¿Quién está matando a los moñecos? (The Happytime Murders, Brian Henson, 2018)

Ya solo por su llamativo título, ‘¿Quién está matando a los moñecos?’ apuntaba a ser una de las películas más sorprendentes del verano. Y así ha sido, aunque quizá no para tan bien como algunos esperábamos. Brian Henson, realizador principalmente de televisión que se ha encargado de diversos proyectos de ‘Los Teleñecos’, ha sacado aquí toda esa mala leche que se esconde detrás de los sets y rodajes de los míticos muñecos que han formado parte de la infancia de muchos. Henson expresa libremente cualquier pensamiento perverso que le haya pasado por la mente en los años que lleva trabajando con estos pequeños seres de peluche de aspecto más que curioso para ofrecer una visión adulta de los componentes de Barrio Sésamo.

Y aunque el film tenga gags completamente descacharrantes, y delirantes en ocasiones, ‘¿Quién está matando a los moñecos?’ tiende a abusar del chiste fácil al recurrir a lo escatológico o a temas relacionados con el sexo cada vez que el guion necesita un empujón para pasar al siguiente sketch y así convertirse en una cadena sucesora de ocurrencias sinfín. Algo que funciona especialmente bien en el primer tramo de largometraje, pero que termina postulándose como un recurso soporífero que, con el paso de metraje, no provoca el mismo efecto humorístico sobre el espectador. Henson, además, arrastra al film hacia los caminos de ‘¿Quién engañó a Roger Rabbit?’ (Robert Zemeckis, 1988) en lo que respecta a género negro y convivencia entre los, en este caso, moñecos y humanos en un mismo ambiente. El problema es que el film de Zemeckis, a pesar de que también se movía en un registro de comedia, se tomaba más en serio a sí misma. ‘¿Quién engañó a Rogger Rabbit?’ pretendía hacer un film neo-noir para toda la familia con personajes de animación infantiles, mientras que el film de Henson es solo una auto-parodia del trabajo que lleva desarrollando desde hace más de una década con sus queridos Muppets.

En ese sentido, y si se ve solo como una comedia pasada de vueltas al estilo de la reciente ‘La fiesta de las salchichas’ (Conrad Vernon, Greg Tiernan, 2016), ‘¿Quién está matando a los moñecos?’ es una de las películas más libres de las que podréis disfrutar. No solo en cartelera o en cines, sino también en formato doméstico. Porque tiene todos los permisos y concesiones para hacer las burradas que le vengan en gana. Y Henson y su equipo no se cortan un pelo en retratar situaciones que no son estómago de cualquiera. Además, cuenta con Melissa McCarthy que sigue en estado de gracia en sus actuaciones en el género de comedia, encargándose aquí de ser la protagonista por parte del reparto de carne y hueso. Pero no es suficiente para compensar aquellos gags inacabables que tampoco es que causen demasiada gracia una vez ya se ha visto el tono del largometraje.

Ahora bien, ‘¿Quién está matando a los moñecos?’ es la gamberrada perfecta para ver desde otro punto de vista a los componentes de los Teleñecos.

Xavi Mogrovejo

Esta entrada fue publicada en Cine Comedia y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.