Docs Barcelona 2015

docs1501Buena cosecha la de este año en el Docs. No resulta muy imaginativo este manido símil, pero no se me ocurre mejor manera de resumir el Festival y su selección de películas. Me he llevado alegrías en cada una de las proyecciones a las que he asistido, y algunas, muy grandes.

Aunque tuve la sensación de que había poco público –quizás acostumbrado a las colas del in-edit, D’A, Sitges–, esta edición se salda con un 16% de asistencia más que la anterior. Un triunfo, más aun teniendo en cuenta que el Primavera Sound se llevó mucho público potencial y aunque parezca mentira, la final de la Copa con el Barça, también. Así que con todo, podemos hablar de éxito.

Se proyectaron 42 películas de 26 países diferentes, de las que pude ver 8.

La inaugural La lista de Falciani, de Ben Lewis, es uno de esos documentales que guardan más valor por la necesidad de su existencia que por sus virtudes artísticas. Este largometraje informa y denuncia el fraude económico de gran escala, la evasión de impuestos de las grandes fortunas mundiales cobijadas en los paraísos fiscales a través de la lista que elaboró secretamente Hervé Falciani mientras trabajaba para el famoso banco suizo HSBC.

docs1502El film, de tono expositivo, tiene el mérito de dosificar y ordenar con mucha claridad la cantidad ingente de datos y personajes que maneja, haciendo así que no decaigan ni el interés ni el ritmo. Está bien fotografiado y en general tiene un acabado pulcro que ayuda a digerir la hora y media de constantes declaraciones que requieren toda nuestra atención. Me fui indignado, claro, como supongo que pretendían sus autores.

http://www.docsbarcelona.com/doc/la-llista-de-falciani/

Game Over, de Alba Sotorra, aunque a priori ya pintaba bien, la sorpresa fue mayúscula. Un grandísimo documental que reúne prácticamente todas las características deseables en el género; un relato interesante, buenos personajes –que consigue desnudar-, profundidad, tratamiento inteligente –y dramático- del montaje, un espacio para la reflexión –aunque dispara en muchas direcciones, tantas que casi daba para una serie-, un uso muy certero del material de archivo (vídeo doméstico familiar), y hasta un toque de humor.

docs1503Se palpa la autoría de la directora, su dominio del lenguaje y que sabe cómo tomar cierta distancia para sacar el máximo partido a lo que tiene entre manos. Disfruté mucho con la proyección, y hoy, una semana después, puedo decir que trasciende como retrato de la familia de clase media alta, como radiografía de la desestructuración de ésta, como testimonio de los efectos de la crisis económica, como evidencia de una juventud poco preparada, y como documental en sí mismo. El análisis me daría para una clase entera, o dos. Magnífico. Y por ello, el Premi Nou talent es sobradamente merecido, incluso se queda corto.

http://www.docsbarcelona.com/doc/game-over/

Los Castores, de Nicolás Molina y Antonio Luco.

Su título original resulta más apropiado: Beaverland, aunque de todas formas, el marco sigue siendo un pretexto para hablar de muchas otras cosas. ¿Hay castores? Sí, una plaga. ¿Trata sobre los castores? No, o muy ligeramente.

Esta película nos traslada a la otra punta del mundo, a Tierra de Fuego, en la  Patagonia chilena, y lo hace con una atmósfera coherente, casi fantasmagórica, que nos habla de esa tierra de nadie, de ese inmenso rincón olvidado, y de unos personajes que empiezan allí une nueva vida; nuestros protagonistas, una pareja de biólogos que investiga el azote de castores que perjudica seriamente el ecosistema. Esta entrañable pareja hace vida en una caravana y tienen un proceder muy naif.

docs1504Los personajes secundarios son lugareños que asumen el desamparo y viven ajenos al resto del mundo. Para la ciudad no existe ningún problema, al menos no hasta que la plaga la afecte directamente.

También presenta una clara metáfora que nos cuenta cómo castigamos a los castores, que básicamente hacen lo mismo que el ser humano; arrasar con el hábitat allá por donde pasan, construyendo a su antojo. Con el agravante de que esa plaga proliferó por culpa del hombre. Un buen documental que todavía cogió más fuerza después de la charla con los simpáticos directores, que desglosaron muy bien varias de las capas de su obra.

http://www.docsbarcelona.com/doc/los-castores/

Ne me quitte pas, de Sabine Lubbe Bakker y Niels van Koevorden, es una historia de amistad, aunque cogida con pinzas, ya que los nexos de unión entre nuestros dos protagonistas son el alcohol y la soledad. Es en realidad una historia muy triste, que ni con el halo de humor que la reviste casi todo el tiempo, se libra de la amargura.

