UN FLAMANTE NUEVO MUNDO – La ciencia ficción de los 60 en 50 películas, 3ª parte: Enigmas de OTROS MUNDOS

cifi60_03Seguimos con nuestro recorrido por la ciencia ficción cinematográfica de la década de los 60 en 50 películas. Hoy vislumbraremos diez muestras de fatalidad, con monstruos de procedencias interplanetarias -o terrestres, pero más antiguos que el hombre- haciendo la vida imposible al pobre ser humano. En otros términos: hoy toca el bloque dedicado a las Sixties monster movies.

KING KONG SE ESCAPA (Kingu Kongu no gyakushu, 1967) Japón/Estados Unidos

D: Ishiro Honda  I: Rhodes Reason, Mie Hama,Akira Takarada

kingkong

Adaptada de una serie de animación coproducida entre Toei y Rankin Bass Productions, King Kong se escapa no defrauda en sus intenciones; parece realmente un cartoon con actores reales. Con un look que cruza el rollo aventurero de vehículos de unos Thunderbirds con el James Bond de la época, la película es un festival escapista infantil/juvenil como solo Toho podía facturar en la época. En ésta, un King Kong con cara de alelado (el mismo que se zurró con Godzilla cinco años antes) es secuestrado por un tal Dr. Who (nada que ver con el inglés, es el clásico de Godzilla Eisei Amamoto con una dentadura que asusta) y su ayudante Madame X (Mie Hama, chica Bond aquel año en Sólo se vive dos veces) para que le ayude a sacar un valioso mineral de una mina en el polo norte. La verdad es que el doctor ya tiene un maravilloso King Kong mecánico para hacer el trabajo pero no le sirve. Y claro, también hay dinosaurios, y está claro que King Kong se va a zurrar con ellos y con su réplica mecánica (muy bien construida por el equipo de Eiji Tsuburaya, y es que en verdad al verlos juntos el Kong real da penita). Y también hay gente en un submarino capitaneados por una especie de Sean Connery de baratillo investigando a Kong, pero nos da igual. La película promete hostias entre monstruos gigantes y las sabe dar con creces, que es lo que importa. Uno de los clásicos de los cines de sesión continua de este país que sigue teniendo mucho encanto. VCR

BATALLA MÁS ALLÁ DE LAS ESTRELLAS (The Green Slime, 1968) EEUU/Japón

D: Kinji Fukasaku I: Robert Horton, Luciana Paluzzi, Richard Jaeckel

greenslime92

Esta coproducción estadounidense japonesa ideada por la MGM y rodada en los estudios de la Toei tiene un notable pedigrí; fue la película elegida para vender a las televisiones el programa satírico Mystery Science Theater 3000. Una gran elección, ya que esta epopeya espacial de plástico y cartón piedra es risible pero entrañable en su ejecución. Y es que tiene detrás al equipo de I criminali della galassia así que ya sabemos que nos vamos a encontrar. Tías buenas en minifalda de lamé plateado, monstruos de goma ridículos y héroes astronautas de cara pétrea y puñetazo fácil. La cosa empieza como una versión arcaica de Armageddon (1998) en el que un equipo de astronautas viaja a un asteroide rojo llamado Flora (el nombre menos amenazador de la historia) que va a entrar en colisión con la tierra. En su superficie encuentran una baba verde con bastante mala ídem que acaba adherida a uno de los trajes de nuestros héroes. Al llegar a la estación espacial Gamma 3, el pringue verde se convierte en varios monstruos tentaculares ciclópeos con acabado de pepinillo en salmuera. Su cuerpo absorbe energía y se dedican a ir babeando y friendo al personal de la estación, por lo que nuestros dos protagonistas deberán dejar sus diferencias de lado (pretendían a la misma señorita de largas pestañas y peinado estratosférico) y salvar el día, aunque sea llevándose la nave por delante. Y ya. Media neurona encendida es lo único que se requiere para su visionado. Ideal para poner de fondo mientras trabajas o de visuales en un garito mientras pinchas música, para hacerte el irónico. VCR

EL SONIDO DE LA MUERTE  (1964) España

D: J. A. Nieves Conde  I: Arturo Fernández, Soledad Miranda, Ingrid Pitt, James Philbrook

