Annabelle: Creation (David F. Sandberg, 2017)

Nadie apostaba demasiado fuerte por esta secuela –que funciona a modo de precuela- del primer spin-off de Expediente Warren. Más todavía, cuando se supo que el encargado de dirigir el largometraje era David F. Sandberg, el protegido y mimado de James Wan, que después de realizar una floja adaptación de Lights Out, no conectó excesivamente con el público fiel al cine de género. Aunque, claro, lo que manda en Hollywood es el dinero recaudado en taquilla, por eso el joven y novato director tuvo una segunda oportunidad. Y gracias a Dios que la tuvo, porque menuda redención se ha marcado. Annabelle: Creation es una de les mejores entregas del Warrenverse y, poniendo la mano en el fuego, una de las mejores películas de terror del año. No es que Sandberg reinvente ninguna fórmula, de hecho estira tanto como puede y más de los famosos jumpscares que tanto caracterizan al cine de t  error moderno. Pero su cariño y gracia a la hora de construir la historia mediante una casa de los horrores, hace que esta secuela sea un tren de la bruja de lo más disfrutable con elementos repletos de guiños a otras cintas del género, tanto actuales como clásicas. Estableciendo, sobre todo, muchos paralelismos con la It de Andy Muschietti por su manera de utilizar a jóvenes para protagonizar el largometraje, y en las similitudes de los seres fantásticos que aparecen.

El film explica el supuesto origen de la muñeca diabólica que John R. Leonetti nos presentó de forma independiente allá en 2014 de un modo bastante fallido. Puesto que él también intentó darle un pequeño origen con un preludio al estilo home invasion que no caló de forma adecuada con el de Wan. Pero para eso viene Sandberg, para arreglar las cosas. Su secuela recupera todos los elementos que Wan empleó en Expediente Warren y los hace suyos para construir una historia llena de monstruos, espíritus y criaturas misteriosas de las cuales desconocemos por completo su procedencia. Lo que hace que Sandberg se anote ipso facto un punto a favor por no tener la necesidad de explicar el porqué de esas apariciones terroríficas y poder así explotarlas tanto como quiere. Y tampoco es que importe demasiado su procedencia porque el director consigue que nos olvidemos de pensar en lo que estamos viendo. Transmite un in crescendo de adrenalina que desemboca en un final completamente loco y macabro que, aun siendo poco original y previsible, funciona de maravilla.

El reparto es propio de la serie B; lleno, en esta ocasión, de jóvenes actrices debutantes, y no debutantes, que quieren ganarse un hueco en la industria de las películas de terror. Es más, el único actor conocido que aparece es Anthony LaPlagia y pasa de forma bastante desapercibida. Ciertamente, resulta mucho más atractivo este tipo de repartos que los que están llenos de actores conocidos que no se esfuerzan en transmitir demasiado por la carrera que llevan a sus espaldas. Las dos encargadas de llevar el peso protagonista aquí son Lulu Wilson y Talitha Bateman, que sin demasiadas pretensiones logran transmitir al espectador esa sensación de incertidumbre y curiosidad de un niño al encontrarse con un ambiente nuevo lleno de lugares para explorar. Lugares que, a medida que avanzan los actos, van volviéndose más y más oscuros.

Resumiendo, Annabelle: Creation desmiente la teoría de que segundas partes nunca fueron buenas. La entrega de Sandberg, a pesar de que ha llegado a España dos meses después de su estreno en Estados Unidos, se corona como una maravillosa cinta de terror contemporánea que reivindica que un film de terror no sólo se debe a la banda sonora y al suspense que pueda ofrecer, sino también a las nuevas fórmulas que enriquecen el lenguaje de las horror movies cuando se utilizan como es debido; con los ya nombrados jumpscares, y los jumpcut en el momento de montar el metraje y saltar en el tiempo dentro de la misma acción.

La fábrica de terror de los Warren que inauguró James Wan sigue viento en popa y se mantiene mejor que nunca. Esperemos que sus próximos spin-off, La Monja y The Crooked Man, estén a la misma altura.

Xavi Mogrovejo

Esta entrada fue publicada en Cine Terror y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.