Festival Americana 2014, Festival de cine independiente norteamericano

El 2014 ha acogido la primera edición del Festival Americana, y El pájaro burlón no ha querido perdérselo. El evento, que transcurrió entre el 14 y el 16 de febrero, tuvo lugar en los Cinemes Girona, en la ciudad condal. Sede, que gracias a diversos factores, afortunadamente se quedó pequeña –decimos afortunadamente porque siempre es una buena noticia que un festival de cine independiente llene salas de proyección–. El éxito del certamen fue rotundo; sold out en casi todas las sesiones. ¿Cuáles fueron los ingredientes del triunfo? Creemos que: una selección estupenda de películas, ilusión y ganas de hacer las cosas bien.

Desde el primer día se respiró la implicación de la organización, amable y atenta, curiosos de saber cómo nos habíamos enterado de la existencia del festival, grabando el ambiente y las presentaciones que los críticos hacían antes de cada pase, y reaccionando a tiempo real ante las incidencias: se tuvieron que disculpar en algún momento por el pequeño caos formado por la asistencia masiva del público, aunque tampoco fue su culpa, nadie esperaba tamaño recibimiento. Esperemos que el año que viene puedan permitirse una sede más a su medida.

Dicho esto, hablemos de cine. De la mayoría de las películas tendréis dos opiniones para que podáis contrastar, ya que el acontecimiento lo hemos cubierto entre dos redactores.

THE RETRIEVAL (Chris Eska)

Óscar Sueiro: El relato transcurre durante el final de la Guerra Civil estadounidense, cuando los esclavistas todavía podían obrar libremente. El villano, una suerte de negrero y caza-recompensas al mismo tiempo, utiliza a un negro corrupto y a su joven sobrino para realizar sus capturas. El tío lo hace por dinero y no tiene escrúpulos, pero el crío es víctima de las circunstancias. Después de presentarnos a estos personajes, empieza la trama troncal, en la que los dos secuaces tienen que traer vivo a un hombre haciéndole creer que su hermano, a punto de morir, ha solicitado hablar con él.

El viaje de vuelta de los tres es también el viaje de los personajes, entendiendo viaje como su arco en el guión. Y es que The Retrieval es ante todo una road movie. Obviando el marco apocalíptico, me recordó mucho a The Road, de John Hillcoat. La relación paterno-filial que se establece entre el niño y el rehén desconocedor de la trampa, hace que a través del respeto, el cariño y la admiración, surjan dilemas morales que no se pueden expresar porque la muerte acecha durante todo el metraje.

Es un film sólido dentro de las limitaciones de su propio planteamiento y falta de ambición. Las reglas del juego son conocidas por todos y también se recurre a tópicos y arquetipos, pero funciona bien en todo momento e incluso sorprende con algún pequeño giro. No llega a entusiasmar pero tampoco diría que haya nada que esté reseñablemente mal.

Javier J. Valencia: The Retrieval narra una honesta y sencilla historia ubicada en el marco de la Guerra Civil Americana. Un hombre que logró escapar de la esclavitud es guiado hacia una trampa por un muchacho con el que desarrollará una relación paterno-filial. El formato del cine independiente ayuda a darle una sensación de veracidad a la ficción, que logra hacer olvidar el nivel de producción (parco en medios), y se ve reforzado por unas buenas interpretaciones de todo el elenco. Termina por ser una fábula muy formal sobre el viaje iniciático del adolescente protagonista, sobre las decisiones que deberá tomar en su vida y el hombre que quiere ser, que resulta tan previsible como agradable de ver.

DRINKING BUDDIES (Joe Swanberg)

OS: A todos nos llamó la atención verla en la lista de los mejores estrenos del año según Tarantino, de modo que algún día había que verla y Americana nos brindó la oportunidad de hacerlo en la gran pantalla.

Aunque de apariencia llana y superficial, plantea de forma inteligente reflexiones sobre las relaciones de pareja y la amistad entre hombres y mujeres. Nada de lo que no se haya hablado ya en centeneras de películas, pero con más frescura, gracia y perspicacia que la media.