Sonido DeLaMuerteEl2

Un grupo de aventureros lleva años intentando dar con la localización de un tesoro oculto en unas remotas montañas griegas, pero accidentalmente despertarán a una criatura asesina e invisible para el ojo humano, la cual siempre que aparece emite un espantoso grito. Aunque las (evidentes, ¡el monstruo es invisible!) carencias presupuestarias dañan el resultado general del filme, que tiene demasiadas charlas insulsas largas y un poco aburridas entre ataque y ataque del indeterminado ser y termina dando detalles en exceso sobre los personajes aunque solo sea por rellenar minutos de metraje, lo cierto es que la escenas de terror son sorprendentemente violentas para la época y el efecto del chillido de la bestia funciona a la perfección. Una película ciertamente insólita para la producción española de la época, con papeles de unas primerizas Soledad Miranda e Ingrid Pitt. JJV

LA SEMILLA DEL ESPACIO (The Day of the Triffids, 1962) Reino Unido

D: Steve Sekely, Freddie Francis I: Howard Keel, Janette Scott, Nicole Maurey, Kieron Moore, Alexander Knox

TriffidSlideshow

Aquél que se acerque hoy en día a este film esperando ver una adaptación de la novela El día de los trífidos de John Wyndham en tono superproducción de ciencia ficción cometerá un error. La semilla del espacio es serie B, pero serie B de los 60, por lo que en primer lugar los efectos visuales y el diseño de escenarios y monstruos no son en absoluto memorables. Sin embargo no por eso habría que menospreciar el film, ya que si el guión construyera una pieza cinematográfica coherente y atractiva, dichos defectos serían asumidos sin importancia. Sin embargo no es así. Este film tiene un problema básicamente de fundamento, al querer crear una adaptación funcional y efectiva, por lo que cae en la falta de preocupación de, primero, construir un personaje protagonista que realmente empatice bien con el espectador, y, segundo, tejer una trama que no se base en releer las páginas del libro modificando el espíritu profundamente pesimista de la novela para darle un tono más light que acaba siendo zafio y superficial. Y la trama podía dar para mucho juego: una lluvia de meteoritos transforma unas plantas del espacio exterior en monstruos y deja ciegos a la gran mayoría de los humanos, mientras que los que no se han visto afectados intentarán salvar a la humanidad. Sin embargo, a lo largo de sus 93 minutos de metraje da la sensación de que ni al director ni al guionista ni a los actores les interesaba mucho lo que estaban haciendo, creando un conjunto estéril de drama, de tensión y de emoción, en el que el espectador pasa por delante de la historia cual zombi a punto de quedarse dormido. Una lástima, ya que con un trabajo de guión un poco más atento y una dirección más motivada La semilla del espacio podría haber sido una serie B de las que se recuerdan con cariño. En este caso, por desgracia, la solemos recordar con bostezos. XTV

RADIACIONES EN LA NOCHE (Night of the Big Heat, 1967) Reino Unido

D: Terence Fisher I: Christopher Lee, Patrick Allen, Jane Merrow, Peter Cushing

bigheat

De las dos películas de ciencia ficción que dirigió Terence Fisher para la productora de corta vida Planet Films, Radiaciones en la noche funciona major que su inmediata precedente, SOS El mundo en peligro, aunque sean bastante parecidas en forma y fondo y en ambas no se vislumbre la mejor versión de uno de los mejores directores de cine fantástico de todos los tiempos. La isla escocesa de Fara está sometida a un inexplicable calor intense en el pleno Invierno, y no solo porque haya llegado a la localidad la malvada y sensual lagarta Angela (Merrow), intentando que el escritor Frankie Callum (Allen) vuelva a caer en sus redes aunque sea a costa de su matrimonio. Paralelamente las investigaciones del Dr. Hanson (Lee) parecen llegar a la conclusion de que la isla está siendo el germen de una invasión extraterrestre, que está provocando el fallecimiento de varios de los habitantes de Fara por calcinación. Un poquito de soap, algo de terror y un ritmo pausado pero apenas aburrido dan forma a esta producción a todas luces modesta, pero apañada. JJV

