar en el productor que se forra, y nadie se acuerda del guionista que ha estado meses escribiendo y reescribiendo una historia, de cómo el director ha luchado por aportar su punto de vista, reuniéndose cientos de veces con todo el equipo, y de el trabajo que eso da a miles de personas, que no sólo están trabajando, están cumpliendo un sueño. Lo mismo pasa con la música.

No voy a profundizar en las jugarretas de la industria del cine español porque ya hay otros artículos que lo hacen, y muy bien además. Pero es doliente saber que pagamos parte de la producción con nuestros impuestos y luego volvemos a pagar por la entrada a un precio excesivo. Se lo montaron para que el productor no corriera ningún riesgo económico y pudiera hacer pelis como churros, sin importar el valor artístico, ni si quiera el valor rentable. Algo que solamente pueden hacer los que ya están en el ajo. En este link obligatorio aprenderéis cómo se consigue una subvención injustamente

También hay un vídeo importantísimo para saber hasta qué punto pueden ser mafiosos

Creo que ambas industrias necesitaban una reprimenda. Estaban subiendo los precios a su antojo a un nivel insultante, pero una cosa es herir y otra cosa es matar. No todos vivís el cine y la música como yo, a lo mejor preferís gastarlo en ropa, en copas, en viajar, en un coche… -yo también lo hago, pero por poco que os guste, si no queréis que desaparezca, contribuid. Id al cine una vez al mes, compraos vuestras películas y discos favoritos, o regaladlos, id a conciertos, etc. Yo llevo un año yendo a conciertos estupendos y todos por menos de 10 euros. Con las ofertas y tarjetas de socio puedes ir al cine por 5 euros. Hay plataformas online como Filmin o Spotify que son grandes alternativas. Se nos llena la boca criticando cómo los políticos desprecian la cultura y tenemos los discos duros llenos de películas, series y música que no tenemos tiempo material de consumir. Es acumulación ridícula, como cuando te empachas hasta agonizar en un buffet libre sólo porque hay comida de sobra. Hay que actualizar la forma de producción y distribución, sí, pero también el consumo. Rodar y distribuir un largometraje no es tan sencillo, ni barato como la gente cree. Pol Turrents lo explica muy claramente en este artículo. Incluso aunque consiguieras hacerlo a precio razonable, no tendrías ninguna posibilidad en el mundo de la distribución.

Hay cosas aparentemente caras que son realmente amortizables. Por ejemplo, un pack con una serie completa; Los Soprano, ahora se puede comprar por 80 euros, y si aprovechas el 35% de descuento en las rebajas de El Corte Inglés, todavía menos. Pues bien, tiene para meses de placer seriéfilo. MESES. No sé vosotros, pero yo 80 euros me los he gastado en la típica noche de cena y copas. No digo que haya dejar de hacer una cosa para hacer la otra, pero no salir un sábado no es un sacrificio tan grande, -os lo dice un perla.

Es un poco contradictorio decir que no te importa el mundo del cine, que se joda la industria, y consumirlo, especialmente de forma fraudulenta. Si lo hacéis, aunque sea como entretenimiento, es lícito que paguéis algo a cambio, y no a Telefónica, Jazztel, o derivados.

Que cada uno aporte a su causa. Yo no voy a ver cine doblado, salvo excepciones, y eso que respeto mucho la profesión del doblaje. Tampoco compro discos mainstream, esa industria no me necesita, y no voy al concierto de Rihanna, que aunque puede ser espectacular, no me compensa el precio.

Sé que en España esto va a ser complicado. El país donde se llevan móviles de 400 euros pero nos escandalizamos cuando hay que pagar 79 céntimos por el Whatsapp, que además es una aplicación fantástica. ¡Así va el país!

En definitiva, haced lo que os dé la gana, faltaría más, pero si he conseguido que alguno de vosotros reflexione y respete un poco más el trabajo ajeno, este artículo habrá sido un éxito.

Oscar Sueiro

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Piratería

  1. Marc dijo:

    Creo que tu acto de contrición o empatia o lo que sea, que aplaudo, estaría mas redondo sin los absurdos ataques a las industrias y los productores españoles.
    Usar como prueba la diatriba de un resentido que es incapaz de aceptar su propio fracaso no lo salva. Y si, probablemente comprar entradas para alcanzar el límite mínimo que te garantiza una subvención es un fraude de ley. Pero una ley estúpida e injusta lo hace inevitable. Para tu tranquilidad, la “subvención” cubre de media un 22-27% del coste de una película que no se podría hacer sin ella y que genera para el estado bastante mas de lo que recibe de el. En los países normales, empezando por USA, te la dan antes de empezar la película y la cobras en cuanto acabas. Aqui te dan algo que nunca sabes cuanto va a ser ni cuando vas a cobrar y solo si haces 50.000 espectadores en un año.
    Cualquiera que tenga el mas mínimo contacto con la industria del cine o de la musica o cualquier otra de tipo cultural sabe que no son un negocio. Prácticamenete todos los productores españoles de cine o discos o libros están en la quiebra, las películas americanas recaudan de media 10 millones menos de lo que cuesta lanzarlas (no hablo ya del presupuesto), la mayoría de los discos no los compra nadie y los libros igual. La gente que se dedica a eso no lo hace por dinero, normalmente es porque no pueden evitarlo.

    La pirateria hace daño por muchos motivos, el principal es que impide que las empresas compensen los continuos fracasos que sufren con los ingresos de los pocos éxitos que disfrutan. Para mas inri, cuando una distribuidora, a un editor o un productor discográfico de los que cuida sus productos y ofrecen cosas minoritarias pierden ingresos por ella, quiebran inmediatamente. Conozco media docena de personas que ha intentado distribuir películas coreanas, japonesas, independientes, y han tirado la toallar arruinados porque el público al que se dirigen, tan cool el, no se gasta un duro en eso que tanto les gusta. Hablar es barato, pagar cuesta.
    Pero además hay algo aun mas fundamental: no hagas con los demás lo que no quieres que te hagan a ti. No abuses de los derechos ajenos, no robes su trabajo, no uses lo que no es tuyo sin permiso. Es cuestión de decencia básica.

  2. Oscar Sueiro dijo:

    Hola Marc,

    Muy de acuerdo con tu último párrafo, pero no del todo con el primero.
    Si Tinieblas no miente, tiene razones de sobra para estar resentido, y dado el trato que recibió su película, nunca sabremos si hubiera sido un éxito o un fracaso.
    Conozco la industria aunque la producción es lo que más pereza me da, pero en una ocasión, un productor me contó cómo se hace películas sin perder un duro. Y no, no está en la quiebra. Quizás algunos sí, y otros habrán visto disminuir son ingresos, pero hasta ahora no me dan mucha lástima.
    Sí el caso de Alta Films, por ejemplo.

    En fin, que en España lo que se premia es la cara dura y no el trabajo, el esfuerzo ni la calidad. Pero yo tengo la conciencia muy tranquila.

Los comentarios están cerrados.