Los 10 mejores créditos iniciales cinematográficos

Una película puede ser mejor, peor, horrible, maravillosa, detestable, obra maestra, etc… pero si tiene una secuencia de créditos iniciales, ésta valdrá por sí misma. Hay veces que recordamos únicamente el opening de un film por su potencia, por su carisma y su fuerza; y no nos engañemos, ¿qué es el inicio de una película sino precisamente uno de los elementos más importantes de un film? Para mí lo es: a mí el inicio de una película puede conseguir atraparme de forma absolutamente hipnótica desde el primer segundo, o también lanzarme a un profundo abismo de tedio tan sólo empezar. Soy de esas personas que llegan a veces a casa y se ponen a ver una película para disfrutar únicamente de ese inicio magnánimo que pone la piel de gallina, o también para vibrar con los desenlaces de algunos films, esos que te dejan la lagrimita a punto de caramelo… ay esos finales mágicos y dramáticos y bonitos y trágicos… pero lo de los endings es otra historia, a fin de cuentas siempre cuesta mucho más escribir un texto sobre finales sin desvelar spoilers… Así que aquí me dispongo a compartir con vosotros los que para mí son los 10 mejores créditos iniciales cinematográficos que he tenido la suerte de ver, e insisto mucho en lo de “para mí”, pues obviamente este top 10 no pretendería jamás querer ser objetivo ni mucho menos, es una lista hecha desde la pura opinión del que escribe, estoy seguro que cuando vayáis leyendo pensaréis en muchos otros créditos que no están incluidos ni comentados. Lo cual es genial: todos deberíamos tener nuestro top 10 de openings, escogidos desde nuestra experiencia, nuestra cinefilia, nuestro cariño y nuestro frikismo.

10- Los Renegados del Diablo (The Devil’s Rejects, Rob Zombie, 2005): En el 10º puesto tenía que incluir estos (¿cómo definirlos?) divertidos, atrayentes, atractivos, sucios, violentos, créditos iniciales de Los Renegados del Diablo. Tras un prólogo inicial que muestra el ataque de las fuerzas de la ley sobre la protagonista familia homicida, los títulos de crédito surgen con la música de The Allman Brothers Band y muestran claramente el tono, rudeza y factura de la película que Rob Zombie realiza. Claramente nos damos cuenta nada más ver estos créditos que este film no tiene nada que ver con La casa de los 1000 cadáveres. Que conste que estar en el último puesto no significa en absoluto que sean los peores, para nada. No puedo dejar de mirarlos (ni a Sheri Moon…)

9- Arma Letal 3 (Lethal Weapon 3, Richard Donner, 1992): Sí, lo sé, muchos os estaréis riendo ahora mismo. ¿Arma Letal 3? Pues sí señores, más allá de la calidad cinematográfica de esta saga protagonizada por Mel Gibson y Danny Glover, lo que está claro para mí es que los títulos de crédito de esta tercera parte son brutales, buenísimos. Con un tema genial de Sting vamos viendo de fondo gasolina, fuego, oscuridad, sensualidad y la típica calma que precede a la tormenta. Siempre que la veo me da buen rollo y espíritu loco de los 90. Maravillosa. Y sí, amo Arma Letal, todo mi cariño para esta saga que veía siempre de pequeño. ¡Crecí con ella! Así crecí…

8- El amanecer de los muertos (Dawn of the Dead, Zack Snyder, 2004): Agobiantes, apocalípticos y sanguinarios son estos títulos de crédito del remake que Snyder hizo del clásico de Romero. La película a cada uno le gustará más o menos, pero creo que no hay duda en que este opening le pone a uno con toda la adrenalina lista en su butaca, son de esos créditos que hay que verlos casi casi emitiendo gritos de júbilo festivalero.

7- Los hombres que no amaban a las mujeres (The Girl With The Dragon Tattoo, David Fincher, 2011): Aquí llega una de las joyas del 2011… ay que pedazo de película de David Fincher! madre mía vaya encarnación de Rooney Mara y qué increíble ambientación sobria y austera para una adaptación excelente. Pero sin duda vaya créditos iniciales que nos regaló Fincher; recuerdo estar en el cine y pensar en que estaba viendo un inicio a lo saga James Bond pero impregnado de sucia y pervertida autodestrucción humana. Son excelentes estos créditos: oscuros, sensuales, violentos e hipnóticos. Únicos.

6- Goldfinger (Guy Hamilton, 1964): Para mí la mejor película de toda la saga Bond, nunca Sean Connery ha estado más perfecto, nunca un malvado ha sido más magnánimo, y nunca jamás ha habido unos créditos iniciales tan intensos como los de este film. El tema está compuesto por John Barry, Leslie Bricusse y Anthony Newley, e interpretado por la voz de una Shirley Bassey arrolladoramente excepcional. La estética y arte de los créditos representa toda el aura clásica de la saga Bond; impagable, incomparable, sencillamente es para sentarse y disfrutar.