THE GOLDEN BAT – ÔGON BATTO (1966) Japón

D: Hajime Sato I: Sonny Chiba, Osamu Kobayashi, Wataru Yamagawa

chiba6

El primer día de trabajo del joven Akira no puede ser más movido. Tras descubrir un planetoide llamado Icarus que se aproxima a la tierra e intentar alertar a las autoridades pertinentes todos se lo toman a pitorreo. Todos, excepto un equipo de investigadores secretos de la ONU que lo secuestra por la noche y le ofrece un trabajo ayudando al doctor Yamatone (Sonny Chiba con su habitual entrecejo enfurruñado) a construir un rayo de destrucción masiva. Poco después, la nave de un tirano interplanetario llamado Nazo desciende a la tierra y éste se declara responsable de lanzar a Icarus. Pero el equipo de super científicos descubre una extraña isla en la que descansa el cuerpo del Murciélago Dorado, un antiguo guerrero atlante con cabeza de calavera, risa bombástica y un gran sentido de la justicia. Tras despertar después de miles de años, el Murciélago escoge como “sidekick” a Emily, la más joven del grupo de la ONU, y se dedica a protegerlos contra los ataques de los secuaces de Nazo. El director de la peculiar Kyuketsuki Gokemidoro realizó unos años antes esta adaptación de los comics del que se suele considerar el primer superhéroe japonés, creado por Takeo Nagamatsu en 1931. El resultado son unos escasos 70 minutos en blanco y negro de puro cine de esparcimiento para chavales, en donde se suceden peleas, explosiones, monólogos de supervillano y persecuciones a la velocidad de la luz, con unos económicos pero bien resueltos efectos especiales. Cine matinal del de toda la vida, ya sea aquí o en Kyoto. VCR

GOKE, THE BODY SNATCHER FROM HELL (Kyuketsuki Gokemidoro, 1968) Japón

D: Hajime Sato I: Terue Yoshida, Tomomi Sato, Eizo Kitamura

goke-body-snatcher-from-hell

Goke tiene el honor de haber sido una de las primeras películas de culto comentadas en esta santa casa, y merecidamente: su status, al que se le suele comparar con el de otra ilustre locura como es Hausu de Nobuhiku Obayashi, es merecido y si cabe lo que necesita es mayor reivindicación. Con un presupuesto bajísimo, la popular en Japón productora Sochiku debido a sus comedias costumbristas pero nada especializada en cine fantástico invirtió en esta curiosa combinación de cine de catástrofes, terror y ciencia ficción. Un avión, entre cuyos tripulantes se encuentra el asesino del embajador inglés en Tokyo, se estrella en una cordillera montañosa tras cruzarse con un objeto volante no identificado. Al poco tiempo el susodicho asesino será poseído por una suerte de babosa procedente del OVNI e intentará hacerse con la sangre para alimentarse del resto de supervivientes, entre los que se encuentran un científico frío como el hielo, un miserable senador y su tampoco muy digna de confianza esposa, un empresario armamentístico y una viuda norteamericana de un soldado de Vietnam con tendencia a la histeria. Solo el co-piloto y la azafata, los héroes de la función, mantienen la cordura durante todo el metraje. Entretenida a más no poder –su corta duración ayuda a su ágil ritmo-, y visualmente muy aceptable a pesar de sus carencias, posee uno de los finales más demoledoramente pesimistas de la época. Para días desgraciados y parcos en alegrías, el cine de entretenimiento popular se revelaba como igualmente oscuro. JJV

EL PUEBLO DE LOS MALDITOS (The Village of the Damned, 1960) Reino Unido

D: Wolf Rilla  I: George Sanders, Barbara Shelley, Michael Stephen, Martin Gwynn

village-of-the-damned-original

Excelente film en el el alemán Wolf Rilla, en una producción británica, adapta la novela Los Cucos de Midwich, de de John Wyndham. No voy a hacer como que he leído la novela, pero se dice que la película es bastante fiel al texto y que solo obvia un detalle que hace más sutil el origen de la amenaza. Todos los habitantes de Midwich pierden el conocimiento repentina y simultáneamente. Poco después se despiertan y al tiempo descubrimos que las mujeres se han quedado embarazadas, incluso una chica virgen. Parece claro que la semilla no es humana. Y las criaturas que nacen a los pocos meses, menos de siete, aunque tienen apariencia humana esconden un poder sobrenatural; pueden leer la mente y controlar la voluntad de las personas. ¿Cómo vencer a un enemigo que puede leer tu pensamiento y por tanto anticiparse a tus movimientos? Con esta interesantísima premisa, Wolf Rilla nos brinda una finísima película de invasión extraterrestre en la que la amenaza son unos niños, rubios, arios –en las lecturas más políticas no faltaron las comparaciones con el movimiento nazi, del mismo modo que La invasión de los ladrones de cuerpos (Don Siegel) encontró su paralelismo con la Guerra Fría y el espionaje ruso-. Es una impecable mezcla en terror y ciencia ficción que tuvo una discreta pseudo-secuela tres años después y que ya en el 95 tendría un digno remake del gran John Carpenter, aunque para un servidor, como casi siempre, el original está muy por encima de sus posteriores revisiones. OS

