Festival de Sitges 2013 – Crónica Express (Tercera parte)

Seguimos con las Crónicas Express de este 45 Festival de Cine Fantástico de Sitges de la mano de Xavier Torrents ValdeiglesiasJavier J. Valencia y Oscar Sueiro. En esta tercera entrega repasamos Mindscape de Jorge Dorado, The World’s End de Edgar Wright, The Call de Brad Anderson, The Dead 2: India de Howard J. Ford y Jonathan Ford y A glimpse inside the mind of Charles Swan III de Roman Coppola.

MINDSCAPE (Jorge Dorado) 

Javier J. Valencia:

Producción estadounidense y española protagonizada por Mark Strong, que interpreta a un detective “mental” capaz de introducirse en los recuerdos de las personas y reconstruir crímenes. Se encontrará un caso especialmente difícil cuando tenga que descubrir los secretos que oculta una joven interpretada por Taissa Farmiga. Su punto de partida es moderadamente original, pero no se anda con sin ninguna sutileza de principio a fin, resultando un tanto rutinaria y superficial. Sin estar mal (buen reparto, técnicamente correcta) es para ver y olvidar. Un 5.

Oscar Sueiro:

Se trata de un thriller psicológico con un halo fantástico. El protagonista es un detective mental que puede introducirse en los recuerdos de las personas para reconstruir hechos pasados y resolver casos para los que la policía no tiene pruebas suficientes. El nuevo caso es una adolescente, Thaisa Farmiga, que se niega a comer, pero desde un punto de partida tan común, la trama ramifica en oscuros secretos familiares, manipulación emocional y un giro bastante potente. Está bien facturada y mantiene el interés hasta el final. Muy correcta. Seguro que al gran público le gustará. Un 5,5

Xavier Torrents Valdeiglesias:

Jorge Dorado dirige un thriller psicológico correcto que navega por aguas similares a las del Inception de Christopher Nolan (al que en ningún momento llega a alcanzar en absoluto). Desgraciadamente, teniendo un planteamiento y desarrollo muy potentes y entretenidos, el film pierde fuelle en su última media hora con una resolución muy simplista. Destacar la poderosa interpretación de Mark Strong, genial en su papel, y la seductora actuación de Taissa Farmiga, con una mirada que llega a rozar la hipnosis. Nota: 6

THE WORLD’S END (Edgar Wright)

Javier J. Valencia:

Esperadísimo retorno de Edgar Wright con el tándem Simon Pegg-Nick Frost a la cabeza y acompañados de un estupendo reparto de intérpretes ingleses que es imposible de anotar entero. Un viejo grupo de amigos de juventud se reúnen cercanos a los cuarenta ya que el antiguo líder de la banda se empeña en recorrer una ruta de bares que quedó inacabada en su juventud. Las consecuencias son impredecibles, pero en este caso de verdad, y sin querer adelantar nada de la trama añadir solamente que la película se inscribe en el género fantástico al cien por cien. Divertidísima, la fiesta absoluta del Festival de este año, Simon Pegg merece ya el título de once and future king y Edgar Wright es una garantía de calidad que ya empieza a parecer infalible. Me encantan estos tios. Un 8.

Oscar Sueiro:

Con este film, el director británico termina lo que yo he denominado “trilogía de las risas”; tres comedias potentísimas, notables. Shaun of the Dead parodiaba al cine de zombies, Hot Fuzz al cine de acción hollywoodiense de los 80, y la que nos ocupa, a la invasión alienígena. Pero da igual el marco, este equipazo de director, guionistas y actores, lo borda haga lo que haga. Toda la sala de proyección riendo sin parar, disfrutando del ritmazo de montaje -ya marca de la casa-, de la buena selección musical, y de algunos de los mejores gags del año. ¡Bravo! Un merecido 8,2.

Xavier Torrents Valdeiglesias:

Divertidísima. Maravillosa. Una auténtica fiesta. Estamos ante el canto de cisne de las juergas por antonomasia. Edgar Wright nos vuelve a traer a nuestros queridísimos Simon Pegg y Nick Frost en esta película con la que no dejamos de reír en casi ningún momento. 108 minutos de carcajadas continuas. Una trama que se inicia con una reunión de la vieja pandilla de borracheras termina por convertirse en una batalla épica contra una especie de apocalipsis de la raza humana. Acompañando a un humor excelente y desternillante, el film también ofrece múltiples escenas de acción con grandes efectos especiales que hacen las delicias de todos. Una auténtica gozada. Y Simon Pegg es el único y absoluto King. Nota: 8,5

