Rememorando la Fuerza: los mejores 10 momentos de la saga Star Wars

rememorandostarwars00Un misterio infinito la Fuerza es. Mucho por aprender aún queda.

No vamos a contaros qué es Star Wars, ni qué es lo que ha significado para la historia del cine y para la cultura popular. Eso ya lo sabéis. Si habéis entrado a leer este artículo es porque conocéis la saga, forma parte de vosotros y de vuestras vidas. En nuestro caso, basta decir que nuestra infancia está profundamente marcada por esta saga galáctica, y mientras nos hacíamos mayores nos fue acompañando de forma intrínseca en nuestro interior, día a día. Faltando poco ya para el estreno de la nueva entrega, Star Wars El despertar de la Fuerza, en El pájaro burlón hemos querido compartir con todos vosotros los que para nosotros son nuestros 10 momentos preferidos de la saga. Es un ranking del 10 al 1, culminando en el que para nosotros es nuestro momento favorito y mostrando esos instantes que siempre recordamos, que siempre nos emocionan o nos ponen la piel de gallina. Muchos se quedan en el tintero claro está, pero esperamos que todos estos que citamos os hagan recordar todos aquellos que vosotros también adoráis.

Por cierto, son los 10 mejores momentos de toda la saga, sin embargo no encontraréis ninguno que sea de las tres precuelas últimas; no porque las hayamos obviado, sencillamente no hemos encontrado en ellas ningún momento o instante que valiera la pena tener en cuenta…

10- “Su carencia de fe resulta molesta”

rememorandostarwars01Intentaré ser breve. Tres motivos por los que adoro esta escena, que carece de la emoción y el nervio del resto de las que integran esta lista. 1- Situación dentro de un contexto. Ya se nos ha hablado de la antigua orden de los Jedi y de esa “pseudo-religión” que practicaban conocida como la Fuerza. El viejo Ben ya la ha usado, sabemos que es real, aquí contemplamos que tiene su vertiente oscura. 2- Describe perfectamente a Darth Vader como un Lord del mal, que ataca a cualquiera que le cabrea un poco, aunque trabaje con él. En el futuro, cuando Tarkin no esté para pararle los pies, lo veremos desfasarse en ese sentido, pelándose a cualquier Almirante o General que le falle. Pero sobre todo… 3- La nunca desarrollada correctamente en la saga original (ya me hago cargo de que en el Universo Expandido sí lo hicieron) relación de respeto entre Tarkin y Vader, y como este último le obedece. Me encanta el Grand Moff Tarkin, y no sólo es culpa de que lo interprete uno de mis actores preferidos (el genial Peter Cushing). Es un personaje misterioso, un simple humano que hace de “puente” entre dos señores de la oscuridad al que se le trata con reverencia y respeto, y siempre he querido saber los motivos. Ah… qué nostalgia, aquellas noticias que leía en las revistas de género cuando se rumoreaba de que se preparaba el rodaje del Episodio II en el cual Robert Carlyle (otro actor que merece todas mis simpatías) iba a interpretar a Tarkin e íbamos a ver como trababa amistad con el joven Anakin, enseñándole los caminos que otorgaba el tentador Lado Oscuro tomando la forma del fascismo… Por desgracia George Lucas creyó finalmente más oportuno que Tarkin fuera un señor con careta de Cushing en los últimos segundos del episodio III. Entre tantas decisiones mal tomadas en los tres primeros episodios, ésta casi ha pasado desapercibida, pero siempre la encontré particularmente dolorosa. JJV

9- “–Te quiero. –Lo sé.”

rememorandostarwars02Vamos a intentar no ponernos románticos, aunque será difícil. Pero sí, esta escena magnífica en la que Han Solo se despide de Leia antes de ser congelado en carbonita es de las que cualquier fan de la saga siempre comenta o recuerda. Pero sobre todo es un momento importante porque refleja muy bien lo que el director Irvin Kershner intentó hacer en El imperio contraataca: profundizar en las relaciones de los personajes pero sin llegar a ser melodramático ni soporífero, puesto que hubiera provocado un salto respecto al tono de la primera entrega, y en el caso concreto de Han lo habría hecho muy inverosímil como personaje para el espectador. La tonalidad de romanticismo se equilibra bien durante la película con comedia y acción, y en este caso con el elemento trágico del héroe condenado. Eso sí, aquí se tenía que mantener obligatoriamente el carisma inquebrantable de Han Solo, por lo que no podía responder con un sencillo “yo también te quiero”. ¿La solución de Kershner tras varias tomas? Le dijo a Harrison Ford que improvisara cualquier cosa, que no pensara y respondiera rápido. Y Ford salió con la respuesta “Lo sé” bajo la manga. Bravo. XTV

