DÍAS EXTRAÑOS, TIEMPOS SALVAJES – La ciencia ficción de los 90 en 50 películas, 5ª parte: LA REALIDAD NO ES LO QUE ERA

cabecera90_05

¿Cuál fue su paranoia preferida de fin de siglo? ¿Aquella que decía que usted vivía en una simulación generada por ordenador? ¿La que le colocaba como el protagonista inconsciente de una serie de TV? ¿Está usted en coma y su vida no es más que un sueño? ¿Atrapado en un videojuego virtual? Las 90 Cifi se despiden con estas diez visiones del mañana (y del presente, ahora pasado) que intentaron hacernos cuestionar el suelo que pisábamos.

5ª parte: La realidad no es lo que era

JOHNNY MNEMONIC (1995) Estados Unidos/Canadá

D: Robert Longo I: Keanu Reeves, Dolph Lundgren, Dina Meyer

cifi90jmnemonicSi se otorgara un premio Oscar a reparto más estrambótico, ésta película sería la Ciudadano Kane de dicha categoría. Sólo el pensar en Keanu Reeves, Ice-T, Henry Rollins, “Beat” Takeshi Kitano, Dolph Lundgren y Udo Kier en un único plató me produce fuertes dolores de cabeza. El pintor, escultor, músico y director de cine Robert Longo también debió pasar algo parecido tras el estreno de ésta adaptación muy sui generis de un relato corto del autor de Neuromante y pope de la literatura cyberpunk, William Gibson. Engordar una historia corta siempre es complicado y ésta no fue una excepción. Johnny Mnemonic nos narra la carrera contrarreloj de Johnny (Keaun Reeves), un correo mnemotécnico que almacena información encriptada en un implante de su cerebro, para entregar unos datos que parecen interesar a todo bicho viviente en el hampa y las corporaciones de ese futuro sombrío. Al lado de Johnny vemos desfilar a aliados como el pandillero J-Bone (Ice-T), la mercenaria Jane (Dina Meyer) o el doctor renegado Spider (Henry Rollins, incapaz de soltar una línea de diálogo sin gritar) y a antagonistas tan memorables como el yakuza Shinji (Dennis Akiyama) y sobre todo el loco predicador cyborg encarnado por Dolph Lundgren. En su momento a Gibson le gustó, pero hay que reconocer que es un poco casposa y parece casi un ensayo general de Keanu Superstar de Matrix. Los fans irredentos de Gibson tenemos poco a lo que agarrarnos; es esto o la rallada de Abel Ferrara en New Rose Hotel, así que para el que esto escribe siempre estará en su corazoncito cinéfago. VCR

DESAFÍO TOTAL (Total Recall, 1990) EEUU

D: Paul Verhoeven  I: Arnold Schwarzenegger, Rachel Ticotin, Sharon Stone, Ronny Cox

cifi90totalrecallPartiendo de un relato del eterno Philip K. Dick, el autor holandés –ya apadrinado por Hollywood-, crea esta trepidante película de acción en ese amplio marco de ciencia ficción que es Marte y toda la fantasía que viene englobando hace décadas. Lo cierto es que me gusta tanto que no sé qué decir… tiene a Arnold Schwarzenegger en el mejor momento de su carrera, un guion inteligente con giros casi desde el principio, acción contundente, dos villanos míticos –Ronny Cox y Michael Ironside-, unos FX estupendos que aguantan más que bien el paso de estos veintiséis años, y a una joven y bella Sharon Stone– a la que el mismo Verhoeven haría famosísima dos años después con Instinto Básico. Pero sobre todo, este film tiene un carisma arrollador. De esas veces que me permito ponerme coloquial y decir que, ya no es que sea una muy buena película, que lo es, sino que mola mucho. Curioso y subjetivo adjetivo el de molar, pero está en esa liga. OS

