La muerte de Superman (Superman/Doomsday, Lauren Montgomery & Bruce Timm, 2007)

doomsdayCAP

La última vez que le serviste de inspiración a alguien… fue cuando estuviste muerto.
(Bruce “Batman” Wayne a Clark “Superman” Kent, durante Crisis Infinitas, 2007)

¿Lo recuerdan? Sucedió ya hace más de diez años, pero salió hasta en las noticias. Una de las campañas de promoción de la DC Comics de entonces mejor orquestadas lograron que el héroe azul y rojo, que andaba entonces de capa caída, levantara las ventas. Pero… eran los 90, la “era oscura” de los cómics de superhéroes, tanto en personajes y motivaciones… como en muchos casos, calidad artística. Aquella Muerte de Superman en papel, y la posterior y larguísima saga que la prosiguió, El reinado de los superhombres, no es que destaque especialmente en la historia del comic book por sus logros, si no más bien por su golpe de efecto en revitalizar a un personaje.

doomsday_01

Pero la nueva política de la DC, de hacer películas basadas en sus cómics, para su venta directa en DVD, “novelas gráficas animadas”, permitió simplificar algunas historias destacables dentro de su universo. Y es que a La muerte de Superman, en formato cómic, bien le habría venido ser menos larga y un poco más centrada, y tampoco es que los guionistas se rompieran el coco: Una amenaza de otro mundo, bautizado como Juicio final por ese superhéroe obsesionado por hacerse millonario que es Booster Gold, se dedicaba a destrozar todo a su paso, entre ellos a la Liga de la Justicia de aquel entonces (el susodicho Gold, Maxima, Blue Beetle, Hielo, Guy Gardner y otros, justo después de que los abandonara Keith Giffen y dejaran de ser divertidos). Superman le plantó cara, y después de cómics y más cómics dibujados por entre otros un muy poco inspirado Jon Bogdanove, con “splash pages” hinchadísimas donde Kal-El y el monstruo se zurraban sin cesar, el último hijo de Krypton fallecía.

doomsday_03

La película le otorga mejores explicaciones: es la compañía de Lex Luthor quién descubre en unas excavaciones que una raza extraterrestre usó la Tierra como basurero y dejó a Doomsday atrapado al ser incapaces de destruirlo, una máquina que crearon ellos y se rebeló en su contra. El monstruo se libera, y lo que en cómic llevo meses y meses aquí se resuelve en apenas media hora. Superman, que estaba a punto de confesarle su identidad a Lois Lane, con la que lleva teniendo una relación sentimental durante meses, fallece logrando llevarse a su enemigo por delante.

Lo que viene a continuación es el “golpe de efecto” en el universo de Metropolis que causa su muerte. Lois, que ya sospechaba más que de sobra que Kal-El y Kent eran la misma persona, encuentra refugio en Martha, la madre de Clark. Jimmy Olsen abandona el Daily Planet para convertirse en fotógrafo de celebridades, y hasta Perry White –aquí doblado por el siempre formidable Ray Wise- empieza a tener problemas con la bebida. Inexplicablemente, Superman regresa… pero muy distinto a como lo conocían sus amigos, convertido en una especie de justiciero sin escrúpulos (convenientemente basado en aquel Erradicador de los cómics de los 90).

doomsday_02

Evidentemente, las cosas no son como parecen, y la sombra del genio criminal más celebre se esconde detrás. Un nuevo punto de giro  revelará la verdad, que no desvelaremos aquí. Lois Lane –doblada por Anne Heche- es la encargada de llevar el timón del film y de conciencia entre sus amigos, siendo la verdadera protagonista de la película, pero es Luthor, quien tiene momentos realmente brillantes – la súbita y descarnada ejecución de Mercy Graves, sorprendente a todas luces, o el combate que mantiene con el “Superman resucitado” en una pelea amañada, donde se destila su carácter sádico-. Una de las versiones más brutales que se han dado del personaje, no digamos ya en cualquier formato visual, doblado excelentemente por cierto por James Masters, el Spike de Buffy Cazavampiros.

En definitiva, un largometraje conciso, que adapta con maestría las tramas más importantes de una larga saga de cómics dejando paja y más paja de lado, con una animación más que correcta y una buena elección de actores doblando a los personajes principales.

Javier J. Valencia

Esta entrada fue publicada en Cine Aventuras y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.