Los casos del Departamento Q (Misericordia, Mikkel Nørgaard, 2013 / Profanación, Mikkel Nørgaard, 2014 / Redención, Hans Petter Moland, 2016)

depq01“Siempre miraba a esos niños jugando y pensaba: menuda pandilla de ilusos… tan llenos de esperanza… no tienen ni idea…  

Pero quizás eso no importe.”

Oscuridad, desesperanza, violencia, existencialismo… Son algunas de las palabras con las que podríamos etiquetar una reciente saga cinematográfica procedente de Dinamarca y basada en una serie de novelas de thriller y suspense del escritor Jussi Adler-Olsen: La mujer que arañaba las paredes, 2007 / Los chicos que cayeron en la trampa, 2008 / El mensaje que llegó en una botella, 2009 / Expediente 64, 2010 / El efecto Marcus, 2012 / Sin límites, 2014; a día de hoy una serie convertida ya en best-seller mundial. La saga cinematográfica está titulada en España como Los casos del Departamento Q y los tres primeros libros se han adaptado en los films Misericordia, Profanación y Redención, respectivamente. Allí hasta donde el género de thriller más convencional nos acostumbra a llevar es desde donde zarpa esta saga, pues conduce al espectador mucho más allá del confort y del visionado apacible. El horror, la crueldad y la desgarradora violencia humana que se respiran en las tres películas nos sitúan constantemente en un entorno de angustia e incomodidad, donde no podemos apartar la mirada ni impedir que nuestras pulsaciones vayan subiendo. Se trata de una producción de género cruda e intensa, cuyo lenguaje cinematográfico evoluciona desde su primera entrega, mejorando y alejándose de un formato más ligado al telefilme para llegar en su tercera parte a una forma más notablemente cinematográfica.

depq02El Departamento Q es una sección de la policía danesa dedicada a cerrar antiguos casos de crímenes no resueltos que han sido ya archivados. Cuando el inspector Carl Mørck (Nikolaj Lie Kaas) se ve obligado a ocuparse de dicho departamento junto a su nuevo compañero Assad (Fares Fares), rápidamente le da un giro al aspecto burocrático de la sección para ponerse a investigar y resolver verdaderamente los casos. De ahí parte la historia, y ese es siempre el corazón de la saga: Carl y Assad. Dos individuos tremendamente distintos, que se ven obligados a tener que trabajar juntos desentrañando violencia, horrores y crueldad. Carl –excelente Nikolaj Lie Kaas, visto en títulos como Men & Chicken y The Green Butchers del genial cineasta Anders Thomas Jensen– es un individuo taciturno, solitario, huraño y conflictivo, con el que nadie es capaz de llevarse bien y que no tiene ninguna intención de socializar en absoluto con ninguna de las personas que le rodea. Assad (excelente también el actor Fares Fares), por otro lado, es un sujeto afable, simpático, empático y cercano, capaz de ponerse en el lugar de los demás para comprender más y mejor el aspecto humano de las situaciones. Los guiones de cada una de las películas están articulados alrededor de estos dos protagonistas, de la relación que mantienen, una relación que va evolucionando desde la enemistad hasta la confianza, y a partir de la cual se establecen fundamentos que tienen consecuencia en el propio desarrollo de la trama, en virtud de los choques que tienen ambos investigadores, de lo que tienen en común, de lo que aprenden el uno del otro, etc. Por eso los tres films funcionan correctamente ya a un nivel básico, porque su alma son Carl y Assad, dos personajes tremendamente humanos, con los que, por un motivo u otro, en un aspecto u otro, es muy fácil para el espectador conectar y empatizar.

depq03Misericordia (Kvinden i buret, Mikkel Nørgaard, 2013) es la primera entrega, donde Carl y Assad se enfrentan a un extraño y antiguo caso que se había archivado como suicidio, pero que esconde un horror mucho peor de lo imaginable. La clave en esta primera trama de la saga es el juego paralelo que se ofrece al espectador, capaz de ver por un lado el laberinto en el que se ven inmersos los dos agentes y por otro el verdadero horror que está acaeciendo mientras tanto. Es un film breve, que se deja llevar mucho por los clásicos códigos del thriller más convencional, utilizando un lenguaje formal muy televisivo, tanto en su fotografía como en su dirección de planos y secuencias. Tiene una puesta en escena bien trabajada en su austeridad y lírica lúgubre, pero el conjunto global cae demasiado en las formas catódicas de un telefilme. Aun y así, la atmósfera que se logra crear gracias al desarrollo de la trama, dirección de actores y suspense consigue provocar una sensación de angustia e hipnotismo de principio a fin.

