Crónica de la 34.ª edición del Torino Film Festival

34torino01Por segundo año –no consecutivo–, El pájaro burlón ha tenido la oportunidad de acercarse al Festival de Cine de Turín, dedicado este año (¡cómo no!) al punk. De su variada e irregular oferta, pudimos ver los títulos que os contamos a continuación:

PORTO (Gabe Klinger)

34torino02Segundo largometraje de Klinger después del documental Double Play: James Benning and Richard Linklater (2013). El film, producido por Jim Jarmusch, es el último rodado por Anton Yelchin y en él se evidencia el potencial del joven actor, fallecido el pasado mes de junio. Describe el breve y apasionado encuentro de un joven estadounidense y una estudiante francesa en la ciudad de Oporto, e intercala los momentos que pasan juntos durante esa noche con otros anteriores y posteriores vividos en soledad. Resultan interesantes los juegos temporales y de punto de vista que se plantean, mediante varios cambios de formato y la no-linealidad de la narración. Sin embargo, el resultado final no acaba de funcionar y se ve ensombrecido por una interpretación femenina bastante pobre.

KATE PLAYS CHRISTINE (Robert Greene)

34torino03Si lo que queréis es ver una película mala, pretenciosa y mortalmente aburrida, esto es lo que andabais buscando. Ciento diez minutos de sopor infinito y náusea. La premisa es la siguiente: una actriz de segunda (y mala a morir), Kate Lyn Sheil, es contratada por Greene para interpretar un biopic acerca de Christine Chubbuck, una periodista estadounidense que se suicidó en directo en 1974 mientras presentaba el noticiario de una cadena local. Lo que podría haber sido y pretendía ser un análisis de la psicología de la periodista y de las razones que la empujaron a acabar con su vida delante de las cámaras, así como una crítica al sensacionalismo y la explotación morbosa de la realidad por parte de los medios (como se hace, con infinitamente más acierto y salero en Nightcrawler), termina convirtiéndose en el horror hecho film, en una obra moralista, aleccionadora, simplista, hipócrita y reiterativa. Cutre tanto en la forma como en el contenido, y con un final “sorpresa” patético. Qué lástima.

I FIGLI DELLA NOTTE (Andrea De Sica)

34torino04I figli della notte fue el único film italiano en concurso en el festival y también una de las películas más interesantes que se pudieron ver. En ella, un chico de diecisiete años, Giulio, ingresa en un internado de élite en los Alpes, una suerte de Overlook para niños bien, completamente aislado y regido por normas férreas. El control es absoluto, la comunicación con el exterior, limitada, y los intentos de transgresión por parte de los alumnos, orquestados desde la sombra por la dirección del centro. A pesar de ello, el protagonista y su mejor amigo, Edoardo, buscan desesperadamente un modo auténtico de liberarse. Resulta imposible no pensar en la maravillosa If… (que la organización del festival tuvo el acierto de recuperar), aunque I figli della notte no tenga la suerte de contar con un actor tan carismático como Malcolm McDowell y la forma sea algo más convencional.

OPERATION AVALANCHE (Matt Johnson)

34torino05Divertido falso documental acerca de cuatro agentes de la CIA que, en plena Guerra Fría, tienen la misión de descubrir a un topo de la KGB infiltrado en la NASA. No obstante, su investigación los acaba convirtiendo en artífices de una de las mayores conspiraciones de la historia de los Estados Unidos: la simulación del alunizaje del Apollo 11 tras la confirmación de que será imposible hacerlo antes que los soviéticos. La película desea construir una reflexión acerca del poder de la imagen como instrumento de control social y engaño, aunque lo hace de una manera tan superficial y facilona que no consigue ir más allá de cuatro gags graciosillos. Los personajes son enclenques e inverosímiles y en ningún momento se llega a empatizar con ellos, hasta el punto de que al espectador le acaba importando bien poco lo que les suceda. Tal vez las referencias a Kubrick y recordar su inconmensurable ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú no ayudan.

LADY MACBETH (William Oldroyd)

34torino06Uno de los grandes descubrimientos del festival. Se trata de una adaptación de la novela corta de Nikolái Leskov Lady Macbeth de Mtsensk realizada por el director teatral William Oldroyd. Este es su primer largometraje, pero dista mucho de ser “teatral”. Su trabajo con la cámara es impecable; sabe dónde colocarla y cómo moverla en cada momento. La puesta en escena y la fotografía son también magníficas, así como el trabajo de los actores, especialmente el de la protagonista, la joven actriz Florence Pugh, que interpreta a Lady Katherine, una mujer frustrada e infeliz, obligada a casarse con un hombre mucho mayor que ella. Sin embargo, lejos de conformarse con la situación que le ha tocado vivir, decide rebelarse y servirse de la fuerza del deseo que siente hacia un joven empleado de la finca de su marido para deshacerse de todo aquello que se interpone en su felicidad. El film está dominado por el conflicto entre hombres y mujeres y entre clases sociales, y lo retrata de una forma magistral y nada previsible, a medida que el personaje central se transforma y pasa de ser una pobre chica sometida a una mujer dominante y con muy pocos escrúpulos a la hora de satisfacer sus ansias de libertad y poder.

