Appaloosa (Ed Harris, 2008)

Ed Harris se sienta en la silla de director para llevarnos de viaje al lejano oeste del Nuevo México de 1882 en una película que satisface la sed de buen western para muchos cinéfilos. Appaloosa es un film muy bien trabajado, con un delicado y melódico equilibrio visual, que pasa con buena nota la difícil prueba de construir un western clásico y moderno a la vez.

Harris adapta la novela de Robert B. Parker centrándose en dos cuestiones importantes: la ambientación histórica y la relación de amistad de los dos protagonistas. La dirección artística de la película lleva a cabo un trabajo magnífico en cuanto a dicha ambientación, recreando excelentemente el vestuario, armamento, vehículos y edificios de la época. Realmente vale la pena ver Appaloosa quizás tan sólo por disfrutar del detallado trabajo que se puede observar en la caracterización de los personajes, y si a eso le sumamos la elegancia interpretativa de Viggo Mortensen y el plante frío y tenso de Ed Harris, ya podemos estar más que satisfechos.

Y es que los personajes de Virgil Cole (Harris) y Everett Hitch (Mortensen) son obviamente el alma del film: dos amigos que llevan mucho tiempo viajando de un sitio a otro intentando llevar la justicia allí por donde pasan. Así llegan a la ciudad de Appaloosa donde, convirtiéndose en sheriffs, tendrán que enfrentarse al peligroso Randall Bragg (Jeremy Irons) y, al mismo tiempo, a la extraña y complicada Allison French, un personaje destinado a tener mucho peso en la película y que finalmente lo tiene pero en un sentido muy negativo por culpa de la actriz que lo interpreta: Renée Zellweger. Con una interpretación irritante, infantil y sencillamente ridícula, Zellweger logra que como espectadores no nos creamos para nada su personaje y en consecuencia desconectemos de un film con el que estábamos teniendo tan buena sintonía. No es nada exagerado afirmar que si este terrible error de casting no se hubiese cometido  y en su lugar hubiese trabajado una actriz más correcta, el resultado final de Appaloosa habría podido mejorar mucho.

Pero volviendo a lo verdaderamente positivo, Viggo Mortensen y Ed Harris son lo mejor de la película: su relación de profunda amistad está muy bien construida, con unas interpretaciones muy correctas y equilibradas, basadas en un querer huir de la exageración a la hora de actuar y en una búsqueda de la cotidianidad, de los silencios familiares, de las miradas que significan frases; en definitiva, se trata de un trabajo interpretativo que recrea una relación sincera de dos personas que se conocen desde hace muchos años y que han pasado muchas aventuras y penurias.

Appaloosa es también una interesante y equilibrada mezcla de varias influencias entorno al western. En el film se sienten ecos del clásico John Ford, básicamente a nivel formal con el gran trabajo de consecución de magnánimos planos generales, pero también por los temas de honor y justicia encarnados en la figura del outsider como aquél que se encuentra fuera del mundo y a la vez es el único capaz de resolver el conflicto. También hay ecos obviamente de Sergio Leone, principalmente en los duelos al estilo del spaghetti western en los que se lleva a cabo una dilatación del tiempo previo al instante de los disparos para justo después estallar en una sucesión de consecutivos y rápidos planos cortos de la acción. Y por último, también hallamos claramente ecos del gran Clint Eastwood, sobre todo en la atmósfera de tono crepuscular (recordando Sin perdón) que se va incrementando a medida que avanza la trama, pero también por el cansancio vital de los dos protagonistas que después de una dura y larga vida intentan continuar dotando de sentido a aquello que los rodea, cuando realmente aquello que acaba por dar sentido a su existencia y, al mismo tiempo, a esta interesante película es su respetuosa e indestructible amistad. Vale la pena rodar y ver cine como este, pues para muchos nuestra sed de buen western es y será siempre insaciable.

Xavier Torrents Valdeiglesias

Esta entrada fue publicada en Cine Acción y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.