NIVEL 13 (The Thirteenth Floor, 1999) Estados Unidos / Alemania

D: Josef Rusnak  I: Craig Bierko, Gretchen Mol, Vincent D’Onofrio, Armin Mueller-Stah

cifi90nivel13Cuando más se buscaba la película que mejor pudiera ejemplarizar los terrores provocados por el final del siglo XX, alguien cayó en la cuenta de que una de las novelas de ciencia ficción más injustamente olvidadas y que mejor podría representarlos sería la magnífica Simulacron 3 (Counterfeit World, Daniel F. Galouye, 1964), de la cual solo existía una versión anterior realizada para la televisión alemana por R.W. Fassbinder. Pero no resultaría una versión tan fiel como la -magnífica- realizada por el polémico director de Todos nos llamamos Ali (que era una visión personal, tanto que dudo que nadie se imagine el libro de Galouye de ese modo, pero fiel al fin y al cabo) y añadiendo una serie de invenciones que probablemente querían darle de mayor enjundia comercial al proyecto y lo que terminó dándole fue una aspecto general de película un poco pobre. En 1990, un grupo de científicos ha creado un simulador de realidad virtual que permite recrear Los Angeles tal y como era en los años 30 (esta fue una de las licencias que se tomaron, no demasiado afortunada), pero uno de los seres creados artificialmente logra meterse en la conciencia de uno de los usuarios de la máquina y salir al mundo “real”. Gran parte del existencialismo y las dudas que generaba la novela se pierden en el intento de hacer una película de acción y que además adolece de tener un protagonista principal un tanto soso, y fue fácilmente superada en taquilla y en la memoria por otros títulos que tenían como referencia el mismo libro pero sacaron mucho mejor partido (e idearon una estética mucho más lograda) a los planteamientos de Galouye, como The Matrix o Dark City. JJV

ABRE LOS OJOS (Abre los ojos, 1997) España

D: Alejandro Amenábar I: Eduardo Noriega, Penélope Cruz, Chete Lera, Fele Martínez, Najwa Nimri

cifi90abreojosAntes que Alejandro Amenábar triunfara a nivel internacional, hizo las que para un servidor son sus mejores películas, Tesis (1996) y esta que nos atañe: Abre los ojos. Estableciendo un juego de guión de mostrar sólo una parte de lo que quizás puede estar acaeciendo y, al mismo tiempo, situar al espectador siempre dentro de la mirada del protagonista –vemos la realidad a través de él–, Amenábar compuso una inteligente trama en la que confluyen temas como la exteriorización de nuestro yo y el cómo nos ven los demás –y cómo eso nos define o no a nosotros mismos–, la capacidad de nuestra mente de protegerse a sí misma fabricando ficciones dentro de las realidades, teorías sobre la criogenización y la susodicha reflexión de vivir eternamente, etc. Una amalgama de cuestiones y capas que gracias al nivel notable del guión quedan afinadas con acertada corrección. Una brillante composición reforzada por un montaje acertado y que sabe medir bien los tiempos a la hora de preparar y/o mantener en vilo al espectador. El reparto, encabezado por Eduardo Noriega y Penélope Cruz, confecciona unas interpretaciones bastante correctas, y que no hacen chirriar en ningún momento el edifico construido por Amenábar, aunque quizás es la relación de amor entre los dos protagonistas la cuestión que acaba quedando más trillada en el film. Con todo, Abre los ojos es una cinta muy reivindicable y de siempre grato visionado. XTV 