docs1505Los personajes son muy auténticos, desastrosos, y caen bien gracias al tono del documental, pero si nos ponemos serios, es incluso indignante que Marcel, alcohólico empedernido, padre irresponsable, conductor temerario y parásito del estado, sea retratado con esa imagen afectuosa. Pero al fin y al cabo, es también el retrato del fracaso –a riesgo de que alguien lo malentienda como algo divertido-. Son estas sensaciones encontradas las que hacen que la película no funcione del todo, y también que resulta algo redundante. Eso sí, se pasa un buen rato.

http://www.docsbarcelona.com/doc/ne-me-quitte-pas/

The Mulberry house de Sara Ishaq, que, además de dirigir el filme, también lo protagoniza en off, siempre detrás de la pantalla, y únicamente dejándose ver en una ocasión a través del espejo en una suerte de meta-selfie, y otra al final, ya liberada de la cámara –y de otros lastres políticos y familiares-.

La ventaja de la autora es que se introduce dentro de su familia, con lo que puede moverse a su antojo y conseguir sinceridad en sus personajes –aunque a veces haya que insistir un poco-. Cuando ya todos se han acostumbrado a ser grabados en todo momento, es cuando surge la máxima naturalidad, revelando al padre como protagonista cómico, que servirá de desdramatizador junto a la excelente selección musical, que además sabe perfectamente cuándo y cómo usar.

docs1506En esencia, Mulberry house es la historia de la aceptación de la evolución de la mujer, de su independencia, autosuficiencia, inteligencia y libertad, dentro de un entorno islamista. Quita hierro al asunto y humaniza la situación.

Para fortuna del documental e infortunio de la localidad, el regreso y estancia de Sara al Iemen y Egipto coincide con la explosión de violencia del régimen de Mubarak, duro represor de las quejas del pueblo, con lo que la directora consigue tener una historia dentro de su historia y dar testimonio para la BBC. Pero a pesar de este áspero paréntesis, son 64 minutos muy vitalistas y agradables de ver.

http://www.docsbarcelona.com/doc/the-mulberry-house/

Remake, Remix, Rip-off, de Cem Kaya, es un documental puro y duro de entrevistas y recursos, es decir, de estructura clásica y simple. Pero cuenta con un material tan visualmente poderoso y una recopilación tan basta, que resulta de gran valor histórico-cinematográfico, además de exótico.

Desde los años 60, la industria del cine en Turquía estaba en auge continuo, y se llegó a unos niveles de producción que estaban muy por encima de sus posibilidades -bueno, de las posibilidades de cualquiera-. Había directores que llegaban a rodar una película por semana, y así todo el año, varios años. Había productoras que tenían tres guionistas para todo, así que ya os podéis suponer el nivel. El poderío económico tampoco era una característica propia del cine turco, así que figuraos los valores de producción y dirección artística. Un auténtico desastre todo. Y cuando llegó el boom de los blockbusters de Hollywood, de Tiburón en adelante, empezaron a hacer sus propias versiones de todos los éxitos americanos de taquilla usando descaradamente sus bandas sonoras –allí no se estila lo de los derechos de autor-. Un contraste tremendo.

docs1507En fin, cientos de títulos que allí movían miles de espectadores pero desde aquí veíamos en clave de humor. Aunque viendo este documental, está claro que hoy, saben reírse de sí mismos. Muy divertido.

http://www.docsbarcelona.com/doc/remake-remix-rip-off/

Virunga, de Orlando von Einsiedel. Es excepcional porque no solo es un magnífico documental por su contenido y forma, sino que también funciona a un nivel dramático-cinematográfico, y por si fuera poco, es denunciante y concienciador. Un filme ejemplar, casi heroico.

Yo, inocente y desinformado, creía que iba a ver una de gorilas, de concienciación ecológica, pero ligera. Pobre de mí. Virunga es eso, pero también un thriller político, una película de acción, de espías, y la epopeya de unos personajes que se sacrifican en defensa del parque natural que le da nombre.

docs1508Utiliza todos los recursos, formatos y lenguajes posibles para implicarnos en la lucha contra el colonialismo, que es realmente el mal que sufre el Congo, que lleva más de cinco millones de muertos por una guerra del hombre blanco, ávido de petróleo y minerales, que codicia y esquilma todos los recursos naturales y genera conflictos internos tan solo con ofrecer unos billetes a sus pobres habitantes –limosna para las multinacionales-, creando así las guerrillas rebeldes. Un contundente testimonio de lo egoísta y destructivo que es el ser humano -la peor especie que jamás pobló el planeta-.

