Especial: El proyecto de la bruja de Blair (5) (The Blair Witch Project, Daniel Myrick, Eduardo Sánchez, 1999)

blairCAP05Multimedia Blair Witch: Comic, música, videojuegos

A pesar de ser un falso documental (que para colmo jugaba con su propio estatus poniendo en duda su autenticidad), The Blair Witch Project no se privó de cierta cantidad de merchandising que de paso ayudó a extender la presencia del film en otras plataformas: al libro de Daniel Stern ya mencionado (que salió el 16 de julio) se sumó en agosto (con la película ya estrenada y en todo lo alto) un comicbook, que contaba en un único número tres historias cortas relacionadas con el Universo de la película, editado por Oni Press, con guión de Jen Van Meter y dibujos de Bernie Mireault, Guy Davis y Tommy Lee Edwards, cada uno una historia.

comicblair

Unos meses más tarde, ya en 2000 y coincidiendo con la secuela de la película, apareció en la misma línea del anterior una mini-serie de cuatro números realizados por el mismo equipo y para la misma editorial, The Blair Witch Chronicles:

comicschroniclesblair

Poco después, en octubre de 2000 Image Comics saca su propio comic de terror desvelando nueva información sobre Rustin Parr (y su hermano gemelo Dale): Blair Witch: Testaments, con guión de Ian Edginton (conocido por la revista inglesa 2000 AD o sus aportaciones a El juez Dredd) y dibujo de Charlie Adlard (posteriormente célebre por The Walking Dead). Aunque la portada diga número 1, no busquen el resto. El volumen no tuvo la aceptación esperada, y se quedó en número único, hoy por hoy necesario para cualquier coleccionista.

darktestaments

El 13 de julio de 1999 aparece en las tiendas el CD de una presunta “banda sonora”. Lo de “presunta” y las comillas van porque, como sabe cualquier espectador que haya visto la película, en la Bruja de Blair no hay música,  apenas algún tema puramente diegético que los protagonistas puedan ir escuchando en la radio (bueno, miento, durante los créditos finales se puede escuchar una inquietante pieza de dark ambient obra de Kyle Richards). The Blair Witch Project: Josh’s Blair Witch Mix en realidad es un recopilatorio de temas de post-punk y rock industrial que se supone que Joshua Leonard llevaba en el coche grabados en una cassette en el momento en que él y sus dos compañeros desaparecieron: una excusa como otra cualquiera para sacar una compilación con temas de Lidia Lunch, Skinny Puppy, Bauhaus, Laibach o Front Line Assembly.  

bsoblair

Respecto a la Bruja de Blair en los videojuegos, tuvo bastante actividad a partir de la existencia de The Blair Witch Project 2, en octubre de 2000. Blair Witch fue una trilogía de videojuegos para PC compuesta por Blair Witch Volume 1: Rustin Parr (puesto a la venta el 3 de octubre), Blair Witch Volume 2: The Legend of Coffin Rock (25 de octubre) y Blair Witch Volume 3: The Elly Kedward Tale (21 de noviembre). Estaban desarrollados por la empresa texana Gathering of Developers, y utiliza el motor de juego del clásico de los juegos de terror Nocturne (1999). Las tres son aventuras gráficas en la línea de lo que estaba en voga, con buenos desarrollos de ambientes, aunque ya en su fecha fueron considerados juegos un poco flojos.

blairvideogame

Gran parte de la inquietante ambientación, como suele ser habitual en estos juegos, suele tener que ver con la banda sonora, obra de Kyle Richards (Rustin Park y The Elly Kedward Tale) y Rom di Prisco (The Legend of Coffin Rock). A día de hoy tiene más fans esta música como piezas de dark ambient que los juegos en sí.

Secuelas y continuaciones de la mitología

Como suele ser norma en toda película de éxito, la secuela no se hizo esperar, y apenas un año después del fenómeno se había puesto en marcha El proyecto de la Bruja de Blair 2: El libro de las sombras (Book of Shadows: Blair Witch 2), y dado que ni Myrick ni Sánchez estaban (en aquel momento) interesados en hacerla, por presiones de Artisan se decidió prescindir de ellos y hacer una película completamente diferente, encargándosela al afamado director de documentales (ganador de varios premios Emmy) Joe Berlinger como director, sobre un guion del propio Berlinger (que también hace un cameo) y Dick Beebe (guionista de House on Haunted Hill).