CUBE (1997) Canadá

D: Vincenzo Natali  I: Nicole de Boer, Maurice Dean Wint, David Hewlett

cifi90cubePuedes dar la nota con una opera prima ruidosa como esta pero el tiempo se encargará de ponerte en tu sitio. Un puñado de personas encerradas en un gran cubo hecho de cubos más pequeños. Diferentes habitaciones con una compuerta en cada pared que te lleva a otras habitaciones. Unas vienen con trampa mortal y otras no. Una excusa original para construir una película sobre los eternos dilemas de la vida en comunidad en situaciones extremas. Liderazgo, solidaridad, superación, traición y egoísmo a partir de personajes tan diferentes como una doctora conspiranoica, un policía violento, un escapista profesional, una matemática superdotada, un discapacitado mental y un oficinista que no es agua clara. Hay que salir cueste lo que cueste de tan extrema escape room. Cube quiere ser un ejercicio de virtuosismo cinematográfico, un perverso juego matemático, psicológico y claustrofóbico pensado para llamar ruidosamente a las puertas del espectador y de la industria. Prácticamente hora y media con tan solo cinco personajes y una misma habitación que va cambiando de color. Si rascamos el brillante cascarón veremos que es muy previsible, que los actores no dan la talla y sus personajes son ridículos, que se repiten los lugares comunes, que la historia no tiene recorrido y que pese a las pretendidas cabriolas matemáticas no hay nada que rascar. Es tramposa, alarga el metraje y no deja de ser un slasher que se reduce a conocer el orden de defunción de los susodichos. Pero ya he dicho antes que por un momento lo consiguió. Durante un tiempo me tragué que era una opera prima superior, comparable a otras de la época (como Pi de Darren Aronofsky o Memento de Christopher Nolan). No negaré que Natali sepa dirigir o que Cube no mantenga su interés en un primer visionado, gracias a ese arranque tan potente y al suspense de ver si alguno saldrá del asunto sin despeinarse, pero uno termina por pensar que se han estado riendo de él y que la película no era aquel diamante en bruto que nos quisieron vender. DM

HARRISON BERGERON (1995) Estados Unidos

D: Bruce Pittman  I: Sean Astin, Miranda De Pencier, Christopher Plummer, Eugene Levy

cifi90harrisonEn un futuro cercano, la inteligencia de los ciudadanos es sometida mediante una bandas metálicas que impide que la tengan más elevada que la media. Cada cierto tiempo escogen a alguien con un talento mayor que el habitual para formar parte de la élite que mantiene a raya la sociedad. El joven Harrison Bergeron es uno de ellos, y aunque inicialmente accede de buen grado pronto descubrirá que se está prohibiendo a las masas un mundo de arte y cultura para mantener a todos al mismo nivel. Cuando empiece una relación con Phillipa (De Pencier) y tenga que afrontar las consecuencias de la misma comenzará el camino hacia la rebelión. Modesta TV Movie de la cadena Showtime que adaptaba muy libremente un mini-relato de Kurt Vonnegut y en el que destaca un magnífico Christopher Plummer como líder en la sombra de la sociedad, el cual brilla particularmente en la escena en la que confiesa al protagonista los motivos que le llevaron a tomar la decisión de mantener controladas las mentes de los civiles: un antagonista con ideas claras y creyente en ellas, nada de un villano unidimensional. Quizá es un tanto reiterativa y le hubiera sentado mejor formar parte de alguna serie antológica tipo Masters of Science Fiction (2007) con formato de una hora y cuatro actos. En cualquier modo, destacable. JJV

eXistenZ (1999) Canadá / EEUU

D: David Cronenberg  I: Jennifer Jason Leigh, Jude Law, Ian Holm, Willem Defoe

cifi90existenzYa a finales de la década y tres años después de Crash, nuestro adorado canadiense cerraría su era de la nueva carne –aunque siempre mantendría ciertas constantes e intereses pero con representaciones menos físicas- con esta película sobre el videojuego hiperrealista Existenz. En este curioso universo –no del todo descartable en un futuro real-, las personas tienen un puerto con el que conectarse a la consola y en red, entre sí mismos. Quienes no la hayan visto, imaginarán una especie de conector usb o algo sofisticado, pero Cronenberg, todavía fiel a sus obsesiones, le da a esa tecnología un carácter orgánico y un tanto sexual. Tal es el realismo, que cada vez será más difícil saber si estás dentro del juego o no, y la trama de los rebeldes anti Allegra Geller, ingeniera creadora de Existenz y personaje protagonista interpretado por Jennifer Jason Leigh, lo impregnará de una creciente atmósfera amenazante. Realmente consigue recrear un mundo propio y una sensación ambigua de realidad. Y quizás gracias a ese carácter tan orgánico de los FX, se mantiene bastante actual –la tecnología avanza a toda prisa, pero la carne sigue siendo carne, y los cartílagos y la sangre, también-. Un film notable, altamente estimulante e inteligente que encaja a la perfección en la obra del autor de Videodrome, La mosca, Scanners, y muchas otras generadoras de traumas. OS