Quizás no me creo que Olivia Wilde -probablemente una de las más bellas del mundo- se vaya de birras con sus colegas de la fábrica, y ese punto en el que todos molan tanto, me chirría un poco, pero prejuicios aparte, entra todo como la seda y se pasa un buen rato.

JJV: Drinking Buddies logra sin esfuerzo hacer disfrutar al espectador con sus equívocos amorosos, con todos los tópicos que se esperan en una producción de este tipo -para bien o para mal-. Sensación de inmediatez, ciertos diálogos que parecen improvisados y muy naturales, y un reparto bien escogido sin miedo a caer en la espontaneidad logran hacer que la película funcione muy bien dentro de sus expectativas. Olivia Wilde parece aplicarse en ir añadiendo mujeres comunes a sus interpretaciones probablemente para intentar alejarse del arquetipo de “mujer florero” (aunque le será difícil dado lo estratosférico de su belleza), Jake Johnson repite en su papel de “adulto con corazón de adolescente” en el que parece haberse especializado y Anna Kendricks resulta algo más que un simple complemento al tener una curiosa facilidad para robarles planos a sus compañeros de reparto.

IN A WORLD(Lake Bell)

OS: Esta mujer se ha cubierto de gloria: dirige, interpreta y escribe el guión –premiado en Sundance- de esta divertidísima comedia a la que no puedo poner ningún pero.

Aun estando enmarcada en el desconocido mundo de los actores de doblaje y teniendo bromas propias del gremio, funciona perfectamente en todo momento. Me lo pasé en grande. Incluso con su bis romántica. Es tan entrañable todo, que si alguien me dice que no le gusta es que es un androide sin humor ni sentimientos. Recomendadísima para todos los públicos.

Ya es de admirar lo que esta gente hace con la voz, pero el sentido del humor que han demostrado al reírse de sí mismos tan desvergonzadamente, es para quitarse el sombrero. Ideal para ver entre amigos.

JJV: De lo mejor del Festival. Lake Bell se revela como un tornado que arrasa escribiendo, interpretando y dirigiendo una comedia que aúna muy inteligentemente el espíritu del cine indie –en formato, personajes y estilo- y la comedia hollywoodiense clásica –en la creación de equívocos y en la elaboración de tramas secundarias que enlazan a la perfección con la principal y contribuyen al feliz resultado del conjunto final-. La propia Bell da vida a la hija de una leyenda del doblaje que intenta abrirse paso en el mismo mundillo el cual es un coto cerrado del género masculino. En su empeño por lograr su meta se irán enredando sus amigos, su hermana, su cuñado y toda una patulea de extravagantes y muy divertidos personajes. Una comedia redonda.

SHORT TERM 12 (Destin Daniel Cretton)

OS: Hermoso film en el que sorprende especialmente la audacia con la que se mezclan el drama y la comedia en un marco tan trágico. Personajes bien escritos a los que llegas a querer, actores con mucha verdad y frescura, y un tono muy personal, hacen de esta película una de las mejores del año.

Conmueve la implicación de los protagonistas, voluntarios en un centro de menores con problemas de adaptación social, con los chicos a los que asisten. Generan entre todos un vínculo familiar en el que conocemos las circunstancias de cada cual y nos preocupamos por ellos. El metraje contiene en sí varios momentos de fuerte carga emocional, y deja para el recuerdo unos de los raps más contundentes que se ha interpretado nunca.

JJV: Para el que suscribe, la mejor película del Festival. Interesante mix entre el drama personal que vive el personaje de Grace, interpretada magníficamente por Brie Larson, debido a los traumas que arrastra de su infancia y que la impiden avanzar en su vida diaria y el protagonismo del propio centro en el que trabaja, el Short Term 12 que da título al filme, donde cuidan de niños y adolescentes que han sufrido abusos por parte de sus progenitores. Tiene algo de cine social (los propios “trucos” que tienen los cuidadores del centro para que no se descontrole el lugar tienen una sensación documental brillante), y bastante de drama psicológico: en ese aspecto escenas como el rap que canta ante uno de los cuidadores uno de los chavales que está a punto de abandonar el centro porque va a cumplir la mayoría de edad, o la narración de una semi-adolescente de los abusos que su padre ha cometido con ella en forma de cuento infantil sobrecogen y ponen los pelos como escarpias: Cretton ha conseguido un grado de implicación de todos los miembros de su equipo que da forma a una de las mejores películas del 2013.

