La cura del bienestar (A Cure for Wellness, Gore Verbinski, 2016)

cure_for_wellness_gore_verbinski_interview

Es complicado hablar del concepto de la escala de una película cuando se menciona a Gore Verbinski, uno de los tipos que más dinero ha hecho ganar a los estudios de Hollywood en los últimos quince años. Para Verbinski, La cura del bienestar ha sido un proyecto personal, rodado en cinco meses en Alemania y con nombres no muy conocidos en el apartado actoral. Y es que claro: ¿que son 40 millones de dólares para la persona responsable de un pelotazo tan grande como la saga Piratas del Caribe? Técnicamente nos encontramos ante un box office bomb de esos a los que a los norteamericanos les encanta poner verdes a posteriori, ya que ni siquiera ha cubierto la mitad de su presupuesto, pero no deja de darme la impresión de que Verbinski se ha quitado una espinita de encima contando una historia propia y eso es lo importante de todo el asunto.

NE3LkCASyKU976_2_b

La cura del bienestar nos narra el viaje de Lockhart (Dan DeHaan), el joven y ambicioso ejecutivo de una empresa financiera de Nueva York, a un remoto y misterioso balneario suizo. Su objetivo es traer de vuelta al presidente de la empresa, Roland Pembroke (Harry Groener, el entrañable alcalde Wilkins de Buffy la cazavampiros), que lleva aislado allí varias semanas y cuyas cartas son cuando menos preocupantes para la junta directiva. Es más, se avecina una importante fusión y la empresa lleva tiempo metida en pufos que esperan poder cargarle a Pembroke a su vuelta ya que al parecer se le ha ido la olla. Lockhart espera una visita corta, pero un accidente le deja la pierna rota y debe quedarse en el balneario contra su voluntad. Pembroke, al igual que muchos de los internos, no parece muy propenso a colaborar ni a salir de allí. Lockhart acabará descubriendo el trágico pasado del fundador del lugar, a una extraña y joven interna, Hannah (Mia Goth) e iniciará varios intentos de huída frustrados por el actual director del lugar, Volmer (Jason Isaacs).

Lo más curioso de esta película es que no me dí cuenta de sus intenciones al principio de su visionado. Es decir, de alguna manera esperaba un thriller de misterio con algún toque más o menos sobrenatural al estilo de los 70, pero en realidad me encontré con un honesto homenaje a las historias de misterio y terror de los años 30, que podrían haber sido protagonizadas por un Lugosi o un Karloff. Los mimbres están ahí; un escenario con historia, un pasado trágico, una mujer rara que parece saber más de lo que dice… y ahí me freno que no quiero que os comáis ningún spoiler. Ya solo por esa manera de plantear la película, ésta me ha ganado. Verbinski ha aprovechado al máximo todas las posibilidades de las localizaciones del rodaje en Alemania (los exteriores del castillo de Hohenzollern y los interiores en la clínica abandonada de Beelitz-Heilstätten) para crear un ambiente visual lleno de bañeras antiguas, anguilas, gente en bata y cámaras acuáticas que hace que uno se sumerja perfectamente en ese lugar misterioso del que nadie parece querer irse.

617858486

Obviamente, no está exenta de sus fallos; su duración es demasiado larga y eso provoca un efecto “chicle estirado” con el paulatino descubrimiento del misterio, en donde Lockhart intenta investigar algo para luego ser encontrado o frenado por Volmer y/o los trabajadores del lugar en un ciclo que se repite demasiado para muchas veces no llegar a ningún sitio, aunque  estos momentos dejan grandes imágenes alucinatorias de nuestro protagonista vagando por el balneario, que como se suele decir en casos así, es un personaje más en la película.

En definitiva, a los perros viejos en esto del terror como el que esto escribe La cura del bienestar no nos sorprenderá lo más mínimo pero si eso no os importa y queréis disfrutar de un bonito -aunque algo largo- viaje visual, unas actuaciones correctas y unos paisajes de aúpa, dadle una oportunidad a esta medicina que al final no es más que un placebo inofensivo.

Víctor Castillo

Esta entrada fue publicada en Cine Thriller y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.