DARK CITY (Dark City, 1998) EEUU

D: Alex Proyas I: Rufus Sewell, Kiefer Sutherland, William Hurt, Jennifer Connelly, Richard O’Brien

cifi90darkcityUn año antes de Matrix llegó a las salas este film de Alex Proyas que construía un edificio cinematográfico basado en un juego parecido al que jugaría la película de los Wachowski, aunque las tramas iban hacia caminos distintos. El juego es el de Platón y el mito de la caverna, del que se desprende que los seres humanos vivimos engañados en el interior de una cueva viendo sólo sombras de lo real. En Dark City el escenario para representarlo es una ciudad inmersa siempre en un clima lluvioso, nocturno y embriagado de un aroma nacido de las pesadillas. John Murdock (Rufus Sewell) se enfrenta en esa ciudad a su amnesia, a su pasado y a unos misteriosos hombres del submundo que pueden alterar a placer la ciudad y a sus habitantes. La distopía y el neo-noir son las notas de color que pincelan esta interesante y notable película, y que bebía de influencias tan poderosas como el expresionismo alemán (hay claros ecos de F.W. Murnau y de Fritz Lang), y también del cyberpunk urbano y existencial de Akira. Aunque la recepción cuando se estrenó no fue buena –se suele dice decir que fue debido a que no se supo vender ni comercializar correctamente–, con los años ha pasado a ser claramente un film recordado, venerado y, para muchos, considerado de culto en la ciencia ficción. XTV

DÍAS EXTRAÑOS (Strange Days, 1995) EEUU

 D: Kathryn Bigelow I: Ralph Fiennes, Angela Bassett, Juliette Lewis

cifi90strangedaysYa lo decía Billy Idol en su canción Shock To The System: la Los Ángeles de principios de los noventa parecía a punto de explotar de un momento a otro. Las tensiones raciales que llevaron a las revueltas posteriores a la sentencia del caso Rodney King en 1992 fueron la inspiración que James Cameron necesitaba para escribir esta epopeya noir cyberpunk que posteriormente fue dirigida por su ya por aquel entonces exmujer. Ambientada en un cercano 1999, concretamente en los dos últimos días del año, Días extraños nos narra la lamentable vida sin control de Lenny Nero (Ralph Fiennes) un expolicía metido a camello de experiencias sensoriales grabadas para disfrute de adictos a las emociones fuertes. Tras el asesinato del célebre rapero Jeriko One (Glenn Plummer), Los Ángeles parece estar cercana a una masacre racial, el “2K”, que muchos activistas prevén que se llevará a cabo con el cambio de década. Nero tiene que lidiar con la obsesión por recuperar a su exnovia Faith (Juliette Lewis) de las garras del malvado productor musical Philo (Michael Wincott, bordando su rollo de villano asqueroso como nunca) mientras molesta a su amiga y guardaespaldas Mace (Angela Bassett) y con el asesinato de una prostituta que le acaba salpicando, ya que ésta parecía tener en su poder una grabación que podría enviar la ciudad al caos más absoluto. Días extraños es épica tanto en extensión (145 minutos) como en planteamiento, llevando constantemente al espectador en un crescendo hacia un gran y pirotécnico (literalmente) final que le deja a uno agotado pero feliz, como en un polvo memorable. VCR