La segunda entrega, Profanación (Fasandræberne, Mikkel Nørgaard, 2014), mantiene la misma línea que la primera, sobre todo en el aspecto formal, muy cercano a la TV Movie. Esto es debido seguramente a que el director de ambas, Mikkel Nørgaard, es más asiduo en dirigir episodios de diversas series de televisión danesas, y más bien pocos films en su haber por el momento. No obstante, se sigue manteniendo un nivel más que aceptable en esta segunda entrega, con una trama un poco más complicada y enrevesada, estableciendo diversos personajes y relatos que van cruzándose hasta colisionar todo en un mismo núcleo dramático. Hay un esfuerzo claro en la dirección de actores al tratar de profundizar bien en ambos protagonistas, sobre todo en Carl en cuanto a su trágica condición sombría y ahogada de pesadumbre –Carl es el clásico personaje que parece siempre tener una nube negra encima de él, vaya donde vaya–. De este modo se logra que el espectador conecte más con la historia, pero sobre todo también es importante por lo que la investigación supone a nivel vital para los dos policías.

depq04Finalmente la tercera entrega, Redención (Flaskepost fra P, Hans Petter Moland, 2016), es sin lugar a dudas la mejor de las tres. El cambio en la dirección tiene un efecto tremendamente positivo, pues Hans Petter Moland sí que es un cineasta con mucha más experiencia en dirección de films (Zero Kelvin, Aberdeen, Un lugar maravilloso, Uno tras otro) y eso se nota claramente en el aspecto formal del film en cuanto a su juego y consecución de planos y movimientos de cámara. Es esta una entrega mucho más ambiciosa en ese sentido, con una multiplicidad de exteriores más amplia, y una serie de secuencias de acción mucho más elaboradas y trabajadas. La trama da también un paso más allá, pues, estableciendo como epicentro el secuestro de unos niños, alrededor de ello orbitan con poderosa carga dramática elementos como la fe, Dios, el Diablo, el bien y el mal, la razón y la lógica, etc. Y verdaderamente no se trata de un simple baile de conceptos, sino que todos y cada uno de ellos van cohesionando la trama, el altísimo nivel de suspense que constantemente va in crescendo, y sobre todo también a los personajes. El arco narrativo de Carl está diseñado y tejido con excelente detalle y precisión, sin dejar que nada quede dado con vaguedades; su viaje es realmente el corazón de la película y, visto en retrospectiva, también el de la trilogía. Vale muchísimo la pena ver las dos primeras entregas para poder llegar a ésta, sin duda.

depq05Estamos ante una saga cinematográfica que trenza con trágica harmonía un tono austero, un clima de ambigua moralidad y una atmósfera que rebosa desesperanza; ver cualquiera de los tres films de Los casos del Departamento Q es deambular como espectador entre la vigilia y la pesadilla. En ese sentido no sorprende saber que el guionista de la saga es Nikolaj Arcel, autor también del guión de la primera entrega de la exitosa saga sueca Millennium (Los hombres que no amaban a las mujeres, 2009); un éxito que también ha heredado esta saga danesa, un fenómeno total en Dinamarca, donde la tercera parte, Redención, estrenada este año, ha sido el número uno escandinavo más taquillero de la historia en su primera semana en cartelera, y lo merece con creces. Como hemos comentado en un principio, la saga de novelas cuenta con seis episodios, y de momento la cuarta entrega cinematográfica está asegurada y confirmada. Desde aquí estaremos más que pendientes de todo ello.

Xavier Torrents Valdeiglesias

Esta entrada fue publicada en Cine Thriller y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.