Bruce Gallagan (Pau Perramon, 2016)

No es la primera vez que dedicamos una publicación al mundo del cortometraje, y más que haríamos si nos diese la vida, pero hay piezas tan especiales y aferradas al fantástico que se merecen su espacio en El pájaro burlón a toda costa.

Solamente echando un ojo al precioso póster, entenderéis el porqué de este amor a primera vista. Pero esto va más allá del diseño retro, Bruce Gallagan es un magnífico y detallista tributo a la ciencia ficción de los años 70.

Sorprende el alto nivel del conjunto teniendo en cuenta que es una obra independiente, incluso un “yo me lo guiso, yo me lo como” del autor, Pau Perramon, que no deja mucho lugar a colaboraciones, pero en las que también brillan el vestuario de Cora Beas, y el adecuado maquillaje y peluquería de África Pérez, que nos lleva cuarenta años atrás.

La banda sonora, el doblaje, el diseño… todo es una oda a ese cine y televisión que fascinó a, por lo menos, dos generaciones. Imposible no percibir ese cariño.

Os dejamos con unas notas del autor para que entendáis mejor el proyecto:

Cuando veo remakes de ciencia ficción como el de Galáctica: Estrella de Combate, parece que han perdido lo mejor de sus predecesores: un universo donde todo era posible, porqué eran, por encima de todo, series de entretenimiento sostenidas por una tolerada ingenuidad que jugaba a su favor.

Esto, o simplemente estoy envejeciendo.

Sea como sea, Bruce Gallagan es un homenaje a esas series y a su espíritu. Empezó como un pequeño experimento, un corto de 30-60 segundos, pero una vez que probé una ridícula nave de cartón delante de un fondo azul, me sentí tan absorbido, me lo pase tan bien que decidí dedicarle el tiempo que hiciera falta para que el resultado fuera, al menos, aceptable. Es así como poco a poco Bruce Gallagan se convirtió en un corto de 14 minutos con distintas naves, robots y un monstruo gigante.

Al principio quería utilizar efectos especiales físicos, pero me di cuenta de que era incapaz de construir buenas maquetas o máscaras. Probando distintas técnicas para el monstruo gigante, la animación CG parecía la más asequible, y abrió la puerta a crear otras cosas que podían enriquecer el corto, así como una oportunidad para aprender animación 3d y justificar los 4 años que he dedicado a completarlo.

Fue rodado en Barcelona en diciembre 2014 tras un año de pre-producción, y algunos planos adicionales se rodaron en Julio 2016.

He compuesto música electrónica para casi todos mis proyectos hasta la fecha, pero para esta ocasión quería un sonido auténtico, real. Para ello he colaborado con Marc Papeghin, que cogió mis composiciones, las arregló y las dotó de instrumentación real. En definitiva, convirtió mi música en algo que se puede escuchar.

Ahora sí, os dejamos el corto:

 

Oscar Sueiro

 

Esta entrada fue publicada en Cine Acción, Cine Animación, Cine Aventuras, Cine Ciencia Ficción, Cortometrajes, proyectos y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.