The Only Man (Jos Man, 2013)

onlymancap

No suelo reseñar cortometrajes, pero esta pieza, además de ser obra de dos buenos amigos –vaya por delante aunque eso no quite que sea sincero-, deja un poso poco habitual en las películas de corta duración, generalmente bien ejecutadas pero con guiones anecdóticos, de una sola capa, o esclavos de su giro final. The Only Man nos obliga a reflexionar durante y después de su visionado.

Antes de nada, deberíais verlo y así no tengo que andar esquivando spoilers.

He aquí una historia de no supervivencia humana, el relato de un testarudo empeñado en ser el único hombre capaz de vencer a la infección que ha arrasado el mundo; la disciplina contra la desesperación, la obstinación en mantener la razón y la conciencia. ¿Es acaso un hombre capaz de luchar contra lo que el destino, la Tierra, el Cosmos o lo que quiera que sea, ha decidido para él?

A juzgar por el desesperanzador desenlace, los guionistas, Javier J. Valencia y Jos Man (también director) opinan que no. Parece ser que la voluntad de un hombre no es suficiente. Nuestro protagonista, Tom –convincente Timothy Gibbs, que además borda la voz en of-, toma todas las medidas posibles; fármacos, rutina, se obliga a pensar, a escribir, a comer, a todo lo que le hace humano. Y aunque la decrepitud va en aumento y parece la crónica de una muerte anunciada, yo como espectador también me aferré a la vida, creí, como Tom, que un hombre con voluntad de hierro podría ser The Only Man. Quizás un poco ingenuo, lo reconozco, pero desde que empezamos el corto en plano subjetivo estamos en su piel. Al menos yo empecé y terminé el viaje con él.

onlyman02

Tom culpa a la humanidad de su destino, “El mundo se ha dejado llevar por la estupidez. Es el camino más fácil”, dice. “Walking assholes”. Entendemos su ira y frustración, incluso algo de misantropía, pues al fin y al cabo, trayéndonos su discurso a la realidad, Tom tiene razón; nos estamos dejando, nos estamos auto-destruyendo junto con nuestro planeta. “Para ellos no ha sido un castigo, ha sido una liberación”, espeta Tom en otro arranque de impotencia y de ira. Fuera o no intención de los autores, el discurso nos apela a todos. Somos humanos mediocres que creemos que tenemos todo bajo control y la Tierra está a nuestra disposición, pero algún día pagaremos por ello, y ni la voluntad más férrea podrá evitar el plan que el universo tiene para nosotros. “No es solo tu cuerpo el que está contaminado, es la existencia humana”.

Es un cortometraje apocalíptico con todas las consecuencias y hasta su desenlace. No queda lugar para la esperanza. Podríamos pensar que los militares exterminan a los muertos vivientes, pero yo prefiero pensar que nos acabaremos extinguiendo –sí, soy más misántropo que el protagonista-. La mujer de Tom sí se rinde, entiende que no hay nada que hacer, y como dicen los militares que se llevan su cadáver al principio

“Es lo mejor que podemos hacer”. –Escribiendo esto me doy cuenta de lo oscuro que es el relato, más de lo que creía haber percibido-.

onlyman01

Con este breve repaso de lo que The Only Man me suscita –y seguro que me dejo cosas- quiero poner en relieve el valor de su guion. Un texto así no es habitual ni si quiera en la mayoría de películas que se estrenan. Se le intuye tantas horas de trabajo y tantas reescrituras que abruma. Lo de menos son los muertos vivientes, es obvio que no es una de zombies, y que quiere profundizar en la psique, poner a un ser humano en un contexto extremo de dolor y desesperación para proponer un cuento apocalíptico. La historia del hombre más obstinado del planeta, el único hombre. Al menos hasta que sucumbe a un poder que está muy por encima de su voluntad.

Si tuviera que reprocharle algo sería que en lo que a planificación se refiere, se mueve en una zona de confort. No explora con el lenguaje audiovisual lo que explora con la literatura, y aunque es académicamente impecable, puede resultar un poco frío. La fotografía es excelente y todos los aspectos técnicos son loables, pero no consigo llevarme ninguna imagen conmigo de la misma forma que trasciende su prosa.

onlyman03

Enseguida que empezamos a verlo, nos damos cuenta de que juega en primera división, de que es una pequeña película, y al apuntar tan alto –algo que consigue en todo momento-, algunos fx, tanto digitales como protésicos no llegan a la altura. Insisto en que si me ciñera a la liga del cortometraje, esto sería un lujo, pero aquí ya estamos a otro nivel, o al menos se pretende. Por otro lado, y porque tengo cercanía con el proyecto, conozco los problemas de producción que llevaron a no tener listas al cien por cien las prótesis de los muertos y alguna otra cosa, pero el espectador no sabrá nada de eso, y como es un proyecto de dos amigos, me veo más obligado que nunca a rascar defectos.

En definitiva, y ya dejando a un lado las formalidades, diré que siento un gran orgullo por haber presentado en su día al director y al guionista, y que de esa conjunción haya surgido algo tan potente. Uno de los mejores cortometrajes que he visto en mi vida, y los cuento ya por cientos.

Oscar Sueiro

Esta entrada fue publicada en Cortometrajes, proyectos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.