REGRESO AL FUTURO QUE NUNCA OCURRIÓ – La ciencia ficción de los 80 en 50 películas, 4ª parte: Más allá del fin del mundo

Aquel viejo profeta agorero que protagonizó nuestro especial EL FUTURO QUE DEJAMOS ATRÁS – La ciencia ficción de los 70 en 50 películas encontró su rinconcito donde seguir señalando con el dedo a todo aquel que se cruzara en su camino y vociferando acerca de un negro futuro. La amenaza nuclear siguió viva hasta que Reagan y Gorbachov vieron Threads y corrieron a firmar el desarme (al menos eso nos gusta creer). Pero las posibilidades de un mundo que se iba al cuerno, o estaba a punto de hacerlo, ya fuera por la bomba, la contaminación o por fundirnos los recursos naturales siguió estimulando la mente de guionistas del mundo entero…

1990, LOS GUERREROS DEL BRONX (1990: I guerrieri del Bronx, 1982) Italia

D: Enzo G. Castellari I: Mark Gregory, Vic Morrow, Fred Williamson, Christopher Connolly

Burda italo-explotación de la mítica The Warriors (Walter Hill, 1979). Peleas de bandas callejeras, cada cual con un atuendo y modus operandi peculiar, y aunque parece que pasen muchas cosas y haya mucha acción, el desinterés total que produce la falta de carisma del protagonista y el desaguisado general de la italianada, la convierten en un largometraje bastante prescindible. Su única gracia está en lo exótico del esperpéntico casting. Es resultona un rato, pero no da para disfrutar sus innecesarios noveta y dos minutos. Es una peli que mola más haber visto que verla. Como curiosidad freak; su director de fotografía, Sergio Salvati, fotografió también un buen puñado de los títulos más destacados de horror del inimitable Lucio Fulci. OS

SLIPSTREAM, LA FURIA DEL VIENTO (Slipstream, 1989) Reino Unido

D: Steve M. Lisberger  I: Bob Peck, Bill Paxton, Mark Hammill, Kitty Alridge, Ben Kingsley

Fuera por problemas de presupuesto –opción bastante plausible, dada la mala situación financiera  que según parece tenía el productor Gary Kurtz por aquellos tiempos-, fuera porque del despacho del guionista Tony Kayden salía un fuerte olor a hierba, pasada su primera y un tanto prometedora media hora Slipstream de pronto comienza a dar palos de ciego y a parecer totalmente improvisada de una escena a otra. En un mundo devastado debido a que los cambios climatológicos provocan fuertes corrientes de aires y tornados y donde la aviación se ha convertido en el método de desplazarse más fiable, los cazadores de recompensas Tasker (más que correcto Hammill, intentando alejarse de la sombra de Luke) y Belitsky (Alridge) persiguen a lo largo del curioso mundo que presenta el filme al aventurero Owens (Paxton, que por raro que parezca sale con vida del asunto) y al extraño Byron, acusado de asesinato. El arranque es prometedor, el background parece bien desarrollado y la cosa tiene aspecto de ser la clásica aventurilla de persecuciones del punto a, al b, al c en una suerte de Mad Max pero con muchas vistas aéreas… pero una vez descubierta la verdadera naturaleza de Byron y pasado el muy extraño pasaje de la secta de adoradores del viento, la narración comienza a hacer aguas, los personajes a comportarse de manera contradictoria y, esto tal vez son imaginaciones mías pero el entorno se va abaratando más y más, hasta llegar a un “refugio” al margen del mundo exterior donde los personajes se visten como en los 80, abundan los interiores (se acabaron los vuelos en avioneta que alegraron la susodicha primera parte) y se vive una inenarrable escena durante un baile, aunque al menos ese segmento cuenta con F. Murray Abraham (apuesto que por amistad o un favor que le debía a Kurtz) para disimular sus múltiples carencias. No voy a negar que es mala, con su raro encanto pero mala… pero si se disponen a verla y es el tipo de espectador que lo insólito le compensa la falta de virtudes quizá pueda pasar una velada moderadamente interesante. JJV

EXTERMINIO (Fukkatsu no hi, 1980) Japón

D: Kinji Fukasaku I: Masao Kusakari, George Kennedy, Bo Svenson, Henry Silva

Esta mastodóntica película financiada por la editorial Kadokawa, una de las más grandes de Japón, pecó de una ambición desmedida. Con el presupuesto más grande de un film japonés hasta la fecha y un reparto internacional de aúpa entre los que estaban Sonny Chiba, Glenn Ford, Robert Vaughn, Edward James Olmos, George Kennedy o Henry Silva, Exterminio se dio tal batacazo en taquilla que la distribuidora decidió venderla a la televisión por cable en una versión cortada de 108 minutos frente a sus 156 originales. Esta es la versión que vimos en nuestro país y la verdad es que visionar el titánico metraje original hace que el que esto escribe  la considere  una película totalmente diferente. Contada de una manera cronológica cuasi documental, Exterminio narra la historia de la creación de un patógeno de laboratorio llamado MM-88 que es inmune a cualquier vacuna y acaba con todo ser vivo en tres días. Unos espías de la Alemania oriental roban un vial del virus y poco después su avión es abatido, por lo que la plaga se extiende por todo el mundo. Lo que al principio se da a conocer como la “gripe italiana” muta rápidamente en una pandemia que mata a millones de personas. Un grupo de supervivientes viaja al Ártico (ya que el virus no se extiende en temperaturas tan bajas) y allí deberán reorganizar la sociedad con 800 hombres y solo 8 mujeres. Pero no están fuera de peligro, ya que las bases árticas pueden llegar a ser objetivos de un ataque nuclear automatizado que se programó durante la crisis vírica. Una película excesiva, con tensas diatribas de despacho y montones de personajes que mueren como moscas. Además tiene las narices de cargarse la civilización no una sino dos veces. Imposible no amarla pese a sus defectos. VCR