THE MATRIX (1999) Estados Unidos

D: The Wachowski Brothers  I: Keanu Reeves, Carrie-Ann Moss, Larry Fishburne, Hugo Weaving

cifi90matrixMuchas otras lo intentaron, desde Johnny Mnemonic hasta Días extraños, pero fue Matrix la que se llevó el gato al agua, la que supo hacerse con el zeitgeist de fin de siglo capturando las inquietudes culturales del público y conquistándolo, a tenor de los magníficos resultados obtenidos en taquilla. Usando un buen potaje de referencias (desde novelas como el Simulacron 3 de Dan Galouye hasta cómics como Los invisibles de Grant Morrison, del manga al spaghetti western, y muchas más) la película de los Wachowski entendió qué querían ver las plateas, una historia con un buen peso filosófico, pero sencilla y bien explicada, que tuviera mucha acción y que presentara a personajes que reflejaran cómo deberían ser los héroes de ese tiempo enfrentados a los miedos que presentaba el año 2000. Dicho y hecho: contaron la historia de Thomas Anderson (un Reeves en su salsa donde tenía que saber estar y cumplió con soltura), un muchacho que de alienado que está, no tiene a nadie (ni familia, ni pareja, ni amigos, ni nada), un hacker que descubre un buen día que es el Elegido de una profecía por la que pelean los miembros de la Resistencia. Un grupo que le abre los ojos, le rebautizarán como Neo y le dirá que el mundo en el que vive es una simulación y que, en realidad, la humanidad está sometida a las máquinas, a las que deben derrotar si quieren reconquistar la Tierra. Se acabaron los 80, nada de romances tiernos entre Han y Leia o amistades bigger than life como las de McFly y Doc Brown, en los 90 éramos individualistas y fríos, por eso Trinity (Moss) es un seductor témpano de hielo que oculta a la perfección su amor por Neo y la amistad entre el protagonista y su maestro Morpheo (Fishburne)… En fin, apenas parece que se caigan bien: pero los actos del testarudo héroe de la función hablarán por él, pondrá las cosas en su sitio y demostrarán que los desangelados 90 tenían corazón, por muy de negro y con gafas de sol que fuéramos. Matrix es una formidable película de acción que cambió el modo de rodar las escenas de puñetazos y tiros en Hollywood (como es habitual, no siempre para bien, la cantinela del bullet time se hizo larga y cansina) y que capturó los miedos de la época (el paso siguiente a El show de Truman, ¡tu vida no vale nada!) que volvió a poner a la ciencia ficción en la serie A y que fue muy malinterpretada: para empezar por sus propios creadores, que no aprovecharon bien el filón con un par de olvidables secuelas. Pero Matrix fue, para muchos, la película de acción soñada. Siempre recordaré cuando la vi en su estreno, en una época en la que estaba muy desconectado del cine y todo el mundillo y que fui para acompañar a unos colegas: babeé, viendo el mejor despliegue de efectos especiales que había visto en mi vida al servicio de una buena historia. JJV

C’est fini, amigos. Esperamos que les haya gustado este recorrido por la ciencia ficción de los 90 en este especial que publicamos oportunamente aprovechando los fastos de nuestro quinto aniversario. La nueva entrega de los especiales “La ciencia ficción de… en 50 películas” volverá próximamente, y estará dedicada a los 50: La edad de oro. Hasta entonces, no dejen de leernos…

OS = Oscar Sueiro
DM = Dani Morell
XTV = Xavier Torrents Valdeiglesias
JJV = Javier J. Valencia (+ textos introductorios)
VCR = Victor Castillo

Todo el especial aquí:
DÍAS EXTRAÑOS, TIEMPOS SALVAJES – La ciencia ficción de los 90 en 50 películas, 1ª parte: PÁNICO AL USO DE UNA TECNOLOGÍA RADICAL
DÍAS EXTRAÑOS, TIEMPOS SALVAJES – La ciencia ficción de los 90 en 50 películas, 2ª parte: ¡UN ESPANTOSO MAÑANA NOS ESPERA!L
DÍAS EXTRAÑOS, TIEMPOS SALVAJES – La ciencia ficción de los 90 en 50 películas, 3ª parte: OTROS MUNDOS, IDÉNTICOS HORRORES
DÍAS EXTRAÑOS, TIEMPOS SALVAJES – La ciencia ficción de los 90 en 50 películas, 4ª parte: DIRECTOS A TU BARRIO DESDE EL ESPACIO EXTERIOR
DÍAS EXTRAÑOS, TIEMPOS SALVAJES – La ciencia ficción de los 90 en 50 películas, 5ª parte: LA REALIDAD NO ES LO QUE ERA