TERROR EN EL ESPACIO (Terrore nello spazio, 1965) Italia/España

D: Mario Bava I: Barry Sullivan, Norma Bengell, Angel Aranda

Skeleton

Quitémonos ya de encima esto antes de empezar: Terror en el espacio es una de las más notables influencias de Alien, el octavo pasajero (1979) y vaya si se nota. La imagen del esqueleto gigante que los protagonistas encuentran en una antigua nave espacial abandonada es de una similitud que asusta, así como el ambiente fantasmagórico del planeta en el que las naves gemelas Argos y Galliot aterrizan en respuesta a una aparente señal de socorro. Lo que allí encuentran es la versión zombi-vampírica de Bava de La invasión de los ladrones de cuerpos (1956), que no todo va a ser influenciar en esta vida. Los cosmonautas muertos de una de las naves empiezan a aparecerse a su antigua tripulación, descubriendo ésta que son seres incorpóreos simbióticos que quieren unir a la raza humana en una sola mente feliz y contenta. Siendo como somos los humanos, esa felicidad no nos interesa así que los supervivientes se lían a tiros con esos calmados y razonables zombis. Coñas a parte, la escenografía, diseño de producción y fotografía de Terror en el espacio la convierten en una de las grandes de la década. Bava no solía defraudar nunca pese a lo ajustado de sus  presupuestos y la verdad es que es una de las pocas películas que parece totalmente calcada a un cómic de CF de la época. Y ya podéis decir misa, pero esos trajes de cuero con los cuellos altos molan bastante. VCR

¿QUÉ SUCEDIÓ ENTONCES? (Quatermass And The Pit, 1967) Reino Unido

D: Roy Ward Baker I: James Donald, Andrew Keir, Barbara Shelley

quatermassandthepit

La tercera adaptación al cine de los seriales televisivos del profesor Quatermass creados por Nigel Kneale quizá sea la más recordada por los aficionados a la ciencia ficción por su estrambótico collage argumental que aúna tintes lovecraftianos y  ancestrales mensajes extraterrestres apocalípticos que curiosamente se adelantan varios años a los primeros escritos de Erich von Däniken. Algo había en el ambiente, eso seguro, y Roy Ward Baker supo explotarlo a la perfección en esta historia que narra el descubrimiento de una antiquísima nave extraterrestre en el metro de Londes. Quatermass y un paleontólogo descubren que los cadáveres alienígenas en su interior pertenecen a una raza que manipuló genéticamente al hombre en la antigüedad, introduciéndonos una especie de “gen del mal” que puede despertar en cualquier momento… lo cual es lo que acaba pasando. El ambiente entre sombrío y colorista marca de la casa de Hammer y unas excelentes interpretaciones hacen que nos olvidemos completamente de lo precario de algunos efectos especiales. Uno de los mayores estandartes de la cf británica. VCR

VCR: Victor Castillo

JJV: Javier J. Valencia

OS: Oscar Sueiro

XT: Xavier Torrents

Previamente:

UN FLAMANTE NUEVO MUNDO – La ciencia ficción de los 60 en 50 películas, 1ª parte: CUANDO EL FIN DEL MUNDO NOS ALCANCE
UN FLAMANTE NUEVO MUNDO – La ciencia ficción de los 60 en 50 películas, 2ª parte: Cegados por LA CIENCIA

Y mañana la cuarta entrega: UN FLAMANTE NUEVO MUNDO – La ciencia ficción de los 60 en 50 películas, 4ª parte: Visiones alucinantes DEL AYER Y DEL MAÑANA

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.