SANGRE DE HÉROES (The Blood of Heroes, 1989) EUA-Australia

D: David Webb Peoples I: Rutger Hauer, Joan Chen, Vincent D’Onofrio, Delroy Lindo

David Webb Peoples tiene un buen currículum como guionista a sus espaldas con títulos como Blade Runner, Sin perdón o Doce monos pero como director se ha prodigado nada y menos. A parte de un corto documental que hizo a finales de los sesenta, esta es su única película. Y es una lástima, ya que Sangre de héroes es un film muy entretenido y con grandes interpretaciones. En él se nos narra la historia de un grupo de juggers, atletas de un violento deporte nómada que van recorriendo los desiertos de una tierra post apocalíptica. Compuestos por equipos de cinco jugadores, el jugger se juega con un jugador rápido que debe clavar una calavera de perro en el palo del campo del contrario mientras que sus cuatro compañeros lo cubren armados hasta los dientes. El equipo del veterano Sallow pierde a su jugador rápido y una pueblerina llamada Kidda pasa a sustituirlo. La ambición de Kidda hace que el equipo se plantee presentarse a una prueba en la liga oficial jugger, situada en una de las pocas ciudades que quedan en pie. Con unas escenas de acción muy competentes y un ritmo que no decae nunca, la película tiene un culto enorme, tanto que el deporte del jugger se practica en la realidad, con comunidades muy activas en Alemania e Irlanda. Recordáis Quinteto de Robert Altman? Pues esto se le parece, pero en positivo y con mucha más acción. VCR

EL DÍA DESPUÉS (The Day After, 1983) Estados Unidos

D: Nicholas Meyer  I: Jason Robards, JoBeth Williams, John Cullum, John Lithgow

Para ser una TV Movie la verdad es que cumple estupendamente. Apenas  se echan en falta los recursos ecónomicos, y resuelve bastante bien este hándicap centrándose en cómo afecta esta desgracia nuclear a los personajes principales y su entorno. Pero incluso con esas limitaciones, contiene imágenes muy poderosas, tanto del ataque nuclear, como de sus secuelas; las explosiones, la población desolada, un campo de balocesto lleno de heridos, la lucha de los pocos médicos que hay contra los efectos de la radiación… Empieza muy plana pero finalmente consigue atmósfera y cierto mal rollo. Un trabajo hecho con oficio y seriedad, que no verá tanta gente como las catásfrofes filmadas por Roland Emmerich, pero que a nivel humano tiene mucho más que decir. OS

MALEVIL (1981) Francia

D: Christian De Chalonge   I: Michel Serrault, Jacques Dutronc, Penelope Palmer, Jean Louis Trintignant

Adaptación de una popular novela de Robert Merle, Malevil es una rara avis en la producción cinematográfica francesa de la época, al inmiscuirse de lleno en el género post-apocalíptico. En el pueblecito de Malevil, en el sur de Francia, unos pocos habitantes sobreviven a una explosión nuclear al encontrarse sin saberlo protegidos (algunos por estar en las bodegas, otros en cuevas) de la hecatombe. Tras asumir lo ocurrido –lo cual lleva su tiempo, al ser una película de tempo muy pausado-, la película recorrerá los senderos clásicos de este tipo de producciones, pero desde una curiosa perspectiva rural: organizarse para sobrevivir, encontrando nuevas formas de alimentación, o combatiendo a otros supervivientes que se han deshumanizado mucho más rápidamente, como el grupo dirigido por “el Presidente” (casi un antepasado del Gobernador de The Walking Dead) interpretado de manera convincentemente oscura por Jean-Lois Trintignant. A destacar la estupenda fotografía de Jean Penzer a la hora de plasmar el desolado mundo en el que viven los protagonistas. JJV