Menos mal que para la esperanza quedan personas como los guardas del parque, que ponen su vida en juego para defender el ecosistema, patrimonio de la humanidad, por cierto. Un documental imprescindible.

http://www.docsbarcelona.com/doc/virunga/

Pecados de mi padre, de Nicolás Entel. Narra la reconciliación de Sebastián Marroquín, hijo del narcotraficante más famoso de la historia, Pablo Escobar, con la vida en general, con su patria y con las víctimas del imperio de su padre.

Como director, es un privilegio contar con un protagonista así, que además es un excelente narrador. Parece que a Sebastián ser un niño mimado también le sirvió para recibir una buena educación. Todo su discurso está bien expresado e incluso contiene pasajes de cierto valor literario. Y por supuesto, tener acceso a cómo se cría el hijo de un todopoderoso, es un plato muy apetecible; Pablo Escobar tenía hectáreas de rancho con animales salvajes de todo tipo, de hecho, Sebastián, podía escogerlos a dedo mientras veía un documental por televisión. Todo tipo de riquezas y excentricidades, la mayoría de la clase política sometida –consiguió que se modificase la Constitución para que no lo extraditasen al juzgarlo-, construyó su propia cárcel de la que luego se fugaría, y así, un sinfín de aventuras.

docs1509Pero lo realmente emocionante y estremecedor es el encuentro de Sebastián con los hijos de las víctimas de su padre, a los que éste consigue convocar gracias a una sincera carta que apela al perdón y a la paz.

La superación del dolor, la misericordia, la madurez y la mirada puesta en el futuro, empapan este interesantísimo filme de estimables valores universales.

http://www.docsbarcelona.com/doc/pecados-de-mi-padre/

5 Broken Cameras, de Emad Burnat y Guy Davidi, es una película documental en la que el propio Emad, un operador de cámara palestino, narra cinco años de resistencia contra el muro que separa su pueblo cisjordano de los asentamientos israelíes. Él forma parte de esa resistencia y relata desde dentro y en primera persona esa situación de asedio político-militar.

Es una “suerte” poder contar una historia desde sus entrañas, pero para ello el autor se juega la vida continuamente. De hecho, algún compañero de conflicto muere por un disparo de un soldado, y la cámara estaba ahí, a escasos metros para inmortalizar la injusticia.

docs1510Además del valor documental que tiene esta película por estar en primera línea durante cinco años, encontramos también meritorios valores cinematográficos. Las cinco cámaras que usa el narrador para explicar su historia y que dan título al film, sirven como signos del paso del tiempo, casi como elipsis. Cada una con su formato, del analógico al digital, representan la evolución del “mundo exterior” mientras Cisjordania sigue anclada en el tiempo. A su vez, paralelamente, crece el hijo de Emad mostrándonos también el conflicto desde el punto de vista de un niño, que tiene que crecer con visitas intimidatorias de militares, con la hospitalización de su padre por una paliza, la muerte de un amigo de la familia y el odio y rabia que todo ello genera. Como os decía, un testimonio privilegiado.

http://www.docsbarcelona.com/doc/5-broken-cameras/

Hasta aquí he podido llegar en esta maravillosa edición del Docs Barcelona, quedándome con muchas ganas de ver La mirada del Silencio, Tea Time, Spartans y Monte adentro. Espero que alguna pequeña sala o festival me brinde la oportunidad de verlas en condiciones.

Gracias Docs, por una selección tan estupenda.

Palmarés:

  • Premi DocsBarcelona TV3 al Millor Documental – Tea Time de Maite Alberdi
  • Premi Nou Talent – Game Over d’Alba Sotorra
  • Premi Amnistia Internacional Catalunya al DocsBarcelona – La Mirada del Silencio de Joshua Oppenheimer
  • Premi del Públic – La Mirada del Silencio de Joshua Oppenheimer
  • Premi DOC-U – En el bar d’Itsaso Arizkuren
  • Premi Docs&Teens – Mirant Amunt d’Oriol Martínez i Enric Ribes
  • Premi PRO-DOCS al Millor Documental Televisiu 2014 – El Gran Silenci: Horta de Sant Joande Carles Caparrós
  • Premi al Millor Prototip del Webdocs Popathon interDocsbarcelona 2015 – Paraules deBarcelona d’Anna Giralt Gris, Rubén Idrobo, Juan Lesta, Jorge Mireles, Valentina Moreno, Ariadna Rodríguez Masià, Mario Trigo i Berto Yañez

Oscar Sueiro

Esta entrada fue publicada en Cine Documental y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.