THE CALL (Brad Anderson)

Javier J. Valencia:

Protagonizada por Halle Berry, tiene un inicio totalmente trepidante en el cual la estrella de Monster’s Ball, dando vida a una empleada del servicio telefónico 911, debe ayudar a una víctima de un secuestro en tiempo real, la cual ha podido evitar que su secuestrador sepa que tiene un móvil. Sigue el trayecto del viaje manteniendo un muy elevado nivel de tensión y jugando sus cartas con aplicada destreza, pero cuando este finaliza y el personaje de la Berry pasa a intervenir físicamente en la acción –lo que parece una concesión a su estrella más que otra cosa– se desinfla y cae en las típicas rutinas del thriller hollywoodiense, psicópata retorcido salido de un episodio cualquiera de Mentes criminales incluido. Un 6.

Oscar Sueiro:

The Call es un thriller de toda la vida, en el que mediante Halle Baerry, una tele-operadora del servicio de emergencias de la policía, descubrimos un serial killer, un locatis de cuidadín. Éste señor secuestra a una chica y se la lleva en el maletero del coche, pero la chica lleva un teléfono móvil y desde allí llama a la policía. Pues bien, la primera hora de película es genial, muy adrenalínica e inteligente. Te mantiene con el corazón de un puño y te sorprende frecuentemente. Una lástima no poder decir lo mismo de todo el desenlace, que se conforma con ser una más, permitiéndose unas licencias de guión que ni estudiante de primer curso. Aún con eso, ya metidos en el ajo, la vemos con agrado hasta el final, pero el corazón ya bombea a velocidad normal. Se queda en 6,3

Xavier Torrents Valdeiglesias:

Una lástima este film de Brad Anderson, pues siendo el ochenta por ciento de la película un brillante thriller adrenalítico, es en la resolución final cuando los trucos baratos y absurdos de guión empobrecen una película que había estado gustando y mucho desde el inicio. Destacar toda la primera hora inicial, una auténtica máquina de provocar taquicardias, y también la interpretación de Halle Berry que, entregándose intensamente, realiza un trabajo muy notable. Nota: 6

THE DEAD 2: India (Howard J. Ford y Jonathan Ford)

Javier J. Valencia:

Retorno de los hermanos Ford al género zombie que tan buenos resultados les dio en la previa. Mantiene el mismo ritmo lento y contemplativo y vuelve a aprovecharse de los escenarios naturales de la localidad donde se sitúan (Africa en la previa, India en esta), pero aunque resulta correcta esta vez no funciona de un modo tan envolvente como la primera vez y resulta inevitable caer en el tedio por momentos. Hay que admitir que el estilo que imprimen es valiente sobre todo para un género tan pagado de si mismo y con tanta comedia gratuita hoy día, y eso sigue siendo un grado a tener en cuenta. Recomendable si les gustó la primera, si no es lo suyo evítenla. Mantiene a mi parecer un interesante 6, a pesar de los pesares.

Oscar Sueiro:

La secuela del film homónimo pero que transcurría en África. He agradecido mucho ver una película de zombies seria, sin tonterías, y con los muertos vivientes de antaño; lentos. Aquí el terror viene por asedio, por agobio. Muchos zombies y pocas balas.
Con línea argumental simple: un hombre va en busca de su amada y por el camino se le une un niño huérfano que le ayudará en su cometido. No hay dobleces. Es una buena persona, con valores, principios, un héroe llano con el que conectas enseguida. Una historia bonita, que además es bonita de ver, ya que explora partes de la India no explotadas en el cine. Un 7

A GLIMPSE INSIDE THE MIND OF CHARLES SWAN III (Roman Coppola)

Xavier Torrents Valdeiglesias:

Debido a una ruptura amorosa, Charles (Charlie Sheen) se encuentra en una situación de superación y duelo, en la cual se verá acompañado por sus amigos y familiares, y en la que también seremos testigos de todo su mundo imaginario y fantasioso. Fábula de Roman Coppola que no acaba de funcionar en ningún momento debido a, por un lado, la nulidad y automatismo en la interpretación de Charlie Sheen (haciendo el mismo papel que sus alter ego televisivos) y, por otro, debido a un tono general muy plano y vácuo. Por no hablar del guión en sí: aburrido hasta más no poder. Ni siquiera los esfuerzos de Bill Murray en su entrañable papel salvan a este barco de hundirse. Nota: 3

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.