Festival de Sitges 2013 – Crónica Express (Primera parte)

Al igual que hiciéramos el año pasado hoy empezamos nuestras crónicas express del Festival de cine Fantástico de Sitges. Tenemos a tres de nuestros colaboradores habituales (Oscar Sueiro, Javier J. Valencia y Xavier Torrents Valdeiglesias) cubriendo el evento para diferentes medios y desde El Pájaro Burlón queremos aprovechar para que nos ayuden a hacernos una rápida idea de lo que allí se cuece. Aquí van, en forma de pequeñas cápsulas, las impresiones de nuestros críticos sobre las primeras películas que han podido ver en el festival:

BYZANTIUM (Neil Jordan) 

Javier J. Valencia:

Byzantium significa el retorno de Neil Jordan al cine fantástico y más concretamente al tema del vampirismo. De hecho se guarda algunos viejos trucos de su célebre Entrevista con el vampiro y las aliña con referencia más cercanas en el tiempo (véase Déjame entrar). La historia de dos vampiras centenarias perseguidas por una secta de no-muertos más antiguos se sustenta sobre todo gracias a un cuidado trabajo visual (excelentes las escenas que suceden en la isla donde nace la maldición) y al magnífico reparto, encabezada por una estupenda Saoirse Ronan capaz de aguantar a pesar de su juventud el peso ya de cualquier película. Puede entenderse como cine para adolescentes, pero los trata como seres inteligentes. Un 6,5.

Xavier Torrents Valdeiglesias:

Neil Jordan regresa al género vampírico con un film de notable factura que logra convertir un guión simple y, en ocasiones, superfluo en una película intensa y emocionante. Destacar a Saoirse Ronan, cuya interpretación eleva notoriamente el nivel del film. Nota: 6,5

UPSTREAM COLOR (Shane Carruth)

Javier J. Valencia:

Upstream Color también significa el esperado retorno de un director, en este caso Shane Carruth, todavía célebre por su ya clásica Primer, y tiene la media hora inicial más fascinante que uno recuerda haber visto en mucho tiempo. Narra la historia de una mujer cuya mente es invadida por una sugestiva y potente droga y posteriormente encadenada emocionalmente a la vida animal, por lo que su vida se derrumba por culpa de un insondable misterio. Pero resulta tan críptica y obliga tanto al espectador a tener que volver a verla para descifrar su claves que tiene demasiados momentos a lo largo de su metraje que uno no sabe muy bien a donde agarrarse para seguirla, intercalando momentos de verdadera fascinanción con otros de total desconcierto. Un 6,5, con posibilidades de subir en el futuro.

Xavier Torrents Valdeiglesias:

Años después de la innovadora y críptica Primer, Shane Carruth regresa escribiendo, produciendo, dirigiendo y protagonizando un film que se define de nuevo por un alto nivel de cripticismo. Y ahí mismo radica su principal valor y a la vez su principal defecto. Estamos hablando de una película de colosal factura, con una primera media hora tremendamente potente que te hace creer que estás asistiendo a una obra maestra. Sin embargo, a mitad de metraje el cripticismo se convierte en un elemento demasiado frío y muerto que hace salirse al espectador de una trama que interesa poco aunque en su factura impacte muchísimo. Nota: 5,5

THE COLONY (Jeff Renfroe) 

Javier J. Valencia:

Funcional y apañadita serie B de ciencia ficción en la cual un grupo de supervivientes tras una hecatombre provocada por una interminable nevada que ha dejado la Tierra difícilmente habitable descubren que una colonia vecina ha sido devastada por una maligna presencia. Mete en la batidora desde Quintet hasta 30 días de oscuridad pasando por The Divide, y aunque no es una maravilla el que suscribe nunca tiene problemas a la hora de ponerse a ver una película de estas características. El mata ratos de toda la vida. Un 6 y tira millas.

Oscar Sueiro:

Una propuesta de ciencia ficción distópica con aire Serie B y ecos de Fantasmas de Marte (John Carpenter) y 30 días de Oscuridad (David Slade). Tiene un planteamiento serio que aprovecha muy bien sus recursos. Podría creerse que es más cara de lo que realmente fue. La tierra queda desolada por una nevada ininterrumpida, y los pocos humanos que quedan, sobreviven en unas colonias subterráneas. Cuando van al rescate de la colonia 5, descubren que ha sido arrasada por una especie de infectados muy chungos, fuertes y ágiles. En fin, que sí, que a poco freak que seas vas a pasar un rato entretenido. Un 5,5

Xavier Torrents Valdeiglesias:

Estamos ante un film de género survival al uso, ambientado en un mundo post-apocalíptico en plena hibernación glacial que funciona correctamente como impresionante contexto para la trama. La acción y momentos de suspense están rodados con soltura, aunque el film acabe pecando de excesiva búsqueda de la espectacularidad en muchos instantes. Nota: 6

GRAND PIANO (Eugenio Mira)

Javier J. Valencia:

Un atribulado (como siempre) Elijah Wood da vida a un pianista que debe dar un concierto tras varios años de retiro pero pronto se ve muy a su pesar implicado en una intriga a vida o muerte que debe sobrellevar a la vez que interpreta las diferentes melodías. No hagan excesivo caso a las comparaciones con Hitchcock no se vayan a desilusionar, sin embargo como homenaje al Brian DePalma más enloquecido no funciona nada mal. Un 6.

Oscar Sueiro:

Eugenio Mira presentó su película Grand Piano, acompañado del siempre simpático Elijah Wood y un compañero de reparto que se parece a Sean Bean y del que no recuerdo el nombre -muy majo, eso sí. La película es un agradable intento de acercarse a Hitchcock, pero resulta tan loca que se emparenta más con Brian de Palma y sus palgio-homenajes al maestro británico. Un pirueta entretenida, un Última llamada (Joel Schumacher) pero vestida de gala. No dudo del talento de su director, pero tendrá que probar con guiones de más empaque. Bien, un 6.

Xavier Torrents Valdeiglesias:

No funciona como homenaje a Hitchcock pero sí como al Brian De Palma más desmelenado; Grand Piano es un emocionante y divertido thriller que te propone un juego con el que lo pasarás en grande siempre que no te pares a analizar las costuras. Elijah Wood nos regala una interpretación más que notable con la que disfrutaremos muchísimo. Nota: 6,5

100 BLOODY ACRESS (Colin Cairnes, Cameron Cairnes) 

Javier J. Valencia:

Comedia negra australiana en la cual el personaje interpretado por Damon Herriman (el inimitable Dewey en la serie Justified) lleva una empresa de abono para el campo con un método muy, ejem, peculiar de tratar su producto. Por su camino se cruzarán unos jóvenes que se dirigen hacia un concierto de rock y debido a una serie de equívocos las cabezas empezarán a rodar casi sin comerlo ni beberlo. Tiene un buen sentido del humor -algunos gags son realmente afortunados- y no pierde de vista ser bastante salvaje en ningún momento. Un 6,5.

Oscar Sueiro:

Una comedia redneck australiana bastante salpicada de buen gore. Cumple objetivos aunque sin llegar a la excelencia de su prima americana; Tucker and Dale vs. Evil. Muy divertida, con un guión sólido apoyado en personajes bastante carismáticos. Pasé un muy buen rato. Un 7,2

Xavier Torrents Valdeiglesias:

Gran película australiana que convierte una sencilla trama de dos hermanos agricultores que usan restos humanos como potente abono en una de las mejores comedias gore de los últimos tiempos. Divertida, emocionante y con un humor negro impagable. Nota: 7

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.