Superman: Brainiac ataca (Superman: Brainiac Attacks, Curt Geda, 2006)

brainiacsup01Superman: Brainiac Attacks fue uno de esos títulos odiados cordialmente por los fans del cómic. Y aunque tengan algunos motivos para ello (no se puede negar), el principal y más doloroso es que sin duda el filme es el clásico que aparece en DVD poco antes del estreno de una versión para la pantalla grande de un personaje popular y que evidencia demasiado su condición de que no pretende ir mucho más allá de sacarle unos cuantos pavos a una franquicia de éxito. Pero algunas críticas fueron muy severas, acusando al film de no estar a la altura de las producciones del DCAU (siglas de DC Animated Universe, el universo de animación de DC Comics desarrollado por Bruce Timm y Paul Dini, que generó varias series televisivas protagonizadas por los personajes de la editorial entre los años 90 y los primeros dosmiles), cuando tampoco debe ser juzgado por el mismo rasero.

brainiacsup02En situación: Clark Kent está abrumado por que es incapaz de mostrarle sus sentimientos a Lois Lane, la cual solo parece tener ojos para su alter ego, el Hombre de Acero. A la Tierra llega Brainiac, la máquina devoradora de datos que pretende asumir todos los conocimientos de la Tierra, siendo rápidamente destruida por el héroe de azul y rojo. Pero Lex Luthor, aquí muy inspirado en la versión de Gene Hackman para la película de Richard Donner y que después retomaría Kevin Spacey -más o menos- en la de Singer, decide reconstruirle y entre los dos acabar con el último hijo de Krypton. A partir de ahí, se ofrecen algunas de las constantes del mito: La Fortaleza de la Soledad, la Zona Fantasma, Superman desviando misiles o salvando a trenes descarrilados, explosiones siempre justo enfrente del Daily Planet ante los ojos de Perry White… y un poco de ligero romanticismo muy blanco, no solo en la historia entre Clark y Lois, si no en una subtrama (lo mejor de la película) en la cual Jimmy Olsen evita constantemente a una crítica gastronómica del Planet mientras parece haber quedado prendado de Mercy, la cruel guardaespaldas de Luthor. He de admitir que me alegré de ver al majete de Olsen por fin hacer algo y tener una historia con un mínimo de peso en una historia del Supes, porque más allá del cómic sus apariciones audiovisuales siempre han sido muy pobres -cuando ya no directamente borrado del mapa, con en El hombre de acero (Man of Steel, Zack Snyder, 2013). Y pensar que tuvo una colección en los 60 de mucho éxito que sirvió para presentar un clásico como fue El Cuarto Mundo de Jack Kirby. Pero en fin, me centraré de nuevo…

brainiacsup03Si bien la película es sencillita y disfrutable para el público infantil, es cierto que se pierde en ocasiones al estar presentando largas peleas entre Superman y Brainiac (un modo un tanto mezquino de inflar una película de corta duración), la animación aunque esté basada en los diseños de Dini y Timm no tiene la misma calidad, ni de lejos, que sus producciones (a nivel visual está muy, muy lejos de la excelente Justice League Unlimited) y la banda sonora es sencillamente deleznable (parece la de algún videojuego de primeros noventa). Si lo que más me molestaba de Superman Returns era que Singer se empeñara en mantener fijos los moldes de Donner (¿y Lester?) en los dos primeros films de la saga pero cambiando por completo el personaje de Lois Lane (Margot Kidder daba vida a una Lane bastante chalada a la cual podrías creer que cometiera faltas de ortografía que ni un niño de EGB pero que trabajaba en la redacción de un diario por su voluntad, energía e irreverencia y su enorme humanidad, y uno llegaba a entender que un Dios quisiera ser mortal por ella; pero la sosainas Kate Bosworth cambió totalmente las reglas del juego), en este filme la versión idiotizada de Lex Luthor fue lo que más me chirrió, a pesar de que contara con la voz del excelente actor Powers Boothe (La presa, Traición sin limite, Deadwood y un largo etcétera). Aunque comprenda que esta película está al margen de la continuidad del DCAU, el Luthor de Timm y Dini que creció en la serie animada de Superman para luego saltar a las dos series de la Liga de la Justicia se convirtió en uno de mis personajes emblema de la década pasada. En aquella tenía unos motivos, sus planes podrían estar cerca de la locura pero dentro de su megalomanía tenía su lógica. Volverlo a ver convertido en un zopenco que te hace pensar en cómo con semejante lerdez ha podido llegar a millonario… admito que fue doloroso.

brainiacsup04Para finalizar, les dejo una entrevista con el guionista y diseñador creativo del film Duane Capizzi, donde explica, entre otras cosas, por qué el film no entra en continuidad con el DCAU a pesar de mantener los diseños de las series previas:

http://www.worldsfinestonline.com/WF/superman/backstage/interviews/capizzi.php

Javier J. Valencia

(Publicado originalmente en Revista Fantastique en Febrero del 2008)

Esta entrada fue publicada en Cine Aventuras y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.