THE KINGS OF SUMMER (Jordan Vogt-Roberts)

JJV: Clásico relato de “fin de la inocencia” con la vista puesta en el clásico del género Cuenta conmigo de Rob Reiner, pero con mucho menos dramatismo y mucho más humor, no en vano, su director, Jordan Vogt-Roberts, procede del mundo del stand-up comedy. Si bien no ofrece nada nuevo y resulta un tanto dispersa, se deja ver con agrado: Los dos mejores amigos de la infancia, en plena entrada en la adolescencia, dejan a sus padres y se van a vivir a una casa en el bosque construida por ellos mismos con el fin de encontrar su anhelada independencia. Se les unirá un tercer colega, el extravagante Biaggio, interpretado con muchísima gracia por Moisés Arias (visto recientemente en El juego de Ender), cuyas rarezas cautivaron al público de la sala. Con todos sus fallos, imposible no recordarla con una sonrisa.

AIN’T THEM BODIES SAINTS (David Lowery)

JJV: Precisamente de la película que más esperaba me llevé la primera, y única, semi-decepción. Y digo “semi” por que tampoco es justo indicar que Ain’t Them Bodies Saints no tenga momentos de interés, una elegante puesta en escena o un reparto bastante adecuado. Sin embargo, esta dinámica de perseguir un estilo de cine sensorial con la mirada puesta en Terrence Malick –o en Andrew Dominik- no mantiene el tipo durante sus 90 minutos, derivando en ciertos fragmentos hacia el tedio, pasándose de reiterativa y enredando en exceso ciertos diálogos que parecen diseñados más de cara a la galería que al deseo de aportar profundidad a la narración (como el largo monólogo de Casey Affleck frente al espejo contando la historia del hombre que llevaba el mismo traje que cuando tenía 12 años para ser reconocido por su madre en el caso de que le ocurriera algo). Hay un gran trabajo intentando ser una película que se debe experimentar, eso es indiscutible, pero su resultado no convence del todo.

UPSTREAM COLOR (Shane Carruth)

OS: Más que una película. Me atrevería a decir que es la sublimación del cine experimental. Por un lado, resulta imposible entender el cien por cien del relato, y por otro, sabes que todo tiene sentido. Todo suma, no es banal.

Fui muy prevenido a la proyección, y casi sin parpadear, entré en el juego que propone el director de Primer, interrelacionando las secuencias entre sí, y desencriptando los simbolismos. Fue toda una experiencia, una gozada. Me hubieran hecho falta papel y bolígrafo, pero más allá de intentar disfrutarlo como un film de narrativa convencional y tratar de entender su totalidad, hay que sumergirse en el ejercicio de estilo sensorial que es en sí misma Upstream Color, cuya banda sonora -compuesta por el mismo director, que también escribe y fotografía la película- nos transporta a quién sabe dónde.

Entiendo que este tipo de creaciones no sean del agrado de la mayoría, y no tienen por qué serlo, pero a mí me ha seducido sobremanera, y considero a Shane Carruth un superdotado del cine.

-Premio Artsy

Al final de cada pase el espectador podía entregar una papeleta indicando una nota del 1 al 5 para valorar la película que acababa de ver. La clasificación final fue la siguiente:

Short Term 12 (ganadora del Premio Artsy) (4,31)

The Kings of Summer (4,16)

In a World… (4,08)

American Promise (4,07)

Drinking Buddies (4,01)

The Retrieval (3,73)

Ain’t Them Bodies Saints (3,69)

The Motel Life (3,58)

Upstream Color (3,18)

Audrey the trainwreck (2,56)

Más información sobre el Festival Americana en http://americanafilmfest.com/es/ 

Oscar Sueiro & Javier J. Valencia

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.