Rodada esta vez con un guion completo y con un formato cinematográfico y de rodaje totalmente convencional, de hecho para Berlinger lo importante fue ante todo la estilización visual, dejando de lado cualquier tentación de repetir con el estilo cinema verité (cosa curiosa, viniendo él del campo del documental). Aparte de eso, esta segunda parte tiene de interesante su juego de cine dentro del cine al asimilar como un componente más de su trama (uno muy importante) que El proyecto de la Bruja de Blair es una película que existe. Además, se vuelve a ahondar en la idea de que es una película encontrada real, lo que incrementa todavía más la mitología de la primera película.  Por lo demás, se introduce la wicca como componente “brujeril” (de hecho El libro de las sombras existe, es un grimorio de iniciación a esa religión que sin duda no te costará encontrar en cualquier librería esotérica). La recepción de Blair Witch 2 fue tibia, mitad por saturación respecto al mito, mitad por desentendimiento al no parecerse a la original (aunque ambas razones sean contrapuestas posiblemente se solaparon).

blairwitch2

Quizás otro de los aspectos más interesantes relativos a la secuela, y siempre en la línea de seguir explorando la meta-realidad fílmica creada, es que en su edición en DVD se incluyera como extra otro falso documental, Los 7 de Burkittsville, muy en la línea de lo que fue The Curse of the Blair Witch, incluido como extra en el DVD de la película original. Y casi simultáneamente, y muy bien enlazado con lo dicho en el documental, también apareció un libro: The Secret Confession of Rustin Parr, escrito por D.A. Stern, que se supone que recogía la confesión íntegra del asesino de niños de la saga, y los videojuegos anteriormente comentados, que como el lector podrá ver por fechas coninciden en gran medida con el lanzamiento de la segunda película.

burkits7

En 2009 Daniel Myrick trató de resucitar su gallina de los huevos de oro con planes para un Blair Witch Project 3, pero aunque supongo que la idea no está absolutamente descartada, de momento no ha prosperado. El interés por el universo que rodea a esta película parece lejos de extinguirse, ya que incluso en 2015 ha salido otro documental: The Woods Movie.

Después de la Bruja de Blair

Curiosamente a la mayoría de los implicados en El proyecto de la Bruja de Blair no les ha ido demasiado bien en sus carreras posteriores. Como un one-hit wonder musical, esos cantantes y grupos a los que solo se les conoce una canción, a los directores Daniel Myrick y Eduardo Sanchez les hemos podido seguir en solitario con relativa dificultad, a través de títulos oscuros directos a DVD o sin distribución en nuestro país que vemos en festivales o descargados de la Red, y a pesar de que ambos tienen otras películas curiosas que cuanto menos merecen el visionado. De Daniel Myrick es muy recomendable para interesados The Objetive (2009), Solstice (2008) o la extraña The Strand (2007), y de Eduardo Sánchez destaca, y mucho, Lovely Molly (2011), Altered (2006) y la comedia ParaAbnormal (2009). Curiosamente, en 2014 Eduardo Sánchez regresó al formato del que fue patriarca, el found footage, con Exists, historia de un grupo amigos de vacaciones en una cabaña en un bosque acosados por un Bigfoot vengativo, y el resultado fue mucho más convencional.

directorsblairwitch

Peor (todavía) les ha ido a los actores, destacando el caso de Heather Donahue, que dejó la interpretación y en los últimos años ha hecho cosas de lo más variadas para ganarse la vida, como criar pollos (en serio), o cultivar marihuana para fines terapéuticos y escribir un libro sobre ello (Growgirl). Donahue, que “recibió” el Razzie a la peor actriz precisamente por La Bruja de Blair, no guarda un recuerdo muy bueno de todo aquello, aunque ha aceptado en diversas ocasiones participar en actos conmemorativos de su famosa película (sobre todo cuando ha sido a ella a la que le ha convenido la promoción para su libro). En cuanto a los chicos, han hecho cosas sobre todo como secundarios en diversas series de TV.

El único que sí tuvo éxito económico posterior a La bruja de Blair fue Steve Rothenberg, el productor, que se convirtió en uno de los ejecutivos destacados de Lions Gate. Sin embargo la fortuna no le duró mucho, y murió en 2009 a causa de un cáncer de estómago.

Respecto a los habitantes del pueblo de Burkittsville, al principio estaban muy molestos por la película y sobre todo por la promoción de la misma, considerando que las mentiras arrojadas sobre ellos les daban mala fama. Hicieron su propia web: http://www.burkittsville.com/ para contar la verdad sobre la tranquila historia de la villa, y tratar de responder a las preguntas más frecuentes. Pero con el paso del tiempo, y la llegada de innumerables turistas que quieren ver las localizaciones originales de la emblemática película, han acabado por verlo como una oportunidad comercial, y hoy por hoy se lo toman con más humor y hay personas que viven de la bruja.

Javier Ludeña

Especial: El proyecto de la bruja de Blair (1)

Especial: El proyecto de la bruja de Blair (2)

Especial: El proyecto de la bruja de Blair (3)

Especial: El proyecto de la bruja de Blair (4)

Esta entrada fue publicada en Cine Terror y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.