8- La cueva de Dagobah

rememorandostarwars03El fracaso de Luke en la cueva de Dagobah tiene, a pesar de las evidencias, mucha más miga de lo que parece a primera vista. Está claro que Luke no termina de entender las advertencias de Yoda y se lanza a enfrentarse a esa “versión interior” de Darth Vader con toda su rabia acumulada por todo el sufrimiento que le ha causado –en lo personal no solo por Ben, también por su viejo amigo Biggs Darklighter-, sin comprender que haciendo tal cosa demostrará no estar preparado consigo mismo para enfrentarse al Lado Oscuro. Servía para presagiar que Luke estaba demasiado verde para combatir a Lord Vader, como nos mostraron después en el duelo de Bespin. Pero después comprendimos que el reflejo de llevar a Vader en su interior no era un mero simbolismo… es que realmente era así, al tratarse de su propio padre. La escena de la Cueva volverá a resonar con fuerza en el duelo final durante los últimos minutos de El retorno del Jedi, cuando un Luke mucho más entrenado y violento caiga, no obstante, en el mismo error y le pegue al Sith anteriormente conocido como Anakin la tunda de su vida. Suerte que el efecto “bajo el casco estoy yo” es recordado al contemplar su mano mecánica y esta vez por fin ver claro que el proceso que le llevará al Lado Oscuro ya ha empezado… dándole la oportunidad de desafiar a Palpatine desarmado, sin miedo, confiado en el poder de la Fuerza, que toma en este caso la forma del amor (profundo y oculto) de un padre por su hijo. JJV

7- La muerte de Yoda

rememorandostarwars04Me emocionó de pequeño, me sigue emocionando y tengo la impresión de que cuando sea un anciano y lo vuelva a ver me seguirá emocionando. La grandeza de espíritu puede venir de los seres más diminutos y, a primera vista, insignificantes. Yoda, el gran maestro Jedi que ha enseñado todo lo que sabía a Luke, está en su lecho de muerte, débil, cansado y somnoliento. Ante él, Luke observa sobrecogido cómo su maestro está a punto de abandonar este mundo y unirse a la Fuerza, mientras que unas últimas confesiones bien aprovechadas –que nunca vienen mal– le informan y confirman algunos detalles que en el fondo él ya sabía. Pero esta escena es de las mejores de la saga porque logra emocionar tremendamente a través de la gran interpretación de Mark Hamill y también la que hizo Frank Oz –tanto con el muñeco como con la voz–. Yoda se recuesta, se tapa con su manta, mientras intenta decirle a Luke que hay otro (u otra) Skywalker… y cierra los ojos para siempre, desapareciendo y fundiéndose en la Fuerza. Inolvidable. XTV

6- “¡Qué olor tan maravilloso nos has hecho descubrir!” 

rememorandostarwars05No tiene el tono solemne de su segunda y en ocasiones su tercera parte, carece casi por completo (hay un poco, casi imperceptible viéndola como obra aislada) de los toques dramático-culebronescos de sus secuelas, y tiene una sensación de ingenuidad que quizá luego no sea tan palpable… pero La guerra de las galaxias son dos horas de frenética aventura y diversión sin igual, un tobogán excitante que cambió la historia del cine, la industria hollywoodiense y a millones de espectadores de todo el mundo. Pocos momentos son tan representativos de esa pasión por la aventura integrado en el ADN de la obra como en el momento del compartimento de basuras: la situación es límite y los protagonistas están al borde de la muerte. El fin está cerca, Luke se las ve canutas con el monstruo comedesechos y aún con esas Han y Leia tienen para tirarse frases impagables (la verdad es que estaban hechos el uno para el otro, supongo que era evidente hasta en 1977). Y cuando están a punto de quedarse espachurrados R2D2, ese héroe en la sombra de la serie, salva el día. Y con ese sentido de la maravilla único del Episodio IV. ¿Verdad que si intentan imaginarse una escena semejante en El imperio contraataca les sale mucho más seria y oscura? JJV

5- “¡Ya estás libre niño! ¡Acaba y vámonos a casa!”

rememorandostarwars06De pequeños en el colegio la gran mayoría de niños querían ser Han Solo, por su rebeldía, su chulería e ingenio para pilotar el Halcón Milenario. En mi caso, yo quería ser Luke y no Han, pero eso sí, sabiendo que tendría siempre a ese amigo que aparecería en el último momento para echar una mano salvadora. Seguramente en uno de los momentos más taquicárdicos de toda la saga, Luke se ha quedado completamente solo pilotando su X-Wing a través de la Estrella de la Muerte, intentando llegar al límite desde dónde podrá disparar a la pequeña obertura para hacer estallar el satélite enemigo. Sin embargo, Darth Vader junto a sus secuaces le pisan los talones y, justo en el instante en que están a punto de derribarle, se oye un disparo, un grito a lo cowboy, y la escena corta a un plano del Halcón llegando a toda velocidad para salvar a nuestro héroe. Tras eso, Luke destruye la Estrella de la Muerte, la esperanza nace de nuevo en el corazón de la Rebelión y los vítores en la sala de cine se oyen desde la otra punta de la calle. XTV

