Emociones baratas # 11- ¡Bravo samurái!

samurai-wallpaper-14

Hay que reconocer que estamos viviendo unos tiempos apasionantes a nivel de literatura “de nicho” en este país. Y la gente de Ronin Literario tiene gran parte de culpa en ello gracias a sus interesantes propuestas de aventuras y acción. A más de uno no le sorprenderá que, fiel a su nombre, la editorial haya puesto un especial mimo en sus historias de guerreros orientales, en especial en diversas aventuras que rinden homenaje al chambara, el género samurái por excelencia. De hecho, este mismo Julio se han propuesto seguir con las aventuras del personaje creado por Akira Kurosawa e interpretado por Toshiro Mifune en YojimboSanjuro en forma de antología de relatos. Es un buen momento para echar un vistazo a las dos anteriores propuestas samurái de la editorial. ¡Hajime!

Lobo contra perro (Raquel Mayorga Baños, 2016)

lobo-contra-perro-slider

La familia Somekawa es tan leal al Shogun de Japón que incluso cuando éste es un loco sin remedio su patriarca Fudo accede a recuperar para él un espejo mágico que según sus delirios lo convertirá en un inmortal. Como en todos sitios cuecen habas, dentro del clan del perro (el sobrenombre dado a la familia por su lealtad) también hay disensión entre Fudo y su primogénito, el ambicioso Renka, que le acompañará en el viaje sin estar seguro de si es el mejor plan de acción. Cuando los samurái entran en el templo de Ginkagami, donde se supone que los monjes guardan el espejo (y no pueden entregarlo a nadie, ya que creen que está maldito) estos encuentran mucho más de lo que esperaban. Uno de los monjes más veteranos del templo resulta ser Haku el lobo, un temible ninja al que el patriarca de los Somekawa perdonó la vida años atrás y que está determinado a realizar una última misión siguiendo a Renka y los suyos en su regreso hasta Edo; recuperar el espejo a toda costa, ya que Renka está empezando a sentir que quizá las leyendas sobre la maldición fueran ciertas.

Al haber aparecido inicialmente como una serie literaria de cuatro entregas, Lobo contra perro maneja perfectamente el cliffhanger y el ritmo rápido, pero su autora también es capaz de insuflar a sus personajes unas personalidades muy interesantes y que en definitiva, y como me gusta decir, que estos tengan “alma” pese a ser arquetipos reconocibles del género. La prosa de la autora logra transmitir perfectamente el hecho de que estamos leyendo una versión novelada de algún chambara clásico, con esa mezcla entre lirismo y violencia tan característica en detalles como el disfraz ninja de Haku, que era de color blanco en su juventud y ahora es ocre debido a años de limpiar sangre de enemigos en él o la manera en que describe los combates y las muertes, sangrientas pero totalmente estilizadas. El elemento sobrenatural está también presente pero en ningún momento es el centro absoluto de la novela pese a tener una importancia clave en su desenlace. A destacar también la habilidad de la autora para introducir terminología japonesa en descripciones, y aunque a veces el lector (me incluyo) no recuerde a qué está aludiendo -o simplemente no lo sepa por desconocimiento cultural- jamás saca de la narración. Un excelente ejemplo de narración concisa, refrescante y adictiva.

Oni (Sergio Vega, 2016)

ONI-CUADRADO1-458x458

Si la anterior historia podría describirse como una dinámica persecución, Oni es más bien un thriller de misterio agobiante en una remota aldea nevada. Allí despierta un samurái, Yuki, que es cobijado por unos lugareños que tienen un especial interés en que no salga del pueblo. Por lo visto un demonio (el Oni del título) merodea cerca de un templo y los pueblerinos temen acercarse allí y que los devore. Pero a medida que Yuki pasa más tiempo entre esa gente sus dudas sobre la veracidad de la historia empiezan a ser cada vez más grandes. Es más, Yuki viajó a la aldea en busca de su padre, que desapareció misteriosamente y que los lugareños creen que fue asesinado por el demonio. El autor sabe mantener una tensión constante en la narración, acentuada particularmente con la falsa deferencia que muestran los habitantes de la aldea con el samurái, al que por diferencias sociales se ven obligados a tratar con respeto pero que no deja de ser un cautivo que está amenazando constantemente con volver con su clan y arrasar el pueblo si no le dejan ir al templo. ¿Es la historia del demonio cierta o falsa? ¿Son los campesinos algo más de lo que aparentan?

Aparecida también como historia en cuatro partes, Oni entra menos en la acción y más en el mundo del misterio y la superstición para tejer una entretenida historia que se lee en un santiamén y que consigue mantener su intriga hasta un final en el que descubriremos si el elemento sobrenatural es o no verdadero y que pone en la mesa los grandes temas del honor y el deber dignos de toda ficción samurái que se precie. Al igual que en la anterior tenemos pocos personajes y pese a tener “poco tiempo” en la historia están perfilados de una manera interesante y atractiva que hace que te importe lo que les pasa. En definitiva, un excelente doble programa que deja una satisfactoria sensación casi cinematográfica.

Víctor Castillo

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.