Otros especiales Cifis:
Los 60
UN FLAMANTE NUEVO MUNDO – La ciencia ficción de los 60 en 50 películas, 1ª parte: CUANDO EL FIN DEL MUNDO NOS ALCANCE (XT, VCR, JJV, OS)
UN FLAMANTE NUEVO MUNDO – La ciencia ficción de los 60 en 50 películas, 2ª parte: Cegados por LA CIENCIA (VCR, JJV)
UN FLAMANTE NUEVO MUNDO – La ciencia ficción de los 60 en 50 películas, 3ª parte: Enigmas de OTROS MUNDOS (VCR, JJV, OS, XT)
UN FLAMANTE NUEVO MUNDO – La ciencia ficción de los 60 en 50 películas, 4ª parte: Visiones alucinantes DEL AYER Y DEL MAÑANA (VCR, JJV, OS, XT)
UN FLAMANTE NUEVO MUNDO – La ciencia ficción de los 60 en 50 películas, 5ª parte: El último viaje MÁS ALLÁ DE LAS ESTRELLAS (JJV, XT)

Los 70
EL FUTURO QUE DEJAMOS ATRÁS – La ciencia ficción de los 70 en 50 películas, 1ª parte: Los avances científicos serán portadores del CAOS
EL FUTURO QUE DEJAMOS ATRÁS – La ciencia ficción de los 70 en 50 películas, 2ª parte: Las sociedades del mañana serán FASCISTAS, RUÍNES Y MEZQUINAS
EL FUTURO QUE DEJAMOS ATRÁS – La ciencia ficción de los 70 en 50 películas, 3ª parte: Tanto jugar con armas nucleares, químicas y contaminar el medio ambiente, el mundo se nos irá directo AL CUERNO
EL FUTURO QUE DEJAMOS ATRÁS – La ciencia ficción de los 70 en 50 películas, 4ª parte: Descubrir nuevos mundos, dimensiones y jugar con los viajes en el tiempo será sinónimo de DESTRUCCIÓN
EL FUTURO QUE DEJAMOS ATRÁS – La ciencia ficción de los 70 en 50 películas, 5ª parte: Androides, extraterrestres y otras criaturas infernales nos llevarán al EXTERMINIO

Los 80
REGRESO AL FUTURO QUE NUNCA OCURRIÓ – La ciencia ficción de los 80 en 50 películas, 1ª parte: Acción sin freno, aventura desatada, los héroes ci-fi del videoclub
REGRESO AL FUTURO QUE NUNCA OCURRIÓ – La ciencia ficción de los 80 en 50 películas, 2ª parte: Vinieron de más allá de las estrellas
REGRESO AL FUTURO QUE NUNCA OCURRIÓ – La ciencia ficción de los 80 en 50 películas, 3ªparte: Luces y sombras en el mundo del mañana
REGRESO AL FUTURO QUE NUNCA OCURRIÓ – La ciencia ficción de los 80 en 50 películas, 4ª parte: Más allá del fin del mundo
REGRESO AL FUTURO QUE NUNCA OCURRIÓ – La ciencia ficción de los 80 en 50 películas, 5ª parte: La mano del hombre pervirtió ciencia y tecnología

Space Operas:
Más allá de Star Wars: Space Opera y aventuras espaciales, 25 películas en galaxias muy, muy lejanas 1977-1989 (I)
Más allá de Star Wars: Space Opera y aventuras espaciales, 25 películas en galaxias muy, muy lejanas 1977-1989 (II)
Más allá de Star Wars: Space Opera y aventuras espaciales, 25 películas en galaxias muy, muy lejanas 1977-1989 (III)

 

 

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.