The Salvation (Kristian Levring, 2014)

thesalvationCAP

The Salvation es una película danesa que nos puede pasar fácilmente desapercibida y que sin lugar a dudas se merece una oportunidad. Les seré sincero: primero de todo me acerqué a ella por Mads Mikkelsen y Eva Green. Me llamó la atención encontrar estos dos destacados nombres a la cabeza de cartel de una propuesta de estas características.

Al rascar un poquito más, encontré otro nombre conocido entre los créditos que ya me terminó de convencer del todo para proceder raudo y veloz a su visionado. Anders Thomas Jensen se encarga –junto al director Kristian Levring–, de firmar el guión de la película. Thomas Jensen es uno de los pesos pesados del cine danés de los últimos años y ha dirigido obras tan absolutamente desconcertantes, demoledoras e imprescindibles como Flickering Lights (Blinkende lygter, 2000), The Green Butchers (De grønne slagtere, 2003), Adam’s Apples (Adams æbler, 2005) y Men and Chicken (Mænd & høns). Por cierto, en las cuatro aparece el bueno de Mads Mikkelsen, su actor fetiche.

thesalvation_01

El último motivo –y no el menos importante– que encontré para acercarme a la película es que se trata de un western danés. Suena raro pero no lo es tanto. Me encantan los westerns, sean de la nacionalidad que sean, y de este viejo continente nuestro han salido algunos de los mejores. He visto muchísimos westerns italianos, un buen puñado de los españoles y algunos alemanes. Pero jamás había visto un western danés. Me temo que este es uno de los primeros de la historia –sino el primero– y les ha salido francamente bien. Le podríamos llamar “Frikadelle Western” (perdonen la impertinencia, es el único plato danés que me ha sonado un poco tras unos minutos de googlear).

Jon es un colono danés que se ha establecido en el oeste de los Estados Unidos y ha trabajado duramente para levantar una pequeña granja con unos acres de terreno cultivable. Por fin llega el día en que puede traer de Dinamarca a su mujer y su hijo para establecerse definitivamente en la tierra de las oportunidades. Evidentemente no durarán ni 24 horas en el país y Jon deberá emprender una terrible venganza contra los autores de la fechoría y contra el hermano de uno de ellos, el poderoso y despiadado Delarue.

thesalvation_02

Los personajes son de tebeo en el mejor sentido de la expresión. El coronel Delarue, el villano de la función, interpretado por un Jeffrey Dean Morgan con voz de cazalla, es muy muy malo. Mantiene un férreo control basado en el terror sobre una pequeña y acobardada comunidad de pioneros que ha fundado un pueblo en medio de la nada. Mads Mikkelsen es un granjero normal y corriente que se convierte en un silencioso Clint Eastwood de cara rara en menos que canta un gallo. Eva Green es una peligrosa mujer muda rescatada de los indios, de mirada salvaje y con una fea cicatriz que le deforma la boca –no teman, sigue estando bellísima–. Por supuesto, también hay un sheriff, un sepulturero cabrón –magníficamente interpretado por Jonathan Pryce–, un cura cobarde, un chaval joven que quiere venganza porque han matado a su abuela y un buen puñado de brutos forajidos –no me pregunten por qué, pero uno de ellos es el ex-futbolista Eric Cantona–.

Todo ello conforma una película muy entretenida y violenta, con altas dosis de sadismo y en la cual prima la acción cinematográfica por encima de todo. Como ven, estamos ante un autentico homenaje al Spaghetti Western que no se esconde de todos los lugares comunes que este representa, pero con un guión ejemplar que tampoco pretende ser original de ningún modo. Kristian Levring y Anders Thomas Jensen saben lo que se traen entre manos: quieren hacer un eurowestern y lo hacen como se hace –disculpen la reiteración–. Hay muy pocos diálogos –el propio Mikkelsen me ha llegado a recordar al Jean-Louis Trintignant de El gran silencio, la obra cumbre de Sergio Corbucci–. También tiene momentos de venganza a lo Klaus Kinski –me venia continuamente a la cabeza el extraño e interesante Spaghetti de Antonio Margheriti Y Dios dijo a Caín– y hasta se llega a homenajear descaradamente a Keoma; con esa escena nocturna en la que un Mads Mikkelsen torturado y casi derrotado, cuelga atado a un mástil en la intemperie de una noche tormentosa de rayos y truenos como ya hiciera Franco Nero en el magnífico western sobrenatural de Enzo G. Castellari.

thesalvation_03

Por todo lo dicho, The Salvation es un Spaghetti Western con todas las de la ley y a la vez, una película de venganzas elegante y con una fotografía realmente espectacular –ayudada por una posproducción y un tratamiento de la imagen muy cuidadoso–. Con buenas interpretaciones, correcta música con toques a lo Morricone –como debe ser– y una planificación muy estudiada para resultar bonita hasta en la representación de la muerte y la violencia. No es una obra maestra pero tampoco lo pretende. Esto tiene pinta de no ser más que flor de un día, un divertimento de sus autores, pero que conste que por mí podrían rodar unos cuantos más y sería el hombre más feliz del mundo.

Dani Morell

Esta entrada fue publicada en Cine Acción y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.