5- Seven (David Fincher, 1995): ¿Cómo no pensar en estos créditos iniciales? Después de un prólogo en el que se nos introducen y presentan excelentemente los dos personajes protagonistas en la escena de un crimen, Fincher nos lanza a la cara este opening abrumador y extraño que nos embauca, perturba, atrae, seduce y emociona. En él vamos viendo retazos, instantes y elementos de lo que parece ser el asesino principal que va a guiar la trama de la película. Sí, ya sé que lo que más impacta de este film es el final y esa cajita sorpresa en medio del desierto… pero no podemos dejar de lado estos créditos iniciales que descolocaron a todo el mundo el día de su estreno. Excelentes.

4- Psicosis (Psycho, Alfred Hitchcock, 1960): Con Hitchcock a uno se le acaban los adjetivos para calificar su trabajo, pero si encima nos ponemos a pensar en los títulos de crédito de alguna de sus películas… a uno le bailan los dedos en el teclado. Recuerdo ver por primera vez Psicosis, sabiendo que iba a ver un clásico que todo el mundo alaba, que era Hitchcock, etc. Y uno cuando se dispone a ver una película de este tipo siempre guarda, aunque no quiera, ciertas reticencias en plan “bueno, a ver qué tal está este clásico…”, porque uno siempre se cree más listo que nadie; pero cuando salieron estos títulos de crédito ante mis ojos rápidamente olvidé todo y a todos los que me habían rodeado, y durante los 109 minutos de film estuve absolutamente absorto en todo lo que acontecía. Y ello lo consiguen estos títulos de crédito; desde el primer minuto, desde la primera línea blanca que cruza el fondo negro, desde que la música te golpea y te muerde violentamente en la columna.

3- Vertigo (Alfred Hitchcock, 1958): entramos en los tres mejores puestos de este top 10 con la obra maestra de Hitchcock. Da inicio el film Vertigo y comienzan las espirales tras habernos introducido en el ojo del rostro de una mujer. Surrealismo, sueños, fantasías, caídas, locura, todo ello nos rodea y atrapa en estos créditos iniciales. Podemos no saber nada de qué tipo de film vamos a ver o podemos saberlo todo, da igual, no importa, todo lo que creemos saber o conocer se desvanece para dar lugar a una sinfonía musical y cinematográfica que nos arroja al abismo ensordecedor de la muerte, el horror, la atracción y la pasión. Hipnotiza absolutamente este opening. Irrepetible.

2- El Resplandor (The Shining, Stanley Kubrick, 1980): Si hay unos créditos iniciales que lanzan al espectador perfectamente al tono dramático de la película que va a acontecer éstos son sin duda los de El Resplandor. Sin medias tintas la secuencia se abre abruptamente con un plano aéreo de un paisaje enorme, entre agua y montañas, para de repente ver un coche solitario recorriendo una carretera entre toda esa magnánima naturaleza. Pero sin embargo, lo que podría ser una secuencia bucólica es claramente una secuencia de algo oscuro y tétrico que parece estar a punto de ocurrir a cada giro del coche, a cada curva de carretera, a cada momento que la cámara se acerca más y más al automóvil para volver a alejarse nuevamente. La música. La música lo es todo en estos créditos iniciales, una sintonía potente y perturbadora, plena en su poderosa forma de imbuir tensión en el corazón del espectador. Al acabar de ver este opening (justo cuando da comienzo el film) uno ya está empezando a comerse las uñas.

1- Superman (Richard Donner, 1978): Indiscutible. Bueno, quizás sí se puede discutir, pero me costaría mucho ceder ante poner el primer lugar de este top 10 a otra película que no sea el Superman de Donner. Son los mejores títulos de crédito porque tienen todo el cariño que puedo darle a un film. ¿Los recordáis? Yo sí, porque los veo un montón de veces al año: un telón se abre, una voz en off nos habla de la ciudad de Metrópolis mientras vemos las páginas de un tebeo, y de repente se abre el plano y vemos el espacio mientras unas letras luminosas azules vuelan ante nuestros ojos. Entonces irrumpe la sinfonía de John Williams, poco a poco, hasta estallar en un júbilo cuando surge el escudo del héroe con la S gigante, y viajamos a través del espacio hasta llegar al planeta Krypton en un trayecto en el que nos ha acompañado una de las mejores bandas sonoras de la historia del cine. Sí, es cierto, amo a Superman, pero sinceramente creo que, os guste más o menos o nada esta película, tenéis que reconocer que estos créditos iniciales son excepcionales.

Y por último necesito hacer una mención especial a unos créditos que he dejado fuera de este listado, pero que se merecen muchísimo un reconocimiento ahora y siempre: Los Intocables de Eliot Ness de Brian de Palma (1987). Qué gran opening para este film, una música única, unas sombras que van mostrando el título al fondo, mientras en primer plano vemos los créditos… cuando lo vi por primera vez tenía la impresión de ver una gran aventura del bien contra el mal. Excelentes créditos iniciales, y excelente película. A disfrutar.

Xavi Torrents

Y también en la web los 10 mejores títulos de créditos de series de TV

This entry was posted in Especiales and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.