4- “Yo soy tu padre” 

rememorandostarwars07Es el momento cumbre de la mejor película de la saga y el tiempo la ha convertido quizá en la escena más mítica de la serie, aquella que forma parte de la cultura (popular y de cualquier otra) y que conocen hasta las tribus perdidas del Amazonas. Mientras que el lado “luminoso” de la Fuerza, a través de sus dos representantes (Ben y Yoda), ha “dibujado” la verdad a Luke con cuentos con perspectivas y puntos de vista, Darth Vader se la suelta directa y sinceramente. Algo que al pobre granjero le duele más que perder su propia mano. Con el tiempo, y aunque la luz y la sombra no engañan a nadie en el universo creado por Lucas, sí que notaríamos que hay un cierto matiz manipulador y controlador en el lado bueno de la Fuerza (algo que se exploraba un poco en los primeros tres episodios, lástima que no se le hincara el diente; bueno, ni a eso ni a nada) que terminó siendo una de las causas de la caída de la República, mientras que en el corazón de Anakin Skywalker todavía anida algo de amor (o algo parecido). ¿De verdad pretende que Luke se una a él para derrocar al Emperador, o realmente es Vader gritando a pleno pulmón ayuda para ser salvado, salvando a la vez a su propio hijo? Sí, quizá sobre-interpreto un poco las cosas. Creo que tendré que verla una vez más para salir de dudas. Y van… JJV

3- Cantina de Mos Eisley

rememorandostarwars08Dicen en los reportajes y documentales de Star Wars que la secuencia de la cantina de Mos Eisley estaba escrita con una fantasiosa imaginación desbordante, creando un mundo de ciencia ficción increíble en el que múltiples criaturas y seres se movían entre los lúgubres ambientes de un local repleto de la peor calaña de la galaxia. Sin embargo, tal como los propios protagonistas cuentan, el poco presupuesto con el que contaron en ese punto de la producción provocó que esa secuencia se convirtiera en algo mucho más austero y extraño. Y aun así es inevitable recordarlo sin que nos despierte una sonrisa y un recuerdo nostálgico: esos alienígenas a cada cual más raro y estrambótico, el grupo musical que ameniza la velada, ese camarero a quien jamás nos atreveríamos a pedir ni un vaso de agua, ese personaje deforme que amenaza a Luke… y claro, cómo no, ese Alec Guinness, con su túnica de gran maestro Jedi Obi-Wan Kenobi, empuñando por primera vez su espada láser en un abrir y cerrar de ojos. Entran ganas de ir a pedir una copa. XTV

2- Una tormentosa digestión de mil años en el interior de Sarlacc

rememorandostarwars9Vi El retorno del Jedi cuando tenía seis años, por lo que intenten comprender la cara de alucinado que tuve durante la presentación de la película, toda la historia en torno al rescate de Han del Palacio de Jabba. Creo que tardé algo así como diez parsecs en convertir a Luke Skywalker en mi héroe de la infancia, con su entrada úber-molona al Palacio, su combate con el Rancor y su vacileo ante el Padrino Hutt. Pero el colofón fue el combate saltando de esquife en esquife ante la presencia del monstruoso Sarlacc. Quizá es mi momento de acción –duelos aparte- de la saga, donde todos tienen su momento de gloria: Han salvando a Lando (y llevándose a Boba Fett por delante), éste redimiéndose, Leia –con su inmortal bikini provocahipos- dándole su merecido al baboso, y un Luke repartiendo estopa a diestro y siniestro, convirtiéndose en el líder y estratega del equipo y demostrando el potencial que había acumulado en las dos entregas previas. JJV

1- “Si tú no pasas al lado oscuro, quizá ella sí lo haga…” 

rememorandostarwars10El viaje al lado oscuro es sutil, es un proceso, no se acciona con un interruptor. Sin embargo, en ocasiones sí que un elemento o un detalle pueden desencadenar más rápido la caída, la rabia, el odio. La rabia vinculada sobre todo al amor por los que más queremos. Luke Skywalker intenta por todos los medios convencer a su padre Darth Vader para que regrese al lado de la luz, intentando hacerle ver que aún hay bien en él, y al mismo tiempo tiene que resistirse al reverso tenebroso al que Vader y el Emperador quieren arrastrarle. Tras estar en un constante esfuerzo por resistirse ante la furia y la rabia, son esas palabras de Vader amenazando a su hermana Leia las que harán que el odio surja de su interior, provocando un ataque impetuoso y destructor contra su padre. Nunca el brillo de los sables láser unido a la excelente banda sonora de John Williams provoca tanta emoción como esta escena, nuestra favorita. Y escena la cual abre la puerta a la redención más emotiva de Darth Vader, salvando a su hijo de las garras del Emperador. Esto es el alma de Star Wars, su corazón y epicentro dramático; si alguien busca una buena forma de definir sin palabras esta inmortal saga galáctica, únicamente necesita ver esta escena una vez más. XTV

Javier J. Valencia & Xavier Torrents Valdeiglesias

Esta entrada fue publicada en Cine Ciencia Ficción y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.