Borg McEnroe (Janus Metz Pedersen, 2017)

Hay deportistas, y momentos en la historia del deporte, de tales magnitudes que han pasado a convertirse en leyendas captadas por la ficción cinematográfica. No hace demasiado tiempo que ‘Yo, Tonya’ (2017, Craig Gillespie) y ‘La batalla de los sexos’ (2017, Jonathan Dayton, Valerie Faris) pasaron por cartelera para demostrarlo. Y anteriormente pudimos gozar de ‘Eddie el Águila’ (2016, Dexter Fletcher). Ahora, de la mano de Janus Metz Pedersen, llega un enfrentamiento de verdaderos colosos del mundo del tenis; ‘Borg McEnroe’. Sin ser un aficionado a este deporte, ni tampoco un seguidor demasiado habitual del mismo, Pedersen rueda el campeonato de Wimbledon de 1980 como un verdadero campo de batalla en el que el sueco, Bjorn Borg, y el norteamericano, John McEnroe, se vieron las caras por primera vez en un campeonato. Pedersen cuenta la historia de los dos tenistas profesionales por separado, a base de un conjunto de flashbacks, hasta el momento en el que sus caminos se cruzan en ese épico e intenso partido ante quince mil espectadores.

‘Borg McEnroe’ funciona como cualquier otro largometraje que adapta un hecho histórico de uno, o varios en este caso, deportistas de élite. Se muestran sus duros inicios, las motivaciones que les impulsaron a entregarse en cuerpo y alma al deporte que ellos seleccionaron, lo mal que llevan el perder –es algo que a nadie le gusta- y el miedo que tienen de que sus sueños no se hagan realidad. Y, en el caso de ‘Borg McEnroe’, esa narración habitual viene acompañada de un buen puñado de flashbacks que no hacen sino otra función que la de posicionar al espectador a favor de uno u otro; según su carácter, ambiciones o estilo. Pero el caso, es que aún teniendo esa estructura típica, Pedersen filma la historia como si fuera algo completamente novedoso. Como si nunca hubiéramos visto un partido de tenis con tan alta intensidad, con tanta pasión por el deporte –prácticamente se sale de su visionado con ganas de entrenar para dedicarse a lo mismo que los protagonistas- y con una fuerza que impulsa a llegar a sentir lo mismo que los personajes que protagonizan el encuentro.

Aunque, sin duda, es una empatía que se consigue a través del inmenso trabajo de los actores Sverrir Gudnason como Bjorn Borg y Shia LaBeouf como John McEnroe. Es extremadamente increíble. Sobre todo la interpretación de LaBeouf, que intenta limpiar su figura después de los desastrosos papeles que protagonizó con la saga ‘Transformers’ de Michael Bay. El personaje de McEnroe le viene como anillo al dedo por su carácter explosivo, impredecible y lleno de rabia, pero al mismo tiempo torturado por la competitividad excesiva que le instauraron sus progenitores en él. Una competitividad que se reflejó en su actitud en los partidos frente a los árbitros, el público e incluso sus rivales. Pero jamás ante Borg. LaBeouf, con todo, realiza una de sus mejores actuaciones, y si sigue por el camino que ha marcado en el film de Pedersen, no le costará mucho volver a la cima de los blockbusters y sanar los errores cometidos en el pasado. Aunque tampoco quisiera dejar de lado el trabajo de Gudnason porque también es digno de elogio. El verdadero combate es el trabajo actoral que realizan sendos actores a la hora de representar cuidadosamente cada detalle de las estrellas en las que se basan.

Además, ‘Borg McEnroe’ se encarga de demostrar que el deporte de élite no es simplemente un espectáculo de masas que solo tiene la función de entretener. Para los deportistas, por lo menos para los de la talla de Borg y McEnroe, es su todo. Es un ejercicio donde descargan en cada golpe todos sus sentimientos. Es su refugio y la manera, para algunos, de entender la vida y de vivirla al mismo tiempo. Pedersen ha dejado una impronta que perdurara, ya que sin duda es uno de los films deportivos basado en hechos reales más destacable en lo que va de década. Y, seguramente, también de lo que va de siglo, junto con la ya nombrada ‘Yo, Tonya’ (2017, Craig Gillespie) y ‘Ali’ (2001, Michael Mann).

Xavi Mogrovejo

Esta entrada fue publicada en Cine Drama y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.