SAM WAS HERE (Christophe Deroo)

34torino07Sam es un comercial que intenta inútilmente captar clientes en una aldea situada en pleno desierto de Mojave. Todo el mundo parece haberse esfumado, no consigue hablar con su jefe y su única compañía es un programa de radio en el que constantemente se alerta acerca de un hombre que abusó de una niña y la asesinó. Poco a poco, empiezan a reaparecer los habitantes de la zona, pero sus intenciones hacia el protagonista no son precisamente buenas. El locutor del programa de radio, un personaje oscuro y misterioso, ha conseguido convencer a todo el mundo de que Sam es el homicida y éste se ve de repente inmerso en una auténtica pesadilla, una huida desesperada y paranoica. Sam huye, pero no sabe de quién ni por qué. Deroo consigue mantener al espectador en tensión durante toda la película, rodada en menos de dos semanas y con un presupuesto modestísimo, como ya hizo en su momento Steven Spielberg con El diablo sobre ruedas, film que es inevitable recordar con el visionado de Sam Was Here. Asimismo, el tema tratado y la banda sonora hacen también difícil no pensar en otro tótem del género, John Carpenter. Quizá esta ópera prima no esté a la altura de sus referentes, pero desde luego apunta maneras.

FREE STATE OF JONES (Gary Ross)

34torino08Película con muy buenas intenciones, gran presupuesto y estrellas de la talla de Matthew McConaughey, pero que, finalmente, no consigue cuajar. La acción de Free State of Jones se sitúa en la guerra civil estadounidense y se nos cuenta la historia de Newton Knight, un campesino pobre de Misisipi que lidera un grupo de desertores confederados y esclavos fugitivos en el condado de Jones. Más tarde, Knight se casa con una exesclava y establecen la primera comunidad mestiza de la región. El resultado final es una propuesta “correcta”, formalmente y políticamente. Termina haciéndose pesada y aburrida, pues es en exceso didáctica y maniquea, y los personajes no tienen profundidad alguna. Asimismo, la subtrama acerca del descendiente de Knight y sus problemas para casarse con su pareja debido a las leyes de segregación es muy floja y no aporta nada. En definitiva, prescindible.

JUAN ZENG ZHE (THE DONOR) (Qiwu Zang)

34torino09De lo mejor, con diferencia, que se pudo ver en el festival, la obra del que fuera ayudante de dirección de Zhang Yimou fue merecidamente galardonada con el premio a la mejor película. Con pocos medios pero excelentemente aprovechados gracias a una realización impecable, nos cuenta la historia de un trabajador humilde que vende un riñón a un hombre rico para mejorar su situación económica y ganarse el respeto de su familia. Lejos de convertirse en un retrato plano y simplista de la sociedad china actual y sus desigualdades, construye unos personajes ricos en matices y profundidad, marcando muy bien, sin embargo, las fronteras que los separan y los distintos escenarios en los que se mueven mediante una iluminación de fuertes contrastes. Resulta particularmente interesante el personaje del comprador, que con su camisa blanca, su amplia sonrisa y sus suaves palabras y gestos consigue todo aquello que se propone y somete la voluntad de personas como Ba, el protagonista, un hombre roto, desesperado, perdido y hundido en un mundo de humedades y oscuridad.

LA MÉCANIQUE DE L’OMBRE (Thomas Kruithof)

34torino10Un thriller de 10. Empieza como la típica película de crítica social: un hombre alcohólico pierde el empleo y tras dos años en paro sigue sin poder encontrar trabajo. No tiene amigos, va a las reuniones de Alcohólicos Anónimos y allí conoce a una chica con la que entabla una relación. No obstante, un buen día va a una entrevista y consigue al fin un empleo. Se le encarga la transcripción de conversaciones telefónicas interceptadas. A partir de este momento se ve envuelto en una conspiración política a gran escala, atrapado en las arenas movedizas de los servicios secretos franceses. Las magníficas interpretaciones de todos los actores y el ritmo frenético de la narración mantienen al espectador en vilo de principio a fin.

#SCREAMERS (Dean Matthew Ronalds)

34torino11Poco se puede decir de esta peliculita. Empieza como un falso documental acerca de una start-up que se encuentra en proceso de desarrollo de un sistema pensado para que los internautas reciban recomendaciones de videos en función de sus gustos. Un día reciben un video supuestamente terrorífico, pero que no lo es en absoluto, principalmente porque todos hemos visto ya un millón de videos parecidos. Les parece la bomba y deciden ir en busca de sus misteriosos autores. Y luego, pues lo de siempre, cuatro sustitos y un final más que previsible. Lamentable ejercicio de mediocridad para pasar el rato si no tienes absolutamente nada mejor que hacer.

LA LINGUA DEI FURFANTI (Elisabetta Sgarbi)

34torino12Una de la rarezas del festival. Inspirándose en la Elegía de un viaje de Aleksandr Sokurov, este cortometraje documental analiza y recorre al detalle una serie de frescos de Girolamo Romanino que pueden verse en tres iglesias distintas de Valle Camonica. Con la narración de Toni Servillo, que recita unos versos de Luca Doninelli, y selección musical a cargo de Franco Battiato.

Aurora Olivares

Esta entrada fue publicada en Especiales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.