ÚNICO SUPERVIVIENTE (The Quiet Earth, 1985) Nueva Zelanda

D: Geoff Murphy I: Bruno Lawrence, Alison Routledge, Pete Smith  

Zac Hobson despierta un día y se encuentra con que toda la gente ha desaparecido. Sus sospechas sobre la causa de esto recaen en el Proyecto Flashlight, un experimento secreto del gobierno en el que estaba involucrado. Zac empieza a buscar supervivientes mientras su salud mental se va degradando cada vez más. Poco después encuentra a dos, un hombre y una mujer, y empieza a ver puntos en común entre sus experiencias y las de ellos en el día de la desaparición que le llevan a pensar en que el fenómeno pueda repetirse. Adaptada de una novela neozelandesa de ciencia ficción de 1980, Único superviviente es un film barato pero muy efectivo que se sostiene por una gran interpretación del protagonista y por una sensación tensa durante todo el metraje. Pese a ser accesible y entretenido también juega con la sugestión y la ambigüedad, ya que nunca sabemos con total certeza que es lo que está pasando. Curiosa e inquietante. VCR

NAUSICÄA DEL VALLE DEL VIENTO (Kaze no tani no Naushika, 1984) Japón

D: Hayao Miyazaki  I: ANIMACIÓN

Maravilloso canto a la ecología, al amor por nuestro planeta y a cada uno de sus seres. Todos tenemos una función vital, incluso los aparentemente horribles insectos de esta fábula post-apocalíptica. El recién retirado maestro Miyazaki, ya se consagró hace tiempo, y si lo hizo fue gracias a películas como esta. El eje de la narración es la princesa Nausicaa, un personaje al que es imposible no querer; todo bondad y amor al prójimo, -los animales y bichos también son nuestro prójimo-. Nausicaa estará llamada a ser la salvadora de un mundo infecto, sometido a un mar de putrefacción. Una epopeya solo al alcance de la elegida. Es una excelente película de ciencia ficción, de aventuras, y de concienciación global, sin ser panfletaria y facilona. Lo único que llama un poco la atención para mal, es el uso de los personajes como narradores literales, casi como si se tratase de hacérselo entender a un niño, pero es que este precioso cuento también es para ellos.  OS

MAD MAX 2: EL GUERRERO DE LA CARRETERA (Mad Max 2: The Road Warrior, 1981) Australia

D: George Miller  I: Mel Gibson, Bruce Spence, Vernon Wells, Max Phipps

No es sencillo ser una secuela, especialmente cuando no está prevista, pero esta segunda entrega, no solo estuvo casi a la altura, sino que consiguió un culto muy parecido a la primera, incluso más para un sector del fandom -no es mi caso, pues Mad Max, salvajes de autopista me parece un referente absoluto y una de las películas más secas y violentas, sin ser explícita, que he visto-. En esta ocasión, Miller opta por un escenario post-apocalíptco en el que el combustible es el bien más preciado. ¿Qué es lo que convierte a Mad Max 2 en cult movie y la hace única? Su dirección artística y diseño de personajes -concretamente Max y the Humungus, un villano para el recuerdo-, la banda sonora de Brian May (no confundir con el miembro de Queen), pero sobre todo, que la secuencia final de asedio al camión-cisterna es impresionante. No solo no ha envejecido sino que prácticamente no ha sido superada hoy día. Una salvajada. OS

THREADS (1984) Reino Unido

D: Mick Jackson  I: Karen Meagher, David Brierly, Reece Dinsdale, Rita May

La noche del 23 de Septiembre de 1984 los habitantes del Reino Unido que habían sintonizado la BBC2 por la noche se quedaron blancos como la leche ante el visionado de Threads.  El director de la BBC Alasdair Mine quería advertir a la población británica sobre los peligros de la guerra nuclear acercándose al estilo del documentalista Peter Watkins (Punishment Park, Culloden) pero sin la rudeza de The War Zone, y para ello contrató al director Mick Jackson y al guionista Barry Hines, lo cuales sin embargo elaborarían un trabajo tan impactante como los del mencionado director…o más. La tv movie está enfocada como si fuera mitad documental, mitad drama costumbrista, ese estilo a lo EastEnders (de hecho una de las ideas barajadas inicialmente incluía al reparto de Coronation Street como protagonistas, idea que descartaron en pos a hacerlo con actores desconocidos para darle más verosimilitud) que tanto gusta al público británico, y tras media hora de contarnos las vicisitudes de una pareja de Sheffield, lugar donde se desarrolla la acción, con el embarazo no deseado de ella, los problemas familiares y de búsqueda de piso –con la guerra de fondo constantemente, en un terrorífico segundo plano, ignorada por los protagonistas-, en el momento que la bomba hace explosión da inicio una arrolladora pesadilla que abarcará dos generaciones y 13 años de tiempo, donde a pesar de las limitaciones presupuestarias pasaran ante nuestros ojos todos y cada uno de los horrores de lo fatídico de la guerra nuclear, hasta mostrarnos el fin de la civilización tal y como la conocemos y la regresión a la edad de piedra. ¿Quién sabe? Viendo el resultado de su trabajo puede que convencieran a Reagan –que se rumorea que lo vio durante su emisión en EEUU- y Gorbachov de darse la mano. Por que nadie que la haya visto podrá olvidarla jamás. JJV

También en EPB: Kamikaze 1999

VCR: Victor Castillo
DM: Dani Morell
OS: Oscar Sueiro
JJV: Javier J. Valencia

Previo: Luces y sombras en el mundo del mañana

Y mañana: La mano del hombre pervirtió ciencia y tecnologia

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.